CONFERENCIA DE CARLOS ALBERTO MONTANER


"Lo que America Latina puede aprender de Israel"
Carlos Alberto Montaner

Universidad de Tel Aviv
Israel, 12 de diciembre de 2008

Hace unos meses, con motivo del sesenta aniversario de la creación del Estado de Israel, escribí y divulgué en varios diarios un artículo titulado El tigre semita. La afirmación básica, sustentada por varios datos elocuentes, era muy clara: la experiencia social y política más exitosa del siglo XX ha sido el nacimiento y posterior desarrollo del Estado de Israel, acontecimiento ocurrido en medio de las mayores vicisitudes concebibles. Se hablaba de los "tigres de Asia" (Hong-Kong, Corea del Sur, Taiwan y Singapur), y hasta del "tigre celta", Irlanda, pero nadie mencionaba el sorprendente caso de Israel.

Un amigo latinoamericano que había leído la columna en El País de Montevideo, admirador, como yo, de la experiencia israelí, me llamó para felicitarme, pero también para hacerme una pregunta no exenta de cierta melancólica humildad: "¿hay alguna lección que podamos aprender de Israel?". A mi amigo, como me sucede a mí, le resulta desconsolador que América Latina sea la porción más tenazmente pobre e inestable de eso a lo que llamamos "el mundo occidental". Le dije que pensaría sobre ello.

Pobreza y estabilidad: la lección posible

¿Qué puede aprender del pequeño Israel una porción del Nuevo Mundo, América Latina, de 17,700,000 kilómetros cuadrados, fragmentada en una veintena de países muy diferentes entre sí, y casi quinientos millones de habitantes, de los que al menos un ochenta y cinco por ciento se declara cristiano?

A primera vista, son dos realidades absolutamente diferentes: Israel, un estado fuertemente influenciado por el judaísmo, es un diminuto país de apenas 20,770 kilómetros cuadrados, algo más reducido que El Salvador, la nación más pequeña de América Latina, dotado con una población que excede ligeramente los siete millones de habitantes, también semejante, por cierto, a la del citado país centroamericano.

Pero antes de entrar en el tema hay que precisar qué es exactamente lo que América Latina pudiera aprender de Israel o de cualquier país exitoso que consiga explicárselo. Primero, cómo Israel, en apenas sesenta años, pese a los inmensos inconvenientes que ha debido afrontar, ha conseguido forjar una nación democrática y estable; y, segundo, cómo, en medio de frecuentes guerras y constantes sobresaltos, ha logrado un alto nivel de desarrollo científico y técnico, en donde predominan las clases medias, hasta alcanzar un ingreso per cápita de $26,600 dólares, medido en capacidad de compra o purchasing power parity.

Como nota de comparación, anotemos que en América Latina el país con el per cápita más alto es Chile, con $14,300, y el que exhibe el más bajo es Nicaragua, con apenas $2,800. Entre estas dos cifras, la gama de ingresos varía notablemente, pero el promedio general debe situarse en torno a los $7,500.

Otro dato que conviene retener es el de la distribución de esos ingresos: si el Índice o coeficiente Gini, efectivamente, determina el nivel de equidad en la distribución de la riqueza, Israel es un país mucho más justo que toda América Latina. El Índice Gini de Israel es 0.38, mientras que en América Latina casi todos los países se acercan o exceden a 0.50. Como es sabido, en este tipo de medición, mientras las sociedades más se acercan a cero, más igualitariamente repartida está la riqueza, y mientras más se aproximen a uno, mayor será la desigualdad.

Naturalmente, eso no quiere decir que en Israel no exista pobreza. De acuerdo con la información del World Fact Book que publica anualmente la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos –y de donde he obtenido la mayor parte de estos datos-, el 21.6 % de los israelíes se sitúa bajo los niveles de pobreza. Sólo que en Israel clasifican como pobre a todo aquel que recibe menos de $7.30 al día, algo muy diferente a lo que ocurre en América Latina.

En América Latina, de acuerdo con la CEPAL, el 44.2% de la población es pobre. Eso significa que aproximadamente 224 millones de latinoamericanos son pobres. Pero allí el umbral de pobreza es sólo de dos dólares al día. Sin embargo, de esa inmensa población de personas sin recursos, gentes que sobreviven milagrosamente, el 19.4%, más de 90 millones, son indigentes que reciben menos de un dólar al día. Lo que nos lleva de la mano a afirmar algo bastante obvio: ser un pobre latinoamericano es infinitamente más grave que ser un pobre en Israel, donde prácticamente la totalidad de la población tiene acceso a educación, cuidados de salud, agua potable y electricidad, y en donde es difícil encontrar familias que, literalmente, pasen hambre física.

Las desventajas comparativas

Los expertos suelen utilizar la frase "ventajas comparativas" para designar aquellos aspectos de la realidad material que suelen favorecer a las sociedades y a las personas, y que sirven para indicar cuál debe ser el mejor camino que se debe emprender para lograr el éxito económico. Israel, no obstante, casi todo lo que puede exhibir son "desventajas comparativas". Aun a riesgo de repetir en Israel algunas observaciones harto conocidas, anotemos varias de las más estridentes, dado que esta conferencia, pese a ser dictada en Tel Aviv, tendrá bastante divulgación en América Latina, objetivo final de estas palabras:

1. Israel es un país muy pequeño con una escasa dotación de tierra cultivable.
2. Como está situado en una zona desértica, carece de agua en cantidades significativas, tanto para el consumo como para la irrigación.
3. Tampoco posee petróleo, aunque consume y debe importar unos 250,000 barriles diarios.
4. Dado que está rodeado de países enemigos, potenciales o activos, y frecuentemente ha tenido que participar en guerras u operaciones militares, aun en tiempos de paz se ve obligado a emplear el 7.3% de su PIB en gastos de defensa, al tiempo que una parte sustancial de su fuerza de trabajo invierte largos periodos en actividades militares que le impiden participar en tareas productivas. Brasil, por ejemplo, sólo dedica el 2.6 de su PIB a gastos militares. México, apenas el 0.5%.
5. Por su posición geográfica –un rincón del Medio Oriente-, y por la tensa relación que mantiene con las naciones del entorno, a Israel ni siquiera le es dable integrarse en grandes bloques comerciales que le permitan crear una economía de escala, debiendo conformarse con establecer acuerdos comerciales internacionales y dedicarse a servir un mercado interno cuyo número es más o menos el de la ciudad de Buenos Aires o Bogotá.
6. La población, por otra parte, es muy heterogénea. La etnia judía, que es la mayoritaria, y la que le da sentido y forma al país, aunque el 67% ya ha nacido en Israel, está formada por una compleja suma de personas cuyos orígenes culturales proceden de al menos una docena de países y culturas diferentes, lo que desmiente cualquier visión simplista o cualquier estereotipo que intente definir al judío racial o culturalmente. Si hay algo que caracteriza a los judíos israelíes es su inabarcable diversidad, enriquecida en los últimos años por el arribo en aluvión de un millón de rusos que escaparon de la debacle soviética.
7. En el terreno religioso sucede exactamente lo mismo. Prevalece la pluralidad: entre los judíos existe un abanico que va desde la minoría de los ultra ortodoxos que siguen al pie de la letra las Escrituras, a un alto porcentaje de personas que no suscriben ningún tipo de creencia religiosa, a lo que se añade un 16% de la población compuesto por árabes israelíes que profesan la religión islámica, casi un 2% que son árabes cristianos, y una similar cantidad de drusos y otros feligreses de religiones escasamente representativas.

A esta breve reseña de enormes desencuentros se pueden sumar otras calamidades muy notables que hacen más admirable aún el milagro israelí: aunque los judíos constituían una viejísima nación, carecían de Estado desde hacía milenios, a mediados del siglo XX no tenían experiencia en autogobierno, y ni siquiera se comunicaban en un idioma común, dado que el hebreo era una lengua litúrgica que hubo que revitalizar, porque sólo la dominada una minoría muy educada y versada en cuestiones religiosas. En español existe un extrañísimo verbo, "desamortizar" -literalmente "sacar del mundo de los muertos"-, que se puede utilizar con relación al hebreo: es una lengua desamortizada, un idioma traído de nuevo a la vida por la indómita voluntad de la sociedad.

Excusas y coartadas

¿Para qué nos sirve este memorial de dificultades? Fundamentalmente, para desmentir prácticamente todas las excusas y coartadas convencionales con que pretendemos explicar nuestro relativo fracaso latinoamericano o los mediocres resultados de nuestras sociedades.

