EN EL SUR ISRAELI Y LA VERDAD


Y que el mundo haga silencio
Or Glazer describe la dramática situación que viven los ciudadanos israelíes en el sur israelí y nos cuenta porque la comunidad intencional desconoce estos graves hechos terroristas.


Hola, habitantes del mundo libre. Entiendo que todos ustedes se asustaron mucho por el hecho de que alguien aquí decidió cerrar las fronteras de la Franja de Gaza. Y que los habitantes de Gaza difunden la historia del "desastre humanitario". Aprecio y valoro vuestra sincera preocupación. Es difícil escuchar a gente que, en el otro extremo del mundo,sufre en condiciones de vida difíciles.Seguramente todos escucharon hablar mucho sobre "Gaza". Es que Hamás hace un buen trabajo de Relaciones Públicas, eso es innegable. E incluso si exageran un poco con las descripciones de las carencias en el lugar,allí la vida no es un picnic. Pero seguramente todos escucharon bastante menos sobre Sderot. Y sobre el kibutz Alumim menos aún. Porque si bien hay un sistema de RRPP con formato de comisión de padres, nuestro aparato de RRPP oficial no ha encontrado aún la manera de llegar austedes, ciudadanos del mundo libre.Entonces, presten atención. Ustedes y los integrantes del Tribunal Internacional de La Haya, que seguramente ya se están comenzando a interesar en nosotros: aquí hay una guerra. Aquí caen misiles desde el aire y allí mueren combatientes. Aquí entramos a los refugios, allí sedestruyen edificios. No es una guerra de un ejército frente a otro. No es siquiera una cuestión de fuerzas. Nosotros somos más fuertes. Pero esto es una guerra. Y no se trata sólo de combatientes contra combatientes sino de ciudadanos contra ciudadanos.El ejército es el pueblo que es el ejércitoSi en Israel Tzahal es "el ejército del pueblo", en Gaza el pueblo es el ejército. El pueblo lo esconde, lo alienta, le permite actuar y operar desde sus casas. Bueno, no todos. Pero, lamentablemente, nosotros no podemos seleccionar. También nosotros, aquí, sufrimos. Y queremosterminar con los misiles Kassam y las bombas de mortero que caen aquí a diario y ponen en peligro las vidas de decenas de miles de ciudadanos.Esta guerra no puede terminar en los terroristas. Quien alienta el terrorismo (es cierto, quizás se siente desesperado, pero ésa es otra cuestión) son los ciudadanos palestinos. No hay que agredirlos o matarlo uno a uno. No hay que tirar una bomba atómica sobre la Franja de Gaza.Pero ellos deben entender que no permitiremos que nos sigan dañando.Quizás se hayan olvidado -ustedes y los palestinos- que nosotros nos retiramos de Gaza. Gaza es independiente. Los habitantes de Gaza eligieron que Hamás los dominara. No tenemos responsabilidad sobre lo que sucede allí. Nosotros podemos ayudar, pero abandonamos el lugar (o parte de él, por el momento) que ellos desean. Y ahora tenemos pleno derecho a defendernos desde afuera.Y por eso no podemos rendirnos ante la presión que ustedes, ciudadanos del mundo libre, intentan ejercer sobre nosotros. Tampoco ustedes se quedarían de brazos cruzados si los misiles Kassam volaran por el airesobre ustedes decenas de veces por día. No nos den lecciones de moral.Tenemos que seguir bajando todos los controles. El combustible, el agua, la luz. Y si eso no alcanza, también (después de un aviso efectivo)derribar un edificio en Gaza por cada Kassam que cae en Israel. Hasta que los disparos cesen y los moderados imploren la paz. En la guerra, como en la guerra.

