HALLAZGO ARQUELOGICO



Itongadol.- Una nueva interpretación, de una tablilla milenaria que contiene la "Revelación de Gabriel" acorta las distancias entre el cristianismo y el judaísmo, al sugerir que - la idea de la muerte del mesías y su resurrección a los 3 días- es anterior a Jesús y de origen hebreo.clic

La tablilla, de piedra caliza grisácea clara, contiene 87 líneas en las que se describe una profecía apocalíptica escrita en el siglo I antes de la Era Común, de cuya existencia se supo hace 8 años.
En un estado de deterioro considerable (el texto está escrito en tinta), el investigador Israel Knohl, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, asegura haber descifrado una palabra clave, en la línea 80, que otros eruditos sustituyeron con 3 puntos en el proceso de traducción por no poder leerla. Según Knohl, se trata de la palabra hebrea hayé, arcaísmo de "vivir" en su forma imperativa. La palabra da un nuevo sentido a todo el texto, de forma que describe al ángel Gabriel resucitando, "tres días" después de su muerte, a un líder local mesiánico al que el desconocido autor de la tablilla llama "ministro de ministros". El relato guarda una similitud sorprendente con la resurrección de Jesús según el Nuevo Testamento, posterior y que, se supone, es uno de los pilares básicos del cristianismo.
La resurrección de los muertos o incluso la idea de un "mesías doliente" como Jesús es parte de la esencia del judaísmo, pero la muerte previa del mesías y el plazo de los 3 días se creían elementos renovadores en el paso de una religión a otra. "He descubierto aquí una nueva percepción en el judaísmo, que la sangre del mesías es requerida para la redención nacional... es como el eslabón perdido entre el judaísmo y el cristianismo", sostuvo el investigador. Agregó que "esta teoría ofrece nuevas ideas sobre el personaje histórico de Jesús, no como redentor de la humanidad como lo concibe el cristianismo, sino como un mesías cuyo único objetivo era redimir al pueblo al que pertenecía, el judío".
Se cree que la tablilla fue hallada en la margen jordana del Mar Muerto, frente a la zona de donde provienen los famosos Manuscritos del mismo nombre hallados en las cuevas de Qumrán, los documentos judíos más antiguos que existen.
La tablilla fue, con probabilidad, escrita en algún momento próximo al nacimiento de Jesús, y si la interpretación del experto es cierta, significaría que éste pudo rescatar ideas existentes en viejas creencias judías para consolidar sus profecías.
"Estamos en el comienzo, en la investigación académica. Sugiero paciencia antes de sacar conclusiones y titulares grandiosos", declaró Adolfo Roitman, director del Santuario del Libro y conservador de los Rollos del Mar Muerto.
Fuente Cidipal