HOY EN LOS TITULARES DE LOS DIARIOS ISRAELIES


Ynet
-“Declaraciones del vice de Bin Laden: Atacaremos a los judíos en Israel y en el mundo”: El número dos de Al- Qaida , Ayman al Zawahiri, “juró atacar a los judíos en Israel y en el mundo”. Tildó a la ONU de “enemiga del Islam”, y se mostró a favor de ataques en Nueva York. Hace poco llamo a atacar objetivos judíos en el mundo debido a la situación en la Franja de Gaza.
-“Nos echan como si nada”: Como consecuencia de una resolución que lo expulsa del país, un niño de ocho años declaró: “No tengo documento de identidad, pero mi familia y mis amigos están aquí”.
-“Miembro de la fiscalía señala que el ex presidente Katzav busca hacer tiempo en la causa que lo incrimina por abuso sexual”
Haaretz
-“Olmert se mueve como si fuera el jefe de una organización criminal”: Estas fueron las palabras del diputado Arie Eldad ante la publicación de correspondencia que hace referencia al patoterismo del Primer Ministro.
-“Peretz busca la reconciliación. Le pide a Barak que se sume.”: En un encuentro partidario en Tel Aviv, Peretz le envió un mensaje en tono conciliador a Barak, y le pidió que trabajen juntos por el futuro del país. El diputado Martziano señaló que Barak debería responder a este pedido en forma positiva.
-“Israel a los Estados Unidos”: Hicimos todo lo que está a nuestro alcance para aliviar la situación de los palestinos.”
-“El vice comandante en jefe del ejército afirmó que quien ataque a Israel recibirá una dura respuesta.”
-“Abren siete nuevos centros para proteger a menores víctimas de ataques sexuales”
-“El parlamento israelí autorizó que los soldados reservistas tengan que servir en el ejército únicamente 54 días en tres años.”
-“Policía sospechado de distribuir material de pornografía infantil”
-“Iniciativa árabe: Impedir que la prensa esté presente en las reuniones del Consejo de Seguridad de la ONU”
Maariv
-“El diputado Peretz le extiende la mano a Barak”: El ex presidente del laborismo, Amir Peretz, se reunió con sus simpatizantes y despejó rumores que hablaban de una división del partido.
-“Familiares y amigos participaron del entierro de la presentadora de televisión Shosh Atari”
-“Analizan ley que ordena el uso de lámparas de bajo consumo en espacios públicos”
Jerusalem Post
-“Barak pospone viaje a Alemania debido a la tensión creciente en el norte del país”: En medio de informes de que Siria está llamando a sus reservistas, el vicecomandante en jefe del ejército señaló que la respuesta sería “dolorosa”, pero que “no veía razones para que haya tensión”.
-“Beijing entregó información sobre el programa nuclear de Irán”: China fue uno de los países que más se opuso a sanciones más duras contra Teherán, pero ahora decidió cooperar en forma más estrecha con la Organización Internacional de Energía Atómica”
-“Enojo de los diputados por un discurso de dos minutos del Primer Ministro”: Después de verse obligado a hablar, Olmert atacó a la oposición y calificó a la sesion de amorfa y sin sentido.
-“Aceptamos los límites de 1967”: El líder de Hamas, Mashaal cita un documento de 2006 como prueba; se trata de un texto que no reconoce en forma explícita el derecho de Israel a existir.
-“Acuerdo para la evacuación de cinco enclaves judíos en Cisjordania”: Avances en las conversaciones entre colonos y el ministerio de defensa, de acuerdo con la radio del ejército.
-“Redistribuirán máscaras de gas en 2009”: La decisión se tomó tras deliberaciones sobre si los ciudadanos las necesitan en tiempos de paz.
-“El ejército israelí se opone a que la Autoridad Palestina controle los puestos fronterizos”: Miembros del ejército afirman que es un error ceder los puestos fronterizos de Erez y Karni.

ELECCIONES EN LA A.M.I.A.


Los periodos preelectorales de la AMIA tradicionalmente son muy intensos. Camino al sillón de la calle Pasteur
El origen de esa división posiblemente surgió, cuando la conducción de la AMIA se aprestaba a aprobar que un sector del cementerio de La Tablada que todavía no estaba habilitado, se destinara al entierro de personas convertidas al judaísmo por los rabinos liberales (conservadores y reformistas) siguiendo las directivas que al efecto establecieron los dos Grandes Rabinos del Estado de Israel.
Por Lic. Eduardo Alberto Chernizki.

Los periodos preelectorales de la AMIA tradicionalmente son muy intensos, en especial los días previos al momento en que deben presentarse las listas electorales, pues su confección requiere infinidad de reuniones y gestiones a cargo de los dirigentes y activistas.
Pasado ese momento la tensión disminuye, por lo menos mientras se está a la espera de que culminen las tareas administrativas referidas al control de que cada uno de los socios, candidatos y/o avalistas, cumpla con las disposiciones estatutarias: a) antigüedad, tres años como mínimo para ser candidato y uno para ser aval al 31 de diciembre del año anterior a la elección; b) que tengan la cuota social paga hasta la misma fecha.
Esto es así, por lo menos por tres motivos: a) como es previsible que se observen a algunos candidatos y/o avalistas, se debe conseguir sus reemplazos; b) hay que prepararse para el tramo final de la campaña: Cómo se direccionará la propaganda, elegir a que instituciones se concurrirá para explicar las propuestas, conseguir fiscales para que durante el día de la votación realicen el respectivo control, etc.; y d) asimilar las sorpresas que puedan haberse producido al momento de presentarse las listas.
De estas tres, las dos primeras no implican ningún tipo de modificación en la tarea planificada por los responsables de cada una de las listas presentadas, mientras que la tercera puede influir en el tenor de los mensajes que se hagan llegar a los asociados o en la manera en que éstos (los asociados), puedan ser afectados por la sorpresa ocurrida.
En el caso actual, la elección del próximo13 de abril, la sorpresa fue que la corriente religiosa liberal (conservadores y reformistas) se dividió en dos. Por un lado, los dirigentes de las instituciones tradicionales se unieron al frente liderado por el licenciado Abraham Kaul. Por otro, varios rabinos de esa corriente, directivos de escuelas y dirigentes de instituciones sociodeportivas decidieron presentar su propia lista electoral, guiada por el rabino Sergio Bergman.
La sorpresa no fue que ese sector presentara su lista sino la división en él producida, pues tres días antes el rabino Bergman le había anticipado a AJN que ellos tenían todo preparado para cumplir los requisitos estatutarios de la AMIA para hacer lo que en definitiva hicieron.
El origen de esa división posiblemente surgió, cuando la conducción de la AMIA se aprestaba a aprobar que un sector del cementerio de La Tablada que todavía no estaba habilitado, se destinara al entierro de personas convertidas al judaísmo por los rabinos liberales (conservadores y reformistas) siguiendo las directivas que al efecto establecieron los dos Grandes Rabinos del Estado de Israel.
En ese momento los dirigentes de las instituciones religiosas liberales, que se integraron al Frente de Unidad Comunitario, aceptaron la propuesta pues consideraron que ese era un primer paso en la solución de un problema muy difícil. Por su parte los rabinos de ese sector, junto a dirigentes, suscribieron una dura carta al Presidente y Secretario general de la AMIA oponiéndose a esa solución.
Podríamos decir entonces, que la verdadera sorpresa que los dirigentes deben asimilar, es que un tema que desde hace años viene discutiéndose en la comunidad, es la aceptación o no de las conversiones que efectúan los rabinos liberales, que incide en la elección del próximo 13 de abril, y cómo puede llegar a afectar a cada una de las listas electorales.
A simple vista parecería que es seguro que a algunas las puede beneficiar y a otras perjudicar. Pero si se ahonda más en el análisis, se observará que puede beneficiar y perjudicar a todas, pues por acción u omisión cada miembro de la comunidad, y por lo tanto los socios de la AMIA, tiene su visión sobre este tema.
Al sector raigal (ortodoxo), que este tema sea el trasfondo de la división de los conservadores y reformistas les brinda la posibilidad de que más socios de la AMIA, que concuerdan con su visión del problema, concurran a votar a fin de evitar que surja una conducción que decida aceptar libremente las conversiones que ellos objetan, pues no cumplen con los requisitos establecidos en la Halajá (Ley Judía).
Pero también a ellos los puede perjudicar, ya que quizás haga que socios de la AMIA que normalmente no ejercitan su derecho de elegir a las autoridades de la institución, pero que no están de acuerdo con la visión raigal del tema, decidan concurrir a votar, sufragando tanto por quienes proponen mantener la situación actual, lo aprobado por la actual conducción de la AMIA, o por aquellos que consideran que se deben aceptar esas conversiones.
Ante este cuadro de situación, lo deseable sería que no se intente polarizar la elección entre ortodoxos y no ortodoxos, pero esto es casi imposible. Además, en medios de prensa ya se ha publicado comentarios planteando que este es el punto crucial de lo que se decidirá en la votación del 13 de abril en la AMIA, dando a entender que de triunfar la lista raigal impulsará medidas que afectarán a quienes no lo son.
Respecto a este punto debemos afirmar que en las diversas declaraciones que los referentes de la lista raigal realizaron a AJN jamás lo han planteado, todo lo contrario; y también es nuestra obligación decir que ni el licenciado Abraham Kaul ni los dirigentes que integran el resto de las listas plantearon que de asumir la conducción de la AMIA, llevarná a cabo medidas contrarias a la tradición judía.

NOTICIAS BREVES

Israel rompe un tabú al aprobar la donación de órganos
La batalla nada soterrada entre los laicos y observantes, entre los avances de la medicina y la fe, vive un nuevo episodio. Tres décadas de debates entre científicos, dirigentes religiosos y políticos han sido necesarias para propiciar una ley de donación de órganos en el Parlamento hebreo, aprobada esta semana. La polémica ha brotado con virulencia. Especialmente entre los jefes religiosos originarios de Oriente y los de Occidente. El más prominente de los rabinos sefardíes, Ovadia Iosef, ha dado el visto bueno a una ley que debería servir para paliar la alarmante escasez de donaciones en Israel.El concepto que alimenta el debate es el de muerte cerebral. Es el instante decisivo para retirar los órganos del donante, cuando todavía late el corazón. A juicio del rabino sefardí Jaim Amsellem, “el fin de la actividad cerebral equivale a la muerte. Desde el momento en que una persona es declarada fallecida, está claro que la donación salva vidas y es un imperativo religioso”. “Una persona con muerte cerebral es una persona viva”, ha replicado el diputado Moshée Gafni, del partido Unidad por la Torá y el Judaísmo, que representa al electorado ashkenazi, los judíos procedentes de Europa central.

La mayoría de la opinión pública recela de la donación. En 2007, las autoridades sanitarias pidieron permiso a 145 familias para que donaran los órganos de un pariente. Sólo 61, el 42%, aceptaron, en un país donde viven 5,5 millones de judíos y 1,5 de árabes (En España a tasa de permisos ronda el 85%). La prueba de fuego para el impulso de la legislación será que los rabinos partidarios promulguen edictos en los que establezcan que la donación es conforme al judaísmo.
Nadie duda de que se requerirá mucho tiempo para que esta práctica cale entre la población, a pesar de que algunos rabinos ya Cuentan con la tarjeta de donante. Los fieles creen que el cadáver debe ser enterrado con todos sus órganos, porque a la llegada del Mesías resucitará el cuerpo intacto. Por ejemplo, la Fundación Zaka recoge hasta el más mínimo resto de los cadáveres tras un atentado terrorista o un accidente de tráfico.
Los rabinos Iosef Shalom Eliashiv y Zalman Auerbach cargaron las tintas contra la nueva ley: “Es derramamiento de sangre. Hay gente que quiere ajustar la ley judía al mundo moderno y permitirse expresar opiniones contra la ley judía pura en asuntos que incumben a la vida humana”, han escrito.
[El País]

* * * * * * * *
Israelíes fabricarán equipos de aire acondicionado en Argentina

Después de trabajar quince años importando todos sus equipos de aire acondicionado, la empresa israelí Electra se prepara para debutar como fabricante en la Argentina. La firma controlada por el grupo Elco, uno de los holdings industriales más importantes de su país, inaugurará en menos de un mes una planta en Río Grande, en la sureña provincia Argentina de Tierra del Fuego, que demandó una inversión de US$ 10 millones.Electra llegó a la Argentina en 1993 y durante la década y media que lleva operando vivió todos los escenarios posibles, incluido el boom de ventas de los 90 y la crisis de 2001.
“Fuimos los primeros en importar los equipos split y a mediados de los ‘90 llegamos a controlar más del 10 por ciento del mercado, pero en los últimos años fuimos perdiendo terreno a manos de los fabricantes nacionales y hoy tenemos un 3% de las ventas”, reconoció Eduardo Bianconi, presidente de Tecno Aire, la filial local de Electra.
Bianconi admite que radicarse en Tierra del Fuego es la única alternativa que les quedó a los israelíes para competir con las siete fábricas que están instaladas en la isla y que gozan no sólo de los beneficios del régimen de promoción industrial, sino también de la protección adicional que significan las barreras no arancelarias y las medidas antidumping que restringen el ingreso de equipos importados.
“No resultó fácil convencer a la casa matriz de la necesidad de abrir una planta en la Argentina, ya que hasta ahora sólo tenemos dos fábricas de equipos de aire acondicionado doméstico en el mundo: una en Tel Aviv y otra en China”, sostuvo el ejecutivo.
[La Nación]
* * * * * * * * *

Una empresa argentina de tecnología exporta a Israel
Por Diego Schleifer

Cuando hablamos de tecnología, estamos acostumbrados a escuchar los grandes logros de Israel y de sus aplicaciones en otros países, por eso me sorprende al escuchar hablar de printBOS, un producto diseñado, desarrollado y comercializado desde Argentina para el mundo.
Consist, una empresa de Tecnología de Información dedicada a la gestión de negocios anunció el 31 de marzo la salida al mercado de una nueva versión de uno de sus productos más exitosos: PrintBOS, una solución para el manejo, diseño y distribución de las salidas de impresiones de las empresas, cuya principal ventaja es el aumento de la eficacia y la reducción de costos en insumos.
Lo que hace este producto es interceptar trabajos que se han mandando a imprimir y transformarlos al formato gráfico correspondiente. También reduce los gastos en formularios preimpresos y los costos de programación de estos formularios.
La versión anterior de este producto entró fuerte en el mercado israelí y es usada entre otras grandes empresas por Bank Leumí, no sólo en sus sucursales de Israel sino también en otros países.
El Bank Hapoalim, uno de los clientes más “exitosos” de la empresa, que aplicó el producto en la mayoría de sus sucursales y logró entre otras cosas eliminar completamente el papel preimpreso, llegando a un ahorro estimado en el primer año de implementación de dos millones de dólares
Si alguno está asegurado por la empresa Migdal, el formulario que llenó seguramente también fue impreso con la ayuda de este producto, ya que todas las pólizas de la empresa son impresas utilizándolo.
Tal vez con el lanzamiento de la nueva versión de esta aplicación Argentina se anote más puntos en la exportación de tecnología, algo en lo que Israel es uno de los mayores exponentes.
Fuente: Argentina.co.il
* * * * * * * *
Presidente iraní agradeció a Maradona por apoyar su gobierno
El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, agradeció al ex futbolista argentino Diego Maradona por apoyar su gobierno y haber autografiado una camiseta como símbolo de acercamiento.Maradona le había obsequiado la remera con las palabras “con todo mi afecto al pueblo iraní”, en un encuentro con el embajador de Teheran en Buenos Aires, Mohsen Baharavand, el último noviembre.Ahmadinejad aseguró también que el pueblo iraní siempre quiso a los movimientos de liberación contra los regímenes despóticos de América Latina, según informó la agencia de noticias IRNA.

