TESTIMONIO DE UNA VENEZOLANA


Otra vez sobre el pecho el Magen David, porque aún existe una Venezuela que puede y debe entrompar la barbarie

por Eleonora Bruzual


Aquí en Nuestro Portal, no más despertar este último sábado de enero, nos enteramos de las terribles nuevas… Supimos que había sido violentada y profanada la Sinagoga Eretz Israel ubicada en la zona de Mariperez en Caracas. No más escuchar la noticia en la voz del Dr. Abraham Levy, presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), me di cuenta que no son obsesiones mis alertas… Que ya no es la mera arenga del odio y el antisemitismo..., que esto viene avanzando desde aquel maldito día donde el relativismo perverso de muchos que se pavonean como demócratas, salieron a apoyar y promocionar a un tropero déspota, que daba un golpe fracasado a la democracia venezolana y que fue escogido por ser el más traidor y el más idóneo a los planes siniestros de esa especie de Cartel del terror que amenaza a este mundo incauto y que forman los trasgresores disfrazados de activistas políticos, los sanguinarios sociópatas, los malandros y desequilibrados de una humanidad en camino a que le destruyan civilización, libertades, condición humana…

17 años después de aquel maldito 4 de febrero del año 1992, muchos de los antiguos promotores del golpista infame, militan en las filas de la oposición, muchos de esos han tenido que huir y otros aquí son acosados y satanizados… Casi me atrevo a decir que es justicia divina por su estupidez y su amoralidad al pretender llamarse demócratas y apoyar a un militar golpista y asesino, y darle recursos de toda índole para lograr el Poder y convertir el hecho electoral es una farsa demoníaca que en Venezuela controlan los comisarios invasores que mandan los tiranos Castro desde la mazmorra cubana.

Ha sido violentada y profanada la Sinagoga Eretz Israel y esto es un hecho más de una acción organizada. Planificada y ejecutada por un régimen que forma parte de un eje terrorista mundial dispuesto a todo por adueñarse de nuestras vidas y condenarnos a la sumisión. Los jerarcas del chavismo despachan desde una mezquita donde vociferantes fanáticos islámicos ya posicionados y protegidos en Venezuela, corean ¡UH AH Chávez no se va…! Se rompen relaciones diplomáticas con Israel y se solidifican relaciones con países terroristas y con bandas violentas disfrazadas de activismo nacionalista.

Esto no es nuevo… Con Chávez y apoyados por él, se han violentado templos católicos. Se han perseguido misioneros de credos cristianos. Se han escenificado asqueantes ritos de odio en contra de altos prelados de la Iglesia Católica. No olvido el dolor que sentí cuando representaron un verdadero aquelarre en las honras fúnebres del Cardenal Ignacio Velasco, fallecido el 6 de julio del año 2003. Jamás olvidaré tampoco aquellos perversos afiches que esta banda de asesinos comandada por Chávez y empoderada en una Venezuela que creen de su absoluta propiedad, utilizaron para tapizar en marzo del año 2001 muros de iglesias y estaciones de Metro con la foto del matrimonio de mi único hijo, ceremonia oficiada por Monseñor Ignacio Velasco y utilizada para desencadenar más odio y más terror… Recuerdo a los que me llamaron solidarios y a los que se hicieron los desentendidos porque yo no soy "Políticamente correcta" para un régimen con el cual muchas próximas víctimas han hecho y hacen groseros negocios... No olvidaré jamás los silencios cobardes cuando repetitivamente Hugo Chávez irrespetaba al Cardenal Rosalio Castillo Lara, a Monseñor Baltazar Porras...

Recuerdo la risa de un conocido moderador de programas de opinión, probada y militantemente opositor, riéndose y haciendo bromas de mal gusto cuando me entrevistó por lo de los espantosos afiches... demostrándome que en los oscuros laberintos de la mezquindad humana, anida la envidia que es de gran utilidad a los planes de estos demonios que secuestraron nuestras vidas…

Ahora se profana la Sinagoga Eretz Israel de Caracas, antes se allanó dos veces tanto el Colegio Hebraica "Moral y Luces" como el Centro Social y Deportivo Hebraica, ambos en Caracas… Pintas antisemitas en muros, expulsión de los diplomáticos israelíes y ruptura de relaciones diplomáticas con el Estado de Israel… odio convertido en arenga vomitado por Chávez y su "Alto gobierno"… Chávez convertido en el gran "Imán" de los terroristas islámicos que lo ovacionan mientras se atrincheran en nuestro país y nos trasladan sus espantos…

Por eso, esta mañana triste donde me permito convocar a todos los venezolanos que honramos aquella característica de pueblo amable y decente, a que tomemos calles, autopistas y nos coloquemos Estrellas de David, símbolos cristianos, símbolos también del Islam verdadero, banderas de siete estrellas y entrompemos esta tragedia… No la dejemos pasar como hemos dejado pasar todos los crímenes y todas las fechorías de estos malvivientes. ¡No esperes a que vengan por ti, porque cuando eso suceda no habrá voces que se levanten en tu defensa!

Hoy, con el alma adolorida, con el miedo obligado a replegarse en aras de la vida, me permito reproducir aquí algo que escribí cuando apenas Hugo Chávez tenía 4 años en el poder y tampoco en ese tiempo, no daba razones para el optimismo necio de muchos… Y con esa reflexión también me permito gritarle a estos demonios, que la Colonia Judía Venezolana, que mis hermanos venezolanos de religión judía tienen en mi una voz que convoca este Shabat triste a frenar a tiempo otra tragedia… y que denuncia ante el mundo que mi país está secuestrado por una banda delincuente, que compra voluntades con el producto de los robos a un pueblo, desfalco que hace un amoral con ínfulas de estadista. Me permito pedirles que sin miedo otras voces retumben condenando la barbarie.


Cuando vinieron
Artículo escrito el 6 de abril de 2003
http://www.gentiuno.com/articulo.asp?articulo=41
Muchos son hoy los venezolanos, que ante este pavoroso tiempo que un enfermo tiranillo, abusador y bravucón nos pretende obligar a vivir y sobre todo con el auge de la Internet y el Correo Electrónico, que han revivido una vieja poesía, de la década de los 40s en el siglo pasado. Esto trajo hasta mí la necesidad de indagar un poco en la autoría de dicho texto, que para muchos es del dramaturgo alemán Bertort Brecht, para otros es casi un anónimo, y para los que nos hemos dedicado un poco a la búsqueda del verdadero creador, es de una víctima del nazismo.
Me refiero a "Cuando vinieron..." cuyo autor fue Martin Niemöller pastor protestante alemán, víctima del holocausto. Niemoller fue uno de los millones de seres que la barbarie hitleriana conminó a un Campo de Exterminio, del cual, milagrosamente sobrevivió, pudiendo huir hacia los Estados Unidos de Norteamérica, muriendo allí en 1984.
Muchos son los lectores, visitantes y amigos que me han pedido reproduzca en nuestros espacios este texto, como la reseña de su autoría. En un momento difícil, cuando los riesgos de repetir la suerte de tantas y tantas víctimas del totalitarismo y la barbarie, aquí copio esa brevísima reflexión poetíca, capaz -como sólo el talento lo hace- de resumir con fuerza abrumadora, la condición humana, esa que sabe o no sabe de solidaridad, siente o no siente bondad, comparte o no comparte luchas, defiende o no defiende la libertad...
Aquí la versión original:
First they came for the Communists, and I didn't speak up, because I wasn't a Communist.
Then they came for the Jews, and I didn't speak up, because I wasn't a Jew.
Then they came for the Catholics, and I didn't speak up, because I was a Protestant.
Then they came for me, and by that time there was no one left to speak up for me.
by Rev. Martin Niemöller, 1945

Aquí la versión más común que se ha traducido al castellano:
"Cuando vinieron a buscar a los judíos,callé: yo no era judío.
Cuando vinieron a buscar a los comunistas,callé: yo no era comunista.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,callé: yo no era sindicalista
Cuando vinieron a por mí,ya no había nadie para protestar"



Leo en alguna parte en esta investigación nada ortodoxa pero si bien fundamentada, que el texto de Niemoller está en los archivos de la Biblioteca del Congreso de Washington DC, Estados Unidos, y dicho registro tiene fecha del 14 de octubre de 1968, bajo el número 31.636. En otra reseña, constato que un bibliotecario del Instituto Goethe, en la ciudad de Munich, asevera que en Alemania, no existen dudas sobre la autoría del texto, y todos los estudiosos coinciden que es de Niemoller.
Una última acotación se impone, y es aquella de resaltar que los militantes de una izquierda trasnochada, de una fusión perversa entre viejas ideologías y culto a la violencia, de un pacto entre terrorismo, resentimiento, mediocridad y sociopatías pretende siempre secuestrar todo poema, todo escrito, toda reflexión que hable, denuncie o combata la persecución y la privación de la libertad, buscando así impedir que el mundo sepa que el mayor número de crímenes, de vejaciones y de muertes los debe la humanidad a esa maldición que vestida de rojo sangre, utilizando la pobreza como base para sus planes, desconociendo la dignidad humana y justificando el terror como arma política conocemos como comunismo.
Hoy llegó a Venezuela, y en menos de cinco años ha destruido al país, dividido a su pueblo, empobrecido a millones de ciudadanos y levantado una ola de terror y devastación que Dios quiera no arrase con todo y con todos...
Pero aquí, escribiendo, me pregunto...
Cuando los rusos, los polacos, los húngaros, los alemanes del este, los silenciados de casi un siglo de horror requerían de nuestras voces ¿Cuántos hablaron? ... Pero es que América está tan lejos y nosotros –por suerte- no somos ni de centro Europa ni de aquellas lejanas estepas...
Cuándo Salvador Allende impuso a los esbirros cubanos sobre los chilenos, y comenzaron a hacerse dueños del país quizá no dijimos nada... ¡No éramos chilenos!
Cuando en Camboya el comunismo diezmó a la mitad de la población ni nos dimos por aludidos ¿Dónde queda Camboya? ¡Ah sí! Que "bonita película "Los gritos del silencio"... ¿quién escribió el guión?
Cuando Noriega persiguió, vejó y asesino al pueblo panameño ¿Alguien preguntó? Estoy casi segura que no, ya que no éramos panameños...
Cuando las hordas sandinistas mataron, robaron y aterraron al pueblo nicaragüense, ciertamente que no hicimos nada... Y cómo, ¡acaso éramos de Nicaragua...!
Cuando Fidel Castro fusiló, despojó, acribilló a inocentes, cuando hundió el remolcador 13 de Marzo asesinando a niños, mujeres y hombres inocentes, cuando secuestró a Elián con la complicidad del amoral partido demócrata, cuando día a día muchos cubanos con el mismo corazón, los mismos sueños y el mismo derecho a la vida que nosotros son devorados por los tiburones en las frías aguas del estrecho de La Florida, alguien puede decirme dónde hubo una marcha, una concentración, una protesta... ¡Pero que cosas tengo! Si no somos cubanos...