Fuente: Maariv

LA NOTICIA

Por medio de cómics, los chicos alemanes estudian el Holocausto

Los niños alemanes aprenderán a partir de hoy la historia de Hitler y el exterminio nazi a través de un cómic, Die Suche (La búsqueda), editado por el Centro Anne Frank de Amsterdam. Su propósito es subsanar con el atractivo de ese formato las lagunas de conocimiento detectados en los once millones de escolares alemanes en cuanto al episodio más terrible de su historia y el Holocausto.
"Por qué a Alemania le va tan mal?", pregunta Hitler en una viñeta, preso de ira. "Por los judíos, un peligro para la limpieza de nuestra sangre", se responde a sí mismo el dictador, quien en la siguiente casilla da la orden de poner en marcha su plan para exterminar a los once millones de judíos de Europa.Frases sencillas, dibujos atractivos por el estilo de Hergè del famoso "Tintin", tienen el cometido de explicar a estudiantes de entre 13 y 16 años cómo surgió el nazismo, cómo Hitler cautivó a las masas, cómo se armó el genocidio de los judíos, en la Conferencia de Wansee, y qué fue lo que ocurrió en campos de concentración como Auschwitz.El libro es obra del dibujante holandés Eric Heuvel y empezó a distribuirse en las escuelas de Berlín y de otras partes de Alemania.Inicialmente se realizará la experiencia durante seis meses en escolares de 20 clases, a los que se relatará la conmovedora historia de Esther, una abuela judía que explica a su nieto el destino de sus padres en Auschwitz. En función de los resultados se trasladará al ámbito del resto del país.El proyecto partió del Centro Anne Frank, erigido en memoria de la adolescente judía que vivió escondida en una habitáculo de Amsterdam en compañía de su familia, hasta que fueron capturados y deportados a un campo de exterminio.Su célebre diario, traducido a 55 lenguas, es uno de los libros más vendidos de la historia. Sin embargo, historiadores y pedagogos constataron que ni éste ni los múltiples libros de historia o de texto son suficientes para que los chicos de hoy alcancen a comprender lo ocurrido entonces.Un estudio reciente del catedrático de la Universidad de la ciudad alemana Bremen Freerk Huisken "Alles bewältigt, nichts begriffen", (Todo se superó, nada se comprendió) puso en evidencia hasta dónde llegan esas lagunas de conocimiento.En muchos casos, se identifica a Hitler con la construcción de las primeras autopistas en Alemania, antes que con el Holocausto. Por las mismas circunstancias, han detectado que algunos estudiantes no son capaces de distinguir entre proclamas leídas del Mein Kampf de Hitler -donde está contenido su ideario antisemita y racista-, y frases de políticos actuales, como los ex cancilleres Hel mut Kohl y Gerhard Schröder o inclusive la actual jefa del gobierno, Angela Merkel.

