CAMPAÑA DE LACTEOS CON SIMBOLOS NAZIS



Itongadol/AJN.- Diferentes reacciones provocó la respuesta dada por la empresa láctea SanCor en relación a la controvertida publicidad en la que aparece simbología nazi. El periodista Sergio Dattilo, expresó sus diferencias con la firma en una carta enviada a Aldo Massó, vocero de prensa SanCor. “No alcanza con una disculpa y la gaseosa promesa de que ‘estamos estudiando descontinuar los servicios de la agencia responsable’”, afirmó el periodista en la misiva enviada al representante de SanCor, a la que tuvo acceso la Agencia Judía de Noticias.
La disculpa dada por la empresa SanCor en relación a la controvertida publicidad en la que aparece simbología nazi, despertó diferentes reacciones. Al menos así lo expresó el periodista Sergio Dattilo, quien en una carta enviada a Aldo Massó, vocero de la empresa láctea, a quien le manifestó que “no alcanza con una disculpa y la gaseosa promesa de que ‘estamos estudiando descontinuar los servicios de la agencia responsable’”.En la carta a la que tuvo acceso la Agencia Judía de Noticias (AJN), el periodista afirmó que “salvando las obvias distancias” las disculpas de la compañía láctea fue “como matar a alguien ‘por accidente’ y creer que pidiendo perdón arreglaste todo”.“Yo, humildemente, creo que no es así. Que no alcanza con una disculpa y la gaseosa promesa de que ‘estamos estudiando descontinuar los servicios de la agencia responsable’”, agregó.Dattilo afirmó: “¿Vas a decirme que nadie en SanCor o en Toledo se dio cuenta de las esvásticas que contenían tanto el lomo del libro como las patitas de las ovejitas, dulces animalitos convertidos en monstruos nazis por imperio de la principal empresa lechera de la Argentina?”.“No podés, repito, no podés sacarte de encima un crimen como es lo que hicieron con el folleto (¡destinado a los pibes, además!) con esa difusa palinodia. No alcanza, no es suficiente, no sirve...”, insistió.La polémica estalló la semana pasada cuando un enviado de la Agencia Judía de Noticias descubrió que en los supermercados de la cadena Toledo de la ciudad de Mar del Plata se repartía un folleto para promocionar una leche chocolatada que contenía el dibujo de una vaca sentada en un sillón y en un costado aparecía un libro que en el lomo portaba una esvástica.En este sentido, Dattilo afirmó que no alcanza la respuesta de la empresa “sobre todo cuando esta noticia coincide con un nuevo atentado en Venezuela con explosivos contra una sinagoga...” “Vos, yo y alguna (no mucha) otra gente sabemos de la intima relación entre el chavismo y SanCor, desde hace algún tiempo. Y sabemos también de las manifestaciones antijudías, judeofóbicas, de funcionarios y parafuncionarios del gobierno argentino ocurridas en las últimas semanas”, agregó.Dattilo afirmó que “si fuera presidente de la DAIA no dudaría un instante y le haría juicio a SanCor, y propondría un inmediato y permanente boicot a los productos de SanCor, no sólo por parte de los argentinos de fé judía sino de todos aquéllos a quienes les repugna la sola idea de la discriminación, el odio racial, el absolutismo nazi-marxista que viene desde Caracas y tiene numerosos y fervientes epígonos acá”.“Pero como nuestra dirigencia es más pusilánime de lo que mandan los tiempos, no creo que nada de esto vaya a suceder. Así que los chavistas-nazis enquistados en SanCor, y que "no vieron" las esvásticas en sus "folletitos" promocionales, podrán seguir en sus puestos, aguardando la próxima oportunidad para sacar afuera ese odio propio de mediocres, patéticos incapaces y que sólo pueden mostrarle al mundo un único mérito: ‘No soy judío’”, concluyó Dattilo

Desde la DAIA anunciaron que se comunicarán con la compañía SanCor, que en un folleto de juegos que promociona su chocolatada tiene imágenes de la cruz esvástica. La publicidad en cuestión lleva el nombre de Vacaciones con Cora, y propone una serie de juegos de ingenio para los más chicos. Éstos fueron encontrados en varias sucursales de supermercados Toledo de Mar del Plata, donde se reparten gratuitamente con la aprobación de la cadena y de la empresa láctea SanCor, informó la Agencia Judía de Noticias.En el interior de los folletos se puede ver a uno de los personajes sentado junto a una biblioteca que cuenta con un libro con la cruz esvástica en su lomo.Ángel Schindel, vicepresidente primero de la DAIA, opinó que "la publicidad es poco feliz" y anunció que se comunicarán con las autoridades de la compañía láctea para que modifiquen inmediatamente la imagen. Por otra parte, se lamentó de que en la Argentina no esté penado el uso de la simbología nazi.Vacaciones con Cora es un pequeño libro de 12 páginas que invita a los más chicos a jugar con la vaca Cora, personaje que identifica a la marca SanCor. Chocolatada de letras, Encontrá a Cora y Coraglíficos son sólo algunos de los juegos de verano que propone el folleto."Seguramente en la reforma que se está propiciando respecto de tipificar como delito a la negación del Holocausto se debería considerar este tipo de símbolos", afirmó, por último, Schindel.