CARTAS DESDE ISRAEL


El Fin de los Tiempos
DR.GUIDO MAISELS

Todos oímos del presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad: "Deberían saber que el régimen sionista criminal y terrorista, que tiene 60 años de saqueos, agresión y crímenes en su historial, ha llegado al final de su trabajo y desaparecerá pronto de la escena geográfica".
Todos sabemos que el 'Omid' es el primer satélite de fabricación cien por ciento del Irán de Mahmoud Ahmadinejad y ya ha iniciado su exitoso viaje hacia el cielo, con una tecnología balística de largo alcance utilizable para el lanzamiento de armas nucleares a lugares no tan distantes.
Todos nos enteramos que comenzarán las pruebas del primer reactor nuclear iraní, ubicado en la ciudad de Bushehr y que fue construida con tecnología rusa, costó mil millones de dólares y estará en funcionamiento pleno a fines del 2009.
Todos recibimos la noticia de que el Irán posee 4000 centrifugadoras en funcionamiento en su planta de enriquecimiento de uranio de Natanz y que ya se han instalado otras 3000 centrifugadoras, que su plan nuclear avanzó de la fase experimental a la de producción industrial, con la posibilidad de producir decenas de ojivas nucleares en un futuro muy cercano.
Todos estamos informados de que el uranio enriquecido es usado en la generación de electricidad pero también nos dijeron que si ese proceso es continuado por un tiempo extra, llega a producir plutonio, haciéndolo apto para desarrollar una ojiva nuclear.
Todos escuchamos de que Irán probó nueve misiles de mediano y largo alcance, incluido uno que tendría posibilidades de llegar hasta Israel y las bases norteamericanas del medio oriente, incluido un moderno misil Shahab 3 que podría alcanzar sus objetivos a 2.000 kilómetros de distancia.
Todos estamos al tanto de que Irán mantiene un sospechoso silencio con respecto a que algunas de sus instituciones militares estuvieron involucradas en la compra secreta de material y equipos para su programa nuclear.
Todos tenemos acceso a la información de que Irán trabaja intensamente en los laboratorios en Natanz, en la central eléctrica de Bushehr, en la usina de agua pesada de Arak y en otros doscientos centros de investigación y bases militares al servicio de su plan nuclear nacional.
Todos creemos que no podemos confiar en la ONU con sus blandas e ineficaces sanciones para detener al Irán en su segura y serena marcha hacia la bomba nuclear.
Todos presentimos que China y Rusia, en sus no siempre confesados intereses en limitar el poder de occidente, continuaran proveyendo tecnología, material y equipamiento nuclear al régimen iraní.
Todos los tiranos y los dictadorzuelos americanos saben de que Irán marcha hacia la bomba atómica, los Hugo Chávez, los Evo Morales, los Fidel Castro y tantos otros involucrados en este dantesco escenario sudamericano como proveedores de sostén e influencia ideológica, de apoyo político y estratégico al régimen de los Ayatollahs.
Todas las organizaciones islamofacistas como Hamas, Hezbollah, Jihad Islámica, los Talibanes de Afganistán, Al Kaeda se regocijan en la certeza de que Irán recorre un camino sin prisa pero sin pausa hacia un mundo sin sionismo.
Toda la Unión Europea sabe de estos planes nucleares, con declamaciones altisonantes pero con presiones suaves, con la diplomacia del apaciguamiento, con hipotéticos intentos de diálogos amistosos pero siempre cuidando los importantes lazos económicos y comerciales en común.
Todo el gobierno de los Estados Unidos y su nuevo presidente Obama tienen conciencia de su capacidad de poder hacer lo suficiente para frenar el plan nuclear iraní, conociendo la inutilidad del dialogo para impedir que Irán adquiera la bomba nuclear y evitar así sus terribles consecuencias en el Medio Oriente.
Todos los israelíes sabemos que este es un verdadero peligro estratégico para nosotros, una autentica amenaza para nuestra continuidad como estado y fundamentalmente para nuestras vidas.
Todo el mundo lo sabe, todos estamos informados de que el régimen iraní avanza inexorable e irreversiblemente hacia esa preciada bomba nuclear.
¿Cuanto tiempo nos queda para neutralizar al Irán nuclear?
¿Cual será el momento apropiado para que Israel actúe?
¿Cual será la reacción del mundo?
¿Israel deberá actuar solo o esperar la ayuda del mundo?
¿Que estamos esperando?