COMPAÑIA EN EL CIELO


El astronauta judío norteamericano Gerg
Jimtof decidió llevar en su pequeño bolso dos
mezuzot en su próximo viaje al espacio.

DESTILANDO VENENO

NO NOS DESCUIDEMOS MIRANDO HACIA OTRO LUGAR ! EL SIGUIENTE ARTICULO SE PUEDE ENCONTRAR EN EL SITO www.vivaelcampo.com Y AL LEERLO UNO PUEDE CREER QUE SE TRATA DEL CONFLICTO QUE SE ABRIO ENTRE LOS PRODUCTORES RURALES Y EL GOBIERNO CENTRAL.
LO PREOCUPANTE ES QUE UNO NACIO Y ES JUDIO Y ACOSTUMBRADO A LA DISCRIMINACION EN UN PAIS QUE NO ES ANTISEMITA, PERO DEL QUE NO SE PUEDE DUDAR QUE TIENE “COLONIAS DE ANTISEMITAS”, EN ESTADO VEGETATIVO Y QUE APROVECHAN CUALQUIER OPORTUNIDAD PARA DESTILAR VENENO Y AVIVAR FLAMAS ENTRELINEAS SE PUEDE ENTENDER ALGO DISTINTO
DIVULGALO Y QUE CADA UNO SEA RESPONSABLE POR SU HERMANO Y NO REPITAMOS EL …” a mi no me vienen a buscar”…


EL ENEMIGO (K) SOLO QUIERE LA VICTORIA,
NO FACILITEMOS EL FINAL. El Campo NO Debe negociar con el Gobierno K, bajo ningun motivo. ¿Por qué? Porque EL VERDADERO MOTIVO de esta medida de retenciones, no es recaudar más para obras, sino LOGRAR EL QUIEBRE DE LOS PRODUCTORES, y que tengan que MAL VENDER SUS CAMPOS a los amigos del gobierno K , y que estos puedan comprar estos campos CASI GRATIS, cuando los tamberos, ganaderos y productores de granos, NO AGUANTEN MAS y nadie los ayude, ni el BANCO NACION, NI EL PROVINCIA. Quienes son los amigos de K, que se quieren quedar con la PROPIEDAD EN ARGENTINA DE LOS CAMPOS ?,por 3 centavos !!! SOROS ,(Goldman & Sachs) (ya tiene 600.000 hectareas y va por mas) este señor recicla fondos de inversion o los crea, de dineros que provienen de Wall Street, la Reserva Federal, el FMI, y se sospecha de otras actividades que demandan grandes volumenes de dinero, etc; son amigos con Kissinger, Rockefeller, Murdoch, Bush, etc ELSZTEIN (IRSA) BANCO HIPOTECARIO (TIENE 100.000 hectareas y va por mas) demoliò 600 garages con la ayuda de Telerman, solo en Capital Federal y ahora el transito es un caos,y las cocheras han triplicado su costo. Este señor y su padre, segun cuentan tambien era hace como 50 años atras un pobre y humilde agente inmobiliario. Que lindas historias de desarrollo, no ? Es que el pais es 'muy progresista' y todo aquel que trabaja con denuedo, puede hacer de su inmobiliaria un BANCO DE CIENTOS DE MILLONES DE DOLARES.... MINDLIN (Edesur, Edenor) Fondo Pampa,ahora importara energia de Brasil !!! Estafa.monopolio. Es socio de Soros,y de Goldman & Sachs y de Elzstein del hipotecario GROBOCOPATEL, se hace el buenito diciendo que armo Pools de Siembra porque los productores estaban 'quebrados' y el muy inteligente los ayudò, (y el banco Nacion ? y el Provincia ? ) y ya tiene 50.000 hectareas,a costa de pequeños productores, de 50 a 100 hectareas. Quien provoco la quiebra de estos productores, para que este Grobocopatel, saliera como un genio a 'rescatarlos' ??? De donde saco el dinero Grobocopatel ? porque segun tengo entendido dicen que era un pobre productor de la provincia de Baires? Dicen que lo financia Dreyfus, aunque no pudo confirmarse. WERTHEIN (se quedo con una telefonica y va por mas) es uno de los mas callados, abrazò a Kirchner en mayo del 2003 dentro de la Rosada como si fuera 'hermano de sangre' o socios del mismo club, o profesantes del mismo templo. DREYFUS (Se quedó con el puerto de Rosario,gracias a Menem) pasa por sus manos 85% de la exportacion de granos, gana millones sentado en su escritorio, tomando café , y pasandola bien HELLER ,(se quedo con los Bancos cooperativos y va por mas) sus socios estan callados,pero el que pone la cara es èl. ESKENAZI (se quedò hace pocos dias fraudulentamente con YPF, y GAS DEL ESTADO ,es testaferro de K y se quedo con 3 bancos Provinciales, va por mas) O sea que el que se quedo con YPF-GAS es Kirchner y la Cristina obvio. Que linda Parejita , no ??? Gear, (Rojas, Pcia de Baires) se quedo con el acopio de Granos y va por mas. Lo financia Dreyfus . Quiere aparentar que es una tradicional familia española, que manda sus hijos a colegios respetables, asi sus hijos se confunden con las familias de dinero,y su apellido no sufre tantos cuestionamientos. Que linda familia emergente. Cargill Empresas que monopolizan insumos,en general Todos ellos gracias a Kristina, se quedaran con nuestros campos, y mañana, seremos sus esclavos,y pagaremos un bife, U$s 50 pero con sueldos de $ 1000 pesos, ya que ellos son 'internacionalistas ' 'universalistas' 'pluralistas' 'democraticos' 'vanguardistas' 'republicanos' 'inter-religiosos' y 'globalizadores' y solo a ellos les beneficia el Mercosur o la COMUNIDAD EUROPEA, ,y siempre mirando a Moscu, Washington, Londres, Paris y ahora China. Ademas con un gobierno ,golpeador, represor y patotero, NO PODEMOS NEGOCIAR NADA,...de eso saben mucho los de kristina, ya que son los mismos que hace 35 años asesinaron al Cnel. Larrabure,ahora vienen por mas. ADEMAS, Goldman & Sachs, se quedo gracias a la 'comadreja de Anillaco' con CANAL 13, PAGINA 12, LA NACION, CLARIN, Radio 10, Y CON EL 99% DE MEDIOS, Radios , Revistas, Diarios, etc., ASI que desde ningun canal se va a escuchar nada,salvo desde Cronica. Si hasta Mauro Viale, entrevista a D Elia,y parece la hermana Maria perdonàndole todo. Con Scioli no hay que sentarse, el està a sueldo de Kristina y de todos los demas arriba nombrados, hasta que no caiga este gobierno, Terrorista y Fascineroso no se debe aflojar. Kunkel es el Jefe Operativo de Kristina,y ahora es Diputado del Frente por la Victoria. Mientras esta gente responsable de decenas de asesinatos en los 70 ,no salga del poder, el pais no tiene salida, y ahora se quieren tragar al campo, como ya se tragaron a LAS INDUSTRIA, DEJANDO 7.000.000 de desocupados, ademas de quebrar al COMERCIO y a los SERVICIOS. ADEMAS de tener 22 millones bajo la linea de pobreza,y 10 millones de estafados por la devaluacion (innecesaria como demuestro mas abajo ) el corralito de los bancos Citibank, Boston, Chase Manhattan ,JP Morgan, Continental, Illinois Bank, etc. ,todos bancos de Consumo,que son alimentados por la Reserva Federal de New York, Banco Privado del Señor Rockefeller (que No es el Banco Central ni organismo del Estado, de EEUU sino que lo hacen aparecer como tal, para la gilada de USA y del resto del mundo, o sea nosotros ) Que nadie se llame a engaño, el 1 a 1 ,se podia mantener 3 millones de años, las mentiras economicas no. El 1 a 1 es viable, siempre y cuando estè atado a la produccion de bienes y servicios, no del dolar ni de impuestos innecesarios que hacen inviable cualquier unidad productiva, transformando a los paises en esclavos sin haber guerras militares. Bajando los impuestos ilegales(casi todos) mas eliminando la tasa de interes, (La Iglesia condenò el prestamo con usura y desde tiempos biblicos es enemigo mortal, de estos herejes) y con un costo de vida de menos del 10% anual nuestro campo es rentable,y ademas no necesita exportar, por eso me importa un bledo el DOLAR. El dolar y el oro, no se comen, no mientan mas. LA economia es para nuestro pais, no para alimentar a China, los chinos que se saquen de encima a los Soros, Mindlin, ESkenazi, Elsztein, Wertein, Guggenheim, Rockefeller, Rothschild , que los agobian y esclavizan etc. y podran respirar Mientras tendran en la nuca el aliento, de estos amigos o empleadores de Kristina. De los 55 billones de U$S, tan solo 15 empresas se quedan con el 50% , y los productores agropecuarios ? De los señores Carrefour y Wal Mart, los medios ni hablan,son amigos de los K, como tampoco hablan de los grandes frigorificos.Por eso, LIBERTAD !!!! PELEAMOS POR NUESTRA LIBERTAD !!! y echemos a esta chusma venenosa y depredadora RECLAMEMOS LA SALIDA DE ESTA PATOTA !!! PORQUE?: PORQUE SON ILEGITIMOS PORQUE SON ILEGALES Porque con engaños quieren convertirnos en esclavos PD: nuestro pais se debate en una guerra crucial, algunos han salido a defender el tema, porque ven el peligro. Otros, todavía se creen que es un tema de......¿¿ RETENCIONES! !!

HOMENAJE


SIN LUGAR A DUDAS LA FUERZA AEREA ISRAELI ES CONSIDERADA UNA DE LAS MAS EFECTIVAS Y PREPARADAS EN EL MUNDO, FAMA GANADA A TRAVES DE TODAS LAS GUERRAS Y ACCIONES EN QUE LE TOCO INTERVENIR. EN ESTOS 4 VIDEOS QUEREMOS RENDIR HOMENAJE AL VALOR, ENTREGA Y CONVICCION DE SUS INTEGRANTES.

LA DESTRUCCION DEL REACTOR IARANI POR I.A.F.
http://www.youtube.com/watch?v=YUJOCFK6IeY&feature=related

LA FUERZA AEREA DEL MUNDO SE ADMIRA
http://www.youtube.com/watch?v=hKZEo6d-ypc&feature=related

LA HISTORIA DE LA FUERZA AEREA ISRAELI PARTE 1
http://www.youtube.com/watch?v=uu21W-ls_bE&feature=related


LA HISTORIA DE LA FUERZA AEREA ISRAELI PARTE 2

http://www.youtube.com/watch?v=wXFADxHNfK4&feature=related

PREPARANDO PESAJ


MARAVILLOSO DELICATESSEN EN FLORIDA, U.S.A : PROMOCIONAN LA LIBERTAD EN PESAJ DE LAS MUJERES Y QUE COMPREN TODO HECHO. NO ENTRAR AL SITIO CON HAMBRE ! http://www.davidseastsidedeli.com/photos.html

NOTICIAS BREVES

ACTO CENTRAL DEL DÍA DEL HOLOCAUSTO/SHOÁ Y DEL LEVANTAMIENTO DEL GHETTO DE VARSOVIA (PRENSA DAIA- 01/04/08)
Organizado por la DAIA, la comunidad judía recordará y rendirá homenaje a las 6.000.000 de víctimas del régimen nazi en el Acto Central que se llevará a cabo el miércoles 30 de abril, a las 19, en el Auditorio de Belgrano (Virrey Loreto 2348). Participaran del acto representantes del Poder Ejecutivo, Legislativo, dignatarios de diversos credos y representantes del Cuerpo Diplomático acreditados en nuestro país. A 65 años en el mundo se consolidan gobiernos y grupos que se inspiran en la ideología nazi y antisemita, por lo cual este acto tiene una dimensión por demás importante. Por la convocatoria que éste acto tiene, en el que la DAIA expresa su condena a los negacionistas del Holocausto y a quienes alientan las ideas nazis.

A 75 AÑOS DEL PRIMER ACOSO A JUDÍOS
(AF – 01/04/08)
Alemania conmemora hoy el 75° aniversario de un momentoclave de la dictadura nazi, el comienzo de la persecución sistemática de los judíos que culminaría de manera macabra con el Holocausto perpetrado en los campos de exterminio de Auschwitz y Treblinka. Se trató de una acción concertada a lo largo de todo el territorio alemán y ordenada por el Partido Nazi, aunque la intención era que apareciera como una reacción espontánea de los alemanes de a pie. Alemanes, defiéndanse. No compren donde los judíos», era el lema de la acción que fue escrita por militantes de las SA -la guardia pretoriana del partido-en las vitrinas de las tiendas judías y en pancartas con las que marcharon a partir de las 10 de la mañana del 1 de abril de 1933 por las calles de las ciudades del país. El boicot a los negocios judíos, apenas dos meses después de la llegada de Adolf Hitler al poder, incluyó también los consultorios de los médicos y los estudios de abogados.

UN ESCÁNDALO SEXUAL COMPLICA EL FUTURO DE MOSLEY EN LA FIA
(AF – 01/04/08)
Un escándalo extradeportivo pone en serio peligro la continuidad de Max Mosley como presidente de la Federación Internacional del Automovilismo (FIA). Todo se desencadenó cuando el sitio web británico News of the World divulgó un video y fotos con supuestas imágenes de Mosley en una orgía sadomasoquista con tintes nazis, donde se lo ve en una cámara de torturas con cinco prostitutas y recreando escenas de un campo de concentración.El video, visto parcialmente en el portal You Tube, había recibido hasta ayer 140.000 visitas.Obviamente no tardaron en escucharse las quejas de distintos sectores de la comunidad judía. "Esto es un insulto para millones de víctimas sobrevivientes y sus familias. Por eso Mosley debe disculparse y abandonar el deporte", dijo Stephen Smith, director del centro británico del Holocausto. "Es algo enfermizo y depravado. Estoy totalmente horrorizada. Alguien en una posición de influencia y poder como la suya, necesita ser confiable", declaro a The Times, Karen Pollock, jefa de la fundación Holocaust Educational Trust. El ambiente del automovilismo tuvo, en cambio, distintas reacciones. Voceros de la FIA, entidad que preside Mosley, rehusaron, hacer comentarios. Bernie Ecclestone, mandamás de la Fórmula 1 y amigo desde hace años de Mosley, lo defendió con este argumento: "Lo que la gente hace en su vida privada es asunto de cada uno..." y descartó problemas futuros porque "esto no puede influir en el deporte. "Más aguda fue la visión del ex piloto inglés Stirling Moss. "No sé como hará Mosley para continuar, porque cuando un episodio así se hace publico es un golpe muy grande", dijo el gran rival de Juan Manuel Fangio en los 50.