* * * * * * * *
Ataque contra la Embajada israelí en Nuakchot

El ataque contra la representación diplomática israelí se produjo cuando seis hombres armados, que llegaron en un vehículo que al parecer aparcaron en una discoteca cercana de nombre 'Casablanca', comenzaron a disparar.
Al menos cinco personas resultaron heridas, según informaron a Efe fuentes de la seguridad mauritana, en el ataque cometido esta madrugada contra la Embajada de Israel en Nuakchot,
Los guardias de seguridad de la Embajada israelí repelieron la agresión de los atacantes que gritaron 'Alá es grande', antes de abandonar el lugar en un vehículo.Fuentes de la seguridad mauritana indicaron que otro vehículo que pudieron haber utilizado fue abandonado en la zona, que permanece acordonada por la Policía.
También se efectuaron disparos dirigidos contra nuestra embajada desde la calle. Confirmo que no hay ningún herido entre el personal de la embajada ni entre los mauritanos' que trabajan en ella, declaró a AFP el embajador de Israel en Mauritania, Booz Bismuth.Según Bismuth, la embajada estaba vacía en el momento del ataque, perpetrado este viernes poco después de las 02H00 (locales y GMT).Un testigo mauritano, Alí Fall, que se encontraba en un restaurante cercano a la embajada, informó sin embargo de cinco heridos, entre ellos 'una mujer extranjera', durante el ataque, tal vez alcanzados por balas perdidas.Según otros testigos, la mujer, que andaba por una calle cercana, fue trasladada a una clínica de la ciudad y otras dos personas fueron llevadas al hospital.Un grupo de seis hombres vestidos con túnicas africanas y turbantes, 'bajó de un vehículo y se dirigió a pie hacia un restaurante cercano a la embajada', afirmó Alí Fall.Unos minutos más tarde 'dijeron en voz alta en árabe 'vamos' y gritaron 'Alá es grande' y dispararon' contra la embajada, agregó el testigo. Los guardianes de la embajada, militares mauritanos, respondieron inmediatamente y los asaltantes huyeron, agregó.El ejército mauritano acordonó la zona después del ataque.Israel denunció 'un acto de terrorismo' y subrayó la importancia de sus relaciones con Mauritania tras el ataque.'Es un acto evidente de terrorismo que se inscribe en la larga serie de atentados contra nuestras representaciones diplomáticas en el extranjero desde hace varios años', declaró a AFP el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Aryeh Mekel.El portavoz subrayó 'la importancia que da Israel a sus lazos con Mauritania, uno de los tres países árabes (junto a Egipto y Jordania) con los que mantiene relaciones diplomáticas completas' al nivel de embajadores.El dirigente de Al Qaeda Ayman Al Zawahiri llamó a los mauritanos a atentar contra la embajada israelí en Nuakchot hace un año, según IntelCenter, una compañía estadounidense que vigila actividades terroristas.'Esto concuerda con el anuncio de Al Qaeda de objetivos preferenciales en un mensaje público divulgado un año antes de este ataque', afirmó Ben Venzke, presidente de IntelCenter, entidad basada en Virginia (este estadounidense), cerca de Washington.Según Venzke, el llamamiento de Zawahiri formaba parte de un vídeo divulgado por Al Qaeda el 13 de febrero de 2007.Según la transcripción en inglés del mensaje de vídeo, proporcionada por IntelCenter, Al Qaeda llamaba a los musulmanes mauritanos a 'apresurarse en ayudar al islam en su tierra y a expulsar de ella a la embajada de intrusos judíos'.Mauritania es uno de los pocos países de la Liga Árabe, junto a Egipto y Jordania, que mantiene relaciones diplomáticas con Israel. Estas fueron establecidas en 1999 bajo el régimen del presidente Maauiya Uld Taya, derrocado en 2005 por un golpe de Estado militar.

* * * * * * * *
¿Qué influencia
compra el dinero saudí?

A algunos les gustaría considerar el dinero regalado por los saudíes y otras naciones árabes a las universidades americanas como generosos regalos a esas universidades norteamericanas que han educado a sus élites.
por Asaf Romirowsky