· No es verdad que el tamaño y las riquezas naturales expliquen el desarrollo y la prosperidad de los pueblos. Es difícil encontrar en el planeta un país menos naturalmente dotado que Israel.
· Tampoco es cierto que la variedad étnica y cultural constituye un valladar infranqueable, como escuchamos a menudo de quienes piensan que la presencia masiva de indígenas en países como Guatemala y Bolivia, o, en menor grado, Ecuador y Perú, hacen imposible el gran salto a la riqueza.
· Se equivocan quienes opinan que la falta de integración regional está detrás de la inmensa pobreza latinoamericana. Israel es una especie de pequeña isla, sin ninguna posibilidad a corto o medio plazo de integrarse económicamente en el mundo que lo rodea.
· Pensar que el problema latinoamericano radica en el diseño institucional contradice totalmente la experiencia israelí. El perenne debate latinoamericano sobre presidencialismo y parlamentarismo, y sobre federalismo o unitarismo, es entretenido, pero fundamentalmente inútil. Israel es gobernado por un sistema parlamentario endemoniadamente frágil, deficiente y complejo, y vive en medio de un perpetuo sobresalto político que casi siempre tiene al país al borde de la crisis de gobierno, lo que no significa que sea una nación inestable. Una cosa es la crisis de gobierno, que es lo que sufren con frecuencia los israelíes, y otra mucho más grave y diferente es la crisis de Estado, que es lo que padecemos los latinoamericanos con los golpes militares, las revoluciones y las refundaciones periódicas de la patria cada vez que un caudillo iluminado decide corregir los males que nos afligen.
· La idea, tan latinoamericana, de que los problemas se solucionan redactando una nueva y perfecta constitución, es una tonta manera de perder el tiempo y crear falsas esperanzas. Israel, pese a que era un requisito solicitado por Naciones Unidas en 1948, cuando se constituyó el país, no ha conseguido redactar una Constitución, y por ahora ha debido conformarse con lo que llaman "Leyes básicas", probablemente por la complejidad del Kenneset y las apasionadas tendencias que ahí se dan cita, y también, seguramente, por haberse decantado poco a poco por la escuela jurídica británica basada en la costumbre y la jurisprudencia, alejándose del modelo constitucional de Estados Unidos.
· Atribuirle los éxitos de Israel a la ayuda norteamericana es una injusta exageración. A lo largo de los 60 años de la existencia del Estado de Israel, la generosa ayuda norteamericana, esencialmente militar, excede ligeramente los cien mil millones de dólares. Es verdad que se trata de una cifra impresionante (especialmente cuando recordamos que el Plan Marshall sólo alcanzó los once mil millones de dólares), pero lo es menos cuando recordamos que una ayuda de esa misma magnitud es la que recibió Cuba de manos de la URSS durante los treinta años que duró el subsidio soviético, entre 1961 y 1991, sin lograr otra cosa que el empobrecimiento crónico del pueblo cubano. México, sólo durante el sexenio en que gobernó Vicente Fox, recibió ciento ocho mil millones de dólares por medio de remesas enviadas por los mexicanos radicados en Estados Unidos, suma que, sin duda, alivió las penurias de una parte de los mexicanos, pero que no redujo sustancialmente los índices de pobreza que atraviesa el país. Por otra parte, no puede olvidarse que el gasto militar es, fundamentalmente, improductivo, entre otras razones, por el costo de oportunidades perdidas: el soldado alojado en una barraca es un trabajador que falta en el taller, y el costoso tanque que patrulla la frontera sustituye a la máquina que fabrica zapatos o al robot que realiza cirugías de corazón abierto. La ayuda norteamericana quizás contribuye a explicar la supervivencia de Israel, pero no su éxito económico ni la calidad de vida alcanzada por sus pobladores.

Las razones del éxito

¿Dónde radica el secreto del éxito relativo de Israel, país situado en el lugar número 23, entre Alemania y Grecia, del total de 177 que clasifica Naciones Unidas en el Índice de Desarrollo Humano que el organismo compila anualmente?

Tal vez no sea muy difícil de entender, dado que prácticamente todos los países que ocupan las treinta primeras posiciones en el citado Índice tienen comportamientos similares, aunque entre ellas sean tan diferentes como Japón, Canadá e Islandia. Si Tosltoi afirmaba que todas las familias felices lo eran de la misma manera, y todas las infelices lo eran de forma distinta, es posible apropiarnos de la idea del novelista ruso y aplicarla al desempeño de las naciones.

· Las sociedades exitosas son aquellas en las que la inmensa mayoría de quienes la componen, comenzando por los gobernantes, se someten al imperio de la ley, se respetan los derechos humanos, se garantiza el ejercicio de las libertades individuales, y la prensa juega celosamente el papel de fiscal permanente de la conducta de los funcionarios electos o designados.
· Son sociedades gobernadas democráticamente dentro de límites claramente establecidos por la ley, en las que los líderes se comportan con arreglo a ciertos estándares mínimos de cordialidad cívica que norman las relaciones interpersonales, y en las que se rinde culto a la meritocracia, lo que las precipita a considerar cualquier forma de favoritismo como un deleznable agravio comparativo que descalifica a quien lo lleva a cabo.
· Son sociedades abiertas, en las que el aparato productivo descansa en el sector privado y las transacciones se realizan dentro de las reglas del mercado. Sociedades donde funciona la competencia económica, se cumplen los contratos, y se pueden hacer planes a medio y largo plazo porque los derechos de propiedad están realmente garantizados y el Estado no va a atropellarlos arbitrariamente.

En estas treinta sociedades de "acceso abierto", para utilizar la expresión del Premio Nobel Douglass North, los individuos perciben una cierta sensación de fair play que les induce a creer que sus esfuerzos legítimos producirán recompensas, que las violaciones de las normas serán castigadas, y que existe un sistema de justicia que les permitirá defender sus derechos cuando crean que son conculcados o cuando entren en conflicto con otros individuos o con el Estado. De ahí, de esa sensación de fair play, es que se deriva la vinculación emocional del ciudadano al Estado: vale la pena defenderlo porque está a nuestro servicio y no en nuestra contra, como frecuentemente percibimos en América Latina.

Por otra parte, hoy sabemos que el éxito de las sociedades deriva de la suma de dos capitales intangibles, más el medio social en que ambos se conjugan, a lo que se agrega la calidad de los gobiernos que administran el espacio público. Los dos capitales son el humano, compuesto por la educación de las personas, y el cívico, que incluye los valores y actitudes que perfilan el comportamiento. Es un elemento clave, además, la calidad del sistema de reglas en el que las personas interactúan, es decir, la idoneidad de las leyes y las instituciones de que disponen, y las medidas de gobierno o políticas públicas que se ejecutan con el producto de los impuestos recaudados.

También puede hablarse de capital material, acaso el menos decisivo, que se refiere a la disponibilidad de inversiones, de bienes de equipo y de infraestructura con que se cuenta. No obstante, el capital material, sólo puede fomentarse y sostenerse si los otros dos (el humano y el cívico) tienen suficiente entidad, si el sistema de reglas en el que estas fuerzas operan conduce al desarrollo, y si las medidas de gobierno son razonablemente acertadas. Cuando estos factores no se engarzan adecuadamente, el capital material se estanca o se destruye.

Los tres capitales


La riqueza de Israel, primordialmente, como sucede en todas las naciones técnicamente desarrolladas, está en las cabezas de sus gentes: en su gran capital humano. Por diversas razones históricas y culturales, los judíos constituyen una de las etnias que con mayor intensidad cultivan la formación intelectual. Sé que es un lugar común subrayar ese rasgo del pueblo hebreo (se ha dicho que al inventar un día, el sábado, para dedicarlo a las cosas del espíritu, comenzó a acumular capital intelectual), pero, sea cual fuere su origen, ahí está una de las claves del desarrollo económico del Estado de Israel, extremo que suele tratar de demostrarse con la impresionante lista de judíos de todas las nacionalidades que han ganado el Premio Nobel, a la que habría que agregar la de músicos y artistas notabilísimos.

La explicación es muy simple y se despliega ante nosotros casi como un silogismo: la riqueza sólo se crea en las empresas; para generar grandes sumas de riqueza es indispensable agregarle valor a la producción de esas empresas mediante procesos sofisticados que requieren conocimientos y expertise; esto sólo es posible si la sociedad cuenta con un número significativo de personas bien educadas. En eso, esencialmente, consiste el capital humano. Sin él, no hay desarrollo.

Pero el capital humano apenas da frutos si no va acompañado de un gran capital cívico. Es en ese punto en el que intervienen los valores y actitudes. En sociedades en las que predominan las personas respetuosas de las reglas -las reglas morales y las legales-, y en las que existe respeto por las jerarquías legítimas, y los ciudadanos tienen un compromiso real con la búsqueda de la excelencia, el capital humano florece.

Esto no quiere decir que en Israel, como en cualquier otra sociedad, no hay psicópatas o seres inescrupulosos que violan las leyes, o gentes que carecen de buenos hábitos laborales, pero las personas que muestran esos rasgos son percibidas con desdén por el conjunto de los ciudadanos y no son suficientes para descarrilar al país de la senda del desarrollo en que se encuentra o para destruir los fundamentos de la convivencia.

No me gusta sonar como un predicador religioso, pero sin valores morales y cívicos sólidos, las sociedades fracasan y las instituciones dejan de rendir su cometido. Lo que quiero decir es que en Israel, como en todas las naciones exitosas, hay sanción moral para los transgresores de las normas, actitud que no siempre está presente en grandes zonas de los pueblos latinoamericanos, donde el comportamiento corrupto o ilegal de los dirigentes no los invalida ante los ojos de muchísimas personas dispuestas a tolerar esas violaciones de las normas si ellas también pueden beneficiarse.