CONDENA A UN FILM ANTISLÁMICO (LN - 29/03/08)
El estreno en Internet de un cortometraje dirigido por un parlamentario holandés de extrema derecha que acusa al Corán de incitar a la violencia despertó duras críticas en varios países islámicos, lo que hizo temer un brote de represalias antioccidentales en el mundo. Sin embargo, las manifestaciones de condena no pasaron a los hechos, y en Holanda, donde se esperaban episodios de violencia, la comunidad islámica llamó a la calma y dijo que el film era menos lesivo de lo esperado. El parlamentario holandés Geert Wilders presentó anteayer un corto titulado Fitna, que mezcla imágenes de los atentados terroristas de Nueva York (2001), Madrid (2004) y Londres (2005), con ejecuciones en países islámicos, discursos antijudíos y la lectura de versículos del Corán. Wilders tuvo que estrenar su pieza en Internet, luego de que las emisoras de televisión se negaran a transmitirlo. Las condenas más firmes fueron pronunciadas en los países islámicos. En Indonesia, que tiene la mayor población musulmana del mundo, un vocero de la cancillería aseguró que la película es "engañosa y llena de racismo". Irán también condenó el film y advirtió de "consecuencias de esa provocación". El vocero de la cancillería, Mohammed Ali Hosseini, llamó a la Unión Europea (UE) a dejar de mostrar el video y respetar lo que es sagrado para más de 1000 millones de musulmanes.

INTERESANTES ARTICULOS

Israel y Alemania después de Purim
El olfato de Amalek – que sabe identificar la misericordia judía – no desapareció. Sólo pocos años después del Holocausto, Alemania Occidental rogó por su vida y logró limpiar su nombre.
por Rav Lior Engelmann

En el segundo banquete al que invita la reina Ester a Ajashverosh y Haman, es aclarado que hay dos personas que tienen cuentas pendientes con Haman: Ester y Ajashverosh. Para ambos está claro: “Haman, el malvado” (Ester 7:6) - cada uno según su punto de vista. El asunto entre el rey y Haman es puramente personal: En la noche que antecedió al banquete le fue aclarado al rey que la persona que él mismo elevó por encima de todos los ministros, esa persona que él mismo la colocó en una encumbrada posición singular, ambiciona las vestiduras que vistió el rey, el caballo sobre el que cabalgó, y en realidad sueña con poseer la corona... Al rey no le preocupa en absoluto el decreto que ordena exterminar a los judíos, y la prueba está que después de haber colgado a Haman “se apaciguó la ira del rey” (Ester 7:10) – cuando el decreto de exterminio continua en toda su validez. Todo es una cuestión personal, una lucha por la honra y el orgullo y nada más: “Él es Ajashverosh” (Ester 1:1) – el mismo Ajashverosh desde el principio hasta el final, con toda su maldad.
En contraste, las cuentas pendientes con Ester no son para nada personales: Ella podría haberse salvado del exterminio, por ser la esposa del rey. Se trata de un asunto en el plano de valores – que se encuentra muy por encima de todos los asuntos particulares. Haman no amenaza personalmente a Ester - por el contrario, su cercanía lo halaga mucho. Pero él es una amenaza para su pueblo y su gente, él amenaza la existencia de Am Israel (el Pueblo de Israel) sobre la faz de la tierra. Mientras que para Ajashverosh Haman es sólo un amargo rival político, para Ester es la persona que planea un genocidio, que desea “destruir, matar y exterminar a todos los judíos” (Ester 3:13).
Según toda opinión, la rivalidad entre Ajashverosh y Haman empalidece frente a la índole de la confrontación con Ester. No se puede comparar una amenaza a la situación del rey, frente a un genocidio programado. Y justamente por ello, nos sorprende que en su último intento de salvación Haman se dirige a Ester: “Haman se puso en pie para rogar por su vida delante de la reina Ester, pues vio que había sido determinado el mal contra él de parte del rey” (Ester 7:7). Por qué pensó Haman que Ester – cuyo pueblo él pretende exterminar – lo perdone, mientras que el rey no lo perdonará de ninguna forma?.
Amalek odia a Israel, justamente porque ellos son "misericordiosos, hijos de misericordiosos", que confían en las personas y creen que es posible corregir y arrepentirse. Amalek pretende que todo lo que ocurre en el mundo es una conjunción de casualidades, no se le puede presentar exigencias morales a la humanidad, y se opone con firmeza a la idea del arrepentimiento y la corrección. Desde el punto de vista de Haman, el hombre no es más que un animal sofisticado, cuya ambición es dominar y subyugar a los demás. Y Am Israel (el Pueblo de Israel) - que entiende que el hombre lleva dentro de él la imagen y semejanza Divina - es su enemigo existencial.
La raíz del odio a Israel es también la raíz de la esperanza de Haman de salvar su vida. Él sabe que Ester – como representante del Pueblo Judío – reconoce la capacidad de la persona de arrepentirse, y por lo tanto de perdonar. Él sabe que incluso dentro de él ella es capaz de reconocer la imagen y semejanza Divinas. Del rey – que lucha contra él impulsado por su orgullo – no tiene ninguna esperanza. Pero frente a la reina - que lucha contra él en nombre de los judíos, "misericordiosos, hijos de misericordiosos" - tiene esperanzas de compasión. Haman – que según el midrash llegó al mundo por la misericordia del rey Shaul, que no exterminó al ganado de Amalek – ya se dio cuenta que la potencia espiritual de Am Israel puede transformarse en su talón de Aquiles, y es en esa dirección que él orienta sus ruegos frente a Ester. Y sorprendentemente, cuando todavía Ester no pudo reaccionar al pedido del malvado Haman, llegó Ajashverosh – que lucha por su orgullo propio – y terminó con el episodio…
El olfato de Amalek – que sabe identificar la misericordia judía – no desapareció. Sólo pocos años después del Holocausto, Alemania Occidental rogó por su vida y logró limpiar su nombre. 60 años después, la Presidente de Alemania unificada – la representante de todos los alemanes, el Amalek moderno, que casi logró “destruir, matar y exterminar a todos los judíos” – es invitada con grandes honores al Kneset (Parlamento) de Israel, para celebrar juntos los 60 años del Estado Judío. En un ambiente festivo son firmados acuerdos de cooperación mutua, y es realizada una asamblea conjunta de gobierno, pocos días antes de Purim… Un discurso en el idioma de los asesinos en el que dicen avergonzarse mucho, y nosotros casi nos ponemos a llorar – como si se tratase de un alumno que se comportó con atrevimiento y viene a pedir perdón avergonzado, que se merece nuestra compasión… La aseveración "judíos, venganza!" deja su lugar al perdón y la indulgencia, un perdón para un pueblo que nunca podrá ser perdonado, una indulgencia para con un crimen que es inexcusable. Dirán los que quieran que no se trata de perdonar el crimen cometido – pero eso es una tontería: Todo el que acepta a Alemania, le está perdonando al malvado Haman-Hitler!.
El rey Shaul perdió su reinado por esa excesiva misericordia, y sólo tuvo compasión por el ganado selecto… El rey Shaul no pudo continuar con su papel, porque el tesoro que fue entregado en manos de Am Israel – la misericordia – no puede ser orientado a los enemigos de los judíos, como los amalekitas y lo alemanes. Nos resulta cómodo decir que la venganza frente a Alemania es la existencia misma de Am Israel y la edificación del Estado de Israel: Nos resulta cómodo con una venganza de ese tipo, sin sangre ni guerras – pero tal me parece que el que masacró nuestro pueblo como Alemania, se merece una venganza de otro tipo. Yo se, somos "misericordiosos, hijos de misericordiosos", y por supuesto que no saldremos "sin ningún motivo" a combatir contra Alemania – pero por lo menos, por la más básica justicia, debemos ignorarlos totalmente!. Por el asesinato de 6 millones corresponde gritar a viva voz "no olvidaremos, y no perdonaremos"!. Tenemos prohibido avergonzarnos, "judíos, venganza!".
El artículo es escrito en memoria de mi abuelo, Rabí Moshé Eliahu Engelmann z"l, que vivió el Holocausto y logró salvarse. Mi apreciado abuelo, que nunca pudo consentir con la espantosa Profanación del Nombre de D's que constituye la situación de la que goza Alemania en el mundo, sólo pocos años después del crimen horripilante que cometió.
Majon Meir

* * * * * * * * *
La paradoja de la paz y el terror aéreo
A raíz de tratados internacionales con Egipto y Jordania durante los años 90 se otorgaron permisos aéreos a estos dos países, el Gobierno de Israel no tomó en cuenta un posible acto terrorista de la magnitud ocurrido el 11 de Septiembre en Estados Unidos.
Una investigación llevada a cabo por el Teniente Coronel Ran Turgueman bajo la dirección del Prof. Arnon Soffer, Director de la Cátedra Reuven Chaikin de Geoestrategia, de la Universidad de Haifa, determina que en los últimos años, aumentaron los vuelos civiles de los países que limitan con Israel, pasando muy cerca de sus fronteras.
Debido a la normalización de las relaciones con algunos de los países vecinos, Israel se verá obligada permitir que pasen por su espacio aéreo no solamente a aquellos aviones pertenecientes a los países con los cuales tiene tratados de paz, sino también a aviones civiles que provienen de países con los cuales Israel todavía no tiene un tratado de paz con ellos. Estos vuelos son una meta muy codiciada por las organizaciones terroristas. "El espacio aéreo de Israel es muy pequeño. El tiempo de vuelo de un avión rápido-militar o civil-de Beirut a Haifa es de casi 7 minutos y dos minutos toma pasar la frontera desde Rosh Hanikra. Atravesar el país a lo ancho les llevaría 5minutos. Debido a ello, cuidar el espacio aéreo de Israel debe ser una medida primordial.
A raíz de tratados internacionales con Egipto y Jordania durante los años 90 se otorgaron permisos aéreos a estos dos países, pero al otorgar esta concesión, el Gobierno de Israel no tomó en cuenta un posible acto terrorista de la magnitud ocurrido el 11 de Septiembre en Estados Unidos. Según los expertos, el acercamiento de la "Jihad" internacional a Israel, (del árabe lucha por) este país debe cambiar de raíz su enfoque sobre su defensa contra el terror aéreo.
Por todo ello, Israel debe proteger su espacio aéreo, también en el caso que se llegue a un arreglo con los palestinos. Israel debe tomar bien en cuenta la proximidad que existe entre la Margen Occidental (territorios) y el Aeropuerto Ben Gurión. Es suficiente que los palestinos se abasten con material bélico antiaéreo, especialmente misiles portátiles —que pueden lanzarse desde el hombro como por ejemplo el misil SA-7, para paralizar el Aeropuerto Ben Gurión y en la práctica significaría paralizar gran parte de los vuelos civiles, es por ello que Israel debe asegurar su espacio aéreo antes de realizar cualquier tratado que ponga en peligro a sus habitantes y al país mismo.
En esta investigación también tomaron parte The Fisher Brothers Institute for Air and Space Strategic Studies y el Instituto de Altos Estudios para la Seguridad Nacional.
Universidad de Haifa

UN PASADO MUY LEJANO

Obra de Mark Chagall
SHEMA ISRAEL
Arqueólogos del Instituto de Prehistoria e Historia Antigua de la Universidad de Viena (Austria) descubrieron el testimonio más antiguo de presencia judía en territorio austriaco. En un cementerio en Halbturn, en el estado federado de Burgenland, fue hallado un amuleto que data del siglo III en el que se encuentra grabada una oración. Consta de una chapa de oro de 2,2 centímetros de largo.
El grabado es una oración judía, que reza: " Escucha, Israel. El Señor nuestro Dios es Uno", escrito con letras griegas. Para los investigadores el hallazgo de este elemento es un indicio de que ya en la época del Imperio Romano vivían judíos en Europa Central. Hasta ahora se habían considerado como primeros testimonios de cultura judaica dentro de Austria unas cartas de la Edad Media , que datan del siglo IX.
Los judíos comienzan a asentarse en el mundo antiguo desde el siglo III de nuestra era, aunque su instalación dentro de sectores del territorio griego data del siglo V a.n.e. Los romanos, que habían triunfado sobre los judíos que se habían levantado en una segunda rebelión contra el Imperio Romano, vendieron judíos a gran escala como esclavos por todos sus dominios. Se presume que de esta manera, también como legionarios de las huestes romanas, así como por migraciones voluntarias es que los judíos llegaron a Austria.
Un niño de uno o dos años que presumiblemente tenía colgada del cuello una cápsula de plata, donde estaba guardado el amuleto, estaba enterrado en una de las 300 tumbas en un cementerio romano que data de los siglos II al IV y que se hallaba situado próximo a una villa campesina, que era un productor agrícola que proveía de alimentos a las ciudades romanas de los alrededores.(Carnuntum, Györ, Sopron).
El cementerio, descubierto en 1986 en la región de Seewinkel, a una distancia de unos 20 km de Carnuntum, fue excavado completamente entre 1988 y 2002 por un equipo de arqueólogos. Se encontraron en total mas de 10.000 objetos, los hallazgos más notables fueron pedazos de vidrio, trozos de cerámica y metales. El amuleto de oro, cuya inscripción era incomprensible al principio, fue descifrado solo en 2006 por Nives Doneus del Institute for Prehistory and Early History of the University of Vienna.
El griego era un idioma común en las inscripciones de los amuletos, también eran muy conocidos aquellos que se hacían en latín o en hebreo. En este caso el escriba estaba muy familiarizado con el griego. Sin embargo, esta inscripción es griega solo en su apariencia, porque no es otra cosa que una traducción del más importante y antiguo rezo judío que se halla en la Biblia(Deuteronomio, 6:4): "Shemá Israel! Adonai Eloinu, Adonai Ejad”.
Se han hallado otros amuletos no judíos en Carnuntum. Uno de oro y tres de plata, con textos mágicos, fueron hallados en un sarcófago de piedra, enterrado en el lado este del campo de la legión romana, incluyendo una súplica a Artemisa para su protección contra el demonio de la migraña, Antaura. También se han hallado amuletos en Vindobona y la parte húngara de Pannonia.
Lo que es diferente acerca del amuleto de oro de Halbturn es su inscripción judía, porque no es una fórmula mágica ni un conjuro, es una declaración monoteísta que constituye el fundamento del judaísmo como religión.

