PREMIOS AL TERRORISMO


Donaciones a Gaza, un premio al terrorismo de Hamas
Ruben Kaplan

El día en que el índice Dow Jones, a pesar del reiterado salvataje, abrió en su peor nivel en 11 años, y se derrumbaron los mercados europeos, arrastrando en su caída a los asiáticos, en un marco de dramáticas perspectivas económicas y financieras globales, en la glamorosa ciudad balnearia de Sharm el-Sheik, situada en el extremo meridional de la península de Sinaí, Egipto, participantes de numerosos países, aglutinados en un una conferencia de donantes, han comprometido una cifra cercana a los 4.500 millones de dólares para ayudar a la derrumbada economía de los palestinos y reconstruir la Franja de Gaza.
Las siderales sumas anunciadas, se erogarán a pesar que la frágil tregua en Gaza, entre Israel y el grupo terrorista Hamas, es violada por éste, continua y flagrantemente desde su tácita aceptación.
Inmediatamente después del alto el fuego unilateral decretado el 17 de enero por parte de Israel, seguido al día siguiente por el de Hamas con igual característica, los terroristas continuaron con el tráfico de armas en los túneles que permanecieron operativos y lanzaron desde entonces, decenas de cohetes desde Gaza a las ciudades israelíes de Netivot, Ashkelon, Sderot, el Néguev occidental y la región de Eshkol.
La advertencia de Israel, alertando que cualquier violación a la tregua virtual, sería respondida duramente, hasta el momento no se concretó en retaliaciones importantes. Escasa trascendencia tienen en los medios, las recurrentes provocaciones del Hamas. El atacar cotidiana e impunemente al Estado hebreo, se acepta como normal. Con seguridad, esperan la lógica reacción defensiva de Israel, para la consabida, feroz crítica.
En Sharm el-Sheik, donantes internacionales, que afirmaron que los fondos no caerán en manos del Hamas, se comprometieron el 2 de marzo a regalar cuatro mil 481 millones de dólares para apoyar a la maltrecha economía de los palestinos y reconstruir la Franja de Gaza, luego de la ofensiva israelí de tres semanas, conocida como operación “Plomo Fundido”.
El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha recordado a los países donantes que, además de conceder los fondos, consideren cuestiones más generales como el alto el fuego, que es el cimiento para comenzar la reconstrucción de la Franja.
“Así también con nuestro trabajo hoy, cuando comencemos a reconstruir Gaza, estos cimientos deben ser un alto el fuego duradero", subrayó
Las Naciones Unidas y las agencias de ayuda humanitaria dijeron que la reconstrucción del enclave costero era una tarea desalentadora mientras que los pasos fronterizos con la maltratada Gaza permanezcan cerrados.
“La situación en los pasos fronterizos es intolerable. Los trabajadores de las agencias humanitarias no tienen acceso. Los productos esenciales no pueden ingresar”, dijo, Ban Ki-Moon, a los donantes.
En una de sus habituales omisiones, el secretario general de la ONU, no se refirió a los ataques diarios del Hamas a territorio israelí, ni hizo mención a la absoluta responsabilidad que le cupo al movimiento terrorista en la destrucción de Gaza. No exhortó como es su deber, a la liberación de Guilad Shalit, el soldado israelí secuestrado hace más de dos años por Hamas y que Egipto no quiere que se vincule con el acuerdo de una tregua, como pretende Israel y suscribe el presidente francés Nicolas Sarkozy, que lo considera un tema prioritario.
Por su parte, la comisionada general de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, según sus siglas en inglés), Karen AbuZayd, tampoco comentó acerca de la agresión de Hamas y aplaudió hoy los resultados de la conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Gaza.
"No sólo hemos tenido anuncios de donaciones, sino evaluaciones de qué hacer para emplear ese dinero", declaró la titular de la UNRWA a la Radio de Naciones Unidas.
AbuZayd pronosticó que habrá "mucha presión para que Israel abra los cruces y se puedan enviar los recursos necesarios para la reconstrucción, además de la ayuda humanitaria".
E.E.U.U. uno de los mayores benefactores, a través de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, anunció una ayuda de 900 millones de dólares, enfatizando que evitará que el dinero llegue a Hamas.
"Hemos trabajado con la Autoridad Palestina para establecer salvaguardias que garanticen que nuestros fondos sólo sean usados donde y para lo que están destinados y no terminen en las manos equivocadas", aseveró Clinton.
De los 900 millones de dólares que el Gobierno estadounidense ha anunciado, y que todavía faltan ser aprobados en el Congreso, sólo una tercera parte se destinará específicamente a suministrar ayuda humanitaria urgente para Gaza tras la ofensiva militar israelí. Además, otros 200 millones ayudarán a cubrir las carencias presupuestarias del Gobierno de Abbas y 400 millones de destinarán a la reforma económica y del sector privado, así como a proyectos en Cisjordania, actualmente controlada por el presidente Mahmoud Abbas.
Parece ser que E.E.U.U. acuciado por gravísimos problemas económicos, se olvidó que los atentados a las Torres Gemelas y al Pentágono cometidos por Al Qaeda, fueron festejados con alborozo en los territorios palestinos, al grito de ¡Muerte a América! , ¡Muerte a Israel! , mientras repartían caramelos como señal de júbilo.
Hamas, que no fue invitado a la conferencia, dijo que rechaza la vinculación de la reconstrucción de Gaza con la obligación de los palestinos a hacer concesiones.
El portavoz de Hamas, Fawzi Barhoum, deslindando la inequívoca responsabilidad del movimiento terrorista, dijo en otra perorata, que la ocupación israelí es responsable de la destrucción y de las matanzas, y debe ser considerado responsable de "crímenes a sangre fría contra el pueblo palestino, de las matanzas y de crímenes contra la humanidad".
Barhoum, pidió a los participantes que establezcan un mecanismo para entregar la ayuda directamente a los palestinos de Gaza al margen de la rivalidad entre las distintas facciones. En todo caso, Barhoum dejó claro que evitar al actual "gobierno palestino legítimo" en Gaza, supone un paso equivocado y "una premeditación para impedir la reconstrucción
La Unión Europea, que alberga en los países que la conforman, un cada vez más significativo número de musulmanes, y que también trata de sobrellevar la terrible crisis económica que aflige al mundo, donará 554 millones de dólares a los palestinos, para ser invertidos especialmente, en la reconstrucción de la Franja de Gaza.

Fuente y reenvio:
www.porisrael.org