Cuando el presidente de México declaraba, recientemente, que al menos la mitad de las fuerzas policíacas mexicanas eran cómplices de los delincuentes, estaba reconociendo algo gravísimo: admitía, seguramente muy a su pesar, que una parte sustancial de la sociedad carecía de valores cívicos y de juicio moral, porque esas docenas de miles de personas de todos los estratos y de todos los rincones del país coludidas con los delincuentes de alguna manera eran una representación transversal de la propia sociedad mexicana, en la medida que los policías no son una casta especial de seres humanos.

La lección final

¿Qué han hecho, en suma, los israelíes? Insisto: lo mismo que la mayor parte de las naciones exitosas. Hace unos años invitaron a un parco filántropo norteamericano a dar el discurso de graduación en una universidad católica centroamericana, y le pidieron que reflexionara sobre los principios de la ética. Se limitó a repetir los "Diez mandamientos" y a reducirlos todos a una recomendación final nada original, pero absolutamente válida: compórtate con el prójimo como quisieras que él se comportara contigo. Su discurso duró tres minutos.

Si hay una lección que podamos extraer del ejemplo israelí es muy simple: si en medio del desierto, y luchando contra todas las adversidades este pequeño país ha podido convertirse en el "tigre semita", no hay ninguna excusa válida para que cualquier país de América Latina no pueda lograr una trayectoria similar. Pero, obviamente, para calcar esos resultados también hay que reproducir el modo de alcanzarlo. Ese comportamiento que, como a todas las familias felices a que aludía Tolstoi, caracteriza a todas las naciones exitosas. Ése es el camino. Es largo y complejo, y no hay ningún atajo que nos conduzca a la meta. Lamentablemente, ése es el secreto.

Fuente y distribución:
http://www.porisrael.org

LA CASA DE LA PAZ EN HEBRON


Hebrón, cómo evitar que la historia se repita
por Rubén Kaplan

La historia es como un profeta con la mirada vuelta hacia atrás, mirando lo que fue, nos anuncia lo que será.
El reciente desalojo compulsivo de 20 familias de colonos judíos de la Casa de la Discordia o "Casa de la Paz"en Hebrón, como la denominaba la activista de derecha Daniela Weiss de 63 años, por parte del ejército israelí, tácitamente, trajo doloras reminiscencias del ocurrido en Gush Katif, donde aproximadamente 8000 residentes hebreos fueron forzosamente expulsados en agosto del 2005 de la zona y sus casas demolidas, en virtud del plan de Israel de separación unilateral.
Hay notables discrepancias sobre la propiedad en cuestión. La Corte Suprema israelí autorizó al Gobierno a evacuar a los inquilinos judíos que ocuparon la casa en marzo del 2007. Según el abogado de ellos, Nadav Atzbani, fue comprada al vendedor palestino por más de un millón de dólares. "Tenemos documentos y unas imágenes de video donde se puede ver cómo el dueño de la casa firma el contrato y recibe el dinero".
Los palestinos, por su parte, niegan rotundamente haberles vendido la casa y advirtieron amenazantes que "si el Ejército israelí no frena las provocaciones y ataques de los colonos, las consecuencias, serán trágicas".
Como medida preventiva, La Corte Suprema de Israel, dictaminaba que había que proceder a la evacuación de la casa hasta que se determinara fehacientemente quien es el dueño.
Hebrón, ubicada a 32 kilómetros al sur de Jerusalén, en las montañas de Judea, es una de las ciudades más antiguas del mundo y la segunda de las cuatro más sagradas para el judaísmo. Precedida por la capital Jerusalén, le siguen en importancia Tiberíades y Safed.
En la Biblia se menciona al reino de Hebrón en el siglo XVIII A.C. y se afirma que antes de ser conquistada por los israelitas después del 1300 A. C. se la llamaba Kiryat Arba.
El texto sagrado, registra minuciosamente la primera adquisición de tierras de la que se tenga noticia. El capítulo 23 del Génesis relata que el patriarca Abraham, el primer monoteísta, cuando fallece su esposa Sara, decide adquirir al hitita Efrón a un costo dispendioso, la cueva de Majpelá para sepultarla y asimismo para que ese lugar en Hebrón, fuese su propia y definitiva morada. Allí reposan también, sus descendientes directos, Isaac y Rebeca y Yacob (Israel) y Lea.
El Rey David estableció Hebrón como su primera ciudad capital. Allí, él "reinó sobre Judea por siete años y seis meses, y en Jerusalén reinó treinta y tres años sobre Israel y Judea" (2 Samuel 5:5). En Hebrón, su hijo Absalom elevó el nivel de rebelión (2 Samuel.5 y 15). Yoham, el Rey de Hebrón, fue asesinado por Josué en la batalla de Ayalon durante la conquista de Canaán (Josué 10:3).
Estas sucintas referencias, demuestran inequívoca y taxativamente el ancestral carácter judío de Hebrón.
El historiador Paul Johnson considera a Hebrón un paradigma de la obstinación judía a lo largo de cuatro mil años.
"Ningún pueblo ha mantenido durante tanto tiempo un vínculo tan emotivo con un determinado rincón del planeta".
Ese conmovedor apego histórico-religioso no fue convalido por el Gobierno de Israel. El 17 de enero de 1997 se suscribió el Protocolo concerniente a la retirada de Hebrón que fue firmado por el terrorista Yasser Arafat y el entonces primer ministro israelí Benjamín Netanyahu. Fue la primera vez que el Likud apoyó la retirada de los territorios de Cisjordania, (también conocida como Judea y Samaria) asumiendo la posición que sustentaba exclusivamente el Partido Laborista.
A raíz de la evacuación de los colonos de la Casa de Hebrón, se suscitaron algunos repudiables episodios de violencia, por parte de estos hacia algunos árabes de la ciudad. La exasperación por la política del Gobierno de Israel, no justifica hechos de vandalismo, ajenos a la esencia del pueblo judío. En una desafortunada declaración, el jaqueado por la Justicia y cada vez más desprestigiado Primer Ministro Ehud Olmert, calificó banalmente a los sucesos como pogroms.
No puede desconocer Olmert que un pogromo o pogrom(del ruso ïîãðîì,pogrom: DEVASTACIóN consiste en el linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes, casas, tiendas, centros religiosos, etcétera. El término ha sido históricamente usado para denotar actos de violencia indiscriminada, contra los judíos.
Precisamente en Hebrón, el 23 de agosto de 1929 se inició un pogrom durante el Mandato Británico de Palestina, perpetrado por una masa de árabes armados de bastones y cuchillos que se agruparon para asesinar a los judíos de Jerusalén y sus alrededores, para desde allí, extenderse al resto del territorio.
Un día antes de la matanza, el líder palestino y Gran Mufti de Jerusalén, Amin Al-Husayni incitó abiertamente a los árabes de Palestina a salir a matar judíos, lo que efectivamente sucedió después de la plegaria de los viernes.
Hebrón fue el epicentro de los hechos de mayor gravedad. Mientras la comunidad judía integrada por alrededor de 800 familias que convivían pacíficamente junto a miles de vecinos árabes, descansaba en el shabat, 67 miembros de la grey, fueron asesinados brutalmente dentro de sus casas y sinagogas. Hebrón se convirtió en una ciudad de violaciones, terror y asesinatos. Vejaciones de toda índole, precipitaron la huída despavorida de la población judía, lo que constituyó un hecho calificado, de limpieza étnica.
Como consecuencia de lo que pasó a denominarse la Masacre de Hebrón, los sobrevivientes se vieron obligados a huir y sus bienes fueron confiscados y ocupados por los residentes árabes hasta la Guerra de los Seis Días.
El jeque Himan Sa'id Guía Supremo de la Hermandad Musulmana de Jordania, en discurso televisivo en la cadena libanesa Al Manar, bajo la férula del grupo terrorista Hezbollah y que retransmitió la Autoridad Palestina, se mostró ávido por reeditar la Matanza de Hebrón.
En uno de los clips traducidos por Medio Oriente Media Research Institute (MEMRI) difundido esta semana, se vio y escuchó la siguiente arenga gritada en tono jadeante: "Oh noble Gaza, eleva tu cabeza en alto. Ustedes han hecho a los musulmanes elevar sus cabezas en alto. Y tú, pueblo de Hebrón, que estás librando una guerra contra los judíos, están bien versados en esto. Vimos como en un día en 1929 sacrificamos a los judíos en Hebrón. Mátenlos en Palestina.
Asimismo, en su virulento discurso Sa'id exhortó a la Autoridad Palestina a iniciar formalmente una tercera Intifada para llevar a cabo ataques suicidas con bombas para masacrar a los judíos de Israel.
El Gobierno, la clase política de Israel y la comunidad internacional que promueven la creación de un Estado Judío y otro de Palestina, debieran prestar atención al mensaje televisado de Osama Hamdan, representante de Hamas en Líbano, quien dijo claramente y sin ambigüedades: "Nuestro objetivo es liberar a toda Palestina, desde el río hasta el mar, desde Rosh Hanikra a Umm Al-Rashrash (Eilat). A partir de Gaza. Señores… No queremos un Estado de 364 kilómetros cuadrados en tamaño, ni tampoco un Estado por el cual tuvimos que mendigar en la mesa de negociaciones. Ese Estado nunca llegará a ser.
Lo que queremos es un Estado Libre. Que mantiene su dignidad, 27.000 kilómetros cuadrados en tamaño, el tamaño de Palestina en su totalidad".