A TALE FROM RABBI DR.ASHER MEIR


Daniel's Matzah
By Rabbi Dr. Asher Meir

"In the midst of my preparations for out family Seder last Pesach, my precocious four-year-old grandson, Daniel, informed me that he would be 'very quiet when eating matzah at the Seder.' When I did not respond enthusiastically to this profound statement, he pursued the matter and said, 'Don't you want to know why I will be very quite when I eat matzah?' I, being then quite occupied with such weighty matters as choosing the appropriate wines for the Seder, grunted offhandedly, 'Tell me why, Daniel.' With a smile of wisdom that only children who are yet unaware of their limitations can muster, he said to me, 'Because I want to hear the matzah.' That's nice,' I said, with my typical grandfatherly diffidence. I immediately thought that 'hearing' the matzah meant the snap, crackly, and pop sounds that only dry, crisp, well-baked Pesach matzah could produce while being chewed in one's mouth. Maybe that is what Daniel meant as well. But in the time that has passed since that Pesach, I have rethought the matter.
"Matzah is accustomed to hearing what we have to say to it. Most of the ritual service of the Pesach Haggadah is recited with the matzah uncovered, serving as the passive, inanimate listener to our tale of bondage and freedom, cruelty and redemption, chaos and purpose. The matzah hears our words and listens to our tale. But, I now thought, how meaningful it would be if, in the words of Daniel, we would 'hear the matzah.' I think that such a conversation would go something like this:
" 'This is Seder number 3316 (the Exodus took place in the year 2448 from Creation) for me. I began in Egypt, traveled through the Sinai Desert, and took root in the Land of Israel. I was at the Temple in Jerusalem, the palace of David, the herdsman's hut on the Golan, and the merchant's home in ancient Jaffa. I was present at the hanging gardens of Babylon, the Acropolis of Athens, and the Forum in Rome. I have been in the Atlas Mountains of Morocco, the Alps of Switzerland, the plains of Catalonia, the vineyards of Provence and Champagne, and I witnessed the splendor of ancient Byzantium. I have seen Warsaw, Vilna, Kiev, Cracow, Moscow, Berlin, Paris, Kobe, Shanghai, Cochin, and Mumbai. I have been at Seder tables spread with white linen, laden with the finest china and most ornate silver serving pieces. I have also been in hidden, dark cellars in Seville and Barcelona, expelled from London and Oxford, and unaccountably and unjustly accused of blood libels in my preparation. I was also in Auschwitz and Bergen-Belsen, under siege in modern Jerusalem and Safed, in labor camps in Siberia, and I am still in hiding in Damascus and Teheran. I have been around and I have learned a thing or two.
" 'I have observed the passing of civilizations and empires. I have witnessed profound changes in the world order and in society's beliefs. Every empire was convinced that it was invincible and immortal. Every philosophy advanced itself as being the sole panacea for the world's ills. Aristotle and Augustine, Aquinas and Locke, Marx and Nietzsche, Kierkegaard and Russell, all postulated and proposed. Monarchy and feudalism, fascism and communism, all rose to structure society and improve human life. Reason and renaissance, humanism and socialism, imperialism and nationalism, fundamentalism and secularism, religious oppression and hedonism, all have had their day. I, as a lowly matzah, couldn't comment too loudly about these goings-on. But, I have seen them all pass. Yet the struggle for personal freedom, for meaning and commitment in life, for peace and mutual understanding, for the sanctity of home and family is yet to be won. That is why I'm so delighted to have this little chat with you. I'm always thrilled to have someone who will listen to me.
" 'For a while, people, even my people, thought that I wouldn't be around much longer. But that was not true. I am now in Scarsdale and Beverly Hills, Brooklyn and Kansas City, Bogota and Sydney, Prague and even St. Petersburg (nee Leningrad). I am back home in Jerusalem and Hebron, Tiberias and Tel Aviv. In fact, I am present wherever people care and hope. are interested and loyal regarding their heritage, treasure old values and close family, and have proscribed the violence of hatred and the lure of temporary pleasures and hedonism, and instead have chosen the path of tradition and faith. In short, for anyone who will listen to me, I am still there.'"Please pass the matzah, Daniel. I will be very quite while I am eating it. I also want to hear the matzah."

COMUNIDADES

Brevísima historia de la Comunidad Monte Sinai de México
Hablar de historias de inmigración cuando se trata de un grupo de judíos es hablar de algo obvio. No hay quienes no tengamos en nuestra memoria familiar más de una anécdota relacionada a ello. Eso mismo sucede cuando volteamos la mirada hacia lo que hoy en día constituye la Comunidad Monte Sinai en México.
Como todas las comunidades judías de la Diáspora , ésta fue fundada sobre la base de cuatro principios marcados por las leyes de la religión judía: caridad, educación, salud y un lugar de descanso eterno.
Basados en estos principios, los inmigrantes judíos que llegaron a México a finales del siglo XIX y principios del XX se organizaron para crear en este nuevo país una institución social con el propósito de llevar a cabo estos actos básicos de ayuda hacia sus hermanos que continuaban arribando desde diferentes puntos del mundo.
Con el paso de los años, esta primera comunidad judía se dividió en distintos sectores de acuerdo a sus lugares de origen y a la forma en la que estaban acostumbrados a llevar los rezos. Uno de estos sectores es el llamado Sociedad de Beneficencia Alianza Monte Sinai, o, simplemente, Monte Sinai. Sus miembros, en su mayoría, son originarios de Damasco en Siria, aunque hay quienes también llegaron a México a través de Líbano.
Damasco era una ciudad hermosa, con extraordinarios monumentos y jardines en donde los judíos constituían una pequeña minoría. Durante muchas generaciones vivieron al lado de sus vecinos árabes, absorbiendo la cultura que los rodeaba y adoptando de ella tradiciones que desapercibidamente dieron como resultado una mezcla que se volvió parte integral de sus vidas. Esta mezcla de tradiciones árabes y judías viajó con ellos a los lugares del nuevo mundo en los que eventualmente volvieron a establecerse.
El barrio judío era un área bien respetada tanto por musulmanes como por cristianos. Dentro de él, la vida diaria florecía permitiendo el intercambio de mercancía entre vecinos. La influencia árabe se hacía presente en la manera en la cual se vestían, así como en la variedad de platillos árabes que cocinaban.
Este barrio, conocido como el Sham, era similar en muchos aspectos a los shtetls de los judíos polacos. En ambos, la vida diaria que sucedía en su interior incluía el hogar, el mercado, la escuela, la sinagoga, etc. En ambos, la vida religiosa era el centro de todas las acciones, como por ejemplo el cuidado del Shabat, el día más sagrado.
Sin embargo, la llegada del siglo XX trajo cambios dramáticos en esa región geográfica. Con ellos vino la necesidad de emigrar y buscar nuevos horizontes y más favorables condiciones económicas. Pero en todos los casos había un denominador común: el antisemitismo en sus expresiones más feroces.
Desde los últimos años del siglo XIX un gran movimiento migratorio se había dado en Europa hacia la “Tierra Prometida” de los Estados Unidos. En menos de 50 años, 35 millones de personas habían emigrado al nuevo continente. Para la mayor parte de los emigrantes, “América” era el lugar en el que las calles estaban pavimentadas de oro que podía ser recogido con palas.
Pero la llegada a América no siempre fue fácil. Restricciones y cuotas entraron en vigor y los inmigrantes se vieron obligados a buscar otros destinos. Al final de la Primera Guerra Mundial los judíos que quedaban en Damasco se enfrentaban a la pobreza, enfermedad y falta de empleos. México empezó a aparecer en varias conversaciones y muchos jóvenes se embarcaron a este país a probar su suerte. Esos jóvenes llegaron solos, para mandar por sus familias más adelante.
Pero en México, la revolución en contra de Porfirio Díaz, un dictador que había ocupado el poder por más de 30 años había empezado en 1910 y esos nuevos inmigrantes se vieron obligados a cambiar unos problemas por otros. Además del lenguaje, que desconocían, no tenían dinero y no conocían a nadie ni tenían un lugar en donde pasar la noche. Y les esperaba la presión de juntar suficiente dinero como para traer a sus familias, novias y parientes lo más pronto que les fuera posible.
Pero el sentido de pertenencia y la necesidad de contar con un lugar en donde reunirse los llevaron, a estos primeros inmigrantes, a constituir una asociación. En 1912 se crea oficialmente la Sociedad de Beneficencia Alianza Monte Sinai que daba cobijo a todo judío que llegara a México. Al separarse con los años la gente que llegó de otras partes, los judíos damasquinos siguieron conservando el nombre. Así, la historia de Alianza Monte Sinai corre paralela a la del país que los acogió.
En 1914 se adquirió el terreno para el primer panteón, hecho trascendental para este pequeño grupo. En adelante, los logros que se han ido concretando han sido el resultado del esfuerzo de los miembros, interesados en contar con una sinagoga y todo lo relacionado con el mantenimiento de la vida de acuerdo a los preceptos de la religión (tales como la supervisión del kashrut), un colegio que impartiera educación judía (que inició siendo un modesto Talmud Torá y ahora cuenta con más de 1,000 alumnos), además de nunca dejar de lado la idea de brindar ayuda y apoyo a los hermanos que continuaran llegando.

RESTITUCION

Una Mancha en la historia del arte de Austria
En el diario Forward, el 13 de marzo fue publicado un artículo con ese nombre, del periodista Eric Frey, donde cuenta todos los avatares de las obras de arte robadas porlos nazis. Este mes, fue el 70 aniversario del Anschluss, el comienzo de la ocupación nazi en Austria. Las conmemoraciones fueron apropiadamente melancólicas, salvo por la discusión de un capítulo irresuelto en la historia de Austria, la restitución de las obras de arte que fueron robadas a los judíos austriacos y que nunca les fueron devueltas a sus legítimos propietarios.
El tema de las restitucíones de las obras de arte han causado mucho resentimiento el mes pasado, desde que un parlamentario austriaco cuestionó públicamente la procedencia de más de una docena de pinturas en posesión de uno de los más nuevos y aclamados museos de Viena. En vez de aumentar la reputación de la ciudad como capital cultural, estas obras de arte han provocado que se haya manchado una vez más la reputación del Estado austriaco.
Antes y durante el Holocausto, miles de pinturas, grabados y esculturas que les pertenecían a coleccionistas judíos fueron robados por los nazis, vendidos bajo amenaza o simplemente abandonadas por sus propietarios cuando escapaban o eran deportados a los campos de concentración. Luego de 1945, el gobierno austriaco hizo todo lo que estaba en su poder para desalentar la restitución de estas obras incluso aún en el caso de los reclamos de los propietarios o sus herederos. Algunos de los demandantes aceptaron una miseria como compensación, mientras que otros continuaron con esta lucha. Pero una ola de publicidad negativa en el exterior, como también el deseo por parte de una nueva a elite política austriaca de responsabilizarse por los crímenes del pasado condujo al parlamento a aprobar una ley de la restitución en 1998.
La misma legislación está ahora comenzando a presionar a Rudolf Leopold, un coleccionista de arte austriaco de 83 años de edad que adquirió docenas de obras de Klimt, Egon Schiele y otros pinturas modernas de las primeras épocas entre 1950 y 1960. Leopold fue un médico con un presupuesto limitado, pero debido al cambio de los gustos y a la ausencia de la burguesía judía que una vez había sido la primera y principal coleccionista, compró todas estás obras a un precio relativamente bajo. En 1994, el gobierno de Austria compró la colección entera de Leopoldo – más de 5.000 obras - con un gran descuento y lo puso dentro de una fundación, para la cual fue construido el Leopold Museum, un edificio cúbico blanco considerado como el más famoso Museo de la Historia del arte de Viena, Leopold fue nombrado como su director vitalicio.
Según sostiene Leopold, no había logrado obtener alguna información sobre el origen de algunas de las obras que ha comprado, y hasta hoy en día continúa luchando con uñas y dientes contra todos los que tratan de obligarle a devolver las obras a sus legítimos propietarios o sus herederos. En cierto modo la ley está de su parte: a diferencia de los Estados Unidos, en Austria los bienes adquiridos de buena fe a menudo pueden ser guardados aunque más tarde se pruebe que han sido saqueados. Como consecuencia todo esto ha sido desastroso para la imagen de Austria — y aún queda pendiente otro problema que involucra a Leopold. Hace una década la pintura de Schiele, “Retrato de Wally,” fue confiscada por las autoridades norteamericanas durante una muestra en el Museo de Arte Moderno, luego el New York Times informó que la pintura había pertenecido a un marchand de arte judío y que Leopold lo sabía. La pintura está todavía guardada en el museo, mientras los abogados continúan litigando sobre su propiedad
Luego se detuvieron los esfuerzos para que Leopold restituyera las obras cuando en febrero el Museo de Leopold inauguró con una gran exhibición de las obras del pintor austriaco Albin Egger-Lienz. Wolfgang Zinggl, un parlamentario austriaco, reclamó que 14 de las obras exhibidas habían sido saqueadas durante el nazismo, o por lo menos su origen era cuestionable
El presidente de la Comunidad Judía de Viena, Ariel Muzicant, consecuentemente causó un escándalo por reclamar el cierre del Museo Leopold hasta que las obras en disputa fueran restituidas a sus legítimos propietarios. La ministra de cultura austriaca Claudia Schmied dijo que el gobierno tenía atadas las manos, a pesar del hecho que el Estado provee de generosos subsidios al museo. Leopold, mientras tanto ha rechazado todos los cargos contra él, presentándose como una víctima de una conspiración global. El acusa a los demandantes – que son todos judíos - de actuar solo por codicia.
“Solo compré Klimt y Schiele luego de la guerra porque amaba sus obras” dijo ” Leopold “Ahora, como los precios están aumentado, hay otros que están interesados porque saben que comprarán ganando” Desafortunadamente, Leopold tiene todo el apoyo del público. Es muy difícil para el ciudadano austriaco medio comprender como la justicia puede ser utilizada para retirar una pintura de un espacio público como es un museo y enviarlo a un demandante de New York y California, que invariablemente a su vez venderá estas obras en Christie’s o Sotheby’s. A diferencia de muchos ancianos sobrevivientes del Holocausto en Austria que todavía están esperando por una compensación por sus pérdidas materiales, la gente que reclama porque han saqueado su patrimonio artístico no tiene problemas financieros, hecho que no pasa desapercibido para muchos austríacos. Hasta ahora esa ha sido la opinión de Frey, por nuestra parte nosotrs creemos que más allá de la próera situación financiera que pueden gozar los herederos de esas obras de arte, el problema es que fueron robadas, producto de un despojo perpetrado por el nazismo y que debe ser reparado, aunque el público medio austríaco se sienta molesto por la cuestión. No sea cuestión que porque eso les pasó a los judíos, se sientan ajenos a una responsabilidad que les cabe al Estado austríaco, una nación que en su tiempo fue cómplice del nazismo.

