EL VALOR DE UN SER HUMANO


Israel, cerca de liberar 450 prisioneros de Hamas a cambio de un soldado
Es Gilad Shalit capturado en 2006. Lo canjearían por detenidos palestinos "pesados". Dicen que el acuerdo con el grupo es inminente.
Por: Shlomo Slutzky


Israel y Hamas parecen estar cada vez más cerca de un acuerdo para intercambiar prisioneros en breve. Según información que circula en ese país y en Egipto, Tel Aviv estaría dispuesta a dejar en libertad a 1450 palestinos -entre ellos, 450 "pesados"- a cambio de un solo soldado israelí. Se trata de Gilad Shalit, capturado por extremistas de Hamas en 2006.
Una semana antes de la fecha prevista para la asunción de la coalición de gobierno fuertemente de derecha liderado por Benjamin Netanyahu, tanto quienes luchan por la liberación de Shalit –de ciudadanía israelí y francesa- como Hamas, son concientes que de no lograr un acuerdo en los próximos días, es posible que el intercambio de prisioneros no se produzca en años.Así se explica que los familiares y amigos de Gilad Shalit, como la organización que se fundó para lograr su liberación, abandonaran la postura de no expresarse concretamente respecto al "precio" de la libertad del soldado y se lanzaron a una campaña pública de presión sobre el jefe de gobierno saliente Ehud Olmert, al que le exigen dejar una "mesa limpia" a sus sucesores, pagando el alto precio exigido por los extremistas de Hamas.Centenares de familiares y amigos del joven de 22 años, montaron una carpa frente a la residencia del premier saliente y prometen no abandonar el lugar hasta tanto se logre la liberación. Olmert expresó en las últimas semanas su disposición a liberar a prisioneros a los que Tel Aviv considera "con sangre en las manos", pero no a "desarmarnos completamente de nuestro honor nacional", refiriéndose a la liberación de un puñado de architerroristas, que son responsables de haber enviado "hombres bomba" que asesinaron a cientos de israelíes y no expresaron ningún arrepentimiento.Los manifestantes bloquearon la calle que conduce a la casa del Jefe del Gobierno, en las cercanías del lugar donde días atrás se instalaron los padres de Shalit "hasta que nuestro hijo sea liberado". Y expresaron su apoyo a la familia y corearon estribillos tales como "Lo queremos en casa, lo queremos ahora" y "Olmert, lo prometiste, cúmplelo".Justamente ayer por la mañana regresó de El Cairo Ofer Dekel, el enviado especial de Olmert que negocia la liberación de Shalit, después de haber mantenido tres días consecutivos de tratativas con los jefes de seguridad de Egipto que paralelamente trataban con Hamas la búsqueda de una solución. El jueves, el jefe de los servicios de Seguridad egipcios, Omar Suliman, expresó a los medios que por primera vez en mucho tiempo percibía posiciones "pragmáticas" de ambas partes, que le permitían sentir cierto optimismo.Fuentes palestinas en El Cairo señalaron que el Gobierno de Tel Aviv ha accedido a poner en libertad a los 450 presos "con sangre en las manos" que Hamas demanda a cambio de la libertad de Shalit, amén de otros 1000 prisioneros sobre los que no había discusión.El ok de Israel, al que se venía negando desde junio del 2006, está condicionado por la exigencia que parte de los prisioneros liberados sean deportados a Gaza o al exterior y no regresen a Cisjordania, una condición que –hasta el momento- Hamas no acepta.El grupo sólo está de acuerdo en el exilio "voluntario" de algunos de los liberados, pero aún no dio su aprobación al respecto. A pesar del consenso generalizado en la sociedad israelí respecto a la necesidad de liberar a Shalit, la existencia de cientos y miles de familiares de las víctimas del terror causado por los prisioneros a ser liberados, genera tensiones y duras críticas en Israel. Existe una seudo-seguridad que parte de los prisioneros volverán a cometer acciones terroristas contra Israel –incluyendo el secuestro de ciudadanos-. Y ese es el principal motivo por el que parte de la sociedad israelí se opone férreamente al intercambio de un soldado a tan alto precio.