CONSECUENCIAS DE LA INVASION A GAZA


HAMAS, TRANSFORMADA
Ehud Yaari para ABC de Madrid


Hamás ha sufrido un gran impacto, y su crónica de la supuesta victoria será juzgada en un ambiente general de fracaso e impotencia, engendrado por los cambios siguientes:
Fracaso militar. Los dirigentes del ala militar -las Brigadas de Azzedin al-Qasam- están perdiendo rápidamente su posición de poder dentro de la organización. Su actuación en el transcurso de la guerra y el rendimiento de sus soldados han estado muy por debajo de lo que prometieron y se esperaba. Su plan de defensa, que consistía en retrasar e interrumpir la entrada de las fuerzas defensivas de Israel en los territorios abiertos de Gaza, nunca se llevó a la práctica. La línea fortificada formada por túneles y trampas explosivas fue abandonada en su mayor parte sin oponer resistencia. En el interior de la ciudad, los mandos castrenses
se escondieron en sótanos subterráneos y desaparecieron de la vista. Centenares de combatientes huyeron a sus casas y los demás se quitaron los uniformes y empezaron a comportarse como bandas armadas indisciplinadas. Los pelotones lanzacohetes sufrieron graves ataques y a la tercera semana cesó la mayor parte de su actividad.
Disensión en las filas. El golpe militar iniciado por Hamas en la franja de Gaza en junio de 2007 había sido rechazado y criticado por las facciones políticas de Hamas, principalmente la Dahawa, desde el primer día (y en particular en Cisjordania). Muchos miembros del grupo consideraban que el ataque al poder era un error, lo cual condujo a la ruptura de la asociación con Mahmud Abbás y originó una división entre los dos territorios palestinos. Durante la guerra, ha aumentado el malestar con el ala militar y sus comandantes, a los que se acusa de dar un golpe de Estado para hacerse con el control de toda la organización.
Lo interno frente a lo externo. La brecha entre los dirigentes «internos» y «externos» de Hamas se está haciendo más profunda. En el transcurso de la guerra ha quedado claro que los líderes de Gaza piensan que Jaled Mashaal y sus amigos de Damasco no comprenden la situación y no han sido capaces de interpretar correctamente las intenciones de Israel. La guerra ha sacado a la luz la animosidad existente entre la Hamás de Gaza y la de Damasco

Instituto Adelson de Estudios Estratégicos
ia:
www.porisrael.org