Cuando en Afghanistan los talibanes vejaron, torturaron y fusilaron a las mujeres porque simplemente para ellos no merecían ni igualdad ni derechos humanos, cuando las encerraron dentro de las pavorosas burqas, cuando desde estos mismos espacios pasamos años denunciando ese horror y nadie se sensibilizaba ni nadie gritaba o manifestaba por ellas. Cuando tuve que tragarme la ira –unos días después del 11 de septiembre de 2001- cuando un "Famoso y protagónico" líder comunitario y defensor de los Derechos Humanos de Venezuela, me llamó para que interviniera en su programa y contará lo que por años había venido denunciando y que el recién "Descubría"... ¿Dónde carrizo estuvo mi rabia que no le reclame su apatía cómplice?
Cuando los terroristas palestinos e islámicos en general vuelan cafeterías, autobuses escolares, sinagogas, y condenan al dolor tanto al pueblo de Israel como a sus mismos pueblos ¿qué hacemos? Bueno... esa gente siempre se ha matado... Y ni idea de quienes son, más de uno me dirá: no tengo ni amigos ni familia por allá...
Cuando la ETA patea la vida de inocentes habría que ver si es que esos vascos son felices matándose...
No somos vascos y tampoco españoles... Cuando la narcoguerrilla colombiana masacra, viola, aterroriza... ¡Ay! ya es suficiente dirán muchos...
De pronto me encuentro gritando por la libertad de mis hijos, de mi gente, por esta Venezuela en peligro, igual que tantos otros pueblos mártires y pido a mi Dios que no nos cobre tanto pecado de omisión, tanta apatía, tanto egoísmo, que haya todavía corazones solidarios y nobles que unan sus gritos a los nuestros y el coro sea tan fuerte, tan único que jamás los tiranos se confíen de esa mala costumbre humana de no defender al que sufre, al que llora, al que le es arrebatada su dignidad, pido a mi Dios que ante la solidaridad de tantos que ya se manifiestan, nos permita corregir errores y nunca jamás volver a darle la espalda a los perseguidos y esclavizados del "narcocomunismoterrorismo" disfrazados de militancia política...
Eleonora Bruzual
ebruzual@gmail.com

CLARIDAD MENTAL EXPUESTA


EN DEFENSA
Por Federico Quevedo

El Confidencial. Com ESPAÑA

Si cualquier guerra puede considerarse el fruto de un fracaso colectivo, la que enfrenta a israelíes y palestinos lo es doblemente, en la medida que el fracaso alcanza a toda la comunidad internacional desde que en 1947 decidiera poner fronteras artificiales a la convivencia entre dos pueblos,iguales en origen, pero radicalmente diferentes en cuanto a cultura,religión, modo de vida y de organización política, etcétera. A día de hoy casi nadie pone en duda el reconocimiento a los dos estados, el israelí y el palestino, pero parece casi imposible ponerse de acuerdo en cual debe ser la demarcación de cada uno.A lo largo de estos años ha habido avances importantes, y retrocesos aún más graves que los primeros por las consecuencias. No seré yo quien le niegue al pueblo palestino su derecho al asentamiento y a la convivencia pacífica bajo sus propias normas y en un territorio propio, pero tengo la impresión de que los primeros que se empeñan en cuestionar ese derecho son los propios palestinos desde el momento en que alguna de sus facciones ha convertido su guerra con Israel en un modo de vida, en una razón para su propia existencia.Y es que si siempre ha sido difícil el diálogo, desde que el terrorismo de Hamás gobierna en la franja de Gaza, este parece haberse vuelto imposible.El ataque del ejército de Israel es la respuesta a ocho años de hostigamiento desde Gaza, de acciones bélicas claras como el lanzamiento de misiles y, sobre todo, de ataques terroristas suicidas.Parece evidente que el último alto el fuego solo ha servido para que Hamás se reorganizara y su ejército de más de 20.000 voluntarios dispuestos a morir causando la mayor masacre posible suponga una amenaza mayor de lo que Israel puede soportar a sus puertas. Y no solo Israel. Es verdad que la respuesta judía ha podido parecer desproporcionada. Cualquier guerra en la que hay víctimas civiles es doblemente cruel e inhumana, pero no cabe cerrar los ojos a la realidad y no puede culparse solo a Israel de estas bajas, pues es de sobra sabido que Hamás utiliza a civiles como escudos humanos allí donde sabe que pueden caer las bombas judías precisamente para conseguir que la comunidad internacional se lleve las manos a la cabeza y se rasgue las vestiduras ante la brutalidad del ejército de Israel. Puro cinismo. Una trampa en la que caemos con evidente entusiasmo.Pero al resto de Occidente le interesa que Israel acabe, de una vez por todas, con la amenaza de Hamás. El yihadismo palestino está fuertemente vinculado a los gobiernos de Siria e Irán, a su vez aliados de Al Qaeda en la guerra que el fanatismo islámico ha emprendido contra Occidente. Si Hamás gana su batalla contra Israel, esa victoria alentará a los enemigos de nuestra cultura y nos hará más débiles ante la amenaza del terrorismo islamista.Nos guste o no, Israel es nuestra vanguardia en la guerra contra el terrorismo, y si estamos dispuestos a enviar a nuestras tropas a morir a Afganistán en esa particular guerra, lo que no vale es caer en la hipocresíade defender la aspiración terrorista de Hamás para que la izquierda lave su conciencia y seque sus lágrimas de cocodrilo con el pañuelo palestino enrollado al cuello: con discursos como el de Leire Pajín y comunicados como el de las Juventudes Socialistas se le hace el juego a los terroristas suicidas dispuestos a volarse a sí mismos en medio de una estación de autobuses, hoy en Tel Aviv, mañana en Roma, llevándose por delante a centenares de inocentes.De hecho, incluso los gobiernos árabes moderados han mirado para otro lado.Egipto y la Autoridad Palestina con sede en Cisjordania han justificado la acción de Israel poniendo el acento en la responsabilidad de Hamás. Losúnicos gobiernos que han salido en defensa de los terroristas han sido los fundamentalistas, así como los partidos radicales islámicos allí donde han podido convocar a sus fanáticos seguidores en contra de Israel.Durante años la izquierda europea y, sobre todo, la progresía española le han hecho el juego a la causa palestina a la que convirtieron en una especie de icono progresista contra el imperialismo yanqui y todas esas tonterías con las que la izquierda ha alimentado durante años su vacío intelectual.Tonterías que mientras la causa del yihadismo se circunscribía a Israel podían soportarse sin otras consecuencias en clave interna que unas cuantas manifestaciones propalestinas.Pero ahora la causa del yihadismo es más amplia, y las tonterías pueden costarnos muy caras. El apoyo a Israel es indispensable para nuestra propia existencia; no caben los discursos tibios ni las medias tintas: Israel está actuando en defensa propia contra un ejército perfectamente armado. En defensa propia suya… y nuestra.

CARTAS DESDE ISRAEL


CHE ARGENTINA
DR. GUIDO MAISULS desde KIRIAT BIALIK

Hola Argentina, hace tanto tiempo de que no te visito, ya van a ser mas de seis años de que no estoy con vos pero de cualquier forma siempre recibo noticia tuyas pues las ultimas tecnologías como Internet y los amigos de siempre, me permiten saber muy bien sobre vos. En los últimos días recibí una oleada increíble de noticias tuyas y bastante desagradables por cierto:

Como la del Obispo Richard Williamson quien negó la existencia del Holocausto de los judíos. Como los vecinos de Richard Williamson que están felices con la obra social y religiosa del seminario que dirige desde hace siete años en La Reja. Como la del escrache a ciertos ciudadanos argentinos por el solo hecho de ser judíos, de la misma forma que habían aplicado los nazis contra los judíos para su exterminio en Alemania, durante la dictadura de Adolf Hitler. Como lo del referente de Convergencia Socialista Juan Beica que declaro que: "Vamos a ir a las oficinas de las empresas, al lugar donde se esconden las ratas, a escracharlos, pero si es necesario a tomar esas oficinas, a rodearlas y bloquearlas exigiendo ahí, en el nido de ratas donde están los capitales sionistas, que se retiren de Gaza". Como el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) de María José Lubertino que se negó a condenar las salvajes y violentas manifestaciones antisemitas a que fue objeto la comunidad judía argentina.

Y para colmo de males, un diputado que anunció un proyecto que busca castigar a los ciudadanos argentinos de origen judío que formen parte de las Fuerzas de Defensa de Israel. El se llama Ariel Pasini y luego de reunirse con un grupo de dirigentes kirchneristas visitó al embajador palestino en Buenos Aires, Farid Suwwan, a quien prometieron impulsar en el Congreso un proyecto para quitarles la ciudadanía a estos argentinos.

Diputado Nacional
ARIEL OSVALDO ELOY PASINI
Distrito: BUENOS AIRES
E-mail:
apasini@diputados.gov.ar
Mandato: 19/12/2007 - 09/12/2011
Bloque: FRENTE PARA LA VICTORIA – PJ
Teléfono: 6310-7100

Che Argentina, discúlpame que te tutee pero como te quiero mucho es como tenerte mas cerca, vos sabes que yo y mi esposa somos la cuarta generación de aquellos inmigrantes de Europa Oriental: nuestros antecesores fueron agricultores, trabajadores de la tierra y hombres de trabajo fecundo, verdaderos gauchos judíos que formaron familias honestas y laboriosas, que mandaron sus hijos a las universidades, apoyaron la democracia y convivieron pacifica y fraternalmente con los descendientes de los italianos, españoles, árabes y criollos que tanto te engrandecieron a vos.

Mi alma y mi espíritu vienen de esos judíos errantes que fueron obligados a abandonar la tierra de Israel hace mas de dos mil años, vagando incesantemente sin patria, siempre perseguidos y humillados por no querer renunciar al Dios de nuestros ancestros. Mi alma y mi espíritu quedaron salpicados definitivamente por tus negras tierras entrerrianas, por tus verdes espinillos y tus camalotes, por los celestes de los cristalinos y caudalosos arroyos y ríos mesopotámicos, por los blancos de las gélidas heladas invernales del litoral y por tu dorado y resplandeciente sol que nos ilumina siempre desde el cielo y desde nuestra azul y blanca bandera.

Mi cuna y mi infancia siempre estuvieron acompañados y protegidos por los acordes de viejos tangos que ronroneaban en mi hogar. Mi adolescencia y mi juventud fueron iluminadas por las letras geniales de Jorge Luis Borges y su Hombre de la esquina rosada y por las sabias coplas de Don Atahualpa Yupanqui que siempre me recuerda que tal vez alguno se acuerde que aquí cantó un argentino. Toda mi vida que transcurrí en vos, Che Argentina, estuvo siempre guiada por las luchas por una sociedad mas justa y mas ética, por el rechazo a las dictaduras militares y a las burocracias corruptas que tanto daño le hicieron al argentino de la calle, al laburante, a los hombres y mujeres de todos los días.

