INVESTIGACION FORMAL EN LAS UNIDADES OPERATIVAS


General Galant: Estoy orgulloso de la moral de nuestro Ejército

El jefe del Comando Sur, general Yoav Galant (foto), comentó por primera vez la reciente operación militar en la Franja de Gaza y los dilemas éticos que lo acompañaban."Estoy orgulloso del compromiso moral que tenemos en el Ejército, que respeta el derecho internacional", dijo Galant durante un evento en honor del Cuerpo Médico.Se refirió a los amplios preparativos llevados a cabo durante la operación, de Hamás y sus intentos de involucrar a los civiles en los combates."El terrorista palestino mantenía armas en su casa, salió a luchar y regresó a su casa creyendo que nadie lo molestaría", afirmó."En conjunto, 800 terroristas y 300 civiles que no quisimos lastimar murieron en la operación. Esta relación, de casi un cuarto de víctimas ajenas es un logro sin precedentes en la historia de las campañas de esta naturaleza", añadió.Galant no hizo referencia directa a los últimos testimonios de quienes afirmaron que los soldados recibieron la orden de atacar a civiles, pero dijo "los soldados se enfrentan a difíciles dilemas morales, y al mismo tiempo, el comando requiere ejercer el equilibrio moral, cuando cada error podría dar lugar ya sea al fracaso de la misión o la matanza de civiles"."Alrededor de 300 casas en Gaza fueron abandonadas después que se alertó por teléfono un inminente disparo. Solamente los residentes de una casa optaron por quedarse", explicó.De acuerdo con abogados militares, se encuentra en proceso investigaciones en todas las unidades que participaron en la operación, "y los resultados nos dará el sentido de la moral y disciplina de Tzáhal".Galant concluyó diciendo que las tropas lograron establecer la disuasión frente a Hamás, así como de Israel hacia los países árabes vecinos.