INGLATERRA Y UN ANTISEMITISMO CRECIENTE


Reino Unido ha registrado una cifra sin precedentes de "crímenes de odio" antisemitas

Itongadol/Reuters.-Hasta finales de junio, hubo 609 incidentes antisemitas que iban desde abusos verbales a violencia extrema, frente a los 276 ocurridos durante el mismo período el año pasado.
Reino Unido ha registrado una cifra sin precedentes de "crímenes de odio" antisemitas, con más incidentes registrados en 2009 que en cualquier año anterior, informó el viernes un grupo consultor judío.
Hasta finales de junio, hubo 609 incidentes antisemitas que iban desde abusos verbales a violencia extrema, frente a los 276 ocurridos durante el mismo período el año pasado.
The Community Security Trust (CST), que asesora a los cerca de 300.000 judíos de Reino Unido en temas de seguridad, señaló que era la cifra más alta que había registrado desde que comenzó a recopilar datos en 1984.
La ofensiva de Israel en Gaza contra los milicianos de Hamás llevada a cabo a finales de diciembre fue el principal motivo, según el organismo, de muchos de los incidentes de enero e incluyeron referencias directas a la misma.
"Los judíos británicos se están enfrentando a los niveles históricos más altos de ataques racistas y de intimidación", señaló Mark Gardner del CST.
"No hay excusa para el antisemitismo, racismo y los prejuicios, y es totalmente inaceptable que los conflictos en el extranjero deban tener tal impacto aquí", agregó.
El CST registró 77 incidentes antisemitas violentos, incluidos dos que clasificó de "violencia extrema", un ataque que podría causar la muerte o severos daños físicos.
La mayor parte de los incidentes se produjeron en Londres y Manchester, donde están las dos mayores comunidades judías en Reino Unido.
"El aumento del antisemitismo no preocupa tan sólo a las comunidades judías británicas, si no a todos aquellos que se ven a sí mismos como seres humanos decentes", sostuvo Shahid Malik, el ministro de Cohesión del Gobierno.
Denis MacShane, un miembro del Parlamento quien dirigió en 2006 una investigación sobre antisemitismo, dijo que el tema era "un problema muy real".
"Esta es una advertencia para toda nuestra sociedad, una advertencia de que las dañinas fuerzas del extremismo y de los chivos expiatorios están volviendo nuevamente", agregó.
A comienzos de mes, un alto cargo antiterrorista británico señaló que la policía estaba preocupada por el aumento en los ataques de extrema derecha.

