INTENSAS INVESTIGACIONES EN TZAHAL


ENTRE INCREDULIDAD Y PREOCUPACION
Ana Jerozolimski
Semanario Hebreo. Uruguay.


“No lo creo. No puede ser. No en Israel”, dicen algunos. “Hay que abrir los ojos y ser conscientes de los problemas. Es indudable que algo anda mal”, dicen otros. Israelíes de diferentes sectores de la sociedad y variadas posturas políticas, reaccionaron con una mezcla de incredulidad y preocupación ante las informaciones publicadas últimamente sobre excesos y actitudes indebidas que habrían tenido soldados que participaron en la reciente guerra contra Hamas en la Franja de Gaza.

En algunos casos, las informaciones llegadas a la prensa , alegan que fueron impartidas órdenes cuyo significado era disparar también contra civiles con tal de proteger la vida de los soldados, y en otros, que el ambiente general era de demasiada permisividad en la forma de abrir fuego, lo cual llevó supuestamente a muertes de inocentes. Se habló también de vandalismo y daños intencionales a propiedades privadas en casas palestinas en las que los soldados se instalaron durante la guerra, generalmente casas vacías.

Ninguno de los testimonios salió con nombre y apellido y la enorme mayoría de lo publicado hasta ahora consiste en relatos que soldados dicen haber oído de otros, testimonios a través de terceros, lo cual complica sobremanera su confirmación.

A pesar de ello, el Comandante en Jefe del Ejército ordenó una investigación oficial de lo alegado, asegurando que considera de gran importancia que se sepa si lo sugerido es verdad y que en caso de serlo, sea posible tomar medidas respecto a los responsables . Por otra parte, el Teniente General Gabi Ashkenazi, dijo que no cree que soldados israelíes hayan actuado tal cual le fue descripto y que “Tzahal sigue siendo un ejército de altísimo nivel moral”.

Ashkenazi habló sobre las filas que él mismo encabeza. Pero a nivel general, en lo referente a la tendencia de la gente a no creer que haya habido un fenómeno como el reportado, se debe en primer término al hecho que en Israel el pueblo todo conforma el ejército dado que hay servicio militar obligatorio. Además , las críticas a la ofensiva israelí contra Hamas en Gaza fueron tan duras, de casi el mundo todo, que el enfoque de muchos es que “otra vez, nos difaman”.

Sin embargo, junto a la tendencia a considerar que “se está inventando”, está también la luz roja que se enciende en señal de advertencia.

Asa Kasher , Profesor Emérito de Etica Profesional y Filosofía en la Universidad de Tel Aviv , se refirió extensamente al tema en una entrevista que nos concediera. “No me sorprendería que todo sea un invento, ya que nuestros enemigos no tienen límites al respecto y son capaces de fabricar cualquier diatriba en contra nuestra”, nos dijo. Ante nuestra insistencia respecto a si acaso servirá alegar que todos son inventos, . Kasher fue categórico: “si ha habido casos de excesos y actitudes impropias deben ser tratados y tomados muy en serio, porque no deben ocurrir y están mal”. Y agregó: “Sin embargo, no tengo duda de que no son la norma”.

Este catedrático israelí, que en 1994 escribió el primer código ético de las Fuerzas de Defensa de Israel, sostuvo que “me consta claramente que las normas morales y éticas de conducta, son transmitidas y enseñadas en forma sistemática a los soldados desde su entrenamiento básico y que se topan con ellas en diferentes momentos, también como oficiales y comandantes”. Agregó que “si en una casa , soldados escribieron en la pared “muerte a los árabes” eso está mal, no se hace y no hay que hacerlo, pero tampoco dar a entender que es un crimen de guerra”.

A raíz de las primeras informaciones sobre este tema y los testimonios duros sobre supuestos comportamientos ilegales e inmorales por parte de las tropas israelíes, pedimos también la reacción del portavoz de la cancillería israelí Ygal Palmor , dado que no es uno de esos voceros que se limita a dar comunicados formales sin pensar a fondo.

Le preguntamos si acaso , de confirmarse la veracidad de los informes publicados, eso significaría que la sociedad israelí ha visto socavados sus valores morales. Palmor, que comenzó aclarando que “como israelí, al leer las noticias, me sentí muy mal y pensé ante todo que ojala no sea cierto”, explicó: “Una sociedad moral no se determina como tal de acuerdo a que no haya en ella nadie que cometa excesos ni actúe indebidamente, sino en base a cómo lidia esa sociedad con esos fenómenos”. Y resumió: “Lo que determina es que haya genuina preocupación, que se lidie con el problema, si es cierto, y que se tome las medidas para educar y garantizar que eso jamás vuelva a ocurrir. Y con los responsables, si los hay, se actuará con todo el rigor de la ley”.

Israel cometería un error , a diferentes niveles, si no prestara atención a los informes y no los estudiara concienzudamente. Pero no sólo error en términos de imagen, sino de la educación de sus propios jóvenes. Y estaría socavando lo legítimo de la lucha por su autodefensa, como la que le fue impuesta en la Franja de Gaza.
Lo claro, ya ahora, antes de las investigaciones oficiales, es algo que podemos aseverar categóricamente: si hubo excesos, actitudes inaceptables y hasta disparos injustificados hacia civiles, fueron excepciones, no la norma. De lo contrario, el operativo militar en Gaza habría terminado con 30.000 muertos y no con los 1.400 que los palestinos dan como resumen oficial, aunque diversas fuentes ponen hasta dicha cifra en tela de juicio


porisrael.org