A 60 AÑOS DE LA DECLARACION DE DERECHOS HUMANOS


NO FUE CUMPLIDA
Ana Jerozolimski
Editorial Semanario Hebreo. Uruguay


60 años después, ya está claro.

La Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada el 10 de diciembre de 1948 por la entonces muy joven organización de Naciones Unidas, no ha sido cumplida. Uno de los peores elementos en este difícil resumen, es que el marco mismo que votó entusiasta aquella declaración, por 48 votos a favor, ninguno en contra y algunas abstenciones, es el que en la práctica, da legitimidad a quienes violan los derechos humanos abiertamente, hasta permitiéndoles presentarse como los verdaderos paladines de la justicia con "derecho" a hostigar a la democracia israelí que lucha por defenderse.

La Comisión de Derechos Humanos está compuesta por casi 50 países, numerosos de ellos regímenes no democráticos que muy lejos están de comprender siquiera cómo funciona un país en libertad. Según el Embajador de Israel ante las instituciones de la ONU en Ginebra, se trata de miembros de tendencias no solamente anti israelíes sino claramente anti-occidentales, en cuyos territorios se cometen atrocidades pero tienen tiempo únicamente para proponer condenas categóricas a Israel.

Es esa Comisión la que no ha hecho nada por los asesinados en las masacres de Darfur, pero tiene tiempo para abocarse a inspeccionar a Israel con lupa,exigiendo uno de sus representantes especiales que Israel tome 100 medidas para aliviar la situación de los palestinos en la Franja de Gaza, haciendo caso omiso de los disparos diarios de cohete desde allí hacia Israel.

Exigen a Israel levantar el bloqueo de Gaza, retomar el aprovisonamiento como si aquí no pasara nada...y ni una palabra sobre la agresión que sufre Israel.

Aclaremos: no es sencillo el tema del bloqueo , es evidente que también inocentes sufren sus consecuencias y claro está que la población civil no es la que dispara los cohetes. Por otro lado ¿tiene Israel mucho margen de maniobra? ¿No es natural que tome a Gaza como zona hostil desde la que se le ataca, aunque allí haya no sólo terroristas sino también hombres, mujeres y niños? ¿Cómo actuaría cualquier país normal atacado por su vecino al que abastece de agua, electricidad, combustible y otras mercaderías? ¿Seguiría pasándole todas las mercaderías si sigue disparando? No nos parece....

Y no estaría de más recordar que es Hamas quien maniobra con la supuesta crisis humanitaria aguda, ya que se guarda reservas de combustible y gas para sus necesidades.Todo pasa por los túneles subterráneos entre Sinaí y Gaza y Hamas gana mucho de ese contrabando, que garantiza que no falte nada en Gaza. Pero juegan a la escasez, para presionar a Israel. A tal punto que ayer, cuando Israel decidió reabrir parcialmente los pasajes fronterizos y permitir la entrada de mercadería, elementos involucrados en el contrabando intentaban organizar disparos de cohetes para alterar el abastecimiento desde Israel, que no les conviene.

La Comisión de Derechos Humanos acusa a Israel de "crímenes de guerra", aunque se abstiene de responder masivamente a los cohetes por medios militares a tal punto que la población de la zona afectada se siente totalmente abandonada por su propio gobierno. "Debemos actuar con responsabilidad"- dice el Ministro de Defensa Ehud Barak----y en Sderot no entienden de qué habla....


ISRAEL Y LA SEGURIDAD


Israel y la seguridad de las Instituciones judías
por Natalio Steiner

Una de las lecciones más importantes que debe dejarnos el cobarde y múltiple ataque terrorista en la India, en especial al Beit Jabad, es que el brazo protector de Israel no siempre es tan largo como se piensa. Y esto vale especialmente para los judíos argentinos que no solo sufrieron dos terribles atentados sino que vuelven a estar amenazados por la penetración iraní en la región de la mano del irresponsable Hugo Chavez y otros socios latinoamericanos .
Desde febrero del 2008 el sistema de seguridad de Israel ha estado haciendo enormes esfuerzos para brindar más seguridad a los ciudadanos israelíes en el mundo, en especial en el sureste asiático, y a centros comunitarios judíos debido a los temores generados por un posible ataque del Hizbollah en represalia por la eliminación de Imah Mugnieh, terrorista involucrado en graves atentados, entre ellos contra la AMIA.
En estos últimos diez meses, Israel frustró varios intentos muy graves. Sin embargo el ataque islamista en Bombay demuestra que frente al terror islámico local en países emergentes, las posibilidades de éxito de Israel son bajas.
Es posible, con grandes esfuerzos y el apoyo de otros servicios de inteligencia de países amigos, frenar operaciones de Hezbollah contra blancos israelíes fijos pero es imposible defender a los turistas israelíes o a dirigentes religiosos que han sido marcados como blanco en un ataque tan artero como el lllevado a cabo en Bombay.
Los sucesos en el Beit Jabad fueron dramáticos. Las fuerzas antiterroristas de la India, en una estrategia que nos recuerda el accionar de los rusos ante los secuestros, no ganaron tiempo en negociación alguna con los terroristas dado que la niñera que salvó al hijo del rabino casi confirmó el asesinato de los padres antes de la irrupción armada. Frente a semejante desafío los indios pasaron a la acción inmediata.
Israel, a lo largo de los años, decidió actuar de otra manera en caso de toma de rehenes. La negociación con terroristas, de ser posible, no esta destinada a ceder a las demandas de los secuestradores, sino a desgastarlos, colectar información adicional y dar tiempo a la planificación de un operativo antisecuestro. En Bombay el escenario fue diferente : los comandos indios llevaron a cabo una lucha en varios frentes con centenas de rehenes dispersos y en una lucha contra el tiempo.
Los ataques en Bombay fueron precedidos solo por advertencias generales de ataques a objetivos israelíes en la India. Precisamente lo contrario sucedió en Tailandia. De allí Israel recibió puntuales advertencias que incluían la posibilidad de atacar el Beit Jabad en Bangkok, capital de Tailandia, más grande que el Beit Jabad de Bombay. De hecho durante las últimas Altas Fiestas, este Beit Jabad tuvo un importante refuerzo de seguridad. En general, por sus políticas de puertas abiertas y generosidad idealista, los Batei Jabad del sudeste asiático son considerados por los servicios de inteligencia como " blancos dulces ".
Si bien desde el 11-09-2001 el Mossad y el servicio de Inteligencia Militar del Ejército han puesto entre sus prioridades la recolección de información sobre terrorismo islámico internacional, los logros han sido limitados.
La relativa demora de 48 horas por parte del ejército indio en irrumpir en el centro comunitario judío,abrió una ventana de opciones para la intervención y el despliegue de una fuerza comando israelí. Tzahal posee un plan elaborado para el envio de comandos al exterior para liberar rehenes pero queda claro que el gobierno indio rechazó el ofrecimiento por cuestiones políticas. También es claro que la elección del Beit Jabad como blanco no fue casual pero no fue el principal objetivo. El ataque en la India no estaba motivado solo por las ambiciones de los separatistas paquistaníes sino en "castigar " a la India por sus alianzas estratégicas con países como EE.UU., Israel, Turquía, Gran Bretaña, países que no tienen actitudes claudicatorias ante el terror.
De una forma u otra el ataque múltiple fue un éxito para los terroristas. El ataque reflejó una preparación de los comandos terroristas; una cuidados planificación, una labor de inteligencia, uso de tecnología sofisticada y una sincronización que permitió desnudar las falencias de la inteligencia india.
La India tuvo su 11-09 y en todos nosotros subsiste una indisimulable sensación de vulnerabilidad colectiva.
Aprendamos las lecciones para que no se repitan.
El autor es co director del semanario Comunidades de Buenos Aires

BARACK OBAMA EN CAMBIOS?