Vos sabes muy bien, Che Argentina que en 2002 me fui de vos. Vos sabes que me fui muy enojado, por supuesto que no con vos, sino con la indiferencia y la hipocresía que puso fin a la vida del Dr. Rene Favaloro, con los cobardes e impunes atentados de AMIA y Embajada de Israel, con el gigantesco y descomunal robo del corralito contra el patrimonio de los argentinos y fundamentalmente por la ausencia de futuro para nuestros hijos. Entonces elegí a Israel como nuevo hogar pues entonces, el llamado de cientos de generaciones que añoraron tanto esta tierra fluyo en mis venas con demasiada fuerza.

En estos largos y difíciles seis años de adaptación a una vida completamente diferente, estuviste vos siempre presente, Che Argentina, desde el asado a la criolla del fin de semana, el mate verde y cimarrón como en las cuchillas entrerrianas, las campañas futboleras de Boca Juniors, Carlitos Gardel y Julio Sosa volvieron a cantar desde los parlantes de mi compu, las empanadas de carne y el puchero, los alfajores y el dulce de leche, las charlas con los amigos sudamericanos de cómo eran las tardecitas provincianas o las noches porteñas. Queriéndolo o no, te traje dentro mío, Che Argentina.

Te cuento de que anoche no pude dormir, me pase dando vueltas en la cama pensando de que yo soy uno de esos argentinos a quienes desean despojarme de ser parte tuya. Si, ya se de que no formo parte del ejercito israelí pues vine a este país un poquito grande y ya no estoy para estas actividades donde la juventud, la destreza física y la vitalidad necesaria no son precisamente mi parte fuerte. Te cuento que aquí en Israel pago rigurosamente mis impuestos que sirven para sostener este ejército tan necesario para nuestra sobrevivencia. Cotidianamente aporto lo mejor de mi trabajo como profesional de la salud para el buen funcionamiento de esta sociedad tan vital y dinámica. Mi accionar en los aspectos sociales, culturales y políticos de mi ciudad de Kiriat Bialik intenta aportar pequeños granitos de arena al mejoramiento de su calidad de vida. Mi extensa y querida actividad desde Cartas desde Israel para intentar esclarecer lo que ocurre en el Estado de Israel, en las comunidades hispanoparlantes y en el mundo. Mi apoyo incondicional a las Fuerzas de Defensa del Estado de Israel para que nos protejan de esa inacabable ola de terror que desea borrarnos completamente del mapa del Medio Oriente; te cuento de que hace apenas dos años y medio soportamos un terrible bombardeo de la Hezbollah que duro treinta y tres días y nos caían todos los días los mortales kazamim sobre nuestros hogares, como ocurrió ahora en todas las ciudades y comunidades del sur de Israel pero esta vez por parte de Hamas. Todo esto y mucho mas me convierte en un enemigo irremediable del Obispo Richard Williamson, de Juan Beica y de Convergencia Socialista, de María José Lubertino y del Diputado Nacional ARIEL OSVALDO ELOY PASINI, por lo tanto me considero pasible de que me priven legalmente de mi irrenunciable y preciada ciudadanía argentina.

Te puedo decir definitivamente, con toda mi sinceridad y convencimiento, querida Che Argentina, aunque quieran sacarme por la ley o por la fuerza mi ciudadanía argentina no lo podrán lograr nunca, porque vos formas parte de mi ser, corres con mi sangre, te llevo en mis entrañas, estas dentro de mi y formas parte indivisible de mi vida, vos y yo somos inseparables, Che Argentina.

Yo me voy con mi destino pa'l lado donde el sol se pierde tal vez alguno se acuerde que aquí cantó un argentino.
Atahualpa Yupanqui.

SI ESTAS DE ACUERDO ENVIA FIRMADO ESTE PETITORIO


Petición a la ONU para que declaren a Hamas criminales de guerra
Petition to UN to charge HAMAS as war criminals

Finalmente algo que debio haber sido hecho hace mucho tiempo atras
Finally something that should have been done long ago.


Por favor firmelo y reenvielo a la mayor cantidad de contactos posibles.Judios o no.
Please sign and forward to as many people as possible, Jews and non-Jews alike.

http://www.PetitionOnline.com/tap12009/petition.html

Traduccion del Petitorio

Al Secretario General de la UN
Mr Ban Ki-Moon

United Nations Office of the Spokesperson for the Secretary-General United Nations,
S-378 New York, NY 10017
Tel. 212-963-7162 , Fax. 212-963-7055
Thursday, January 8, 2009 /EMYM

Honorable Secretario-General, Mr Ban Ki-moon!
En los últimos años y en el presente conflicto militar en curso la organización terrorista Hamas en Gaza gobernante ha cometido un gran número de diversos crímenes de guerra, tal como se definen en el Derecho Internacional. La forma de la guerra el movimiento Hamas infligido tanto en la población de Gaza y en Israel ha causado mucho sufrimiento y pérdidas y daños tanto a la población civil de Israel y de toda la Franja de Gaza. El régimen de Hamas dispararon cohetes de 6300 civiles israelíes. En Gaza, Hamas almacenan cohetes y otras armas y municiones, principalmente en las zonas residenciales, en casas, mezquitas, y las escuelas. Miles de cohetes y ataques con granadas de mortero fueron lanzados desde dentro de estas áreas, obligando a la respuesta militar israelí que inevitablemente llevó a un gran sufrimiento de la población y daños a la propiedad. De acuerdo con el Derecho Internacional cualquier fuente de fuego contra blancos civiles es un objetivo legítimo en sí. Si esa fuente de fuego fue localizado entre la población civil sigue siendo un objetivo legítimo, y si invita a que cerca de fuego a cambio, causando víctimas entre la población local, estas bajas son la plena y exclusiva responsabilidad de la parte de colocarlos deliberadamente en peligro. En este caso de Hamas es totalmente responsable tanto para los dirigidos deliberadamente contra civiles israelíes y víctimas de las víctimas civiles de su propia población utilizada por Hamas como un escudo humano. Su Excelencia, Señor Secretario General! Exigimos que el liderazgo de Hamas sean llevados ante la justicia internacional, sin demora, y juzgado por crímenes de guerra los siguientes: - Disparo de cohetes y granadas a propósito de objetivos civiles en Israel. - Disparo de cohetes dentro de estos civil palestina compuestos, como las escuelas o en las proximidades de los hospitales o edificios residenciales. - El almacenamiento de armas y municiones en las escuelas, mezquitas, edificios y oficinas públicas y el tipo. - Regularmente con sus propios civiles como escudos humanos, en particular los niños, a menudo forzados a estar en los lugares más peligrosos. - Durante los combates con las fuerzas israelíes de los combatientes de Hamas, que llevaban uniformes al principio, ha cambiado a ropas civiles o uniformes de las FDI y la lucha continuó. - Combatientes de Hamas han rutinaria escondió entre la población civil en los hospitales - Para el soldado israelí secuestrado, Gilad Schalit, Hamás no ha aportado los más elementales derechos de los prisioneros de guerra, como la información a la otra parte y de la Cruz Roja visitas, Israel concede derechos incluso a los condenados terroristas de Hamas. - Los niños y los menores se utilizan habitualmente por Hamas para tareas militares, tanto de batalla y auxiliares. El régimen de Hamas también ha educados, adoctrinados y entrenados los niños y los menores a la asesina de odio, a la voluntad y las técnicas para matar. - El liderazgo de Hamas malversado el dinero de la ayuda recibida para el desarrollo pacífico necesidades de la población de Gaza y se utilizan estos fondos para la guerra extensa labor; armas, equipo militar y de las construcciones, y un enorme aumento del poderío militar. Un fracaso para enjuiciar a los dirigentes de Hamas en la Corte Internacional que, sin duda, llevar a sus crímenes de guerra cada vez más convertirse en el comportamiento normativo, y más de lo mismo las catástrofes humanitarias, a millones de víctimas de la opresión y los asesinatos defendidos por la ONU. Señor Secretario General, agradecería su respuesta consideró que, con su permiso, que se publicarán, junto con esta carta. Vamos a seguir sus actividades con gran honor, altas expectativas, y apoyo moral profunda. Atentamente.

CONTROVERTIDO JUZGAMIENTO


Justicia española sobre la israelí?'
El ex general israelí, Doron Almog.
Sal Emergui Jerusalén