Un grupo islámico se presentaba la pasada primavera en la Temple University con una oferta bajo el brazo para poner un millón de dólares y medio con destino a una cátedra de estudios islámicos en honor al profesor de religión Mahmoud Ayoub. Tras meses de conversaciones, el acuerdo nunca llegó a materializarse una vez que los miembros del claustro, entre otros, expresaron su preocupación por el donante, el Instituto Internacional de Pensamiento Islámico, un grupo de investigación no lucrativo que viene siendo objeto de escrutinio como parte de una investigación gubernamental de la
financiación de sospechosos de terrorismo.
A algunos les gustaría considerar el dinero regalado por los saudíes y otras naciones árabes a las universidades americanas como generosos regalos a esas universidades norteamericanas que han educado a sus élites. Una mirada más atenta revela una imagen diferente que incluye incitación, antisemitismo y una visión sesgada del Islam.
Han tenido lugar algunos casos en los que las universidades han renunciado a los fondos. En julio de 2000, la Harvard Divinity School aceptaba primero 2 millones y medio de dólares del dictador de los Emiratos Árabe Unidos, el jeque Zayed ibn Sultán al-Nahyán, para
financiar una cátedra académica en estudios islámicos religiosos. Sin embargo, Rachel Fish, estudiante del Divinity en aquel momento y fundadora del Graduate-Students Friends of Israel de la Universidad de Harvard, provocaba un escándalo al documentar los vínculos antisemitas del jeque.
La administración de Harvard se veía obligada a hacer frente a los datos y examinar más de cerca a quién estaba ofreciendo los fondos -- y porqué. Como resultado, el dinero era rechazado; en el 2004, el jeque retiraba los fondos.
Pero esta no es la norma. Hace varios años, un multimillonario regalo procedente del príncipe saudí Alwalid bin Talal era compartido entre las universidades de Harvard y Georgetown.
Estos esfuerzos monetarios se iniciaron en los años 60 y 70, con donantes musulmanes canalizando millones de dólares a las universidades americanas para financiar programas de estudios islámicos, contratar especialistas académicos en el islam, y financiar la redacción de libros y seminarios en la materia.
Tal apoyo representa uno de los mayores problemas que afronta el estamento académico hoy -- a saber, cómo llegar a un debate honesto y equilibrado en lo relacionado con los estudios de Oriente Próximo.
Una variable preocupante de la ecuación, que complica más la situación, es la disposición de muchos judíos americanos a adoptar una postura clara en el conflicto árabe-israelí. En particular, los rabinos y los educadores judíos -- sin importar su posición en el espectro académico -- se comportan de manera apologética con frecuencia en lo que respecta a Israel en lugar de realizar argumentos asertivos desde un punto de vista sionista.
Esta reticencia a confrontar la propaganda pro-palestina con la que se está alimentando a los departamentos de estudios de Oriente Medio es una de las principales fuentes de confusión entre los estudiantes judíos. Por ejemplo, mientras que los judíos americanos progres no se pronuncian acerca del tema de los refugiados judíos post-1948 procedentes de los territorios árabes, y en su lugar simplemente permiten que el debate se centre en un "derecho de retorno" palestino, los estudiantes judíos quedan a la defensiva.
Si los defensores pro-Israel en los campus están debatiendo acerca del estado judío solamente en términos de "la opresión israelí" en lugar de refutar tales naciones, el resultado siempre favorecerá a las fuerzas antiisraelíes. Ese es el motivo de que los campus universitarios hoy se hayan convertido en palestras para aquellos que denigran a Israel, como es obvio a través de los distintos colectivos de derechos humanos, anti-globalización y anti-imperialismo que han adoptado la causa palestina.
Dentro de los círculos académicos, las opiniones individuales se convierten con frecuencia en pruebas de fuego. Por ejemplo, Fouad Ajami, el elocuente disertador sobre la cultura y la política árabes que imparte clase en la Universidad John Hopkins, ha sido objeto de escandalosos ataques procedentes de los críticos árabes. Aparentemente, estos críticos encuentran defectuosa su docencia. En realidad le ven como demasiado blando en la cuestión de Israel, y lo que es peor, dispuesto a venderse al enemigo.
Al intentar formarnos una opinión y formar a la próxima generación acerca de Israel y Oriente Medio, deberíamos cuestionar la sobrecogedora cantidad de
efectivo que está siendo ofrecido, y la influencia que estas personas están por lo tanto comprando, creando dentro del estamento académico cátedras pro-islámicas al margen de toda crítica.
El Dr. Asaf Romirowsky es docente del Instituto de Estudios Mediterráneos del Kings College de Londres y fue enlace diplomático destacado en Jordania. Es titular del Middle East Forum.
* * * * * * * *

Un buen artículo sobre Israel en ABC de España

Así como sabemos criticar también sabemos apreciar estas contadas veces. Esperemos se repitan estas muestras de buen periodismo y buena prensa.
No son muchas las veces que podemos encontrar artículos balanceados sobre Israel en la prensa española, como este que apareció publicado hoy en ABC de España (www.abc.es)
Así como sabemos criticar también sabemos apreciar estas contadas veces. Esperemos se repitan estas muestras de buen periodismo y buena prensa.