El súbito sarpullido de pragmatismo de Barack Obama
Por JOSE BRECHNER
El giro hacia el centro de Barack Obama es dulcemente encantador, sin embargo será con el desarrollo de su administración que veremos cómo se perfila el destino de los Estados Unidos.
El giro hacia el centro de Barack Obama es dulcemente encantador, sin embargo será con el desarrollo de su administración que veremos cómo se perfila el destino de los Estados Unidos.
La política internacional en manos de Hillary Clinton, que hasta ahora difería con la del presidente electo, es la que definirá el rumbo del nuevo gobierno demócrata.
Si Hillary se mantiene firme con respecto a Irán, Ajmadineyad podría volar en pedazos junto a sus reactores nucleares. La Clinton dijo que hay que arrasar con Irán, mientras Obama opina que hay que sentarse a tomar el té con su presidente.
El tema es crítico, porque no se puede arriesgar la seguridad de Europa, Estados Unidos e Israel, consintiendo a las provocaciones de un régimen que distribuirá armas nucleares a Hezbollah y Chávez si se le permite proseguir enriqueciendo Uranio.
La guerra en Irak, que ha sido el principal motivo del descenso en la popularidad de Bush, también cobra un nuevo cariz, ya que por primera vez en la historia de los Estados Unidos, un ministro es ratificado en su cargo después de un cambio de gobierno, y es nada menos que el de Defensa, Robert Gates.
Irónicamente, mientras Obama sesudamente decide continuar con la acción militar de su predecesor, Bush dijo que su peor error fue atacar Irak, por confiar en los informes de las agencias de inteligencia que reportaron la existencia de armas de destrucción masiva. El asunto es para poner los pelos de punta. ¿Si no se puede confiar en los informes de inteligencia, en manos de quién está la seguridad de Occidente?
El escenario político en Washington es risueño: Bush le da la razón a Obama, y Obama le da la razón a Bush. Los Clinton y sus amigos se quedan con un gran pedazo de la torta, todos terminamos la campaña como buenos amigos, y empezamos una nueva etapa en unidad y placentera armonía como corresponde a una democracia responsable, pero veremos cuánto dura el idilio en el gabinete.
Si Hillary Clinton que es de temperamento fuerte y posturas intransigentes, se torna inconveniente para Obama, puede ser retirada de su puesto, quedándose sin la Secretaría de Estado y sin su Senaduría, porque para ejercer en el Ejecutivo debe renunciar al Legislativo, y no puede retornar al puesto dejado.
De Obama lo único concreto que sabemos es que no tiene ancla, y así como ahora está en el centro, mañana puede retornar a la extrema izquierda. Su pasado político es demasiado fresco como para tener una perspectiva cabal de su futuro proceder.
En todo caso tuvo la decencia de admitir que no lo sabe todo y que necesita gente con experiencia a su lado. Esperemos que esa actitud de buscar el consejo de sus mayores sea constante y no le dé un ataque de acné narcisista que lo lleve a tomar decisiones alocadas.
La más aturdida con su súbita moderación es la extrema izquierda que le dio su voto, confiando en que ejecutaría numerosos cambios que obviamente no se llevarán a efecto, por lo menos en la primera fase de su gobierno. No porque no quiere, sino porque no puede.
Socializar la medicina, elevar impuestos, aumentar las jubilaciones, y redistribuir la riqueza, se puede intentar cuando sobra el dinero. En las condiciones actuales, lo más probable es que las promesas quedarán en promesas.
El dubitativo presidente electo además aclaró, que cuando en su campaña electoral se refirió al “cambio”, estaba hablando de él, indicando que su persona es el cambio prometido. Evidentemente el mundo entero malinterpretó sus palabras.
No hay que tornarse muy optimista, dándole tiempo para ver cómo se comporta. Dice George Will: la parte agradable de ser pesimista, es que constantemente compruebas que tienes razón, o puedes ser gratamente sorprendido.
www.josebrechner.com

PELICULA ISRAELI PARA EL GLOBO DE ORO


Nominan a la película israelí "Waltz with Bashir" para los premios Globo de Oro

El film se encuentra en la terna de "Mejor Película Extranjera". La ceremonia de entrega de los Globos de Oro tendrá lugar el 11 de enero en Los Ángeles.
El film animado israelí "Waltz with Bashir" fue nominado para los premios Globo de Oro como mejor película extranjera."Waltz with Bashir" competirá contra la alemana, "The Baader Meinhof Complex", la coproducción entre Suecia y Dinamarca, "Everlasting Moments", la italiana "Gomorrah" y la francesa "I've Loved You So Long", según informó el medio israelí Haaretz.La ceremonia de entrega de los Globos de Oro tendrá lugar el 11 de enero en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles.El film de Ari Folman obtuvo varios galardones en el último tiempo, entre ellos el del mejor documental otorgado por la Asociación Internacional de Documentales, premio que compartió con una coproducción norteamericana-inglesa, "Man on Wire", dirigida por James Marsh. Además, ganó por su música el premio de la Academia de Cine Europeo.

LA HOMOSEXUALIDAD EN IRAN


Una situación insostenible que requiere todo nuestro apoyo
Por Arsham Parsi


El Código Penal Islámico, basado en la Sharia, autoriza el castigo a los homosexuales bajo penas de azotes, colgamientos, apedreamientos, despedazamiento en dos del individuo o su ejecución desde un edificio o acantilado. La homofobia está profundamente arraigada en la sociedad iraní. Ya el Ayatolá Jomeini llamó al exterminio de los homosexuales tras el triunfo de la Revolución Islámica en 1979 denominándolos "parásitos y corruptores de la nación". Irán es conocido como el país que castiga con más severidad las relaciones homosexuales consentidas y entre adultos. En este contexto de persecución, las organizaciones homosexuales iraníes necesitan más apoyo que nunca. Arsham Parsi es Fundador y Director de Iranian Queer Organization, con sede en Canadá. Es premio a la Excelencia en Derechos Humanos por la ciudad de Toronto. Ponencia presentada en el I Congreso Internacional "Derechos Humanos, Sociedad Civil y Homosexualidad en los países de mayoría musulmana".

A pesar de estar invitado a participar en este el I Congreso Internacional "Derechos Humanos, Sociedad Civil y Homosexualidad en los países de mayoría musulmana" no he podido asistir por razones de fuerza mayor. Lamento no haber podido presentar mi ponencia personalmente, dificultades con mi visado y la llegada de homosexuales iraníes refugiados desde Turquía hacia Canadá me han imposibilitado estar con vosotros en España.

La institución que represento, la Iranian Queer Organization (IRQO), es la única organización activa que trabaja en pos de los derechos de los Queers iraníes (gay, lesbianas, bisexuales y transexuales) en todo el mundo. Nuestra tarea se centra en la documentación de las violaciones de los derechos humanos, el envío de cartas de apoyo a los homosexuales iraníes que buscan asilo y refugio, y la lucha contra la homofobia.
La documentación que proveemos sobre la situación de los derechos humanos en Irán es conocida por su fiabilidad y credibilidad. IRQO está registrada en Ontario, Canadá, y es miembro de las siguientes organizaciones internacionales: Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA) con sede en Bruselas, la Red Cultural de Gays y Lesbianas (ILGCN) de Estocolmo, la Asociación Arco iris de Toronto y el Comité Consultivo de la Fundación Hirschfeld-Eddy para la promoción de los Derechos Humanos del colectivo LGBT. El pasado mes de abril nuestra organización recibió el Premio Felipa De Souza otorgado por la Comisión Internacional de los Derechos Humanos de los Gays y Lesbianas (IGLHRC) con sede en Nueva York.
La homofobia está profundamente arraigada en el seno de la sociedad iraní. Ya en 1979 el Ayatolá Jomeini llamó al exterminio de los homosexuales declarándolos “parásitos y corruptores de la nación” y “propagadores del mal”. Dado que Jomeini ostentaba el papel de guía espiritual, el marja-e-taqlid o aquél a quien todos debían imitar, sus palabras tenían una enorme fuerza y legitimidad sobre la población. Pero la extensión de la homofobia no sólo es una cuestión religiosa, es un reflejo también de un sistema social patriarcal donde la sexualidad es controlada desde el Estado y está al mero servicio de la reproducción.
En el marco de la región del Golfo y de Oriente Medio, Irán es el país que actúa con mayor severidad contra el acto homosexual consentido y realizado entre dos varones adultos. La sodomía está penada con la ejecución, independientemente que el sujeto sea activo o pasivo. El artículo 111 del Código Penal Islámico establece que “la Sodomía es condenada con la ejecución, más allá de que los sujetos activos o pasivos que la cometan sean adultos y actúen en voluntad propia”. La condena a muerte es también el castigo recibido si el acto sexual es cometido entre un musulmán y un no musulmán.
La condena por sodomía depende, según el Código Penal Islámico vigente en el país, del criterio del juez de turno. Esta legislación es muy laxa respecto a las pruebas y cualquier tipo de evidencia es utilizada en contra de los acusados. De todos es sabido que la práctica de la tortura es utilizada frecuentemente como medio para “arrancar” confesiones relacionadas con las prácticas homosexuales. En 2002 el Consejo de los Guardianes de la Revolución, integrado por doce altos clérigos, intentaron promover en el Parlamento ciertas restricciones al uso de la tortura pero esta propuesta no fue apoyada por el gobierno. El régimen iraní mantiene un régimen de incomunicación indefinido para los detenidos y estigmatiza de manera significativa a ciertos detenidos, entre ellos los homosexuales, privándoles de las mínimas protecciones jurídicas.
La pena de muerte por sodomía no existe sólo en el papel, es practicada y reforzada. Los procesos judiciales por “cargos morales” han estado bajo el foco de las cámaras, de hecho, la presión internacional contra la frecuencia de las ejecuciones llevó al gobierno iraní a controlar de manera férrea la cobertura mediática sobre las penas de muerte -- recordemos que Irán es el segundo país en términos de ejecuciones per cápita del mundo--. Dada esta “ocultación mediática” es imposible determinar el número de asesinatos por razones de orientación sexual.
Otra de las características de la situación LGBT en Irán es la sombra de la vigilancia policial. Lo singular de esta realidad es que la vigilancia hacia estas “conductas desviadas”, según la terminología policial, no la ejercen sólo los cuerpos de seguridad del Estado. Existen instituciones semioficiales y un gran número de voluntarios que velan por la moralidad pública, recibiendo apoyos para ejercer su labor de los estamentos policiales, judiciales y de los clérigos conservadores. A finales de 2004, el Poder Judicial estableció un nuevo grupo denominado Setad-e Hefazat-e Ejtemae (División para la Protección Social) encargado de la supervisión de los crímenes morales. Este órgano tiene como objetivo controlar “las enfermedades sociales de cada vecindario o región”, así como “los sujetos desviados”. En Julio de 2005, un veterano Juez confesó a la prensa que 210 unidades de esta División para la Protección Social contaban con más de 1,700 voluntarios sólo en la ciudad de Qom.
En cuanto a la realidad del colectivo de lesbianas su situación no es mejor que la de sus hermanos gays. En la mayoría de los casos las mujeres son forzadas al matrimonio por la sociedad o por su propia familia. Además de recibir latigazos, el castigo por lesbianismo puede llegar hasta la pena de muerte si la mujer es detenida en cuatro oportunidades. Aquellos que piensan que las lesbianas no están amenazadas se equivocan. Este colectivo no tiene ninguna garantía jurídica de cara al gobierno iraní. Cada vez que son detenidas corren el riesgo de ser violadas, golpeadas o incluso torturadas hasta la muerte.
Finalmente, el colectivo transexual tampoco es inmune a la tortura y a la persecución. Los transexuales corren el riesgo permanente de ser golpeados o arrestados por las fuerzas policiales conocidas como el cuerpo Basiji. Este órgano policial no necesita identificarse y actúa con total impunidad. A pesar de que Irán autoriza legalmente el cambio de sexo, esta operación se realiza no sin dificultades. Los médicos encargados no tienen en cuenta los factores psicológicos y emocionales de cada individuo. Las operaciones se realizan de forma incompleta y, en la mayoría de los casos, con un gran número de errores médicos. En la mayoría de los casos los transexuales deben permanecer en vigilancia post operatoria y contraen enfermedades por la mala praxis médica.
Quisiera terminar con una reflexión y con un llamamiento. Los países que deportan a los homosexuales iraníes que demandan asilo de vuelta a Irán cometen un gravísimo error. En Irán no vivirán seguros y no se respetará su opción u orientación sexual. Con estas deportaciones algunos Estados están violando la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en concreto los puntos que hablan de la protección de los derechos individuales, la salvaguarda de la vida, la libertad, dignidad, privacidad, la no discriminación y el derecho al asilo, entre otros.
Necesitamos todo vuestro apoyo para continuar defendiendo los derechos del colectivo LGBT en Irán.
Gracias.
Arsham Parsi