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/30/espana/1233315663.html

"¿Por qué en España no hay ninguna demanda contra los terroristas de Hamas o Hizbula? Yo sé lo que es terror, un atentado suicida palestino en el restaurante Maxim de Haifa el 4 de octubre del 2003 asesinó a mi tío, de 71 años, su mujer, de 70, su hijo, de 43, y sus dos nietos de 11 y 9 años", afirma en entrevista exclusiva el ex general israelí Doron Almog, uno de los principales citados en la querella admitida a trámite por un juez español.
"El Ejército israelí siempre busca atacar a los terroristas y en ningún caso civiles"
Pese a sus dudas y temores, al final cede y habla con
elmundo.es. Es denunciado en Madrid por "crímen contra la humanidad" en su condición de jefe militar del Comando Sur (responsable de la Franja de Gaza) cuando la aviación israelí lanzó la bomba de una tonelada matando al jefe del brazo militar de Hamas, Shehade y 14 civiles.
En septiembre del 2005, Almog acaparó las portadas internacionales cuando estuvo a punto de ser detenido en Gran Bretaña. Ese día, viajó a Londres en un avión de la compañía israelí EL AL cuando antes de bajar a tierra, le informaron (o chivaron) que policías británicos le estaban esperando en el aeropuerto con una orden de detención. El motivo, una demanda de un grupo anglo-palestino que le acusaba de la destrucción de más de 50 casas en Rafah (sur de Gaza). Almog no bajó del avión. "Me han asesorado y ordenado no viajar ahora España ya que pueden llevarme ante un tribuna".
Pregunta. ¿Cuál fue su primera reacción a la decisión del juez de la Audiencia Nacional?
Respuestas. Grupos antiisraelíes utilizan los tribunales internacionales para atacar y dudar de la legitimidad del Estado de Israel. Todos los implicados en esta querella somos solo un medio para hacer daño a Israel.
P. ¿No cree que hay motivos para un juicio?
R. En absoluto. No hay caso aquí. Desde ningún punto de vista ha habido un crimen contra la humanidad. Lo mire como lo mire. Yo pregunto, ¿Qué autoridad moral y legal tiene la Justicia española sobre la Justicia israelí? Todos los argumentos y recursos relacionados con el caso Shehade fueron ya profundamente examinados por los tribunales israelíes que gozan de máxima independencia. Y le quiero decir algo más importante. En cada operación militar, sea la que sea, participan asesores legales del Ejército y del Gobierno. Siempre que Israel ejerce fuerza militar, recibe el asesoramiento judicial. Y hay muchas operaciones que no se realizan porque no cumplen los criterios.
P. ¿No reconoce la decisión judicial española?
R. La Justicia de España no tiene ninguna superioridad moral sobre la israelí, como si nosotros tuvieramos tribunales, propios del Tercer Mundo que no reconoce los criterios legales y morales.
P.Habla de España pero usted estuvo a punto de ser detenido en Inglaterra...
R. Debido a una demanda, tampoco puedo viajar a Inglaterra. No recuerdo ningún caso en el que el sistema judicial británico y español hayan pedido llevar ante un Tribunal a un terrorista de Hamas o Hizbula. Entre el 2000 y 2006 fueron asesinados mas de 1000 israelíes en atentados suicidas. Fue una época muy dura con 145 hombres suicidas en Israel. Cada semana se explotaba uno en una cafetería, hotel o discoteca. Hamas actúa siempre con el objetivo de matar civiles y el Ejército israelí siempre busca atacar a los terroristas y en ningún caso civiles. Sin embargo, a veces mueren civiles pero no de forma intencionada. Es una diferencia básica.
P.Pero el ataque contra Salaj Shehade fue en un edificio, en pleno centro de Gaza,donde murieron 14 civiles.
"Esta guerra no empezó ayer ni en el 2002 sino desde hace muchos tiempos"
R. Por razones obvias, no quiero entrar en detalles sobre la operación en un medio de comunicación. Shehade era un líder terrorista que lideró las acciones terroristas de Hamas entre 2000 y el 2002. Responsable directo de tres atentados que mataron a 94 israelíes. Tras cada atentado, nosotros quisimos detenerle o matarle pero sabía escaparse y esconderse entre civiles. Nunca dormía dos noches en el mismo lugar y cambiaba constantemente de teléfono y escondite. Durante seis meses, muchas operaciones contra Shehade fueron anuladas para no dañar a civiles. Seis meses en los que seguia con sus actividades terroristas.
P. ¿Qué sintió cuando le informaron de la muerte de los civiles?
R. Lo he repetido muchas veces y se lo digo ahora a usted de nuevo, nosotros siempre hemos lamentado la muerte de civiles. Que no haya dudas. Esta guerra no empezó ayer ni en el 2002 sino desde hace muchos tiempos. Es una tragedia de los dos pueblos, no solo nuestra o de los palestinos.
P. ¿Usted realmente cree que algún día habrá paz entre ustedes y los palestinos?
R. Queremos llegar a un acuerdo de paz con los palestinos, incluido con Hamas si es que reconoce el estado de Israel y los acuerdos firmados con la Autoridad Nacional Palestina. Pero Hamas tiene en su carta fundacional y lo repiten hoy en día que su objetivo es la destrucción de Israel y que nunca reconocerán nuestro país. Ellos dicen que los judíos pueden vivir en un Estado islámico bajo las leyes de la Sharia.
P. Estuvo al mando militar en Gaza, ¿cree que estamos ante una nueva espiral de violencia o una tregua más solida?
R. Creo que Hamas desea ahora que haya una tregua pero intentando pequeños ataques. Durante la calma de seis meses, Hamas intentó secuestrar soldados que patrullaban en la frontera. Quieren imponer una fórmula de tregua en la que no disparan contra las poblaciones sino solo contra objetivos militares.

HAMAS IMPIDE TRASLADO DE HERIDOS A HOSPITALES


Hamás vuelve a las andadas
por Mario Ablin


Hace unas semanas, en el clímax del conflicto bélico, escribimos un artículo en Aurora en el cual nos adheríamos a la propuesta de comenzar una amplia campaña humanitaria para paliar el sufrimiento de la población civil de la Fraja de Gaza.
Una de las sugerencias entonces consignadas era la apertura de un hospital de campo en la zona limítrofe entre Gaza e Israel para atender a los heridos palestinos. A partir del cese del fuego, esa propuesta fue materializada por Israel, quien abrió un moderno y bien equipado hospital en las adyacencias del paso fronterizo de Erez.
Pues bien, desde la apertura, no fue trasladado a ese hospital ni un solo herido palestino a efectos de recibir atención médica. Esa llamativa ausencia se debe a las amenazas de Hamás que impide, mediante el uso de la violencia, el traslado de heridos al moderno centro médico israelí.
La violencia de Hamás hacia su propio pueblo no se agota en impedir la atención médica a las víctimas de la reciente conflagración, sino que dicha agresión se dirige también contra civiles presuntamente identificados con el movimiento Al-Fatah ligado a la Autoridad Palestina con sede en Ramala.
Ya durante los combates, milicianos de Hamás ejecutaron sumariamente a decenas de militantes del Al- Fatah. Luego del cese del fuego las bandas armadas de Hamás han comenzado una amplia redada de palestinos opositores, procediendo sistemáticamente a dispararles en las piernas a sus prisioneros para así dejarlos inválidos. También Hamás mantiene retenidas a centenares de personas en prisión domiciliaria, impidiendo a las mismas la libre circulación.
Además de la dura represión interna de la población palestina, Hamás ha reanudado con celeridad la restauración de los túneles subterráneos a traves de los cuales se ha reanudado el contrabando de armamento con la intención de ser utilizado en lo que los fundamentalistas islámicos llaman ``la proxima vuelta''.
Muy lejos de la Franja de Gaza, en Washington, el nuevo presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, ha asumido sus funciones en una espectacular ceremonia de estilo imperial.
Obama trae consigo un equipo de funcionarios entre los cuales se cuentan varias figuras que tendrán una decisiva injerencia en las negociaciones futuras relativas al conflicto israelí-palestino. Entre ellos cabe mencionar a la secretaria de Estado Hillary Clinton; la subsecretaria de Estado Beth Jones; el asesor de seguridad nacional general James Jones y el enviado presidencial especial para Oriente Medio, George Mitchell.
El enviado especial Mitchell, responsable en su momento del éxito obtenido en las negociaciones entre Gran Bretaña y los separatistas irlandeses, así como autor del ``Informe Mitchell'' que dio lugar al plan americano llamado ``Hoja de Ruta'' para la orientación del proceso de negociación de paz entre israelíes y palestinos.
Mitchell, quien ha asumido sus funciones con una notable auto-confianza, ha declarado tajantemente: ``No hay algo así como un conflicto que no puede ser resuelto, aún si el mismo dura ya cientos de años. Los conflictos fueron creados por seres humanos y seres humanos pueden resolverlos. Vi algo así en Irlanda y algo así puede ocurrir en Oriente Medio''.
El optimismo de Mitchell es alentador como plataforma declarativa pero quizás se trata de un optimismo un tanto ingenuo cuando se trata de entender la naturaleza de un conflicto en el cuál está involucrado un movimiento fundamentalista islámico del tipo de Hamás.
Según la concepción ideológica-religiosa del integrismo islámico, el mundo está dividido en dos: ``dar-el salam'', territorios que pertenecen a la herencia del Islam, y ``dar-el-jarbi'', territorios sometidos a las leyes de la guerra.
La obligación religiosa del ``jihad'', la guerra santa, prescribe transformar el mundo dar-el-jarbi en un mundo sometido al Islam. La fe musulmana tiene como ideal fundacional la constitución de una sociedad bajo el dominio religioso del Islam y la sharía, ley religiosa islámica.
El fundamentalismo islámico es la única religión en que la violencia es norma y la conquista del mundo es un objetivo legítimo.
Para los movimientos terroristas islámicos tipo Hamás o Hizbollah cualquier cese del fuego o statu quo es sólo transitorio y debe ser continuado por el ``jihad'', la guerra santa.
El objetivo final es la constitución de un Estado musulman y la incorporación de la ley religiosa musulmana tanto a nivel interno como en las relaciones internacionales.
De lo expuesto surge con claridad el preocupante perfil religioso e ideológico del movimiento Hamás.
Aún cuando la nueva Administración de Gobierno iniciada en Estados Unidos bajo la presidencia de Obama declara ser ``dialoguista'' y aún cuando la auto-confianza de Mitchell le lleva a creer que no hay conflictos irresolubles, la creencia de que es posible llegar a un acuerdo a mediano o largo plazo con Hamás es un error estratégico y una ilusión sin base objetiva alguna.
Las negociaciones relativas al destino de la Franja de Gaza no deben llevarse a cabo con Hamás sino exclusivamente con la Autoridad Palestina; los fondos internacionales para la reconstrucción de las viviendas e infraestructuras dañadas deben ser canalizadas exclusivamente a través de la Autoridad Palestina; el pasaje fronterizo de Rafíah debe ser administrado por la Autoridad Palestina, con presencia de veedores israelies y europeos, sin participación alguna de Hamás.
Hamás ha retomado ya sus preparativos para la continuación del ``jihad'', la interminable guerra que libra el extremismo musulmán contra los regímenes árabes moderados, contra el Estado de Israel y contra el mundo occidental y judeo-cristiano.
El nuevo Gobierno americano debe entender desde el comienzo mismo de su gestion, que cualquier intento de diálogo con los movimientos terroristas islamicos está condenado al fracaso, y sólo alimentará la violencia desplegada por aquellos grupos.
La única estrategia válida ante el terrorismo fundamentalista es aquella anunciada explicítamente en el Talmud, según la cual ``si alguien viene hacia tí con intención de quitarte la vida, adelántate y mátalo''.

HABLO EL PORTAVOZ VATICANO


El clérigo Floriano Abrahamowicz relanzó las tesis revisionistas de Williamson
El Vaticano condena que un obispo y un sacerdote nieguen el Holocausto


El Vaticano volvió a condenar el holocausto y la negación del mismo hecha por un obispo y un sacerdote "lefebvriano", al señalar que quien niega la Shoah ignora la cruz y que es "muy grave" que ese revisionismo salga "de la boca de un sacerdote o un prelado"."Quien niega la Shoah no sabe nada ni del misterio de Dios ni de la Cruz de Cristo y es mucho más grave si la negación sale de la boca de un sacerdote o un obispo, es decir de un ministro cristiano, esté unido o no con la Iglesia Católica", afirmó el portavoz vaticano, el jesuita Federico Lombardi.En un editorial titulado "Shoah y misterio de Dios", leído en Radio Vaticano, que también dirige, Lombardi recordó las palabras de Benedicto XVI el pasado día 28 cuando dijo que la Shoah (holocausto) "tiene que hacer reflexionar sobre el imprevisible poder del mal cuando conquista el corazón del hombre".El jesuita subrayó que Benedicto XVI "no sólo ha condenado cualquier forma de olvido y de negación de la tragedia del extermino de seis millones de judíos, sino que también ha llamado a las conciencias de cada hombre para que se pregunte por las causas de esa tragedia.Lombardi añadió: "no podemos y no debemos negar el holocausto".Con esta nueva intervención de Lombardi, el Vaticano condena las afirmaciones del obispo tradicionalista Richard Williamson, que ha negado el holocausto y la existencia de las cámaras de gas, y las pronunciadas por el sacerdote "lefebvrianos" Floriano Abrahamowicz, que relanzó las tesis revisionistas de su compañero.El italiano Abrahamowicz dijo que él no sabía si las víctimas del holocausto murieron por el gas o por otros motivos. "Sé -aseguró- que las cámaras de gas existieron por lo menos para desinfectar, pero no sé decir si también mataron o no, ya que no he profundizado sobre el tema".Las polémicas declaraciones de los seguidores del fallecido arzobispo cismático Marcel Lefebvre han puesto en pie de guerra a la comunidad judía internacional y al Rabinato de Israel, que ha roto relaciones con la Santa Sede, en protesta por las declaraciones del obispo Richard Williamson, al que el Papa ha levantado recientemente la excomunión.
EFE

¿MODA O PROGRE?


