UN HECHO HISTORICO


El auge del negocionismo
La negación del Holocausto no nace con el obispo Richard Wiliamson ni con el revisionista británico David Irving u otros.
por Natalio Steiner

Lo que hoy genericamente denominamos derechos humanos son fruto de la modernidad post-revolución Francesa. Si bien es cierto que ya la Biblia Hebrea contiene una visión humanista que influyó moral y eticamente en otras culturas o religiones, nunca logro que esos derechos contenidos en la Biblia se univerzalizaran como ley quizas por antisemitismo o por la irrupción del agnosticismo.
Ha sido el siglo XX con sus masacres y horrores, entre ellos la Shoa, la que generó una toma de conciencia acerca de la importancia de los mismos.Los juicios de Nuremberg de 1946 impulsaron la declaración de los derechos del hombre de 1948.
Es que en los tiempos más oscuros de la locura humana nunca se ha visto la aplicación sistemática de tecnología ( camaras de gas, etc ) para la eliminación del otro. El Holocausto judío es la tragedia más documentada de la historia de la Humanidad.Miles y miles de fotos,videos,testimonios, museos ( y no solo Yad Vashem),relatos de sobrevivientes, pueden así ratificarlo.
La negación del Holocausto no nace con el obispo Richard Wiliamson ni con el revisionista británico David Irving u otros.
Nace durante la misma segunda guerra cuando un cartel que decía "el trabajo libera" recibía a los prisioneros de Auschwitz.
Es evidente que los actuales intentos negacionistas deben inscribirse en prácticas delictivas no solo por mentir acerca de la historia sino porque el fin ulterior del negacionismo no es solo exculpar nazis sino sembrar la semilla de un nuevo exterminio.Asi es como el negacionismo comienza a desarrollarse apenas finalizada la guerra cuando las evidencias del mismo se harán inocultables.
El negacionismo toma hoy diversas formas. Hay quienes sostienen que Hitler no sabía lo que sucedía o que murieron muchos menos judíos de los que se dice o que murieron por los bombardeos aliados. Los negacionistas prefieren que los llamen " revisionistas " en un vano intento de gozar de una valía que otorga la creación de una corriente históriográfica propia.
Desde lo jurídico ya desde 1991 en España la justicia española entendió que la libertad de expresión no puede amparar sentimientos de hostilidad contra etnias determinadas. Tanto en Francia, Bélgica, Austria, Suiza, Lituania, Canada, Polonia, Nueva Zelanda y en especial Alemania hay leyes efectivas contra el negacionismo. También la ONU en 2007 emitió una resolución de condena a cualquier tipo de negación del Holocausto.
En este sentido la Argentina esta aún en deuda. Mucho más teniendo en cuenta que Wiliamson cumple o cumplio funciones en nuestro país algo que no debe ser casual teniendo en cuenta la sempiterna presencia de refugiados y criminales nazis en nuestro país. Hace mucho tiempo ya que la ley antidiscriminatoria existente es insuficiente para penalizar delitos discriminatorios y el negacionismo lo es. Por ende hay que modificar esa ley y / o promulgar otra específica que contemple una dura penalización en la negación de la Shoa. Ya en nuestro código penal existe el principio de apología del crimen que consiste en la pontificación de un crimen o la defensa de un delito. Es en este marco que debería ampliarse la legislación ya que el Holocausto es el mayor genocidio del siglo XX y el primero probado ante un tribunal penal internacional.
El autor es co director del semanario Comunidades de Buenos Aires