HEZBOLLAH PRETENDE VENGAR A MUGNIYEH


Fuentes palestinas: Un grupo respaldado por Irán está detrás del atentado en Haifa
AURORA DIGITAL

Una fuente de alto nivel en la Autoridad Palestina declaró que sospecha que Hezbollah u otra organización con vínculos con Irán estuvo detrás del intento de atentado al centro comercial Lev Hamifratz, en Haifa el sábado por la noche.Según la fuente, la Inteligencia de la AP conoce que Hezbollah ha estado tratando durante algún tiempo contratar a miembros de Fatah, Hamás y la Jihad Islámica en un intento de obtener mano de obra de los grupos terroristas para llevar a cabo un ataque en Israel.El objetivo del grupo chiíta libanés es llevar a cabo un ataque terrorista masivo para vengar el asesinato de su cerebro terrorista, Imad Mughniyeh, en Damasco en febrero de 2008, aclaró la fuente palestina. Hezbollah culpa a Israel por la muerte de Mughniyeh (foto).La semana pasada, dos policías fueron asesinados en el Valle del Jordán, y una llamada anónima se atribuyó la responsabilidad en nombre de las Unidades Mughniyeh.En las últimas semanas se produjo un ligero aumento en el número de intentos de ataques en ambos lados de la Línea Verde, y las fuerzas de seguridad examinan la posibilidad de que algunos de los eventos pueden estar ligados.Al mismo tiempo, un funcionario del Servicio de Seguridad Interior, Shin Bet, declaró que no había nada que sugiera un aumento global del terror."Durante los últimos meses se produjeron advertencias en espera de los ataques", dijo la fuente agregando "pero nosotros no identificamos una tendencia inusual que sugiera una nueva ola de terrorismo".La investigación del intento de ataque, con algunos detalles que todavía están censurados, sugiere que se trata de un inusualmente sofisticado plan, y los funcionarios sospechan que los conocimientos técnicos llegaron del extranjero.El ataque terrorista fue frustrado cuando la policía desarmó una bomba con decenas de kilogramos de explosivos en un coche fuera del centro comercial el sábado por la noche. Una organización que se autodenomina los Combatientes por la Libertad de Galilea, se atribuyó la responsabilidad, pero funcionarios de seguridad dijeron que dudaban de la veracidad de la reclamación.La bomba tenía el potencial de causar una enorme destrucción, explicó Yossi Malka, policía implicado en desactivar la bomba."Podemos comparar el potencial de explosión a 15 terroristas suicidas que explotan de una vez", añadió.La policía está tratando de localizar a una mujer que informó a un centro de guardia de seguridad que había explotado un sedán en el estacionamiento sin vigilancia cerca del centro comercial. El guardia, que había visto el coche entrar al lugar a alta velocidad unos minutos antes, llamó a la Policía. Una parte del dispositivo actuó prematuramente y otra no pudo detonar.Eli Gatnio, el primer zapador que llegó al coche bomba, dijo que había decenas de kilogramos de explosivos y bolas de metal en una bolsa, que "fueron envasados en diferentes paquetes que incluyeron todos los componentes de la bomba".Trabajó para desactivar el explosivo inmediatamente. Fue acompañado por otros tres zapadores."La urgencia de desmantelar de inmediato la bomba y la presencia de tantas personas en la zona significó que tuvimos que sentir y oler el explosivo, en lugar de hacerlo desde la distancia, con un robot", dijo Gatnio. "La mayoría de las bombas fueron desmanteladas a mano." Toda la operación duró alrededor de media hora.El primer ministro, Ehud Olmert, afirmó que un "milagro" había impedido que un gran ataque terrorista se llevara a cabo en Haifa. El primer ministro también dijo que Hamás está tratando de establecerse en Cisjordania para su utilización como base para ataques terroristas contra Israel."No debemos engañarnos a nosotros mismos - los intentos de ataques terroristas han continuado y continuarán", concluyó.