¿Y la moda del pañuelo palestino?
ANTONIO BURGOS

Los venden en Zara o es en oportunidades del Cortinglés? ¿O son los manteros de los discos falsificados los que los venden por las esquinas? En algún sitio los tienen que vender. O quizá los regalan. Hablo de los pañuelos palestinos. De la ridícula moda de ponerse al cuello un pañuelo palestino, para ser más progre y más antisemita que la leche que mamó Yasser Arafat.
En España hay mucha libertad. Por las que hilan. Tú vas por la calle con tu pañuelo palestino, al modo de bufanda del Real Madrid pero sin dimisión de Calderón, y nadie te dice nada. Quedas como lo más progre. Como el plenario del Sindicato de la Ceja.
Hay tanta libertad en España y somos todos tan progres, que las ciudades se llenan de gente con el pañuelo palestino, y en Málaga hasta se los ponen en un partido de baloncesto para protestar contra el Maccabi de Tel Aviv, que jugaba contra el Unicaja. Pero si quieren medir la libertad que de verdad hay, salgan a la calle llevando en el cogote el gorrete judío al que me parece que llaman kipá. Si se atreven. O salgan con esa especie de bufanda blanca que se ve en las bodas judías de las películas americanas. ¿Se imaginan la que pueden liarle a usted esos amantes de la libertad (tururú) que pululan por ahí con su cufiya, disfrazados de palestinos?Si le ven con un símbolo judío, de momento le llamarán asesino, después genocida y al final, ya veremos. ¿Pero no quedamos en que el genocidio era el que había perpetrado Hitler contra el pueblo judío? No, eso era antes, usted ve poco el telediario de La 1. Ahora no hay más genocidio oficial que el de la franja de Gaza.¿Qué pensaríamos si la gente, para dárselas de progre, saliera a la calle luciendo una chapela sobre el pasamontañas de los terroristas encapuchados de la ETA? Esto de los pañuelitos dichosos es aproximadamente así. Los chavales llevan la misma prenda del uniforme oficial de los terroristas islamistas de Hamás, como solidarizándose con ellos frente a los judíos. Si les valiera, volvían a expulsar a los judíos de España. Sin caer en la cuenta de su enorme contradicción: piden lo mismo que los Reyes Católicos, pero desde su empacho de progresía. Como no pueden expulsar a todos los judíos, se conforman con pedir que echen al embajador de Israel. Se las dan de progres, pero caen en la tradición más rancia.Mucho pañuelo absurdo palestino y mucha gaita, pero vuelven a despertar el viejo antijudaísmo de la Inquisición española.
Para éstos los judíos son los que entonces mataron al Señor y ahora bombardean Gaza. Si por ellos fuera, en los pasos de Semana Santa pondrían a los judíos con mayor cara de mala leche todavía que la que lucen desde tiempo inmemorial.
Y más contradicciones. Mucho pañuelito palestino, pero estos progres de mierda me recuerdan muchísimo a Franco, que le echaba la culpa de todo a la conspiración del judaísmo internacional.
Paradójicamente, satanizan al sionismo justo desde el mismo bando que Franco: desde «nuestra tradicional amistad con los países árabes».
De hoz y coz, ZP (RODRIGUEZ ZAPATERO) ha colocado oficialmente a España frente a Israel y al lado de los terroristas palestinos. Olvidando que unos como éstos fueron los del 11-M. Para mí que la causa es que ZP, de niño, se hartó de ver judíos en los pasos de Semana Santa de su León natal. Y allí, como en Zamora o en Sevilla, los judíos de los pasos son los que tienen la cara de más mala leche del mundo. Ahora, que si en vez de judíos fueran palestinos, prontito iban a consentir que siguieran con esos caretos en los pasos.
Entre una democracia como el Estado Israel y unos terroristas zarrapastrosos, aquí nos ponemos del lado de los terroristas y además adoptamos su pañuelo como uniforme oficial del Gremio de la Progresía.
No importa que ese pañuelo sea el símbolo del fundamentalismo islamista que se pasa los derechos humanos por el forro de la chilaba. Los progres lo pasean como si fuera un pañuelo de Hermés, como la última moda. Hasta los telediarios de la TV pública española están hechos con pañuelito palestino.
Presentar a los terroristas como unos héroes es llevar el pañuelo dentro de las armas de destrucción masiva de la verdad, en la manipulación contra el democrático Estado de Israel.

UNA DIARIA REALIDAD


Crecer en Oriente Medio

Itongadol.- No se dónde Tâher duerme esta noche. Quizás en su propia casa, quizás en la de su tío en un barrio más seguro, lejos de zonas de lanzamiento de misiles Kassam y de represalias israelíes. No se qué comió Tâher, si fue comida caliente, o tan solo una ración repartida por las organizaciones humanitarias. Ni se si Tâher sufre frío o soledad.
Por: Darío Teitelbaum
Fuente: MAESTRO DEL KIBUTZ GVULOT, PROXIMO A GAZA

Taír es mi hija, y es tan real como sus respiraciones que escucho llegar de la habitación contigua donde duerme. Taír tiene cuatro años y nueve meses (a pesar de que ella sostiene tener cuatro y medio) y vive con su mamá Ana y conmigo en el Kibutz Gvulot. Tâher es tan real como mi hija Taír. No estoy seguro si se llama Taher, si tiene cuatro o cinco años. No se si vive en Rafah, en Nuseirat o Shaty. Con seguridad hay una, diez o cien Tâher en la Franja de Gaza. Tair significa "iluminará" , neologismo hebreo. Tâher significa "puro, limpio", en árabe literario. Al parecer las raíces etimológicas de ambos nombres desprenden de una fuente en común. Fuente seca en estos días.Tair se fue a dormir, luego de cenar. Cena habitual de Sábado, cena que Ana y yo logramos proveerle día a día (así como los desayunos, almuerzos, meriendas y demás antojos infantiles) gracias a nuestro trabajo. Ya que estamos en invierno (no muy riguroso por cierto) su habitación esta agradablemente calefaccionada. Ana le leyó un cuento. No se dónde Tâher duerme esta noche. Quizás en su propia casa, quizás en la de su tío en un barrio más seguro, lejos de zonas de lanzamiento de misiles Kassam y de represalias israelíes. No se qué comió Tâher, si fue comida caliente, o tan solo una ración repartida por las organizaciones humanitarias. Ni se si Tâher sufre frío o soledad. Taír y Tâher viven en estos días una vida que ellas no eligieron, sino que nosotros como progenitores les asignamos, y quizás (ojalá no) a la cual las condenamos. Sus vidas no son simétricas, ni tampoco lo es el mundo que les construimos. No obstante las asimetrías, ambas están potencialmente bajo un extremo riesgo existencial: ser las víctimas de un conflicto que amenaza al carácter humano de todos y cada uno de nosotros. Un conflicto que pone en evidencia el oscurantismo de los fundamentalismos y lo nocivo de los nacionalismos exacerbados, y esto más allá del derecho natural de los pueblos a la autodeterminación. Y la reacción natural de cada padre de defender a su niña. A su Taír o a su Tâher.
Clarin