Los interesados en contactarnos pueden hacerlo a:
IRanian Queer Organization – IRQO
http://www.irqo.netinfo@irqo.netteléfono: 001-416-548-4171

MUJERES MUSULMANAS


Represión a los derechos humanos en el Mundo Árabe
Pedro Canales escribe que el mundo árabe, esta región del planeta que va desde el Atlántico hasta el Golfo, y que comprende 22 estados y cerca de 400 millones de habitantes, sigue teniendo pendiente la asignatura de los derechos humanos y las libertades. Según un estudio del Instituto de Estudios de Derechos del Hombre de El Cairo, bajo el título "De la exportación del terrorismo a la exportación de la represión", el panorama de la región es muy sombrío en términos de derechos y libertades. Pedro Canales es corresponsal diplomático del periódico digital "El Imparcial" en el mundo árabe.
Bajo este título evocador, "De la exportación del terrorismo a la exportación de la represión", el Instituto de Estudios de Derechos del Hombre de El Cairo, acaba de hacer público un informe en el que constata la precaria situación de los países árabes en cuanto a derechos humanos se refiere.
Al tiempo que se verifica que "los extremistas islámicos están cada vez menos en el punto de mira, la represión se intensifica hacia los reformistas, los defensores de los derechos del Hombre, la prensa independiente, los periódicos digitales y los líderes de los movimientos de protesta y otras formas de acción política en los países árabes", afirma el estudio.
Quizás el elemento más sorprendente y preocupante es la constatación de que "se está exportando la represión local creciente fuera del mundo árabe a través de los mecanismos internacionales de la ONU y de la llamada Iniciativa de Partenariado Euromediterráneo". Represión dirigida a diferentes organizaciones de la sociedad civil críticas con los regímenes en el poder.
Este Instituto cairota ha hecho un análisis detallado de diferentes países, Egipto, Túnez, Argelia, Marruecos, Arabia Saudita, Bahrain, Siria, Iraq, Palestina, Sudán, Líbano y Yemen, y en ellos ha constatado una degradación general de los derechos y libertades.
La Liga de Estados Árabes, organismo supranacional que agrupa a los 22 países del área geográfica, "muestra cada día más tendencias autoritarias". El estudio pone como ejemplo el apoyo de la Liga a los organizadores del golpe de Estado militar en Mauritania que en agosto pasado derrocó a un gobierno legítimo salido de las urnas. "También ha apoyado al régimen sudanés, responsable de las masacres en Darfur".
Analizando la situación en Yemen, Iraq, Sudán y Líbano, entre otros, el estudio señala "el aumento de las tensiones étnicas, sectarias y religiosas", y añade los ejemplos la discriminación de los chiitas en Bahrain y en Arabia Saudita, la represión a la minoría kurda en Siria, y el fanatismo religioso creciente en Egipto, donde el gobierno cierra los ojos ante la marginación de los siete millones de cristianos coptos. En Arabia Saudita y en Argelia, constata el informe, también aumenta la represión a las libertades religiosas.
En el terreno político el Instituto de El Cairo pone en evidencia el bloqueo existente. "La alternancia pacífica y democrática y los cambios de poder y de gobierno son prácticamente imposibles de realizar". Y en este capítulo tampoco se libran los países llamados "moderados", como Argelia y Túnez, por ejemplo, donde se modifica arbitrariamente la Constitución "para permitir a los presidentes de turno repetir mandato".
En pocas palabras, el Informe del Instituto de Estudios de los Derechos Humanos de Egipto se muestra profundamente pesimista en cuanto al porvenir inmediato de la región en lo que a derechos y libertades se refiere.
Fuente: Periódico digital El Imparcial

Ojo por ojo en Irán
El integrismo religioso alimenta una justicia vengativa incluso contra menores
El editorial del periódico El País sostiene que el integrismo religioso que sustenta y modela al régimen iraní no sólo inspira un sistema penal vulnerador de derechos de la persona, como el castigo incluso con pena de muerte de las relaciones homosexuales, sino que alimenta una justicia vengativa que no perdona siquiera a los menores. En la actualidad, 150 adolescentes iraníes esperan en las cárceles la hora de su ejecución por ahorcamiento. Resulta hipócrita esperar a que el menor alcance la mayoría de edad para ejecutar la sentencia, como si ello le despojara de la crueldad propia de una justicia regida por el bárbaro ojo por ojo de la ley del talión. Como lo es defender que la homosexualidad no se castiga, sino sólo su práctica.
Editorial El Pais 7/12/2008

¿ NO FUE SUFICIENTE ?


¿Como explicarnos?

¿Cómo explicar, tantos años después, con tantos esfuerzos hechos para rescatar, desarrollar, difundir la memoria de la Shoah, un incremento de actos antisemitas? ¿Cómo explicar este incremento después de la Shoah misma? ¿Que catástrofe será necesaria para erradicar el antisemitismo? Estas preguntas son de Elie Wiesel.
* Ha ocurrido un hecho natural, habitual y lógico de acuerdo a nuestra mentalidad, a nuestra concepción de convivencia y a la tolerancia entre los seres humanos. La prensa egipcia difundió una fotografía de Mohamed Sayed Tantawi, máxima autoridad religiosa suní del mundo, gran imán de la Mezquita de Al Azhar y director de la universidad del mismo nombre; estrechando la mano al presidente israelí Simon Peres en un foro de diálogo interreligioso celebrado en las Naciones Unidas. Esto desato una cataratas de duras críticas, repudios y rechazos de los mas diversos sectores de la dirigencia egipcia: catedráticos universitarios, analistas políticos, prestigiosos periodistas, dirigentes políticos oficialistas y de la oposición, funcionarios gubernamentales han solicitado su inmediata renuncia y exigieron la presentación de urgentes disculpas "por el muy caluroso e íntimo apretón de manos que ha provocado a la mayoría de los egipcios, ofende a los musulmanes y supone un insulto para la Universidad de: Al Azhar".
* El vicepresidente iraní, Esfandyar Rahim Mashaei que en estos momentos esta peregrinando en La Meca, expresa sus mas profundos pensamientos de esta manera: "el corrupto y criminal régimen sionista está perjudicando no sólo el mundo árabe e islámico, sino a la humanidad en su totalidad y con el fin de salvar a la humanidad de sus diferentes crisis, no hay otra forma que limitar la influencia sionista sobre la sociedad humana, porque la raíz y el origen de la mayor parte de la actual crisis mundial están relacionadas con el sionismo". Hace así un llamamiento a la destrucción de Israel que debería convertirse en un objetivo internacional y una demanda mundial.
* El ex presidente de Irán, el ayatolá Akbar Hashemi Rafsanjani que es un conocido e influyente religioso islámico, amenazo, en un sermón de la oración de los martes y que fueron trasmitidos por la radio estatal iraní, que la ira musulmana explotará y "quemará" a los israelíes como consecuencia del actual bloqueo a los terroristas de Hamás, en la Franja de Gaza.
* El Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el padre Miguel D'Escoto Brockmann, en un claro gesto de parcialidad, discriminación y autoritarismo anti israelí quiso impedir que la embajadora de Israel, Profesora Gabriela Shalev, hablara en una sesión para conmemorar los sesenta años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aludiendo al Holocausto como la principal motivación de la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU.
Lo que ocurre es que el antisemitismo sigue presente, el antisemitismo no se ha ido, siempre ha estado, siempre evolucionando; tras un tiempo de aparente calma a causa del Holocausto, volvió para quedarse, volvió para adaptarse a los nuevos tiempos, a los tiempos de la globalización del antisemitismo.