NOVEDADES EN LA WEB


Un nuevo sitio web pretende unir a todos los judíos del mundo a través del árbol genealógico
“Famillion” es una nueva página web que ofrece la oportunidad de crear un árbol genealógico y fusionarlo con otros para encontrar datos de filiación. El proyecto cuenta con una tecnología especial destinada a que los judíos del mundo puedan conectarse y conocer sus orígenes.
Dan Rolls, un ingeniero ambiental que vive en Israel, ideó un sistema tecnológico de avanzada que permite rastrear miles de posibles parientes con sólo ingresar un árbol genealógico en un portal utilizando métodos bio-informativos y programas avanzados para producir una plataforma en la que los árboles puedan contrastarse para establecer compatibilidades. Rolls y sus socios, Yiftah e Ilan Cohen, esperan ahora la cooperación de empresas e instituciones públicas que puedan difundir su misión para lograr obtener una base de datos con 300.000 árboles, número ideal para el sistema que hoy cuenta con 70.000.“Es claro para nosotros que este método es muy adecuado para las necesidades del pueblo judío y que, si queremos actuar de forma paralela en Israel, Estados Unidos, la ex Unión Soviética, Francia y Argentina, entonces debemos ser capaces de construir una base de datos que busque denominadores comunes entre las personas que, en la era de la globalización, son divergentes ", expresó Rolls en declaraciones al diario israelí Haaretz.La idea de generar este “GPS (Sistema de Posicionamiento Global) para la humanidad”, como Rolls lo describe, surgió hace ocho años cuando él y su esposa se sometieron a pruebas genéticas ante la llegada de su hijo. “El genetista guardó los formularios con nuestros datos genéticos en un cajón y tuve la visión de todas esas páginas volando y conectándose unas con otras hasta formar un planeta entero”, dijo Rolls.Si bien esta tecnología podría ser aplicada a cuestiones de ciencia y seguridad, Rolls quiere usarla para delinear un mapa completo del pueblo judío. La Agencia Judía está interesada en usar la plataforma Famillion para difundir sus programas educacionales para los judíos en la Diáspora.

LOS TITULARES DE HOY DE DIARIOS ISRAELIES


Haaretz
-“Barak: El Primer Ministro tendría que renunciar”. En una reunión con padres que perdieron a sus hijos en la guerra, el ministro de defensa que el laborismo se iría de la coalición mucho antes de lo que espera la gente, pero se negó a dar una fecha precisa.
-“Propuesta de ley: Se podrá dar de baja a los servicios en tres días”. De acuerdo con esta iniciativa, los clientes que estén interesados en cancelar el suministro un servicio al que se comprometieron por un tiempo prolongado podrán hacerlo después de informar al proveedor, quien deberá interrumpirlo o pagar una multa.
-“Los habitantes de la aldea drusa de Mis`ada provocaron disturbios y quemaron tres antenas celulares”: Al final de una reunión en un templo, cientos de personas provocaron disturbios como señal de protesta ante el emplazamiento de antenas para teléfonos celulares. La policía no intervino.
-“Detuvieron a cuatro jóvenes de la localidad druza de Pki´in bajo la sospecha de que arrojaron piedras a caminantes”
-“Declaraciones del diputado árabe-israelí Hativ: Sabemos como confrontar el fascismo creciente en Israel”
-“En protesta por la violencia, suspenderán los estudios en Tel Aviv por dos horas”
Yediot Ajaronot
-“Allegados a Olmert: Si Barak quiere irse, que lo haga”. En un encuentro con padres que perdieron a sus hijos en la guerra, el ministro de defensa, Barak, señaló que se iría del gobierno “más pronto de lo que piensan”. Allegados al Primer Ministro, Ehud Olmert, señalaron al portal de noticias Ynet: “No se puede entender qué busca Barak. Su comportamiento nos deja perplejos. ¿Por qué vuelve a sacar este tema?
-“Habitantes de una aldea drusa quemaron antenas”: Protesta violenta. Unos 1.500 habitantes de la aldea drusa prendieron fuego a tres antenas celulares. La policía no intervino.
-“El líder de Hamas, Meshaal, afirma que tratan bien al soldado secuestrado, Gilad Schalit”
-“Banco de Israel: El 60% de los pobres son árabes o judíos ortodoxos”
Maariv
-“Barak: La salida del gobierno de coalición está más cercana de lo que se piensa”: El minstro de defensa se encontró con familiares de caídos en la guerra y escuchó sus reclamos con respecto al informe Winograd. “El hecho de que sigue siendo Primer Ministro da la impresión de que algo no está terminado”, señaló Barak al referirse a Olmert, e insinuó que podría haber elecciones anticipadas.
-“Centenares prendieron fuego a antenas en la localidad drusa de Mis`ada”: Cientos de habitantes de esta aldea en los altos del Golán provocaron disturbios y prendieron fuego a dos antenas celulares y a una antena de Bezek debido a que éstas, en su opinión, provocan cáncer.
-“El soldado secuestrado Schalit está vivo y nosotros lo tratamos bien”: El líder de Hamas, ;Meshaal señaló que el estado del soldado secuestrado es bueno, y propuso una solución creativa para evitar que personas inocentes resulten heridas por los cohetes kassam.
-“Se tratará la legalización de la prostitución en Israel”: El Consejo interino para la lucha contra la trata de blancas del parlamento israelí analizará las posibles consecuencias que tendría la legalización de la profesión más vieja del mundo.
Jerusalem Post
-“El jefe de la CIA afirma que cree que Irán trata de obtener armas nucleares”: El general Hayden afirma que “resulta sospechoso el interés de Teherán en obtener armas nucleares a costa de un alto precio internacional”.
-“Egipto creó una unidad para la detección de túneles”: Los comandos están entrenados para ingresar a los túneles y destruirlos. Ingenieros estadounidenses llegan al corredor Philadelphi.
-“Los judíos de Alemania rompen lazos con el Papa”: La decisión fue a raíz de la decisión del Papa de emplear un rezo poco conocido que llama a los judíos a convertirse al catolicismo.
-“Miles de Árabes conmemoran el día de la tierra”: Los manifestantes entonaron cánticos elogiando a los “mártires”. Un diputado árabe afirmó que los árabes no piden autonomía sino inclusión.
-“Rice cree que se puede llegar a un acuerdo antes de mayo”: Rice se reunirá con Olmert el lunes, y señaló que controlará de cerca la implementación de lo acordado con Israel.
-“Netanyahu: Las concesiones fortalecen a Hamas”: El líder de la oposición criticó los gestos planeados por el ministro de defensa, Barak, y señaló que Hamas e Irán entrarán en escena no bien se retire el ejército israelí.