HISTORIAS DE VIDAS


El Holocausto pasó por España

Itongadol.-Paul Buchinger, hoy residente en Estrasburgo, y Charles David, domiciliado en París, fueron dos de esos niños que se zafaron del ogro nazi pasando a España. Ambos formaron parte de la misma expedición, en 1944, pero su existencia siguió diferentes caminos y hasta hace poco más de un año no volvieron a encontrarse.
Miles de judíos -entre ellos gran número de niños- escaparon del terror nazi a través de España. Hay historiadores que calculan que entre 20.000 y 35.000 judíos huyeron del genocida Adolf Hitler cruzando el territorio español a partir del año 1940. Lo hicieron aprovechando la tolerancia del régimen del dictador Franco, que sin embargo tuvo buen cuidado de que ninguno de ellos echara raíces, sino que simplemente utilizaran España como una escala en su éxodo.
Paul Buchinger, hoy residente en Estrasburgo, y Charles David, domiciliado en París, fueron dos de esos niños que se zafaron del ogro nazi pasando a España. Ambos formaron parte de la misma expedición, en 1944, pero su existencia siguió diferentes caminos y hasta hace poco más de un año no volvieron a encontrarse. Hoy, a pesar de ser septuagenarios, conservan en su memoria recuerdos muy vívidos de su fugaz travesía por la Península: la colaboración de los pasadores de frontera, los granjeros que les escondieron durante unos días, sus paseos por la plaza de Cataluña de Barcelona y el Tibidabo, la ropa limpia, las naranjas, el chocolate... y esa crema untuosa que ellos llamaban beurre y que los españoles se empecinaban en llamar mantequilla. Todo un lujo para unos niños forzados a huir de sus casas y en un país -España- que acababa de salir de una cruenta Guerra Civil.
Siegfried Meir, otro niño judío que perdió a sus padres en el terrible campo de exterminio de Auschwitz, fue prohijado por un republicano español en Mauthausen. Y eso le cambió la vida. "Se llamaba Saturnino Navazo Tapias. Soy agnóstico, pero creo que Navazo era un santo. Él me hizo salir del agujero", afirma Meir, que a sus 75 años tiene aspecto de elegante play boy, con barba y larga cabellera blanca.
El Holocausto -o el espectro del Holocausto- también pasó por España, aunque la inmensa mayoría de los españoles no se enteraron de que las víctimas eran judíos. Para ellos, aquellos hombres, mujeres y niños escuálidos y atemorizados que llegaban del otro lado de los Pirineos no eran más que refugiados. Y para la Cruz Roja y el régimen de Franco eran "apátridas". Así que nadie entendió jamás aquella paranoia franquista del "contubernio judeomasónico".
El 27 de enero pasado se conmemoró en Europa el Día de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad, fecha escogida en recuerdo de la liberación del campo de concentración de Auschwitz (el 27 de enero de 1945). En España se ha recordado durante la semana pasada a los salvados y a sus salvadores.
Se calcula que un millón y medio de niños fueron asesinados durante el Holocausto en la Alemania nazi de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Paul Buchinger podía haber sido uno de ellos, pero se libró de la muerte gracias a que pudo escabullirse a tiempo. "Mi familia vivía en Limoges (Francia). Vivíamos escondidos por miedo a los nazis. Un día de 1944, un joven judío ofreció a mis padres la posibilidad de pasar a sus hijos a España a través de los Pirineos. El 25 de mayo de 1944 mis hermanos y yo cogimos un tren a Toulouse".
"En junio, nos llevaron a Perpiñán y desde allí a la frontera. Un grupo de ocho niños fuimos entregados a dos catalanes que contrabandeaban mercancías y pasaban refugiados. Estuvimos dos días dando vueltas por el monte hasta cruzar la frontera. Dormíamos en cobertizos y bebíamos agua de los arroyos", recuerda Buchinger con dolor.
Una vez en España, el pequeño fue separado de su hermano. El grupo fue dispersado y cada niño fue llevado a una granja. Al día siguiente, cada campesino se ocupó de trasladar a su protegido hasta el tren, que conduciría al grupo hasta Barcelona. "Nos dijeron", relata, "que debíamos estar muy calladitos durante el trayecto, que no hablásemos y que hiciésemos como que dormíamos para que nadie se enterase de que éramos extranjeros. Pero el trayecto era largo y era muy difícil callar a los más pequeños".
Los chiquillos fueron recibidos en Barcelona por el doctor Samuel Sequerra, un prominente judío residente en Lisboa, emisario de la American Jewish Joint Distribution Committee (Joint), una organización fundada en 1914 para ayudar inicialmente a los judíos de Europa Oriental y de Palestina a causa del estallido de la Primera Guerra Mundial. Fueron llevados a una pensión de Barcelona. "Me abrió la puerta un chico que se desmayó nada más verme. ¡Era un vecino mío que había salido de Limoges un mes antes! Después nos llevaron a una villa, alquilada por la Joint. Era una especie de orfanato en el que permanecimos durante tres meses. Allí nos enseñaron geografía, historia y hebreo. Podíamos hacer lo que quisiéramos. Por ejemplo, ir de excursión al Tibidabo", dice Buchinger con un punto de nostalgia.
En agosto de 1944, el presidente de la Cruz Roja Española pidió que se proveyera de documentación a un grupo de "niños apátridas", entre los que estaba Buchinger. Y así fueron trasladados a Estoril (Portugal) y desde allí a Cádiz, Gibraltar, Tánger y Haifa (Israel), donde llegó una expedición de 50 niños y 350 adultos.
Charles David fue detenido con su madre en Toulouse en mayo de 1944. Su madre fue deportada a Auschwitz mientras que él fue llevado poco después a la frontera franco-española junto con una docena de niños más. Desde allí fueron llevados a Andorra y Lleida, donde recibieron ropa y alojamiento. A continuación fueron conducidos al orfanato de Barcelona y de allí a Cádiz, donde embarcaron en el buque portugués Guiné, que les trasladó a Israel.
David permaneció cinco años en Israel y después regresó a Francia, donde se reencontró con sus dos hermanos y con sus padres (su madre, prisionera en el campo de Theresienstadt, cerca de Praga, fue liberada por soldados rusos). Al cabo de tantos años, una de las cosas que Charles David recuerda de su odisea es que en Lleida "había muchos mutilados" de la Guerra Civil.
La historia de Siegfried Mier, que residía en Francfort (Alemania), es diferente, pero en ella también tiene un papel protagónico un español. El pequeño Meier, travieso y rebelde desde su más tierna infancia, fue deportado, junto con sus padres, al campo de exterminio de Auschwitz cuando tenía sólo siete años ("me han dicho que debía tener esa edad por el número que a mí me tatuó la SS en un brazo", dice).
"Llegamos a Auschwitz-Birkenau y los hombres que desnudaban a los prisioneros le dijeron a mi madre: 'Esconda al niño porque si le ven los nazis le llevan a la muerte'. Así estuve dos meses oculto en una de aquellas literas colectivas hasta que mi madre murió a causa del tifus", rememora Mier. "Después, los demás presos me dijeron que no podían seguir ocultándome y me aconsejaron que me presentara al recuento de prisioneros. Y así lo hice. A los alemanes les caí en gracia y me convirtieron en su mascota, hasta tal punto que me hicieron un pijama de rayas a medida", cuenta hoy en Madrid, como si eso le estuviera sucediendo ahora mismo. "¡Me ocurrieron cosas surrealistas...!", añade.
"Al cumplir nueve años, me sacaron del campo de mujeres y me llevaron al de hombres, donde cogí el tifus. Me metieron en el barracón de los mellizos, en el que el doctor Mengele hacía sus experimentos. Allí me pusieron muchas inyecciones, pero Mengele no lo debía hacer tan mal porque jamás he estado enfermo", rememora el setentón Meir, entre socarrón y sarcástico. Su padre murió reventado a patadas de los nazis.
Cuando entraron las tropas rusas en Auschwitz, Meir fue subido a un convoy que fue atacado por partisanos yugoslavos, lo que obligó a él y a otros muchos prisioneros a seguir camino a pie. Sin que sepa muy bien cómo, dio con sus huesos en el campo de concentración de Mauthausen (Austria), donde de nuevo cayó en gracia a los carceleros tras presenciar la rabieta que cogió cuando pretendían raparle el pelo. Tan simpático les pareció el chico que le vistieron con un traje de bombero y le metieron en el barracón de los republicanos españoles.
"Entre ellos estaba Saturnino Navazo Tapias, que me aconsejó: 'Di que eres mi hijo. Si te preguntan, dices que vives en la calle de Don Quijote, número 49, de Cuatro Caminos, en Madrid'. En 1945, al ser liberado de Mauthausen, me fui a Toulouse con Navazo y otros. Allí, cuando tenía 14 años, aprendí el oficio de sastre. En Auschwitz sólo estaba hecho para robar. Navazo me convirtió en una buena persona y comprendió por qué yo era un ladrón. Yo siempre quise demostrarle que reconocía lo que había hecho por mí. Ese hombre, que murió a los 80 años, fue un padre para mí y jamás me pegó pese a que le hice cosas horribles", declara Meir.
Con el correr del tiempo, el niño de Auschwitz se instaló en Ibiza, donde se enriqueció con una cadena de restaurantes y varias tiendas de moda ad lib -"copiaba la ropa india de las chicas que venían de Katmandú"-; fue cantante de cierto éxito, amigo del músico Georges Moustaki, y actor frustrado porque "los directores de cine le veían triste" pese a su aspecto de galán glamuroso. "Hoy estoy arruinado", confiesa con su mirada acuosa tras las gafas.
Haim Avni, profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén y autor del libro España, Franco y los judíos, y el historiador Bernd Rother, de la Fundación Willy Brandt de Berlín, autor de Franco y el Holocausto, coinciden en que al dictador "le resultaba indiferente el tránsito de judíos a través de España". Sin embargo, el régimen franquista se cuidó mucho de impedir el asentamiento de estas personas, como lo prueba el hecho de que no permitía entrar a ningún nuevo contingente de refugiados hasta que el anterior no hubiera abandonado el territorio español. "Al terminar la Guerra Civil, Franco se vanagloriaba de haber salvado a miles de judíos sefardíes, pero eso es una gran mentira", remacha Avni. En contraste con la posición de Franco, el dictador portugués Antonio de Oliveira Salazar sí permitió el establecimiento de judíos en su país.
"Los guardias civiles atendían correctísimamente a los fugitivos judíos. Y hay, incluso, el caso de un rabino francés que nada más cruzar la frontera se identificó como judío y, cuando fue llevado preso a Pamplona, los funcionarios de la cárcel pusieron en su ficha: "israelí". Los españoles veían a los judíos como extranjeros. El drama de la persecución nazi no estaba presente entre los españoles", declaran a dúo los estudiosos Avni y Rother. Y agregan que, en su opinión, la ayuda de los españoles a las víctimas se basó en la solidaridad humana: "No tiene rasgos de lucha contra el antisemitismo".
Sin embargo, hay casos que parecen indicar un mayor compromiso. Casos como el de Lola Touza Domínguez, una cantinera de Rivadavia (Ourense), quien, junto con sus hermanas Amparo y Julia, era el último eslabón de una cadena que desde 1941 encubrió a cientos de judíos en su éxodo desde los Pirineos hasta Portugal.
Hay casos como el del vigués Eduardo Martínez Alonso, que participó en la evacuación de judíos a través de Galicia, aprovechando su condición de médico de la embajada británica en Madrid. Muchos de ellos eran refugiados que habían dado con sus huesos en el campo de concentración de Miranda de Ebro (Burgos) tras haber entrado en España huyendo de la barbarie nazi.
El pasado 17 de diciembre, España pasó a ser miembro del Grupo de Trabajo de Cooperación Internacional para la Educación, Memoria e Investigación del Holocausto, conocido por las siglas ITF (International Task Force). En las próximas semanas, la embajadora especial para las Relaciones con las Organizaciones Judías, Ana Salomón, hará un llamamiento a quienes ayudaron en España a los judíos a escapar del Holocausto. El objetivo: recabar su testimonio y recuperar parte de la memoria histórica colectiva. -
'El Holocausto pasó por España' es un reportaje del suplemento 'Domingo' del 1 de febrero de 2009 de El Pais

VIRULENTO ANTISEMITISMO EN VENEZUELA


Violento ataque a sinagoga judía en Venezuela

Itongadol/AJN.- Desconocidos profanaron esta madrugada la sinagoga “Tiferet Israel” de Caracas. En el lugar, además de los destrozos y la violencia ejercida contra el sereno, se encontraron inscripciones de carácter antisemita. No se trata de un hecho aislado. “No queremos judíos”, escriben con aerosol en una sinagoga venezolana. Lo confirmó a la Agencia Judía de Noticias el presidente de la B´nei Brith," se trató de un ataque vilento" aseguró
“No queremos judíos aquí” y “judíos, fuera de aquí”, esas son las inscripciones que fueron rociadas hoy (sábado) en las paredes de la sinagoga sefaradí “Tiferet Israel” de Caracas.
El vicepresidente de la comunidad judía de Venezuela, David Bittan, relató “ingresaron a la gran sinagoga. Rompieron la puerta. Sacaron los rollos de la Torá y los arrojaron al piso. Escribieron ´no queremos judíos aquí´ y ´judíos, fuera de aquí´. Fue entre las 22 y las 3 de la madrugada, hora local. Encontramos al sereno en el piso, lo amenazaron con armas. Hasta las 3 de la mañana tuvieron tiempo de destrozar las oficinas, abrir el Arón Hakodesh (Arca Santa) y arrojar los rollos de la Torá y los rimonim (ornamentos de los rollos) al suelo”.
Bittan agregó que la comunidad judía presentó una denuncia a la policía: “es una situación muy complicada para los judíos de Venezuela. Las inscripciones no son en contra de Israel, sino contra los judíos. En los últimos dos-tres años tuvimos varios casos de antisemitismo. Es algo que podemos percibir”.
El secretario de comunicaciones de la Federación de Comunidades Judías de Venezuela, Daniel Benaím, contó: “jamás hubo un caso semejante. Parece bien planificado. No son simplemente ladrones. Fue algo organizado. Temíamos que algo así ocurriera. La atmósfera en la prensa oficial se volvió cada vez más en contra de Israel y los judíos. Cientos de artículos y publicaciones, carteles en la vía pública, volantes antisemitas”. Ron Ben-Ari, un israelí que vive en Caracas, contó a Ynet que las imágenes de la sinagoga son emitidas por la televisión local. Ben-Ari agregó que en el lugar también se escribió “muerte a los judíos”. Los asaltantes se llevaron los equipos en los que quedaron registradas las grabaciones de cámaras de seguridad, informaron distintos medios venezolanos.

