MI ENFOQUE desde ISRAEL por DAVID MANDEL


MI ENFOQUE DESDE ISRAEL
por David Mandel No. 299


En este número:

· El tiro les salió por la culata
· La verdadera situación de los palestinos
· En todas partes – y en todas épocas – se cuecen habas
· Bomba de tiempo
· "¡Estamos en el mapa!"


El tiro les salió por la culata

Son rumores, rumores, (Canción "Rumores" por J. Prieto)
Para mentir y difamar es imprescindible que las acusaciones aparenten ser verosímiles, basadas en alguna evidencia, aun si ésta es falsa. De otro modo, el que sale mal parado, a la larga, es el difamador. Eso es lo que le ha ocurrido al periodista, que escribió un artículo alegando que el ejército de Israel practica el robo de órganos humanos, y al periódico que publicó el libelo.
Cuando se le pidió pruebas de su acusación, el periodista admitió que no tiene ninguna evidencia, y que su artículo está basado en rumores que circularon hace cerca de diecisiete años. (Es interesante anotar que la familia de la presunta víctima ha negado que le robaron los órganos. El hecho de que las autoridades palestinas no se hicieron eco de la acusación demuestra que, a diferencia del editor del periódico sueco, ellos claramente consideraron que el libelo era absurdo, ridículo, falso, y sin lógica).
Si el periodista quisiera escribir otros artículos difamando a Israel y a sus instituciones, le sugiero a continuación varios temas muy populares basados en persistentes rumores que circulan entre los palestinos:
· Arafat no murió a consecuencias de una enfermedad (probablemente SIDA), sino que fue envenenado por los israelíes.
· El tsunami que asoló Tailandia hace algunos años, matando a un cuarto de millón de personas, fue causado por la explosión de una bomba atómica israelí.
· El atentado del 11 de setiembre del año 2001 que destruyó las Torres Gemelas de Nueva York y causó gran daño al Pentágono, no fue obra de Bin Laden, sino del Mossad israelí.
· Los israelíes, de acuerdo a una reciente denuncia de Hamás, han introducido chicle afrodisíaco a Gaza para corromper a la juventud palestina.
· La fuerza aérea israelí hace algunos años "bombardeaba" Gaza con caramelos y chocolates envenenados.
· Los israelíes envenenan los pozos de agua de los palestinos.
· Los israelíes han entrenado cerdos salvajes para que destruyan los cultivos de los palestinos.
· Los israelíes han entrenado ratas para que infesten las casas de palestinos en Jerusalén y provoquen que estos abandonen sus viviendas.
El resultado paradójico del incidente es que muchos anti-sionistas han criticado fuertemente al periodista por su fantasioso artículo, ya que temen que, en el futuro, cuando ellos presenten alguna denuncia contra Israel, el público considerará que tiene tanta validez como el absurdo libelo del robo de órganos.


La verdadera situación de los palestinos


La situación del pueblo palestino es intolerable
(El presidente Obama en su discurso del 4 de junio, 2009 en el Cairo).
Mark Twain, comentando una noticia publicada sobre su presunta muerte, dijo "el reporte acerca de mi muerte es una exageración". Lo mismo se podría decir acerca de la frase del presidente Obama, citada arriba.
En la Cisjordania (Judea y Samaria) la economía palestina, según informa el Fondo Monetario Internacional, aumentará en un 7% en el año 2009, uno de los más altos porcentajes en el mundo, porcentaje especialmente notable ya que ocurre en un año en el cual las economías de muchas naciones han dado un resultado negativo. (Dejemos a un lado lo que ocurre en Gaza, donde la prioridad de los gobernantes de Hamás no es el progreso de sus ciudadanos sino la destrucción de Israel. Fabricar cohetes no beneficia a la población tanto como construir colegios, hospitales y centros de trabajo).
La expectativa de vida de los palestinos, incluyendo los que viven en Gaza, es de 73 años, mayor que la de Arabia Saudita, Jordania, Argelia, Turquía, Egipto, Marruecos, Irán, Pakistán, Yemen, y otros países islámicos o árabes. Sólo en dos países árabes la gente tiene mayor longevidad, en Omán, y en Bahrein.
El índice de alfabetismo en la Autoridad Palestina es del 92.4%, igual al de Singapur, y mucho más alto que el 80% de Siria o el 71% de Egipto.
En Ramallah, la capital de facto de la Autoridad Palestina, hay un "boom" de construcción, y el problema más grande que tienen hoy los habitantes de la ciudad no es la seguridad sino donde encontrar estacionamiento.


En todas partes – y en todas épocas – se cuecen habas


Esta semana ha sido de mucha actividad para la policía y el poder judicial. Dos ex–ministros, uno acusado de desfalco y el otro de recibir coimas, ingresaron a la cárcel para cumplir la pena dictada por los jueces. Un ex–presidente de Israel está siendo juzgado por violación y varios casos de acoso sexual. Ehud Olmert, ex–primer ministro de Israel fue acusado oficialmente de recibir sobres llenos de dinero en efectivo, y de facturar sus gastos oficiales de viaje (cuando era alcalde de Jerusalén) por duplicado, y, en ciertos casos, por triplicado, y quedarse con el dinero excedente para usarlo para viajes privados o familiares.
El hecho de que hay gobernantes y funcionarios que son deshonestos no es nada nuevo. Si el rey David gobernase hoy, posiblemente habría sido encarcelado por haber seducido a una mujer casada y ser el autor intelectual de la muerte del marido engañado. Y eso sin mencionar que, antes de ser rey, era jefe de una pandilla que extorsionaba a los ricos, con la modalidad de "protección", tan de moda entre los delincuentes de hoy.
Casos de corrupción política ocurren no sólo en Israel sino también en muchos otros países. Son escasos los presidentes, en muchos de los países latinoamericanos, que no son millonarios al terminar su período presidencial. El ex–presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, si no hubiese sido perdonado por su sucesor, habría terminado sus días tras rejas por sus actividades políticas ilegales. Su vice-presidente, Spiro Agnew, renunció acusado de haber recibido coimas. El ex–presidente Clinton, acusado de mentir a la nación en el affaire Mónica Levinsky, se salvó de ser procesado por el Congreso gracias a una pequeña minoría de votos a su favor.
Lo que distingue a Israel de muchos otros países, no es la probidad de sus funcionarios, sino la acción democrática de no tener vacas sagradas, y castigar, con la fuerza de la ley, a los que delinquen, aún si hubiesen ocupado los más altos puestos en la nación.

Bomba de tiempo

Los únicos recursos naturales que Dios le prometió a Moisés que encontraría en la tierra de Israel serían leche y miel. En contraste, por razones que sólo Dios sabe, los países vecinos recibieron abundantes yacimientos de petróleo.
A pesar de esa desventaja, el actual ingreso per capita de Israel es de $28,200, cifra muy cercana a la de España o Italia. En comparación, Arabia Saudita, el país con las más grandes reservas de petróleo del mundo, tiene un ingreso per capita de $ 23,800; el paraíso bolivariano de Chávez, Venezuela, tiene $12,800; y mi país natal, Perú, ― al cual el geógrafo y catedrático Antonio Raimondi, peruano nacido en Italia, llamó "mendigo sentado en un banco de oro", ― tiene un ingreso per capita de sólo $8,500
La explicación se debe posiblemente al énfasis en la educación que es tradicional en el pueblo judío. Pero hay una bomba de tiempo que puede destruir el futuro progreso de Israel.
La mayoría de los alumnos israelíes son ultra ortodoxos o árabes israelíes. Los niños de ambas comunidades, especialmente los ultra ortodoxos, reciben un nivel de educación muy por debajo del promedio de los países occidentales. Esos niños se graduarán con un amplio conocimiento del Talmud pero con un escaso, casi no existente, conocimiento de matemáticas, inglés y otras materias esenciales. El día que esos niños constituyan la mayoría de los adultos del país, Israel se volverá un país del Tercer Mundo.

"¡Estamos en el mapa!"

"¡Estamos en el mapa!" exclamó el jugador de básquetbol Tal Brody cuando su equipo Macabi Tel Aviv derrotó 91 a 79 al equipo ruso "CSKA Moscú", en 1977.
¿Quién hubiera pensado hace algunos años, ― cuando semana tras semana, asesinos suicidas explotaban sus bombas en los restaurantes, autobuses y centros comerciales de Israel, y ningún artista, con justificada prudencia, aceptaba venir a Israel, ― que hoy, en el año 2009, Madonna, Paul McCartney, Leonard Cohen, Julio Iglesias, la Opera Scala de Milán, y muchos otros artistas, nos visitan y presentan sus shows ante decenas de miles de entusiastas espectadores?
Si el presidente de Irán insiste en sus intenciones de borrar del mapa a Israel, debería tomar en cuenta lo que Tal Brody añadió esa inolvidable noche, "¡Y permaneceremos en el mapa, no sólo en deportes, sino en todo!"