INTERESANTES NOTAS


Metodología del sionismo cultural
Gustavo D. Perednik
A pesar de la demonización semántica que sufre el término sionismo, se presentan los tres métodos en que se plasmó el sionismo moderno: el cultural, el diplomático y el práctico
Jacques Derrida ha puesto de relieve el modo en que los términos cobran su significado a partir de acumulaciones metafóricas, a lo largo de procesos históricos. En ese aspecto, pocos conceptos han sido más demonizados por la sedimentación de metáforas, que aquellos relativos a los judíos. Así, las palabras «fariseo» o «talmúdico» despiertan asociaciones sumamente negativas muy distantes de su verdadera significación.
En la modernidad, esa demonización semántica padecida por los judíos, se ha trasladado especialmente a la voz «sionismo». Por ello es difícil, para el lector europeo medio, analizar objetivamente al
movimiento de liberación judío, sin caer en la red de impresiones negativas que han forjado desde los medios soviéticos hasta la prensa española.
Conscientes de esa limitación, intentamos aquí presentar los tres métodos en que se plasmó el sionismo moderno: el cultural, el diplomático y el práctico.
Deliberadamente, no los definimos como corrientes sino como métodos porque, a diferencia de las primeras, no respondieron a la pregunta de por qué era necesario y moral el establecimiento de un Estado judío; planteaban, por su parte, cómo crear dicho Estado, ofreciendo tres respuestas alternativas: la colonización (sionismo práctico), la política (sionismo político), o la educación (sionismo cultural).
El mentor de este último fue Ajad Haam (seudónimo de Asher Ginzberg), cuyo primer artículo lo convirtió, repentina y accidentalmente, en un escritor hebreo. Publicado el 15 de marzo de 1889 en el periódico Hamelitz, se tituló No es éste el camino.
El ensayo constituyó el puntapié inicial del sionismo cultural, que venía a criticar al sionismo práctico al cuestionar que jóvenes, inexpertos y sin capacitación, inmigraran a Eretz Israel. Vaticinaba que, eventualmente, aquellos idealistas sucumbirían ante la malaria y la esterilidad de la tierra de Israel en esa época.
La inmensa repercusión del ensayo impulsó a su autor a dedicarse a escribir, y a crear una asociación que defendiera sus principios. Dos meses después nació, en la ciudad de Odessa, la Benei Moshé («hijos de Moisés») que perduró ocho años, hasta 1896.
Ajad Haam sostenía que la aliáh (inmigración judía a Israel) no tenía por qué ser la opción de todos los judíos. Quienes sí eligieran esa vía, crearían allí el centro espiritual para el pueblo judío todo.
Los sionistas culturales opinaron que la migración debía ser el corolario de una sólida conciencia judía, asequible por medio de la educación hebrea. Los judíos no se hallaban dotados, intelectual ni espiritualmente, para la vida del pionero. Por ello, los ajadhaamistas se circunscribían a apoyar la radicación en el yermo país, cuando ella se concretaba con el objeto de intensificar la cultura de los judíos palestinos, e irradiarla al extranjero. Una de sus advertencias recurrentes era: «No forcéis la meta mientras no hayan sido creadas las circunstancias sin las cuales la meta es inalcanzable».
Pero resultó difícil «no forzar la meta» cuando la judeofobia europea se desató en los
pogromos. La urgencia del pueblo judío para encontrar refugio motivó a los sionistas políticos a distanciarse más de los culturales, a quienes peyorativamente dieron el mote de «espiritistas»: no había tiempo para dedicarse al espíritu judaico, en momentos en que los cuerpos de millones de judíos se encontraban ante el abismo de la destrucción física.
La postura de Ajad Haam también le generó oponentes en Eretz Israel, como por ejemplo el rabino Iehiel Mijael Pines, quien se radicó en Jerusalén en 1878 y priorizó la obra colonizadora y la labor política. Pines pertenecía al grupo de sionistas que evitaban introducir en el movimiento funciones educativo-culturales, ya que éstas podrían llevar a controversias y divisiones innecesarias y postergables.
Por otra parte, entre los que valoraron la obra de Ajad Haam desde el comienzo, se hallaba Eliezer Ben Yehuda, el renovador del idioma hebreo por antonomasia, quien se estableció en Jerusalén en 1881.
Ajad Haam concretó sus dos primeros viajes a la Palestina hebrea en 1891 y en 1893, y dichas visitas ratificaron su escepticismo acerca del sionismo práctico. Una vez conocida la realidad in situ, Ajad Haam escribió La verdad desde Eretz Israel, artículo en el que hizo un balance socioeconómico y cultural de los débiles asentamientos judíos en la Palestina de marras.
Frente al sionismo político
La segunda crítica de los sionistas culturales se dirigía, ya no a los sionistas prácticos, sino al tercero de los métodos referidos: el diplomático, cuyos portavoces más destacados fueron
Teodoro Herzl y Max Nordau.
En su artículo Sionismo político, Ajad Haam no avizora frutos concretos para las febriles negociaciones mantenidas por Herzl, y además expresa su disgusto por la alienación de Nordau para con la tradición judía.
El Primer Congreso Sionista Mundial (Basilea, 1897) fue el único en el que participó Ajad Haam, quien según sus propias palabras se sintió allí como «un enlutado rodeado por la alegría de los novios».
Cuando se produjo «
el caso Uganda» (1903), Ajad Haam lo entendió como el triste e inevitable corolario, de que los sionistas políticos se hubiesen alejado de la cultura judía y supusieran, consecuentemente, que algún otro país, fuera de Palestina, podría atraer la concentración territorial de los judíos.
Nuevamente expresa su insatisfacción por el sionismo herzliano en dos celebres artículos: El Estado judío y el problema judío (1897) y Carne y espíritu (1904).
La diferencia entre Ajad Haam y Herzl era clara: mientras a éste preocupaba la desdicha de los judíos, el primero se abocó, desde una postura secular, a superar la postración del judaísmo: «La condición previa para concentrar la nacionalidad en Sión, es concentrar el espíritu de la nacionalidad en el amor de Sión».
La mera creación de un Estado para los judíos no solucionaría el problema, que radicaba en que el pueblo carecía de unidad cultural y conciencia nacional. La función del sionismo era precisamente inspirar tal unidad, creando un centro espiritual en Eretz Israel, destinado a cultivar el liderazgo y la renovación judaicos.
Paralelamente, el sionismo debía dedicarse a una tarea educativa sistemática que profundizara el proceso de concentración de diásporas.
A pesar de su escepticismo acerca del accionar diplomático, los seguidores de Ajad Haam sí se unieron en una fracción dentro del sionismo político, que se denominó Fracción democrática. Tuvo como portavoces a Jaim Weizmann y a Martín Buber, quienes bregaban por colocar como pilar del sionismo la tarea cultural-educativa.
Paradójicamente, fue un logro del sionismo cultural que el Segundo Congreso Sionista Mundial, de 1898, adoptara la idea de diseminar la cultura judía en la Diáspora, como medio de renacimiento del pueblo en su conjunto.
Ajad Haam insistió en diferenciar entre el malestar físico del judaísmo en Europa oriental, y el malestar espiritual de la judería occidental, que también debía ser curado.
A esta curación se refiere en su artículo Servidumbre en la libertad (1891), rechazando a los intelectuales asimilacionistas que «en lugar de criticar a fondo nuestras ideas y demostrarnos nuestro error con pruebas tomadas de la lógica y de la realidad, se proponen aplastarnos citando nombres famosos, sin tomar en cuenta que dicen a veces necedades».
De esos judíos ajudaicos, Ajad Haam señala su «servidumbre interior oculta bajo la libertad exterior» y, en un párrafo muy vivaz, describe la reacción de quienes desjudaizaban incluso la
judeofobia, a fin de ser admitidos en la «humanidad»:
«Bandidos armados me rodean y yo grito: ¡Socorro, un hombre está en peligro! ¿No es una horrible vergüenza que deba empezar por demostrar que mi peligro lo es también para los demás, para el género humano, como si mi sangre no fuese roja a menos que se mezcle con sangre ajena?»
En muchos aspectos el mensaje de Ajad Haam sigue vigente, y no es aventurado suponer que la mayoría de los judíos son, sin saberlo, ajadhaamistas: esperan del Estado judío de Israel, eminentemente, un centro cultural que inspire a la Diáspora entera.
En 1900, después de un nuevo viaje a Palestina, Ajad Haam volvió a poner sobre el tapete el crudo sufrimiento de los pioneros, y concluyó que el ideal nacional estaba desbarrancándose hacia una mera agencia de filantropía.
Faltaban muchos años para que la nueva cultura hebrea floreciera plenamente, y con ella las posibilidades de renacimiento nacional judío. Pero esa demora nunca disuadió a Ajad Haam de su postura, e hizo suya la máxima de León Pinsker: «Lejos, muy lejos de nosotros está el puerto que nuestra alma ansía. Empero, para un pueblo que deambula hace miles de años, ningún camino ha de parecerle demasiado largo».
* * * * * * * *
Amenazas materiales y formales de Irán
José Manuel Rodríguez Pardo
Sobre el libro de David Garrido, Irán. La amenaza nuclear.David Garrido (Alicante, 1965), nos presenta en este libro un estudio breve pero conciso de la situación de la República Islámica de Irán a día de hoy, cuando ha reanudado su programa nuclear, considerado una amenaza para el orden internacional dirigido por Estados Unidos. Doctor en Historia y periodista, destacado estudioso de las Ciencias Auxiliares de la Historia y profesor de Genealogía y Heráldica en la Universidad Autónoma de Barcelona, desde el año 2003 colabora asiduamente en la prensa diaria valenciana. Sus estudios sobre el período medieval están avalados por más de medio centenar de artículos especializados y dos libros. Buen conocedor de la lengua árabe tras su estancia en Túnez y Egipto, ha realizado varias aportaciones para el conocimiento del islamismo contemporáneo y la yihad. Una de sus últimas aportaciones es este libro que aquí reseñamos, centrado en el programa nuclear de Irán.
Según Garrido, el programa nuclear de Irán fue una vieja aspiración del Sha de Persia. David Albright y Corey Hinderstein, miembros del Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional, dicen que Irán conseguirá la bomba en el 2009. Otros retrasan este hito al año 2015. Ya en agosto del año 2002, el disidente iraní Ali Reza Jafarzadeh desveló una planta de enriquecimiento de uranio en Natanz y otra de agua pesada en Arak. El Tratado de No Proliferación Nuclear firmado por Jamenei en el año 2003 y la presión de EEUU frenaron el programa hasta que llegó Mahmud Ahmadineyad, triunfante en las elecciones de agosto de 2005 (págs. 8-15).
Irán inicia en 1967 el Centro de Investigación Nuclear de Teherán, con 5 megavatios de reactor. El Sha de Persia, no obstante, hubo de firmar en 1968 el Tratado de No Proliferación Nuclear para poder continuar adelante con el proyecto. Así se funda la Organización para la Energía Atómica de Irán, con 23 centrales nucleares previstas hasta el 2000. Henry Kissinger, Secretario de Estado en Estados Unidos por aquel entonces, preveía vender 6 billones de dólares en tecnología a Irán a partir del año 1975. Pero en 1979 todo cambió: los ayatolas alcanzan el poder y la central de Bushrer, construida por compañías alemanas, quedó paralizada por la Guerra Irán-Iraq. Rusia terminó la central por medio de su compañía Atomstroyesport (págs. 10 y ss.).
La hipótesis inicial de Garrido es que el programa nuclear iraní es pacífico y busca evitar la dependencia del petróleo. Pero la cuestión es por qué entonces los iraníes constantemente lanzan amenazas formales (por no tener, de momento, materia explosiva con la que consumarlas) contra Estados Unidos e Israel, identificados ambos como «el enemigo sionista», si la posición de Irán es siempre pacífica. Garrido señala también que Israel, India y Paquistán no firmaron la No Proliferación, aunque olvida que la diferencia estriba en que éstos sí se mantienen dentro de los cauces que marca el Imperio realmente existente, Estados Unidos.
Garrido profundiza en la historia de Irán señalando que Persia pasó a llamarse Irán en 1935, nombre de la lengua persa, por medio de su embajador en Alemania. La llegada al poder de Reza Sha y el fin de la dinastía Qajar suponían para los nazis una nueva raza. En el año 2005, el Alcalde de Teherán Mahmud Ahmadineyad heredó la tarea de enfrentarse a EEUU. Dada esta contemporaneidad, y habiendo sido abandonado el nombre de Persia, las apelaciones de Garrido al Imperio Persa como origen de Irán se tornan extemporáneas, salvo que asumamos el punto de vista emic de los actuales ayatolas y sus planes de globalización del Islam por medio de la
yihad (págs. 16-26).
No obstante, Garrido continúa señalando que Irán es un estado «plurinacional» con armenios, turcos, kurdos, árabes y otras minorías que son reprimidas: el 15 de abril de 2005 el Juzestán o Arabistán iraní se rebeló para evitar su eliminación como población arabófona. Fue así aplastada por los Guardianes de la Revolución, según Garrido una paradoja porque se aplasta la lengua de Mahoma en una república islámica.
Aunque los iraníes son chiítas que sobrevivieron a los mongoles (siglo XIII), reinaron en Persia los turco-mongoles Qajares hasta el golpe de estado del coronel Rida Pahlavi (1921), quien abdicó en 1941 por imposición de Gran Bretaña y de la URSS. Su hijo Muhammad fue aliado de británicos y estadounidenses. En enero de 1978 las protestas contra él se radicalizaron y el 16 de enero de 1979 el sha abandonó el país. En febrero llegó Jomeini, ayudado por elementos liberales y socialistas, que fueron posteriormente purgados para instaurar la república islámica y la sharia, distinta a la sunna u ortodoxia, al ser jurisdicción clerical que va del mulá al ayatola. Jomeini, nacido en 1900 y exiliado desde 1961 en Nayaf (Iraq) y París, en 1979 acusó de impías a las monarquías del Golfo, incluyendo a Saddam Hussein, armado por EEUU.
El «socialismo» chiíta engañó a los incautos, y la guerra con Iraq (1980-1989) reafirmó el chiísmo, sobre todo en el propio Garrido, que dice que hubo avances en democracia, algo imposible de sostener si comprobamos que el chiísmo se guía por la iluminación de un imám que se mantiene oculto. ¿Qué semejanzas encuentra Garrido entre la elección realizada por ciudadanos-consumidores de los candidatos políticos en nuestras democracias de mercado, y el dominio de unos señores que se dicen iluminados por Alá, imám mediante? La misma que entre las sociedades modernas desarrolladas y la Edad Media, añadimos nosotros.
La muerte de Jomeini en 1989 dio paso a Jamenei y a los «reformistas», Ali Akbar Hachemi Rafsanyani y Mohamed Jatami, Presidente de 1997 a 2005. Al hablar de Ahmadineyad, Garrido le considera «la contestación nacionalista a los devaneos neo imperialistas de las potencias occidentales en la región» (pág. 26), algo que sin embargo negará más adelante al poner en continuidad con el presidente iraní el chiísmo iniciado por Hussein, nieto de Mahoma.
Nacido en 1956 e hijo de un herrero, Mahmud Ahmadineyad superó sus humildes orígenes y estudió en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Teherán, doctorándose en la especialidad de Tráfico y Transporte en 1986. De 1980 a 1988 participó en la guerra contra Iraq como miembro de los servicios de inteligencia, uniéndose en 1986 a los Guardianes de la Revolución Islámica como ingeniero jefe del sexto ejército y jefe de los Cuerpos de los Guardianes en las provincias occidentales de Irán. Tras el conflicto fue gobernador y vicegobernador de las provincias de Maku y Khoy, consejero del Ministro de Cultura y Guía Islámica, gobernador de la provincia de Ardabil (1993-1997), Alcalde de Teherán (2003) y Presidente de Irán en el año 2005 con más del sesenta por ciento de los votos.
Su biografía toma tintes relevantes cuando la Revolución Islámica de febrero de 1979 llevó al Ayatolá Jomeini al poder tras expulsar al Sha Mohamed Reza Pahlavi, implantándose así la primera República Islámica chiíta moderna, ocho siglos después del califato chiíta de los Fatimis. Ahmadineyad fue uno de los responsables de la toma de 52 rehenes en la Embajada de Estados Unidos el 4 de noviembre de 1979, con el objeto de conseguir que el Sha fuera juzgado en Irán. Algunas de las medidas adoptadas por Ahmadineyad en sus mandatos como Alcalde de Teherán y como Presidente de Irán se ajustan perfectamente a
los principios postulados por Jomeini: nada de publicidad ni de negocios como los de comida rápida; la pornografía y el adulterio convertidos en delitos condenados con la pena capital, &c. Ahmadineyad es un instrumento de los ayatolas, verdaderos guías de la Revolución Islámica e intérpretes de los principios de Alá.
Pero lo más importante que se ha producido en Irán desde que ha alcanzado la presidencia Ahmadineyad es la reanudación del programa nuclear, ya desde tiempos del Sha, para convertir a Irán en un ejemplo de Dar-al-Islam,
territorio sometido por el Islam. (págs. 26-30)
Así, en relación con Ahmadineyad y la revolución islámica de Jomeini,Garrido habla en el siguiente capítulo del chiísmo. Comienza explicando la chía, principios que se oponen a la sunna al ser aplicados por un líder religioso y no político. La chía fue obra de Alí, último califa ortodoxo y yerno de Mahoma por su matrimonio con su hija Fátima. Garrido dice que la chía no es yihadista, algo que queda en entredicho precisamente al calor de la situación actual de Irán. Contrapone el chiísmo a facciones como el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), cuya doctrina salafista es previa a la distinción entre chiítas y sunnitas. Sin embargo, a día de hoy se han convertido en wahabbitas, tendencia sunnita del siglo XVIII que abandera
Osama Bin Laden (págs. 31-41).