CS

DERECHO A EXISTIR Y DERECHO A SER


UN FANTASMA RECORRE EL MUNDO. ANTISEMITAS DEL MUNDO, ¡UNÍOS!.
Lic. Patricio A. Brodsky


…Yo veo al futuro repetir el pasado
veo un museo de grandes novedades…

Cazuza

…Eso ya lo vi, eso ya lo escuché…
Charly García

Un fantasma recorre el mundo, a sólo 65 años de ser desterrado de la historia, condenado a la ignominia, el desprestigiado antisemitismo nacional-socialista ha retornado bajo su forma “políticamente correcta”, asumiendo una fraseología “socialista”.
Es sinceramente increíble que a 65 años de culminado el horror nazi con su plan de aniquilación universal de judíos, estos tengan que salir a defender su derecho nacional a la existencia como antes tenían que justificar su derecho a ser.
Lamentablemente estamos apreciando un fenómeno creciente a lo largo del mundo en el cual “masas enardecidas” de militantes izquierdistas “bien pensantes” y cultores de posturas “políticamente correctas” repiten las mismas consignas “progresistas” que repetían los nazis cuando amenazaban de muerte a los judíos; eso sí justifican la necesidad de esgrimir estos discursos acusando injuriosamente a los mismos de “ser” nazis. O sea, nótese lo absurdo de la situación: al igual que los nazis amenazan con exterminar a los judíos, principales víctimas de los nazis, porque acusan a éstos de ser nazis. Un argumento que, francamente, sólo alguien totalmente alienado puede realmente creer seriamente.
Esta lógica denota un profundo odio, a la vez que una supina ignorancia de los hechos históricos. Este discurso denota la presencia de prejuicios en estado puro. Los “argumentos” esgrimidos por estos antisemitas del siglo XXI muestran un esfuerzo sobrehumano por descalificar a los judíos y a su estado asignándole el lugar del “mal radical”, todo aquellas calificaciones que son negativas y dignas de condena en su pensamiento, por un movimiento mental son ligadas indisolublemente a Israel y a los judíos (así es como pasan a “ser”: imperialistas, colonialistas, genocidas, asesinos, nazis, etc.).
Es realmente surrealista ver movilizaciones de personas que se autoperciben de izquierda y que afirman combatir el racismo y toda forma de discriminación, mientras utilizan las mismas “metáforas” que usaban los nazis para referirse a los judíos; un ejemplo de ello es una secta de religión trotskista que afirma que los comercios e instituciones judías son “nidos de ratas” (la misma idea que el cineasta alemán Franz Hippler desplegó en su infame filme de propaganda nazi llamado “El Judío Eterno”).
De igual modo es indignante tener que soportar calumnias antisemitas, falaces acusaciones de genocidio contra Israel por parte de partidos políticos que avalaron directa o indirectamente al “Proceso de Reorganización Nacional” (la dictadura militar más feroz que tuvo que soportar Argentina, responsable de 30.000 desaparecidos y miles de asesinados). Partidos argentinos como el comunista (PC) que sostenía que había que “apoyar a Videla para ‘frenar el pinochetismo’ (SIC)”, el Partido Comunista Revolucionario (PCR) cuyos militantes avalaban indirectamente un golpe pues, amparándose en la tesis de “mientras peor, mejor”, sostenían que un golpe de estado contra el gobierno de María Estela Martínez de Perón crearía condiciones objetivas para un proceso revolucionario. Y qué decir de partidos como el Intransigente (PI) o la Unión Cívica Radical (de la cual provienen algunos “kirchneristas”) que colaboraron con la dictadura militar proporcionando funcionarios a dicha dictadura. Y, finalmente el Partido Justicialista, el PJ que integra el abanderado de la actual ola de antisemitismo “progresista” Luis D’Elía, que no sólo entregó funcionarios a la dictadura, sino al que pertenecieron notorios fascistas y torturadores como José López Rega o Ramón Camps (quienes nunca fueron expulsados del mismo). Y ni hablar del papel del primer gobierno peronista en negar la entrada al país a los sobrevivientes judíos de la matanza nazi, mientras que los “perseguidos políticos” (sus victimarios) tuvieron “puertas giratorias” para entrar al país con pasaportes de la Cruz Roja y el auxilio del Vaticano.
Estas condenas tienen la misma validez y el mismo sustento moral que las condenas contra Israel levantadas y sostenidas en la ONU por países “paraíso de los Derechos Humanos” como Cuba, Libia, Irán, Sudán, China, Siria y tantas otras “democracias vitalicias” (estados éstos que violan los derechos humanos en forma sistemática pero nunca son condenados, y que se alían entre ellos para generar condenas contra Israel basadas en falsas acusaciones). Encontramos un ejemplo idóneo para ilustrar la situación “mental” actual de ciertos sectores de la “izquierda” devenido hoy heredero de las peores tradiciones del antisemitismo. Me refiero a un episodio protagonizado hace un par de años por la alcaldesa de la localidad española de Ciempozuelos. Allí, a instancias de la aludida “señora”, el Consejo Comunal de esa localidad decidió dejar de conmemorar el día del Holocausto (judío) reemplazando dicha conmemoración por la memoria de la Nakba (“tragedia”) palestina –o sea la creación de Israel-. Esto habla claramente de cómo en la ideología maniquea de estos sujetos la lógica es blanco-negro, amigo-enemigo; por un lado ven a los judíos como un todo (niegan el sufrimiento de algunos judíos por lo que, supuestamente, harían sus descendientes). Por otro lado, en sus obtusas cabezas no cabe la idea que, suponiendo que Israel fuera lo que ellos creen que es, puede haber solidaridad con unas y otras víctimas. Su lógica polar se expresa de igual modo cuando sostienen que los derechos del pueblo palestino pasan por negar los derechos del pueblo judío (no plantean la solución de dos estados para dos pueblos, sino uno sólo en lugar del estado judío).
Si tomamos un poco de distancia de esta retórica consignista, de este absurdo palabrerío vacío de contenido y comparamos ambos hechos: el Holocausto judío y el pretendido y denunciado “Holocausto” palestino, nos damos cuenta de la prestidigitación retórica y la extorsión moral a la que intentan que seamos sometidos.
· La población judía de Europa en 1939 era estimada en 8.301.000 de personas
[1]
· Las víctimas judías de los nazis en 1945, luego del Holocausto era estimada en 6.184.000 personas. [2]
Esto significa que en el lapso de los seis años que duró la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), un 74,5% de los judíos europeos fue asesinado por la política nazi; esto representa 1.000.000 de judíos asesinados por año de guerra, 83.333 por mes; 2739,7 por día; 114,2 judíos muertos por hora; 1,9 por minuto. Este es un clarísimo indicador de la tragedia sufrida por este pueblo. Una tasa demográfica negativa, esto es que morían más judíos de los que nacían, del orden del -12%, esto es, que cada año se perdía, en promedio, un 12% de la población de judíos de Europa.
Existen otras estimaciones acerca de la población judía europea que difieren en algo con las planteadas arriba, por ejemplo, las estimaciones de Karady
[3]. Según este autor, la población judía europea en 1939 era de 9.480.000 personas, mientras que luego de la guerra, la misma era de 3.780.000, esto implica que en período perecieron 5.700.000 judíos. Esto sería el 60,1% de los judíos de la preguerra. Si hacemos un prorrateo de la cantidad de víctimas, vemos que estos datos varían en forma relativa (aunque no sustantiva) de los expresados más arriba. Distribuyendo los datos de Karady vemos que las víctimas judías ascendieron a 950.000 por año; 79.166 por mes; 2602,7 por día; 108,5 por hora; 1,8 por minuto. Esto representa una tasa demográfica negativa del orden del -10,1%; esto es una pérdida relativa del 10,1% de la población judía de Europa durante cada año de guerra.
De todas formas, vemos que los cálculos indican que en el período 1939-1945, la política nazi de exterminio sistemático de judíos generó casi dos muertos por minuto durante los 6 años de guerra. E implicó un decrecimiento poblacional de alrededor del 11% anual.
En contraste, veamos lo que ocurre con la población palestina de los “territorios ocupados”:
· La población palestina de los “territorios ocupados” (Franja de Gaza y Cisjordania –a.k.a. Judea y Samaria-) alrededor de 1967 era de 1.045.000 personas
[4]
· La población palestina de los “territorios ocupados” (Franja de Gaza y Cisjordania –a.k.a. Judea y Samaria-) en 2007 se estima en 4.000.000 [5]
Estas cifras indican un crecimiento poblacional de 2.955.000 en el lapso de los 60 años transcurridos entre 1967 y 2007, esto implica un crecimiento de 49.250 nuevos pobladores cada año; 4.104,2 nuevos pobladores por mes; 134,9 nuevos pobladores diarios; 5,6 nuevos pobladores por hora. La población de los “territorios ocupados” se multiplicó en 400% en 60 años; esto implica una tasa mensual de crecimiento demográfico del 6,7% anual durante 60 años.
¿Se puede comparar una tasa del -11% anual con una tasa del 6,7%?. ¿Es lo mismo la reducción del 74,5% de la población con el crecimiento del 400%?. Pues esto es lo que comparan quienes afirman que los judíos le hacen a los palestinos lo mismo que los nazis le hicieron a ellos.
Si esto sola comparación no bastara para ver lo absurdo de la comparación deberíamos preguntarnos ¿qué es un genocidio?:
En el año 1948, se realizó la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, de la cual salió una resolución que, bajo el número 260 (III) A, fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948 y que entró en vigencia el 12 de enero de 1951 y en cuyo Artículo II se define lo que se entiende por genocidio:
“Artículo II: En la presente convención, se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal:

· Matanza de miembros del grupo;
· Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;
· Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia e que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;
· Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;
· Traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo”