El antisemitismo ahora se transmite instantáneamente a todo el mundo, por medio de las nuevas tecnologías, por satélite, por Internet y por televisión, disimulado ahora bajo el nombre de antisionismo. Los países árabes adoptaron el clásico antisemitismo europeo y lo expandieron renovado por el mundo a través de las Naciones Unidas, de las instituciones de derechos humanos, de la nueva pléyade de dictadores y tiranos de todo tipo y pelaje, de intelectualoides progresistas, de las agencias noticiosas internacionales ávidas de lucros y dividendos, etc.

El Rambo israelí ha reemplazado al Shylock de Shakespeare, el estereotipo del judío avaro y maligno del antisemitismo tradicional se ha convertido ahora en el hebreo sionista que somete, oprime y mata con su poder político, económico y militar a las ¨ sufridos palestinos ¨ en su pretendida ambición de dominar al mundo. Mitos, estereotipos, prejuicios, mentiras y deformaciones al servicio del nuevo antisemitismo, el mismo de siempre pero maquillado y enmascarado: el antisionismo.
Dr. Guido Maisuls
Escritor y ensayista
Kiriat Bialik, Israel.
guidomaisuls@gmail.com

ENTREVISTA A GASTON SEGURA


La Cuestion Judia
Antonio Escudero entrevista a Gaston Segura*

AER: Antonio Machado, un poeta singularmente amado por mí, escribe: Caminante, no hay caminos, se hace camino al andar. Ligando esto con el destino errante del pueblo judío, son su constante peregrinación en busca de una tierra donde asentarse, yo te preguntaría si no te parece contradictorio que un pueblo tan "definido" como el judío se haya constituido sobre caminos hechos al andar, sin fin ni meta precisa, salvo su asentamiento en Israel.

GS: No, si entendemos la judeidad como el pueblo elegido por Dios y al que Dios le otorgó la tierra Canaán. El resto, es decir, las sucesivas diásporas, son meros extrañamientos que el israelita debe vencer para retornar a la "tierra prometida" y también "otorgada"; sólo que el más largo de estos extrañamientos han llegado durar hasta dos mil años y el israelita o los israelitas han desarrollado su condición de tales en exilio, constituyendo esa judeidad, ese exilio permanente y secular y ese anhelo del retorno a la "tierra perdida" como una condición sin la cual hoy no entendemos lo judío y al judío mismo.

AER: Se dice que la Historia comenzó con la Escritura. Teniendo en cuenta que no hay pueblo como el judío que se haya construido sobre las escrituras entendidas como Ley, mandato, ¿serían los profetas hebreos los primeros constructores de la Historia tal como la entendemos: no desde atrás sino hacia adelante, reclamada desde el futuro?

GS: Creo que mezclas dos conceptos, uno, el de Historia, como relato memorioso de lo colectivo, sea de un pueblo o de la humanidad completa y el otro, ese reclamo que le atribuyes a los profetas. Esa consumación del proyecto histórico en Hegel tendría un sentido, en Marx, otro, y en un rabino, un tercero. Y si encima pensamos que la lengua alemana se asentó en su periodo clásico sobre la traducción de Lutero de la Biblia, vemos que existe un punto de convergencia en los tres ejemplos que te acabo de citar; es decir, en esa necesidad de que el curso de la Humanidad, o al menos, de los creyentes en Dios se consume en un momento histórico final donde ya no tenga sentido el largo suceder de los siglos porque se haya alcanzado el "estado perfecto del hombre en la tierra", y este estado coincidiría con un proyecto angustiosamente perseguido por la humanidad o, en el caso del rabino, vaticinado, de una forma u otra, por las Escrituras. Sí, entonces, sí podríamos decir que los profetas entre sus amonestaciones al pueblo de Israel o al de Judá anunciaron cuánto se estaban desviando del camino para alcanzar el momento perfecto, pero también injertaron dentro de la memoria pueblo hebreo y luego de Occidente ese destino futuro y perfecto, desde el que se contemplaría la Historia como un tránsito, un padecimiento y una purificación hasta alcanzar el estadio perfecto. Sin embargo, eso que llamamos vulgarmente mesianismo no se cumple, porque las generaciones se suceden y cada generación de hombres vuelve a formular, o si quieres, a profetizar ese estadio perfecto, incluso entre los propios judíos, y cada vez, según sus ensoñaciones y sus anhelos que son, por tanto, circunstanciales. Pero, volviendo a tu pregunta, sí, los profetas entrevieron el "momento" y anunciaron las "señales", y no de baldes, porque el Cristianismo le atribuyó todas cuantas pudo al Nazareno; sólo que la Historia no se detuvo, y nunca aconteció la anunciada Parusia y en ésas seguimos.

AER: Parece que el pueblo judío, más que reivindicación del espacio, ha estado siempre buscando el tiempo, en la historia. ¿Es ése también tu parecer?

GS: No lo creo; el tiempo, la edad para darle un sesgo más legendario al concepto, ya lo tuvo antes de la diáspora, cuando habitaba la Tierra Prometida. Yo creo que en lo judío hay un anhelo de retorno aún sabiendo que ese retorno es imposible, tanto al tiempo como al espacio, y en esa imposibilidad ha nacido otra concepción de lo judío, es decir, el judío que conocemos hoy: un ser extraño a la tierra donde habita porque su corazón anhela la tierra ensoñada a la que ya nunca retornará porque le resulta imposible retornar al tiempo de sus ancestros. En realidad, lo que creo que encontramos en el fondo de todo ello es el inmenso desgarro de una nostalgia trasmitida generación tras generación, de país en país y sin solución de retorno; eso sería esencialmente lo judío.

AER: ¿No crees que la Historia en el caso de los judíos, más que una Historia basada en el progreso, es una Historia Sagrada, acrónica, de la Divinidad en los hombres, de la Palabra de Dios hecha Escritura, contada una y ora vez?

GS: En absoluto, cada vez que se relata la Escritura se narra en un tiempo y en momento determinado y el oyente busca consuelo en el relato mismo a su cuitas de cada día. Piensa que el propio hecho de pronunciar una palabra tras otra se hace en un tiempo determinado y con sus circunstancias a cuestas. De ahí que la interpretación de la Torá se haya prolongado durante generaciones y haya germinado en diferentes escuelas rabínicas, por no hablar de la interpretación particular de cada hebreo o de cada goim cuando lee el relato por su cuenta o cuando lo escucha a su padre a su maestro o a quien fuere. El pueblo hebreo, como toda nación, está inserta en el curso de la Historia, sólo que se reconoce y se consuela, como te decía antes, en ese momento mítico y anterior, el relatado por las Escrituras.

AER: ¿Cómo se combina la fuerte individualidad judía con el sentimiento de colectividad de ser pueblo?

GS: Pues tan fácil como saber "que se vive como se sueña, y se sueña en soledad". Pero también se vive en una familia, en un tiempo y en una lengua, y claro, dentro de una tradición, y esto es lo colectivo, que se interioriza y nos presta los sueños, los aspiraciones y las frustraciones.

AER: Hay una ambivalencia contradictoria con respecto al judío entre las gentes. Por una parte, es un pueblo respetado y admirado. Por otra, existe a veces una actitud de rechazo que se manifiesta en expresiones populares despreciativas. Por ejemplo: perro judío, hacer una judiada, ser un fariseo, etc... ¿Cómo explicas este fenómeno?

GS. A mi modo de ver es bien sencillo; los primeros cristianos, que eran judíos, aspiraron a instaurar el giro definitivo del judaismo de entonces, al no conseguirlo, sus sucesores y con la ayuda de emperadores y luego de reyes se volcaron con toda la saña de que eran capaces en abolir el judaismo de la faz de la tierra, porque eran simplemente incapaces, y todavía les resulta muy difícil admitir que los hebreos sean el pueblo elegido por su Dios y los legítimos dueños de la Tradición. Para esta operación de exterminio contaban con un argumento terrible y contundente: la condenación a muerte del Cristo por parte del pueblo durante el Pesak, en Jerusalén. Eso, siglo tras siglo, ha germinado no sólo esas expresiones populares, sino otros fenómenos más horrorosos como los progroms y hasta la infausta "Solución Final". En cuanto al respeto por el judío, es algo en cierto modo muy reciente, casi del Siglo Veinte. Si antes se le respetó, fue por mera conveniencia del poderoso, pero al pueblo se le imbuía un odio cerril, que aliviaba mucho a los gobernantes porque ya tenían un chivo expiatorio a quien atribuir todos los desafueros habidos y por haber.