El Califa anterior a Alí, Uthman, murió asesinado y editó la versión canónica del Corán. La tribu de Mahoma se opuso a Alí y a la viuda del profeta, Aysha, que derrotada en Basora en 656. Alí por su parte murió asesinado en el 661. El hijo de Alí, Hasan, se sometió al nuevo califato omeya, Muawiya. Fallecidos ambos, quedó el nieto de Mahoma, Hussein, como sucesor. Pero éste, carente de pericia en el combate, fue derrotado por el omeya Yassid en Kerbala en el 680. Allí fue martirizado, convirtiéndose la ciudad en lugar de peregrinaje y escenario principal de la sangrienta festividad de la
Ashura. Un grupo chiíta destacado en la actualidad es Hezbolla (Partido de Dios), lo que vuelve a contradedir al propio Garrido, pues hoy día ese grupo no sólo domina el Líbano, sino que se plantea su expansión a costa de Israel y otros países del entorno.
El programa nuclear, ambición del Sha, sufre un parón a partir de la revolución islámica, pero se reanuda a raíz del descubrimiento de uranio en 1989 en la región rocosa de Saghand. En 1990 ya se está extrayendo el mineral y en 1994 ya hay una planta de enriquecimiento de uranio en funcionamiento, gracias a la ayuda de Rusia desde 1992. En el año 2003 se supo que también China estaba ayudando a Irán aportando uranio procesado (págs. 43-48).
Garrido confirma estos datos, pese a las afirmaciones contrarias de Jatami por aquellas fechas, señalando que «los descubrimientos de Natanz y Arak revelan un proceder que va más allá del simple uso civil de la energía nuclear. El tamaño de la planta de Natanz, junto a la producción de agua pesada de Arak, son síntomas de que Irán produce más combustible del necesario para el funcionamiento de un reactor de una central nuclear convencional» (pág. 47).
La revolución islámica de 1979 liderada por Jomeini trajo el fin del programa nuclear, la paralización de Busherhr por la guerra Irán-Iraq y su culminación gracias a Rusia. Pero también con el fin de la guerra en 1989 llegó el fallecimiento de Jomeini. Su muerte dio paso a las figuras «moderadas» de Ali Jamenei, Hachemi y Jatami, para llegar al actual presidente, Ahmadinenyad, bajo cuyo mandato se ha visto incrementado el grado de amenaza al orden internacional que supone el programa nuclear iraní.
Como señala Garrido, para proseguir su programa atómico, Irán se ha servido de una red clandestina de abastecimiento nuclear, algo que ya tenía previsto el sha Muhammad Rida Pahlavi con un programa nuclear paralelo que culminaría en la obtención de la bomba atómica. Abandonada esta perspectiva de inicio, los ayatolas aceleraron estos propósitos ante el uso de armas químicas por parte de Iraq. Descubierto el uranio de Saghand, en el año 2002 salió a la luz que las centrales iraníes de Natanz y Arak usaban uranio y agua pesada en proporciones de carácter militar, gracias a la ayuda de China.
Pero el artífice principal de este rearme iraní fue el científico paquistaní Abdul Qadir Khan, padre de la bomba atómica de Paquistán. Robó secretos nucleares en Holanda, produjo uranio enriquecido con ayuda china y en 1986 Paquistán ya se encuentra en disposición de competir con el poder nuclear de la India, que había ensayado la bomba en 1974. Paquistán ensayó su bomba atómica de 1988 a 1998, cuando Khan había vendido secretos a Corea del Norte y ya llevaba desde 1986 colaborando con Irán.
Dada esta situación de presunta inestabilidad, Estados Unidos no podía permanecer impasible, y como todo Imperio universal que se precie tomó sus decisiones: para evitar que el Islam se hiciera con la bomba atómica, se puso en contacto con el general Pervez Musharraf tras su golpe de estado de 1999. Partidario de acabar con la ley islámica, el general y el imperio realmente existente pactaron frenar la gigantesca red nuclear construida por Khan, que estaba siendo alimentada por capital saudita, libio, iraní y norcoreano. Pese a encontrarse sometido a arresto domiciliario, Khan nunca se enfrentó a la Agencia Internacional de la Energía Atómica ni se tienen pruebas de que su red clandestina fuera clausurada. Por contra, Musharraf ha proseguido sus relaciones con los ayatolas, aunque con un carácter mucho más ambiguo que los anteriores presidentes paquistaníes (págs. 49-63).
La reivindicación del programa nuclear, según dice Garrido a estas alturas de obra contradiciendo su tesis inicial, tiene la finalidad de blindar a Irán frente a amenazas externas. Pese a que el ayatola Ali Hosenei Jamenei condenó el uso de la energía atómica en 2005 (en realidad, su uso contra la humanidad islamizada y no contra los cafres), el Consejo de Guardianes de la Revolución y el hoyatolesjam (rango inferior al ayatola) Rafsanyani, presidente de 1989 a 1997 y comandante de la Guardia Revolucionaria Yahya Rahim Safavi –que entrena las milicias del clérigo chiíta iraquí Muqtada asSadr–, defienden con ahínco el programa nuclear. Por su parte, dentro de este tira y afloja, Jatami firmó el Tratado de No Proliferación Nuclear en 2003 (págs. 65-81).
Finalmente, el 3 de enero de 2006, con Ahmadineyad en el poder, Irán anuncia oficialmente la reanudación de su programa nuclear, con el consiguiente revuelo producido en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que ha decretado duras sanciones contra los iraníes. Por otro lado, Arabia Saudita, que en su día financió al paquistaní Khan, se opone a semejante programa nuclear, lo que prueba la división entre chiítas y sunnitas existente en el Islam (págs. 83-88).
El libro termina enumerando las centrales nucleares y centros de estudios atómicos existentes en Irán, así como los proyectiles de largo alcance de que dispone Irán y que tiene en proyecto. Entre los proyectados destaca el misil Shahab 6, de 10.000 kilómetros de alcance (págs. 89-100). Con tales medios, el derecho natural de Irán, en su sentido más espinosiano, su soberanía efectiva sobre un territorio y su capacidad para atacar a terceras potencias, se ampliará notablemente. Claro que a día de hoy se trata de una amenaza más formal que material, mientras el régimen de los ayatolas no disponga ni del modelo de misil ni por supuesto del proyectil atómico. Pero en cuanto disponga de ambos, tanto Israel como las naciones europeas, por mucho que se escuden en el
pacifismo fundamentalista, tendrán ante ellos una amenaza material, en la que por supuesto no intervendrán, pero que en caso de despreciar acabará poniéndoles en peligro de forma irremediable.
Pese a su gran interés, el libro no sólo recae en ese defecto, tan propio de la
viscosa ideología socialdemócrata, de menospreciar el problema del Islam fundamentalista como reacción coyuntural a causa de la maldad de Estados Unidos, o de acudir al fundamentalismo democrático como coartada, sino que parece adoptar una ambigüedad muy propia de esta ideología: mientras la yihad y el fundamentalismo sólo afecten a los propios iraníes, el chiísmo no es un problema. Pero si toca símbolos más cercanos, al estilo de lo que ha sucedido con el escudo del Fútbol Club Barcelona en los países árabes, entonces hay motivos para el escándalo y la protesta.
* * * * * * * * *
Sobre el respeto
Alfonso Fernández Tresguerres
Consideraciones acerca de lo que es y en qué consiste respetar
Suele pensarse, cuando se habla del respeto, en clave ética y moral, y por eso con frecuencia es entendido ya sea como el resultado de un sentimiento o de una peculiar valoración intelectual, pero que conduce, en cualquier caso, al reconocimiento de la dignidad de alguien (y hasta quizá de algo), mas alguien que no son sólo los otros, sino también uno mismo; y reconocimiento que no se queda en eso, sino que lleva a actuar en consecuencia, salvaguardando –respetando– tal dignidad. Así enfocado el asunto, la cuestión a dirimir es si ha de ser considerado una virtud o si es suficiente con dejarlo anclado en el ámbito sentimental y hasta en el mero contexto de las buenas maneras y de la cortesía. Sin embargo, el concepto tiene muchos otros sentidos, igualmente importantes (al menos en nuestra lengua) que no sólo nos ayudan a clarificar la controversia suscitada al respecto, sino también a participar en ella con la esperanza de poder decir algo sobre el asunto.
Así, en efecto, nosotros (quienes hablamos español) entendemos por «respeto», ciertamente, el miramiento y la consideración (sentido éste que es el que más se aproxima al ético o moral), mas también utilizamos el término para referirnos a formas de acatamiento o sumisión; al miedo, recelo o aprensión que nos pueden producir determinadas cosas, animales o personas; y, por último, llamamos «respetuosas» a manifestaciones y formas de relacionarnos con el prójimo que nacen de la mera cortesía. Y todo ello, sin duda, no es baladí, sino que, al contrario, constituye un conjunto de acepciones lo suficientemente rico y complejo como para que podamos permitirnos pasarlo por alto, ya que es evidente, por ejemplo, que únicamente en la primera de tales acepciones podría tener algún sentido discutir si es el respeto virtud o no, porque está claro que en la última de ellas es una simple norma de urbanidad, y en la segunda y la tercera un tipo particular de sentimientos (miedo, recelo o aprensión) o formas específicas de habilidad social (el acatamiento o la sumisión, en tanto que actitud dominante en las relaciones con el prójimo) que pueden tener orígenes muy dispares y estar puestos al servicio de objetivos no menos diversos.
Conviene, pues, que procedamos en nuestro análisis con un cierto cuidado y prevención.
*
Si entre las traducciones posibles del griego αἰδώϛ damos preferencia –como hace Abbagnano– al término «respeto» –otras alternativas serían hacerlo por «vergüenza» o «pudor»–, entonces seguramente podría decirse que quizás es cierto que fue Demócrito el primero en hacer del respeto algo muy similar a una virtud, e incluso uno de los pilares esenciales sobre los que descansa la Ética, tal como puede verse en el frag. 264 de la edición de Diels:
«Nadie debe tener más respeto por los otros hombres que por sí mismo, ni obrar mal ya lo sepan todos o nadie lo sepa, sino que debes tener por ti mismo el mayor respeto e imponer a tu alma esta ley: no hacer lo que no se debe hacer».
Se trata, como no dejará de observarse, de una concepción del respeto en la que éste no es tanto una obligación que tenemos con los demás como un deber para con nosotros mismos, y en la medida en que tal respeto implica no hacer nada de lo que debamos avergonzarnos (sea conocido o no por los otros), de él se derivará la acción moralmente buena, incluidas aquéllas que tienen como referencia al prójimo, y entre ellas las que van encaminadas a salvaguardar su dignidad, esto es, a respetarle.
Y virtud, igualmente, es considerado por el Protágoras del Diálogo platónico así titulado, en el que dirá el sofista que, antes de que poseyeran la ciencia política, cuando los hombres se reunían, para, por ejemplo, protegerse de las fieras, terminaban por atacarse unos a otros.
«Zeus, entonces, temió que sucumbiera toda nuestra raza, y envió a Hermes para que trajera a los hombres el respeto [sentido moral] y justicia para que hubiera orden en las ciudades y ligaduras acordes de amistad» [Platón, Protágoras, 322c].
Mas a diferencia de lo que sucede con el resto de conocimientos, en los que basta con que los posean unos pocos, de éstos es necesario que participen todos, puesto que de lo contrario sería imposible la vida social y la existencia de ciudades.
Nos encontramos ahora ante una forma de concebir el respeto en la que éste no es entendido primordialmente como una exigencia individual que termina por incluir en su radio de acción al prójimo y consiguientemente, a la ética y la moral en cuanto tales, sino como la condición misma de posibilidad de la sociabilidad humana y, desde luego, del mundo moral. Mas ya prefiramos la forma de enfocar el asunto de Demócrito, ya optemos por la de Protágoras, en ningún error sustancial se incurre si sostenemos que en ellos el respeto es visto como virtud.
No es ésa, en cambio, la posición de Aristóteles, quien parece considerarlo más bien un sentimiento, o tal vez, mejor, una disposición noble, que una virtud en sentido estricto, pero no por eso menos digno de elogio, si es que, nuevamente, cuando leemos en la Ética a Nicómaco, [II, 2, 1108a, 30-35] que «la vergüenza no es una virtud, pero se elogia también al vergonzoso», optamos por sustituir «vergüenza» por «respeto». Y el propio Aristóteles establecerá la diferencia entre actuar por respeto y hacerlo por temor, pues si bien los razonamientos morales –dirá, acaso pensando en el intelectualismo socrático– no bastan para hacernos buenos, pueden servir, no obstante, para aquéllos de espíritu noble y generoso, que aman el bien por ser virtuosos,
«pero, en cambio, son incapaces de excitar al vulgo a las acciones buenas y nobles, pues es natural, en éste, obedecer no por respeto [pudor], sino por miedo y abstenerse de lo que es vil no por respeto [vergüenza], sino por temor al castigo» [Ética a Nicómaco, X, 9, 1179b, 5].
Muy importante es la posición de Kant sobre esto asunto (y será al hilo de las suyas como intentaré hilvanar mis propias reflexiones sobre el particular, en las que trataré de clarificar qué significa «respetar» –para lo cual en modo alguno podemos desentendernos, ni mucho menos, de las diversas acepciones que, como antes hemos apuntado, el término tienen en nuestra lengua–, quién puede ser objeto de respeto, y, por último, en qué consiste verdaderamente éste, qué es y no es el respeto y que rasgos esenciales son aquéllos que permiten que una determinada acción o actitud puedan ser consideradas o no respetuosas). Kant entiende también el respeto como sentimiento, y no tanto como virtud. Ahora bien, en su opinión, el objeto por excelencia de respeto es la ley moral, puesto que es ésta quien verdaderamente lo suscita y lo fundamenta, al humillar el egoísmo, es decir, la tendencia a la satisfacción de las inclinaciones subjetivas en la que ciframos propiamente la felicidad:
«Esta tendencia a hacer de sí mismo, según los fundamentos subjetivos de determinación de su albedrío, el fundamento objetivo de determinación de la voluntad en general, puede llamarse amor a sí mismo, el cual, cuando se hace legislador y principio práctico incondicionado, puede llamarse presunción. Ahora bien, la ley moral que sola es verdaderamente (a saber, en todo sentido) objetiva, excluye totalmente el influjo del amor a sí mismo sobre el principio práctico supremo, e infiere a la presunción que prescribe como leyes las condiciones subjetivas del amor a sí mismo un daño infinito. Mas lo que infiere daño a nuestra presunción, en nuestro juicio propio, humilla. Así pues, la ley moral humilla inevitablemente a todo hombre, al comparar éste la tendencia sensible de su naturaleza con aquella ley. Aquello cuya representación como fundamento de determinación de nuestra voluntad nos humilla en nuestra propia conciencia de sí mismo, despierta, en cuanto es positivo y fundamento de determinación, por sí respeto, Así pues, la ley moral es también subjetivamente un fundamento de respeto» [KPV, I, I, III];
respeto que es, por otra parte, un sentimiento estrictamente moral, esto es, no patológico (vale decir, no sensible), en tanto que determinado por la razón pura práctica, que hace que él sea no una disposición patológica, sino prácticamente efectuada. Y en la medida en que la propia razón anula todas las inclinaciones y pretensiones dictadas por el amor a sí mismo, hace que la sola ley moral posea influjo y autoridad.
«Y así, el respeto hacia la ley no es motor para la moralidad, sino que es la moralidad misma, considerada subjetivamente como motor» [KPV, I, I, III].
Ahora bien, ¿a quién tiene como destinatario ese respeto que, como vemos, no es, en el fondo, sino respeto a la propia ley moral? Según Kant, únicamente a las personas, no a los animales ni tampoco a las cosas. Me parece que es ésta una posición enteramente acertada y que nos permite, al tiempo, clarificar dos de los importantes sentidos del término «respeto»: aquél propiamente ético o moral y en el que podemos verlo equiparado a miedo o recelo.
«El respeto –escribe Kant– se aplica siempre a personas, nunca a cosas. Estas últimas pueden despertar en nosotros inclinación, y cuando son animales (verbigracia, caballos, perros, &c.), incluso amor o también terror, como el mar, un volcán, una fiera, pero nunca respeto. Algo que se acerca ya más a este sentimiento es la admiración, y ésta, como emoción, la estupefacción, puede también aplicarse a cosas, como, por ejemplo, montañas que se elevan en el cielo, la magnitud, multitud y alejamiento de los cuerpos del Universo, la fuerza y velocidad de algunos animales, &c.. Pero nada de eso es respeto. Un hombre puede ser para mí objeto de amor, de terror o de admiración, incluso hasta la estupefacción, y, sin embargo, no por eso ser objeto de respeto. Su humor jocoso, su valor y fuerza, el poder que le da la posición que tiene entre los demás, pueden inspirarme semejantes sensaciones, pero falta siempre aún el respeto interior hacia él» [KPV, I, I, III].
La razón no es otra, en verdad, sino que el respeto a una persona no es, el fondo, sino el respeto a la ley que en ella se nos manifiesta, es decir, «a la ley que su ejemplo nos presenta»; y por ello, como aclara Kant:
«Cuando se considera exactamente el respeto hacia personas [...] se observa que descansa siempre en la conciencia de un deber, que nos presenta un ejemplo, y que, por tanto, nunca puede tener el respeto otro fundamento que el moral y que es muy bueno, incluso muy útil, en el aspecto psicológico, para el conocimiento de los hombres, atender en todas partes en donde usemos esta expresión a la diferencia secreta y digna de admiración, al par que frecuente, que tiene el hombre en sus juicios por la ley moral» [KPV, I, I, III, nota 2].
En otro lugar señala Kant con toda claridad que el respeto no es un mero sentimiento al comparar nuestro valor con el de otros, que podrían tenerlo superior (al menos en ese aspecto preciso en el que nos provocan respeto),
«sino sólo una máxima de restringir nuestra autoestima por la dignidad de la humanidad en la persona de otro, por tanto, el respeto en sentido práctico» [Metafísica de las costumbres, «Doctrina de la virtud», I, § 25];