Israel y nosotros
http://www.abc.es/20080131/internacional-oriente-medio/israel-nosotros_200801310310.html
El Bloque Nacionalista Gallego (BNG), en el poder en Galicia gracias a su alianza con el PSOE que gobierna en España se ha convertido en el primer partido con responsabilidades institucionales en Europa en negarse a condenar el Holocausto, el exterminio de seis millones de judíos.
Lo ha hecho en la Comisión Permanente del Parlamento de Galicia al oponerse a una condena del nazismo con motivo del Día de Recuerdo a las Víctimas del Holocausto que se celebra el 27 de enero.
El socio de gobierno de Z ha dicho que solo condenará la muerte de los judíos si se condena también a Israel, la patria de los supervivientes y descendientes de las víctimas. Ni socialistas gallegos ni La Moncloa se han distanciado de esta abominable actitud.
Ni han sugerido la ruptura de la alianza y los
contactos con un partido que manejan así historia y principios. En cualquier democracia europea que se respete a sí misma habría sucedido ya.
Por desgracia es lógico que los socialistas y la izquierda española en general callen al respecto. Esos que se irritaban por el populismo del austriaco Jörg Haider u otros líderes derechistas europeos, miran hacia otro lado ante actitudes propias del negacionismo más repugnante del nazismo que en tantos países europeos es perseguido penalmente y en todos política y socialmente inadmisible. Se lamenta Z de que no le inviten a las reuniones europeas de cierto relieve. Si sigue una legislatura más con los aliados que tiene es posible que haya países que pidan sanciones contra su Gobierno por colaboracionismo con formaciones que la cultura antinazi no está dispuesta a tolerar. Aquí sí que cuadra ese «nunca mais» -¡Nie wieder!- que es la base ética de toda la ética democrática europea desde 1945, desde que el 27 de enero fue liberado Auschwitz. Ni la Europa libre ni Israel olvidan a sus víctimas. Es un imperativo moral que a Z y sus socios les resulta inconveniente como demuestran aquí con las víctimas del terrorismo.
Cabe esperar que el escándalo del BNG llegue a las máximas instancias europeas. No es siquiera paradójico. El socialismo nacionalista en ciertos territorios de España ha cruzado el rubicón hacia el nacionalsocialismo con su carga de falsificación histórica, voluntad totalitaria y disposición coactiva. La confusión moral de los socialistas españoles y su política de alianzas en permanente angustia por un poder con el que darse de comer a sí mismos han dejado ya de evocar a Franz von Papen -con su relativismo tan necio como letal- para entrar en paralelismo con las actitudes de Pierre Laval o Vidkun Quisling. A los 75 años de la toma de poder de Hitler -catastrofistas llamaban a quienes auguraban males-, Gobierno y socios nacionalistas adoptan actitudes que explican nuestro paulatino pero amenazador alejamiento de los vértices éticos y políticos de las democracias occidentales.
La obsesión de Zapatero de lograr sus objetivos ideales -la altura de miras y la bondad intrínseca de sus proyectos justifican precios y esfuerzos-, son una amenaza que demasiados siguen ignorando.
No hay baremo más fidedigno de la calidad moral de las democracias y la sociedad abierta occidental que la actitud hacia Israel. Todas las críticas a su política son necesarias.
Por injustas que sean. Israel mismo se critica como sociedad abierta y ayer lo volvió a demostrar con su balance sobre la guerra del Líbano. El drama actual de Gaza se debe exclusivamente al diario bombardeo de territorio israelí. Hamás puede ponerle fin cuando quiera.
En España, sin embargo, persiste una anomalía que se revela cuando partidos gobernantes y periódicos que se consideran referentes vomitan su odio a Israel con la misma virulencia con que lo hace -ayer mismo también y no por casualidad en el aniversario de la llegada al poder de Hitler-, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ese otro socio de Zapatero.
La esencia de Israel es la superación de la amenaza al exterminio, la defensa a ultranza de la libertad, la dignidad y la conciencia. Es un rotundo y sencillo concepto de vida. Por eso tiene tantos enemigos en todas partes. Pena y pavor da el hecho de que aquí estén en el Gobierno.