ESPAÑA Y SUS JUDIOS


El malestar español
BASILIO BALTASAR
Elpais.com


A Edgar Morin

La expulsión de los judíos nos privó de una fuerza decisiva en la reinvención cultural de la modernidad
Se han desplomado sin estruendo las banales ilusiones españolas: nunca hubo nada parecido a la prosperidad anunciada por los publicistas gubernamentales y nunca estuvimos asentados con firmeza en algún sólido cimiento. Ni antes con Aznar, ni ahora con Zapatero.
La estafa financiera global ha dejado al descubierto la tramoya de una economía sostenida por una ficción contable: el país se enriquecía vendiéndose a sí mismo casas que no podía pagar. El hallazgo ha provocado un aterrorizado pasmo y, como si hubiera llegado la hora de enmendar el descarriado rumbo de nuestra generación, algunos se atreven a preguntar en qué nos equivocamos.
La inminencia del desastre espolea una desorientada reflexión sobre cómo podrá España salir del atolladero en el que se ha metido y, tímidamente, se llega a una desesperante conclusión. La competitividad y la formación de nuestros ciudadanos son el más lamentable saldo que cabe imputar a los 30 años de democracia consumidos, sin alcanzar en rendimiento y excelencia ni al más rezagado de nuestros vecinos europeos.
Aunque resulta incómodo asegurar que nos enfrentamos por ello a la posibilidad de un sonoro fracaso histórico, lo cierto es que ésta puede ser la última oportunidad que tengamos para entender de dónde procede nuestra incapacidad.
A los que reclaman para sí el rango de dirigentes y se ofrecen a resolver nuestra penuria, les corresponde corregir las carencias estructurales más flagrantes, discernir alguna alternativa factible a nuestro pobre tejido industrial y movilizar las innumerables voluntades que harán falta para rehabilitar a una España nuevamente desolada.
Pero mientras se gesta la resolución que inspire alguna respuesta eficaz a la magnitud de un desafío inaplazable, no estará de más remontarse hasta el origen de nuestra decepcionante singularidad. ¿Por qué somos la sociedad menos competitiva de la Europa moderna? ¿Qué rasgo de nuestro carácter nos ancla en la complacencia arcaica de un mundo autárquico? ¿Por qué nos fastidia el juego de la emulación y la competencia? ¿Qué nos molesta tanto de la modernidad? Y, sobre todo, ¿por qué nos negamos a aceptar la responsabilidad de la emancipación ciudadana?
Si evitamos las especulaciones metafísicas que en otro tiempo nos hicieron sonreír, y dejamos de lado la mascarada de nuestra errática identidad, adquiere una destacada importancia el acontecimiento histórico que nos distingue de nuestro entorno europeo: España ha sido el único país sin judíos.
La participación de la comunidad judía en el impulso ilustradopermite evaluar los efectos perversos que su ausencia tuvo entre nosotros.
La desgraciada ocurrencia de la expulsión nos privó, en el crucial instante del renacimiento europeo, de una fuerza que se revelaría decisiva en el proceso de reinvención cultural propio de la modernidad. La elaboración de las ideas que cambiaron el aspecto del mundo, la insurgencia que renovó la naturaleza del pacto social y la construcción del individuo inteligente como sujeto central de la Historia deben mucho a los miembros de una comunidad inclinada por necesidad y vocación a impugnar los dictados de la tiranía.
Para hacernos una idea del legado que los judíos no dejaron en España debemos imaginar la influencia que habría tenido entre nosotros la erudita disputa de los rabinos (con su radical veneración por el libro, la letra y la palabra) y las consecuencias culturales de su pasión polémica. Las vehemencias patriarcales de los judíos en la sinagoga habrían dado a nuestro paisaje intelectual una productiva intensidad. Y no sólo por la caudalosa genealogía de sus saberes. Allí donde pudo subsistir, la pluralidad de creencias ayudó a reconocer la soberanía moral del conocimiento y la familiaridad con otras lenguas, otros ritos, otras concepciones del mundo, sembraba una duda de alto valor pedagógico al que no podía ser ajeno un curioso y tolerante observador.
Pero la comunidad judía contribuía al dinamismo de la Historia con aportaciones paradójicas que resultarían esenciales al espíritu del hombre moderno. La tenacidad de sus infatigables discusiones extendía entre la sociedad de su tiempo una deslumbrante oleada de herejías y disidencias. ¡Ojalá hubiéramos tenido entre nosotros al Spinoza que los rabinos de Ámsterdam expulsaron con furiosos anatemas de la sinagoga! ¡Quién hubiera oído entonces sus ácidas sentencias filológicas contra la Biblia! ¡Y las lecciones escépticas de Francisco Sánchez en Toulouse! Y así hasta llegar, siguiendo las huellas de la fertilizante estirpe sefardita, a las recientes reflexiones multidisciplinares del pensador Edgar Morin.
Sin embargo, a pesar de ser tan notable la contribución de los judíos al desarrollo cultural de las naciones -sobre todo desde la Revolución Francesa, cuando tantos de ellos abandonaron sus creencias seculares para incorporarse al prometedor cosmopolitismo laico de los gentiles-, no ha sido sólo su ausencia la que ha conformado nuestra áspera relación con los valores del mundo moderno.
La obsesión por extirpar de España cualquier atisbo de influencia judía dio a la Inquisición siglos de potestad para modelar a su antojo el alma macilenta de un país atemorizado por la epidemia emocional de las delaciones. Pero la amenaza del deshonor y la hoguera no cercó tan sólo a los conversos, metódicamente humillados para ejemplo de todo cuanto súbdito se atreviera a desobedecer la sumisión dominante.
En algún pliegue de nuestra hélice genética debe estar inscrita la lección aprendida a lo largo de estos siglos de vilipendio. Un escarmiento dolorido que, ciertamente, sólo aparece en forma de resentimiento: esa fuerza rencorosa que impide al individuo consumar su razón de ser. Pues lo singular entre nosotros es que la costumbre de la desconfianza sólo pudo forjarse mediante una convicción tan fervorosa como asustada. El hábito de cercar al prójimo con la sospecha que lo incrimina, el recelo que le reprocha ser lo que es, brota instintivamente contra las cualidades de cooperación y competencia del individuo libre. La sospecha y la desconfianza implantadas por la demoledora maquinaria inquisitorial se transformaron en esa presuntuosa filosofía popular que configura el más acentuado rasgo de nuestro carácter, precisamente el que arruina las potencias liberadas por la Modernidad.
¿Será posible liquidar algún día la estéril herencia nacional? ¿Cuándo podrá la sociedad española dar a sus fuerzas creativas la plenitud productiva que vemos florecer en tantos lugares? El sarcasmo que dedicamos al mérito ajeno enmudecería y nos acostumbraríamos a emular la competencia individual que hace prosperar a las naciones. En lugar de confiar en la suerte, la prebenda o el favor, el español abandonaría la atribulada dote de sus antepasados para asumir la responsabilidad personal de la emancipación moderna.