¿Cuál de las 2 situaciones se asemeja a la descripta en el artículo II?. Esto muestra, por si hiciera falta, el grado de parcialidad antisemita –o de ignorancia objetivamente antisemita- de quienes acusan a Israel de genocida.
Sólo alguien ignorante o abiertamente malintencionado puede ser capaz de comparar ambas situaciones como hacen descaradamente muchos “neófitos disfrazados de expertos” de la intelectualidad “progresista” quienes, inclusive llegan al delirio de plantear que lo que les pasa a los palestinos es “peor” que lo ocurrido, no sólo a los judíos, sino a cada uno de los pueblos que han sufrido tragedias y calamidades.
El “consenso” antisemita acrítico está tan extendido que, a pesar de los indicadores de arriba, a pesar de la inexistencia de una política genocida por parte de Israel, se ha “naturalizado” esta consigna de tal manera que muchos de los que la sostienen (incluyendo a algunos judíos como los “ultra-religiosos” Naturei Karta o los “ultra-ateos” como Noam Chomsky o Jose Wermus –Jorge Altamira-) encuentran perfecta coherencia en defender regímenes como la teocracia ultra-religiosa de Irán (que niega sistemáticamente el holocausto judío mientras anuncia explícitamente su intención de realizar nuevo holocausto que acabe con Israel) o apoyan abiertamente a grupos terroristas como Hamas o Hezbollah en cuyos estatutos se hace expresa mención de la liquidación de Israel como objetivo estratégico; mientras que, al mismo tiempo corean consignas calificando a los judíos de ratas, atacando instituciones mutuales comunitarias, sinagogas, cementerios, escuelas, etc. por el sólo hecho de pertenecer a la comunidad judía. Plantean el derecho a la autodeterminación de los pueblos para defender los derechos de los palestinos mientras blanden este mismo derecho palestino para negar ese derecho al pueblo judío. Gritan consignas reivindicatorias del nazismo mandando a los judíos a las cámaras de gas (Francia, Holanda, etc.) o a los hornos crematorios (EE.UU.). Mientras se atreven a acusar a los judíos de nazis. En sus discursos niegan el carácter judío del estado de Israel para ocultar su cada vez más evidente judeofobia, mientras que, al mismo tiempo, afirman el supuesto carácter confesional (judío) de dicho estado, y también atacan edificios comunitarios y domicilios particulares y empresas de ciudadanos argentinos de fe judía, ligando en su práctica lo que escinden en su discurso.
El nazismo no sólo fue un régimen político de dominación sino que, fundamentalmente, fue una forma extrema y particular que asumió el antisemitismo en el siglo XX. La seña particular del nazismo fue su antisemitismo exterminador; por lo tanto es un disparate digno de “analfabetos ilustrados” al acusar a un judío (o a un colectivo de ellos) de ser nazi. Particularmente porque lo que define al nazismo es su negación radical de “lo judío”.
Por el contrario, “Nazis” son quienes afirman que el pueblo judío no tiene derecho a tener su estado. “Nazis” son quienes, haciendo gala de un “humanismo selectivo” callan ante las muertes de israelíes. “Nazis” son quienes condenan las acciones terroristas de ETA, Al Qaeda, FARC, etc. mientras aplauden las acciones de “resistencia” (asesinato de civiles israelíes) de Hamas, Hezballah, Jihad Islámica, etc. “Nazis”, finalmente, son quienes se erigen en “jueces de la moral” reservándose el derecho a discriminar a determinados pueblos exigiéndoles una moral absoluta; quienes se arrogan el derecho a negarle a los judíos los mismos derechos que apoyan en otros pueblos (derecho a la vida, a la autodefensa, a la autodeterminación nacional, a vivir en paz, etc.). No hay lugar posible para llamarse a engaños, sin rodeos “Nazis” son quienes acusan a Israel de nazi intentando desembarazarse de su evidente antisemitismo proyectándolo sobre el estado judío.
El contexto que vivimos hoy nos recuerda al vivido en Alemania durante la República de Weimar con las calles ocupadas por hordas de “Camisas Pardas” que cobardemente (en pandilla) atacan verbal y físicamente a instituciones comunitarias y a integrantes de la colectividad judía ante el silencio cómplice de funcionarios de gobierno (algunos por suerte, ante la gravedad del asunto ya comenzaron a reaccionar).
Estos grupos de asalto, conformados en exclusividad por insignificantes, poco representativas pero extremadamente ruidosas sectas (nacional-)socialistas, parecerían competir por ver quien expresa mejor el legado antisemita del nazismo, quien es mas violento en sus prédicas y sus acciones, quien quema mayor cantidad de banderas de Israel, quien utilizar el peor insulto descalificativo contra los judíos, y si no se actúa contra ellos con todo el rigor de la ley antidiscriminatoria, pronto competirán a ver quien mata más judíos, vuela más escuelas o sinagogas, quien profana más tumbas en los cementerios judíos, etc.
Argentina es un país con una larga tradición antisemita; larga más no extendida. Esta tradición es sumamente peligrosa pues, durante la mayor parte de su historia ha tenido el aval explícito o implícito de los poderes del estado. Esta tradición se extiende desde los “jóvenes patricios” de la Liga Patriótica (y otros no tanto de la Unión Cívica Radical) quienes durante la primera presidencia del radical Hipólito Yrigoyen, en el contexto de la Semana Trágica
[6], fueron los responsables del primer pogrom de América. Luego los asaltos a barrios judíos que ocurrieron el 17/10/1945 y que describe Daniel Lvovich en un artículo en la revista Índice. La presencia nazi en el gobierno de Perón representada por la Alianza Libertadora Nacionalista. La infame circular N° 11 de 1938 de Cancillería Argentina en la que se “desalentaba” a dar refugio a los judíos perseguidos por el nazismo. Posteriormente la transformación de Argentina en refugio de criminales nazis a finales de la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente la presencia de la Organización “nacionalista” Tacuara y sus múltiples atentados antisemitas durante la década del 60. Se destaca el hecho que este es el único país en el mundo con una versión vernácula de los infames “Protocolos de los Sabios de Sión”, me refiero al “libelo” llamado “Plan Andinia”. El trato diferencial dispensado a los detenidos-desaparecidos de origen judío secuestrados en las mazmorras militares durante la dictadura militar argentina de 1976-1983. Entre muchas otras cosas.
Recuerdo el amargo relato de un periodista amigo, de origen judío, militante de izquierda en los 70 y que le tocó el triste destino de ser detenido-desaparecido durante el proceso. Esta persona me relataba la angustia que sentía cuando, luego de interminables sesiones de tortura (en las que debía tolerar un “extra” por su identidad judía), era devuelto a su celda y allí soportaba “charlas políticas” con sus compañeros de infortunio en las cuales estos repetían las mismas diatribas y prejuicios antisemitas de sus torturadores pero mientras los torturadores militares las dirigían hacia “los judíos”, sus víctimas de “izquierda” lo hacían contra Israel.
Con semejantes antecedentes no es de sorprender la explosión de furia antisemita que hoy se observa en una parte de la izquierda argentina. De todas maneras esta descomposición ideológica de este sujeto social, como vimos arriba en el caso de la alcaldesa “socialista” de Ciempozuelos, es universal.
Las sociedades tienen un “resto” de antisemitismo perenne conformado por ideas como por ejemplo la “externalidad” de la comunidad judía respecto de los países donde viven. Recuerdo que cuando el 18 de julio de 1994 terroristas islámicos volaron la sede de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina), el entonces Presidente de la Nación Argentina, el Dr. Carlos Saúl Menem envió sus condolencias al estado de Israel como si la mutual de los judíos argentinos fuese territorio extranjero. Algunos años después el ex-Canciller Carlos Ruckauff creó una “Oficina de Asuntos Judíos” en el ámbito del Ministerio de Relaciones Exteriores (como si la comunidad judía argentina fuese una nación extranjera). Hoy en día el actual líder del mayor movimiento antisemita de la postguerra en Argentina, el kirchnerista Luis D’Elía siguiendo esta línea de ver a los argentinos de origen judío como conciudadanos tuvo un exabrupto mediante el cual continúa esta línea de “extranjerización” de sus compatriotas judíos. Dijo D’Elía refiriéndose a la guerra defensiva de Israel contra Hamas: “Los judíos argentinos deben pedir explicaciones a su gobierno”. Este exceso verbal de D’Elía esconde, por un lado la idea conspirativa de la doble lealtad (“todos” los judíos son a la vez argentinos e israelíes –siendo, por supuesto, más leales a este último país). Por otro lado, del discurso de D’Elía se desprende que para este autor judío, sionista e israelí son sinónimos.
Siguiendo a rajatabla el razonamiento de este autor, nosotros, judíos argentinos deberíamos pedirle a nuestro gobierno las siguientes explicaciones: ¿Por qué una persona que violó las leyes vigentes en Argentina asaltando una comisaría, en vez de estar rindiendo cuentas por el delito que cometió actúa como portavoz “oficioso” del kirchnerismo sin que nadie lo desautorice, enarbolando discursos profundamente antisemitas, defendiendo a un estado que está sospechado de estar involucrado en dos atentados contra ciudadanos argentinos violando la soberanía nacional; además de que estas operaciones apologéticas de la violencia y la discriminación las realiza “becado” con una jubilación de privilegio que se le abona del erario público, o sea que vive indirectamente de los impuestos que los judíos argentinos con sus “capitales sionistas” pagan.
Sinceramente, los dichos de D’Elía son un insulto para los miles de judíos. En mi caso particular es inadmisible, soy cuarta generación de argentinos (con un bisabuelo nacido en 1893 en Moisesville), tener que estar explicando a antisemitas como D’Elía que mi bisabuelo, tres de mis abuelos, mis padres, yo y mi hijo somos ciudadanos argentinos, que no tenemos ninguna otra nacionalidad más que la argentina y que nuestro gobierno (al cual D’Elía dice que tenemos que pedir explicaciones) es el gobierno de la Dra. Fernández de Kirchner. D’Elía como es un asno prejuicioso, ignora estos hechos. Aplicando el mismo criterio deberíamos responderle a D’Elía que vaya a Italia a pedirle a su gobierno que rompa relaciones con Israel y que se deje de insultar a los judíos argentinos.
Dije hace poco en una carta personal: “Esta capacidad de autorregeneración del antisemitismo, el cual quedó desprestigiado en su versión de derecha y ahora aparece “reciclado” en una versión de izquierda, es algo apasionante para mí como científico social, pero como judío me aterroriza esta perenne perdurabilidad del odio en contra de mi pueblo.”

[1] Fuente de los datos: http://www.us-israel.org/jsource/Holocaust/killedtable.html http://www.mtsu.edu/~baustin/jewvicts.html; y http://www2.3dresearch.com/~june/Vincent/Camps/VictimsEngl.html
[2] Fuente de los datos: http://www.us-israel.org/jsource/Holocaust/killedtable.html http://www.mtsu.edu/~baustin/jewvicts.html; y http://www2.3dresearch.com/~june/Vincent/Camps/VictimsEngl.html
[3] Karady, Víctor: Los Judíos En la modernidad Europea. Madrid: Siglo XXI de España Editores. 2000. Pág. 294-295.
[4] Fuente: http://www.palestineremembered.com/Acre/Palestine-Remembered/story559.html#table1
[5] Fuente: http://www.palestineremembered.com/Acre/Palestine-Remembered/story559.html#table1; algunas estimaciones elevan esta cifra hasta 5.000.000 (datos para el año 2001 de la Sociedad Académica Palestina para el Estudio de Asuntos Internacionales –lo cual resultaría en una cifra mayor- citados en el artículo Demografía de Palestina en la Enciclopedia Wikipedia: http://www.es.wikipedia.org/wiki/Demografia_de_Palestina), y hasta 5.500.000 (según el artículo: Palestinos Se Han Multiplicado Por 7 Veces Desde La Nakba (Catástrofe) de 1948. En Internet: http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=8171)
[6] Nombre de una violenta represión a una huelga general en enero de 1919 y que dejó cientos de muertos.