AER: Existe una penetración en lo judío de lo sagrado, incluso en el pensamiento de su representantes más modernos y racionalistas, como temor de Dios, como acatamiento del mandato divino, como Escritura Sagrada. ¿No ves curiosa esa mezcla de racionalismo crítico y acatamiento de la Voluntad Divina?

GS: No, en absoluto. Todo hombre vive suspendido entre las potencias de su razón y el anhelo de eternidad; en definitiva, suspendido en la tensión entre la ciencia, lo tangible, y la religión, lo sublime. En cada sujeto, esta tensión se manifiesta con una figuración peculiar, y el judío tiene la suya y más acentuada, de lo contrario dejaría de ser un judío. Es algo que ha aprendido de niño y que ha penetrado sus sueños y hasta sus gestos más nimios. Y es que no se ha de pretender jamás que el hombre sea lineal, sino aceptarlo como un ser contradictorio y hasta vacilante, aunque se oculte tras una máscara.

*Gastón Segura nació en Villena (Alicante) y se crió en Caudete (Albacete). Es escritor y Licenciado en Filosofía por la Universidad de Valencia. Ha resultado finalista absoluto de los premios de novela Azorín (1999) y Blasco Ibáñez (2003), con dos novelas todavía inéditas. En 2004 publica A la sombra de Franco (Ediciones B) y en 2006 Ifni: la guerra que silenció Franco (Martínez Roca), y este mismo año, la editorial Berenice ha publicado su tercera novela, Stopper, que acaba de ser incluida dentro del programa de formación del Departamento de Lenguas Modernas de la Universidad Estatal de California como lectura imprescindible y material de estudio para los alumnos que cursan la licenciatura español en dicha institución.

Fuente: Revista Raices, Espana
Distribuye:
http://www.porisrael.org/

60º ANIVERSARIO DE LA DECLARACION UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS


Declaración Universal de los Derechos humanos

Adoptada y proclamada por la Resolución de la Asamblea General 217 A del 10 de diciembre de 1948

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo texto completo figura en las páginas siguientes.

Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieran que fuera "distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios".

Preámbulo
Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;
Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;
Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;
Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;
Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y
Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;

La Asamblea General proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Artículo 1
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Artículo 2
1. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
2. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.
Artículo 3
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
Artículo 4
Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.
Artículo 5
Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
Artículo 6
Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.
Artículo 7
Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.
Artículo 8
Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.
Artículo 9
Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.
Artículo 10
Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.
Artículo 11
1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.
Artículo 12
Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.
Artículo 13
1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.
Artículo 14
1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.
2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.
Artículo 15
1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.
Artículo 16
1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
2. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.
3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.
Artículo 17
1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.
Artículo 18
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Artículo 19
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Artículo 20
1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.
Artículo 21
1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
2. Toda persona tiene el derecho de accceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.
3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.
Artículo 22
Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.
Artículo 23
1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.
Artículo 24
Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.
Artículo 25
1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.
2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.
Artículo 26
1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.
Artículo 27
1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.
Artículo 28
Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.
Artículo 29
1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.
2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.
3. Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.
Artículo 30
Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

SOBRE LOS ATENTADOS EN BOMBAY


CHOQUE DE CIVILIZACIONES
Por Shmuel Hadas (*)


Los trágicos acontecimientos de Bombay, el corazón de la mayor democracia del mundo, uno de los más sensibles puntos de encuentro entre musulmanes y fieles de otras religiones (en India viven 150 millones de musulmanes, numéricamente la segunda comunidad después de la de Indonesia), obliga a dedicar nuevamente la atención al flagelo del terrorismo. No se trata solamente de otro trágico episodio en la vida de un país. Sus ondas expansivas se sienten en todo el globo. Es un episodio que nos recuerda que somos testigos de un inquietante fenómeno ante el cual no hay país inmune: un terrorismo globalizado que golpea en los lugares más insospechados. Un brutal terrorismo motivado por quienes instrumentalizan la religión se ha constituido en uno de los grandes protagonistas del panorama internacional. El resurgimiento y la manipulación del etnonacionalismo, así como la expansión del fundamentalismo religioso, que asumen formas cada vez más violentas, dejaron de ser amenaza para constituirse en claro y presente peligro. El radicalismo de algunos grupos fundamentalistas, que logran adoctrinar y seducir a jóvenes alienados, sin futuro en sus países y receptivos a sus enseñanzas, levanta muros de intolerancia, y su acción representa uno de los mayores riesgos para la sociedad internacional. Este terrorismo, para el que no existen fronteras, ni geográficas ni morales, golpea una y otra vez en cualquier lugar, sin distinción de credos, género o razas. Y cuando distinguimos el surgimiento de un islamismo apocalíptico vemos que, lo que es peor, no es inevitable que de la conexión fundamentalismo-terrorismo surja la letal ecuación terrorismo- armamento de destrucción masiva, sea químico, biológico e incluso nuclear. Ya no se trata de tema de novelas o películas de ciencia ficción.¿Encontrará la comunidad internacional caminos para superar este flagelo? De hecho, estamos en plena guerra, una guerra impuesta por un nuevo totalitarismo: el totalitarismo religioso. La Segunda Guerra Mundial y la guerra fría fueron contra totalitarismos seculares, el nazismo y el comunismo. La tercera guerra mundial, escribe el comentarista del New York Times, Thomas Friedman, es una batalla contra el totalitarismo religioso, una visión de mundo que dice: mi fe debe reinar y puede ser afirmada y sostenida apasionadamente sólo si todas las otras son negadas. Pero a diferencia del nazismo, el totalitarismo religioso no puede ser combatido sólo con las armas. Es una guerra que debe ser librada principalmente en escuelas, mezquitas, iglesias, sinagogas, y puede ser vencida sólo con la ayuda de los líderes religiosos que promueven lo contrario al totalitarismo religioso, una ideología de pluralismo, una ideología que aliente la diversidad religiosa y que propugne que la fe de uno puede ser nutrida sin reclamar para sí la verdad exclusiva. Esta lapidaria afirmación de Friedman es compartida por no pocos estudiosos de las religiones y obliga a una reflexión sobre la responsabilidad y la misión de políticos, diplomáticos, intelectuales y líderes religiosos. ¿Choque de civilizaciones? No, por cierto, sino un amargo enfrentamiento contra los que tratan de desencadenarlo. El islam no es enemigo del Occidente, lo son los fanáticos que malinterpretan sus enseñanzas. Los propios pueblos musulmanes son el primer objetivo de los líderes autoproclamados portavoces terrenales de Dios, que santifican el asesinato suicida y llaman al islamismo a convertir a los gobiernos de los países musulmanes "herejes" en religiosos. Aquellos gobiernos que intentaron o intentan acercarse a modelos occidentales, "los que están drogados de Occidente", conocen su acoso. La fuerza puede ser dirigida contra estos, de acuerdo con las circunstancias. Ríos de tinta han sido vertidos para describir y definir el fenómeno del fundamentalismo religioso, pero es claro que su cometido es deslegitimar estos gobiernos y las élites políticas e instaurar un Estado regulado según las leyes islámicas (la charia), condición esencial para el "bienestar de la comunidad musulmana". El principal enemigo del fundamentalismo es entonces, en esta etapa, el musulmán que se "aparta" del islam, los estamentos del poder en los países árabes que han avanzado hacia un Estado nacional secular. Sin olvidar, por supuesto, a "cruzados" y judíos (unos y otros, objetivos prioritarios en Bombay) y "la tierra de los infieles" (Occidente).Bernard Lewis, de la Universidad de Princeton, uno de los más profundos estudiosos del islam, nos recuerda que en el islamismo fundamentalista hay una total compenetración entre credo religioso y poder, un acuerdo entre la fe y el dominio temporal que no tiene similitud ni en el cristianismo ni en el judaísmo. Lewis recuerda, a este respecto, una significativa frase del ayatolá Jomeini: ?El islam es política o no es nada?. El mundo debería responder al desafío del terrorismo islámico. Si este "como escribe el escritor italiano Arrigo Levy" tiene por enemigo al mundo entero, las naciones del mundo deberán unirse para hacerle frente. Uno de los peores enemigos de la humanidad después de la guerra fría no es hoy ningún país, ideología o religión, sino la intolerancia religiosa. Si se quiere combatir un terrorismo que no respeta fronteras ni valores humanos elementales, la lucha tiene que ser sin cuartel. Sólo una acción consensuada de los países democráticos que convenza a los líderes radicales de que el recurso al terrorismo será enfrentado con firmeza y que el precio que deberán pagar será muy alto podría convencer a aquellos inspirados divinamente, que asesinan en nombre de Dios, de que no hay sitio para ellos en la comunidad internacional. Una sugerencia a los fundamentalistas islámicos radicales: vosotros deberíais ser los primeros en releer el Corán para redescubrir su mensaje de paz y conocer mejor la verdadera belleza del islam.

Fuente: La Vanguardia (España)

(*) Diplomático, primer embajador de Israel en España y ante la Santa Sede.