Basilio Baltasar es director de la Fundación Santillana.
Reenvia:
www.porisrael.org

UNA ATENCION HACIA LA DISCRIMINACION


Los difamadores judíos de Israel

En mayo de 2009, ReVista de Medio Oriente fue invitada a hacer una presentación en el 11vo Encuentro de Líderes de Comunidades Judías de Latinoamérica auspiciado por el Joint Distribution Committee Latin America (JDCLA) y que tuvo lugar en Cartagena de Indias, Colombia.
http://www.revistamo.org/pdf/difamadores.pdf

En el curso del intercambio que se produjera entre la audiencia y el panel, el tema de los judíos difamadores de Israel fue planteado quizás como el mayor obstáculo en la batalla de esclarecimiento que libran aquellos que apoyan a Israel.
Siendo que este tema había sido debatido y analizado por CAMERA en los Estados Unidos y una monografía de la Conferencia también auspiciada por Camera en 2007, titulada Israel’s Jewish Defamers, había sido publicada y muy bien recibida, el grupo de ReVista tomó la decisión de producir y diseminar este importante material esclarecedor en español.
La gente de ReVista comparte la preocupación de muchos relativa al perjuicio que los judíos y/o israelíes difamadores de Israel producen a Israel y a los judíos de la Diáspora. Habiendo notado la inquietud de muchos en Latinoamérica respecto a este tema, es que ReVista traduce y adapta el material de CAMERA.
Próximamente la haremos imprimir y distribuiremos a nuestros miembros. Para recibir una copia gratis de esta monografía única, sólo visite la página de membresía de Revista y subscríbase (
http://www.revistamo.org/donate.asp), uniéndose a nuestra lista de miles de miembros en todo el mundo que colaboran activamente con ReVista para mantener el balance y la precisión en las noticias sobre Israel.
El artículo a continuación es sólo uno de los artículos que conforman la monografía de ReVista titulada:

Los difamadores judíos de Israel.
Introducción
Todo el que siga las noticias y comentarios sobre el conflicto árabe-israelí sabe que las voces judías elevadas contra Israel –muchas veces de manera estridente e incorrecta- son un lugar común. Son bienvenidas en los artículos de opinión de los diarios más influyentes de América, en revistas prestigiosas y en muchos programas de radio. Nadie duda del derecho de estas críticas judías a denunciar al estado judío, así como del derecho de otros a cuestionar estas alegaciones y considerar las intenciones y consecuencias de los a veces excesivamente promocionados ataques.
El 21 de octubre del 2007 en Nueva York, CAMERA organizó una conferencia para comenzar a explorar la cuestión de los difamadores judíos de Israel y para fomentar un diálogo abierto sobre su rol inquietante tanto en el discurso americano como internacional sobre el Estado judío, su historia, conducta y futuro.
Los asistentes al evento manifestaron un alto interés en este importante tema y nos animaron a que publiquemos las presentaciones de los participantes para ser distribuidas a una audiencia más amplia.
Esperamos que esta monografía contribuya al entendimiento de que es necesario ampliar esta dimensión sobre el debate de Israel que frecuentemente se malinterpreta e ignora.
Andrea Levin
Directora Ejecutiva
CAMERA
Julio 2008

Los difamadores judíos de Israel
La dimensión mediática
Los motivos de los difamadores judíos de Israel
Por Kenneth Levin
21 de octubre de 2007

Enfocarse en los judíos que atacan la legitimidad del sionismo o el derecho de Israel a existir como un Estado judío, o en los que comparan a Israel con el más execrable de los estados, incluyendo la Alemania nazi, es pensar en el extremo de un rango de difamación que aparece en muchas otras formas también.
Por ejemplo, Amos Elon , quizás el ensayista político más prominente de Israel y no uno que haya llamado a la disolución de Israel o clamado que su creación haya sido ilegítima, ha realizado sin embargo falsas acusaciones repetidamente contra el Estado (nota del traductor: Elon recientemente ha fallecido). Para citar una instancia, en un artículo sobre una visita a Amman en 1994, Elon escribió que en décadas recientes Jordania sobresale en todas las áreas, incluyendo en educación y salud pública, mientras que la Cisjordania y Gaza se han retrasado bajo el control israelí.
Sin embargo lo opuesto es cierto. Según las Naciones Unidas y otras fuentes, la población de los territorios - la Cisjordania y Gaza - tiene un nivel muy superior en lo que respecta a educación y salud pública en comparación a los jordanos. La alfabetización adulta ha progresado más en los territorios que en Jordania, y
los índices básicos de salud pública, mortandad infantil y expectativa de vida han mejorado extraordinariamente en la Cisjordania y Gaza en comparación con Jordania. El asunto no es si Elon está siendo crítico de las políticas de Israel en los territorios: el tema es que Elon está difamando a Israel al declarar que ha socavado de manera inescrupulosa la salud pública y educación palestina.
La ