SOBRE LOS PROCESOS DE REVISIONISMO ALEMAN


Una lucha esteril
por Natalio Steiner


La comunidad judía de Alemania apoyaría la reimpresión del libro de Hitler, Main Kampf, Mi Lucha. Hay que aclarar que dicho libro, que ayudó a emponzoñar la mentalidad de los alemanes, tiene la circulación prohibida por ley en Alemania desde fines de la Segunda Guerra Mundial.
La dirigencia judeo-alemana piensa que la polémica y controvertida medida sería útil si el libro fuese editado con un comentario crítico, que desarticule las principales ideas expuestas en el mismo, dado que los neo-nazis hacen ahora un uso alevoso del voluminoso texto escrito por Hitler en 1925 durante su corta estadía en prisión.
La opinión pública alemana esta dividida. Hay quienes minimizan la gravedad del hecho diciendo que Mi Lucha aportó poco a la nazificación del país mientras que otros piensan que levantar una prohibición así es fuente de seguros problemas. Hay también quienes creen que una edición de este tipo, terminaría con los mitos que rodean al Main Kampf.
Como judío, periodista y docente ,considero un grave error la reimpresión de este texto como de cualquier otro libelo o pasquín antisemita aunque pueda buscarselo y hallarlo en Internet. Prohibir la difusión de Main Kampf, aún en Internet, es un mensaje moral claro de los valores que deben guiar a una sociedad democrática en la protección y formación de sus ciudadanos . El hecho mismo que en Alemania hayan hoy 40.000 neonazis y partidos políticos racistas, agrava el fenómeno en uno de los pocos países que atinadamente penaliza a los negadores del Holocausto y a la vez permite el funcionamiento de dichas agrupaciones.
Si bien impedir la publicación de un libro pudiera parecer un acto antidemocrático no hay que olvidar que el nazismo llegó al poder en Alemania abusando de las reglas de la propia democracia que luego destruyó. Prefiero una democracia limitada pero resguardada a una que comete negligencias en nombre de un mal entendido derecho a la libre expresión.
En nuestro país, ninguna editorial seria se ha aventurado a publicar este libelo pero hay editoriales clandestinas , y con nombre falso, que editan ediciones rústicas que comercializan con total impunidad, por ejemplo en kioscos de revistas en estación Retiro o en librerías virtuales en Internet , tal como ha sido denunciado por este medio.
Queda sin embargo una pregunta, ¿ no debería permitirse la edición del libro Mi Lucha para estudiar de él las locuras del nazismo ?. ¿ Acaso historiadores, profesores, autodidáctas, periodistas no podrían acceder al texto ?. En tales casos el tema podría zanjarse con copias limitadas para consultar en bibliotecas con disponibilidad restringida.
La lucha contra el nazismo en sus diversas expresiones debe ser constante e inclaudicable sin dar respiro a ninguna de sus modalidades. ¿ Cómo se entiende que en Buenos Aires se buscan tapar pintadas agresivas hacia Israel y los judíos pero a la vez nada se hace contra la difusión clandestina de Mi Lucha ? ¿ Qué es más grave ?. Dificil cuantificar.Lo que si es seguro que ya la Ley Antidiscriminatoria en la Argentina debe ser revisada ante las dificultades que surgen para aplicarla a las nuevas modalidades xenofóbicas y antijudías.
Una tarea pendiente para la próxima conducción de la DAIA.

El autor es co-director de Comunidades