y hará una importante matización sobre el respeto distinguiéndolo del amor al prójimo, puesto que en tanto que el deber que éste entraña –dirá– consiste en convertir en míos los fines de otros (siempre, naturalmente, que no sean inmorales),
el deber de respetar a mi prójimo está contenido en la máxima de no degradar a ningún otro hombre convirtiéndole únicamente en medio para mis fines (no exigir que el otro deba rebajarse a sí mismo para entregarse a mi fin)» [Metafísica de las costumbres, «Doctrina de la virtud», I, § 25];
y si con lo primero (con el amor) obligo al otro, en la medida en que me hago merecedor de su gratitud,
«cumpliendo el último deber me obligo únicamente a mí mismo, me mantengo en mis límites para no quitar nada al otro del valor que él, como hombre, tiene derecho a poner en sí mismo» [Metafísica de las costumbres, «Doctrina de la virtud», I, § 25].
Ambos (amor al prójimo o amor recíproco y respeto) son las dos fuerzas que hacen posible la moralidad, fuerzas de atracción y repulsión, respectivamente, que, a semejanza de lo que sucede en el mundo físico, establecen la conexión entre los seres racionales (en la tierra, matiza Kant); y si en virtud del amor recíproco necesitan acercarse,
«por el principio del respeto que mutuamente se deben, necesitan mantenerse distantes entre sí» [Metafísica de las costumbres, «Doctrina de la virtud», I, § 24].
Yo no encuentro demasiadas dificultades para estar de acuerdo con Kant en que el respeto (en sentido moral, porque hay otros, como ya hemos insinuado) supone, entre otras cosas, no utilizar a los demás con la vista puesta exclusivamente en mi propio beneficio, no servirme de ellos y, en suma, no rebajarles (ni exigir que ellos se rebajen) a la condición de simples medios para mis fines; lo que no implica, desde luego, que yo, por mi parte, tenga la obligación de hacer míos los suyos, ni siquiera en el caso de que sean perfectamente morales. El respeto no es, en efecto, equivalente al amor, en ninguna de sus manifestaciones, y ni siquiera una forma de éste. Y no ya porque se pueda respetar sin amar (más discutible es si cabe amar sin un genuino respeto), sino porque incluso cuando se ama es siempre el respeto (acierta plenamente Kant) una forma de distanciamiento; y si a la persona que amamos (no importa de qué tipo de amor hablemos), en tanto que amada, nos vinculamos, en alguna medida, por un lazo que nos une y nos acerca, en tanto que respetada colocamos entre nosotros y ella una cierta distancia, evitamos absorberla y hacer, a toda costa, de ella otro yo poseedor de los mismos intereses, objetivos y pensamientos que el nuestro; antes bien, tanto más auténtico será nuestro amor cuanto más seamos capaces de (sin negar nuestro apoyo y ayuda) mantenernos al margen, y, por así decirlo, como espectadores del proceso mediante el cual desarrolla la persona amada su propia personalidad y de los esfuerzos tendentes a la consecución de sus propios objetivos y de sus propios fines, por más que puedan llegar a ser, incluso, incompatibles con los nuestros (siempre, habría que volver a añadir, que no sean manifiestamente inmorales o perversos). Y en cuanto a las relaciones que con llevan muy poca o ninguna intensidad afectiva, si el asunto se quiere llevar hasta sus extremos, ¿qué forma de respeto mejor que el que se nos coloque a una cierta distancia y nos dejen tranquilos? Lo expresó muy bien Jonathan Swift:
«Si un hombre me mantiene a distancia, me cosuela que también él se mantiene».
Y yo a veces hasta doy en pensar que no es mucho lo que me importaría que se mantuviesen casi todos. No quisiera más que ser rico de familia como Montaigne, y tener una torre como la suya, que de añadirle un par de galerías de cien pasos de longitud y doce de anchura, para poder pasear y salir lo menos posible de mi biblioteca –proyecto que el concibió, mas no llevó a término– ya me encargaría yo.
Pero volviendo al respeto, tampoco considero erróneo que se coloque la Idea de «respeto» en symploké o comunión con la de «dignidad» (tal como se hace con muchísima frecuencia), y entender que cuando se dice que debemos respetar a los demás lo que eso significa es que los reconocemos merecedores de ser tratados con consideración, lo que vale tanto como decir no ser humillados, vejados o degradados hasta el extremo de convertirlos en meras cosas de las que nos servimos o a las que manipulamos, sino, al contrario, verlos dueños de un cuerpo que pide ser preservado y mantenido con decoro, de una intimidad que no debe ser violada y de una personalidad que exige poder desplegarse sin yugos y sin cadenas. Porque me parece que la dignidad de la persona no en otra cosa consiste sino precisamente en eso: en que los demás le saben digno o merecedor de ser tratado de ese modo. Y en la medida en que un individuo se conduce de esa forma en su relación con los otros, mas también consigo, se dignifica a sí mismo, y es, en suma, persona digna. Presiento que definir la dignidad de otra forma que no sea operacionalmente, es decir, por el conjunto de actividades, actitudes y operaciones que conforman nuestra relación con los otros y con nosotros mismos, acabará por arrojarnos siempre al terreno de la metafísica, como si dijéramos que la dignidad de la persona radica en su alma o, para el caso, en un valor intrínseco que no se sabe muy bien en qué consiste ni de dónde ha surgido. Y esto es lo que en gran medida sucede con la posición de Kant, en la que parece presuponerse que esa dignidad y ese valor que reconocemos en la humanidad, y en el otro, en tanto forma parte de ella, es algo eterno e intemporal; inherente al individuo humano sin otra razón que el mero hecho de ser humano. Sin embargo, las objeciones a una tal suposición son muchas y muy fuertes: ¿De dónde le viene al individuo ese atributo y ese valor? ¿De su condición de persona? No. Mas bien sucede al contrario: no es el individuo merecedor de respeto y poseedor de dignidad por ser persona, sino que es persona, entre otras cosas, por ser merecedor de respeto y poseedor de dignidad. Y ello sólo sucede en el seno de la sociedad política en la medida en que esas características le son otorgadas y reconocidas en tanto que derechos. Sólo en la dialéctica de derechos y deberes, característica de la sociedad política, cobran algún sentido los conceptos de respeto y dignidad. Fuera de él nos encontramos en el ámbito de la pura especulación metafísica. Pero dado, precisamente, que tal sociedad se halla establecida sobre un complejo y variadísimo juego de derechos y deberes, eso significa, al tiempo, que no es el individuo un mero receptor o beneficiario pasivo de tales prerrogativas, sino que tiene la obligación de hacerse acreedor de ellas. ¿O acaso siempre y en toda ocasión un individuo ha de ser considerado digno y, en consecuencia, ha de ser respetado? Yo sólo puedo respetar a alguien cuando es respetable y únicamente puedo reconocer su dignidad cuando es digno. Y esto significa que los demás sólo tienen el deber de respetarme cuando previamente yo he cumplido con el mío de hacerme respetable, y sólo cuando me he hecho digno tienen los otros la obligación de considerarme sujeto y poseedor de dignidad. Y siempre que ello no sea así, exigir respeto no pasa de ser una broma de mal gusto o una manifestación de puro cinismo. Tan sólo en aquellos sujetos gravemente disminuidos psíquicamente dignidad y respeto son derechos que la sociedad les otorga sin contrapartida alguna, pero el resto tiene que ganárselos. El individuo, decíamos, no tiene derechos y deberes por ser persona, sino que es persona por tener derechos y deberes, y si alguno de esos derechos podría acaso ser visto como absoluto y exento, no es ése el caso del respeto y la dignidad, cuya consecución depende siempre del cumplimiento de un deber: hacerse merecedor de ellos; deber éste, si se quiere, para conmigo mismo, pero que sólo puede estimarse completo cuando se halla aparejado al cumplimiento del deber de respetar y dignificar a quien igualmente se ha hecho merecedor de ello. Deber doble, pues, pero originario uno (el de hacerme respetable) y derivado el otro (el de los demás de respetarme). Y obsérvese que el que uno se haga digno de respeto significa no sólo (como tantas veces se dice) que respete a su vez a los otros, sino también –y acaso principalmente, porque de ser así lo anterior se dará por añadidura– = que comience por respetarse a sí mismo en aquellos aspectos en los que exige ser respetado. Al final va a resultar, en efecto, que el respeto primordial es el respeto a uno mismo.
«Nunca perderse el respeto a sí mismo. Ni se roce consigo a solas. Sea su misma entereza norma propria de su rectitud, y deba más a la severidad de su dictamen que a todos los extrínsecos preceptos. Deje de hacer lo indecente más por el temor de su cordura que por el rigor de la ajena autoridad. Llegue a temerse, y no necesitará del ayo imaginario de Séneca» [Gracián, Oráculo manual, 50]
Así pues, mi respeto a otro no es primariamente respeto a la ley que el otro me muestra, sino a la ley que reconozco en mí mismo y que lleva a respetarle en la medida en que él se me presente como digno de ello. Y precisamente porque el respeto sólo es posible entre sujetos morales que lo reconocen y lo asumen como un derecho que se conceden y una obligación que aceptan en el seno de la sociedad política, es por lo que hay que estar nuevamente de acuerdo con Kant en que el respeto, como tal, tiene como destinatarios únicamente a las personas, no a las cosas ni a los animales. Las primeras pueden suscitar en nosotros sentimientos de admiración o terror, de repulsa o de goce estético; los segundos, además de admiración y miedo o recelo (uno de los sentidos del término «respeto», al menos en nuestra lengua), pueden despertar nuestra compasión y hasta nuestro amor, pero nada de eso tiene que ver con el respeto en sentido moral, porque para que pudieran ser receptores de éste debería presuponérseles la condición de sujetos morales. Las cosas y los animales pueden ser objeto de la más variada de sentimientos, pero el respeto en sentido estricto sólo a otro individuo humano se lo debo y sólo a él se lo exijo, porque, al igual que sucede con el resto de los derechos y deberes morales y jurídicos, sólo del animal político es patrimonio.
*
Hemos defendido en las líneas anteriores que el respeto es un derecho y un deber, y eso significa que no hay motivos suficientes para considerarlo propiamente una virtud; en primer lugar, porque lo virtuoso será, en todo caso, cumplir con ese deber que me imponen y me impongo, pero también porque, de todos modos, no podría ser el respeto visto como una virtud particular puesto que, en último término, en él se concitan y se despliegan múltiples virtudes. Tampoco me parece que pueda ser interpretado meramente como un sentimiento, dado su carácter de obligación. Nadie puede imponerme, ni siquiera yo, experimentar un determinado sentimiento por alguien, pero sí me impongo (y me imponen) el deber de respetar, y ello con independencia de cuáles puedan ser mis sentimientos particulares respecto al individuo en cuestión al que hago objeto de mi respeto: puedo amarle o aborrecerle, resultarme agradable o profundamente antipático. Nada de eso cambia las cosas.
Hemos señalado también quien son los destinatarios del respeto y qué condiciones han de darse para que se hagan merecedores de él. Finalmente, lo hemos definido de una manera operacional. Nos queda ahora por explicar cómo se manifiesta el respeto, en qué consiste propiamente, o si se quiere, cómo toman forma esas operaciones en nuestra relación con los otros en las que hacemos consistir justamente el respetar. Ello nos permitirá, al mismo tiempo, acabar por delimitar el respeto moral de otros importantes sentidos (además del ya visto: miedo, recelo o admiración) que tiene el término en nuestra lengua.
Por lo pronto, el respetar a otro (en el sentido en que hablamos) no consiste en someternos a él o en acatar ciegamente sus deseos y designios; la sumisión y el acatamiento podrían tener mucho más que ver con el temor o con la admiración que con el respeto como tal. Y tanto más recusables ambas actitudes cuanto que con ellas pudiera perseguirse la consecución, por medios que nos envilecen, de un determinado beneficio. Pero aun siendo desinteresados, el servilismo y el rebajamiento de que nos hacemos objeto denotan una completa pusilanimidad y constituyen una auténtica falta de respeto para con nosotros mismos.
Tampoco debe confundirse el respeto con la mera cortesía, y más cuando ésta llega hasta el amaneramiento que alcanza en algunos. Sin duda, esta modalidad, en tanto que simple exponente de buena educación, es algo enteramente deseable por sí mismo, pero de un orden completamente distinto del respeto al que nos estamos refiriendo. La prueba es que uno puede mostrarse cortés y guardar las buenas formas incluso con aquéllos a quienes desprecia, en tanto que no cabe verdaderamente respetar a quien despreciamos, porque el que alguien nos parezca despreciable indica con suficiente nitidez que no lo consideramos merecedor de respeto. Y si bien no solemos ocultar nuestro respeto a quien estimamos digno de él, sí podemos acallar (por mera urbanidad) lo poco respetable que nos parece otro.
Estas dos formas de entender el respeto, básicamente como manifestación de sumisión y de cortesía, podría ejemplificarse, sin duda, en diversos autores, mas, para no ser prolijos, nos bastará acaso con acudir a las cartas de Lord Chesterfield a su hijo. Así, en la Carta CCXXVII le aconseja como debe conducirse con quien se encuentra no simplemente por encima de él, sino muy por encima, sean reyes, ministros o generales. De este modo:
«Si hablas con un rey, debes parecer tan espontáneo y desenvuelto como con tu valet de chambre, pero al propio tiempo cada una de tus miradas y cada uno de tus gestos deben expresar el máximo respeto […] Los mejor sería llevar la conversación, a ser posible, a otra forma cualquiera de adulación indirecta […]»;
palabras en las que no es difícil ver cómo el respeto, hasta la sumisión, puede estar al servicio de la consecución de determinados objetivos e intereses. Y en lo que hace al trato entre iguales o inferiores, lo que el conde de Chesterfield entiende por respeto no es sino otra forma de referirse a las bienséances o conveniencias, equivalentes, en definitiva, a las buenas maneras, que
«Son –se dice en la misma Carta– la esencia de la urbanidad, y deben ser completadas por las grâces, que nos permiten llevar a cabo de modo garboso y agradable lo que las bienséances nos imponen de todas formas. Éstas son una obligación para todos, aquéllas el privilegio y el adorno de algunos».
Mas esas conveniencias o buenas maneras buscan como objetivo fundamental el gustar o el agradar, al tiempo que una «buena política las recomienda» –como él dice, y repárese nuevamente en lo que el respeto o la sumisión tienen de servicio al interés–, y siendo el respeto el hilo conductor de todas ellas, o aquello en lo que, en último término, todas se traducen, queda recluido éste en el ámbito de la mera cortesía y es, básicamente –la expresión es del propio Chesterfield– «respeto social».
Pero con ser la cortesía y el respeto social que le es inherente una disposición del todo deseable en las relaciones sociales, es algo por entero distinto del respeto moral. Valga con decir, simplemente, que el primero no presupone ni muchos menos el segundo, y cabe por ello, como antes apuntábamos, mostrar respeto social (sean cuales sean los motivos que a ello nos induzcan) incluso a quien nos parece cualquier cosa menos respetable. No existe ninguna forma, en cambio, de hacer compatible el respeto moral con el desprecio, e incluso es posible que acierte Hume cuando afirma que
«En el respeto hay una mezcla de humildad con estima y afecto» [Disertación sobre las pasiones, Sección IV];
y si bien podría discutirse la necesidad de hacer comparecer en este asunto a la humildad (como discutible es que en el desprecio la mezcla sea de orgullo, tal como dice Hune inmediatamente después de las palabras que hemos recogido), al menos entiendo, efectivamente, que son consustanciales al respetar una cierta estima y afecto. Sin ellas, o lo que es lo mismo, sin respeto, incluso el acto de caridad más extremo o heroico no sería sino una forma de menosprecio o de condescendencia humillante e insultante.
Mas esto no significa que respetar consista en adular, agasajar o agradar siempre.
Tampoco hallarse dispuesto a hacer concesiones a todas horas, y menos una concesión sin límites o una tolerancia no menos ilimitada. Cuando el respeto (o, para el caso, la cortesía misma) llega a unos extremos desmedidos, se convierte, ante que nada, en un fraude para con uno mismo y, en consecuencia, en una falta al respeto que nos debemos a nosotros, y también, en último término, en falta de respeto al individuo con el que nos conducimos de ese modo. Porque aun dando por bueno que son inseparables del acto de respetar la estima y el afecto, éstos no por fuerza presuponen las actitudes o sentimientos anteriores (a saber: adulación, agasajo, agrado, concesión o tolerancia), sino que, muchas veces, obligan justamente a lo contrario. No toda acción u opinión es respetable. Y cuando no lo son, respetar al individuo que realiza una o sustenta la otra, consiste en intentar corregirle, sacándole del error o de la necedad en los que se halla inmerso. No hacerlo así, supone tratarlo como loco o imbécil, considerarlo, por los motivos que sea, inmune a cualquier tipo de razonamiento e incapacitado para cualquier clase de corrección, es decir, supone, en definitiva, tenerlo por algo menos que humano. No siempre el respeto conlleva una caricia o una sonrisa, ni el aceptarlo todo y pasar por todo. Respetar verdaderamente a alguien obliga en ocasiones a zarandearle hasta que despierte, y sólo nos eximirá de esa obligación el que lo tengamos por un caso perdido de maldad o de estupidez.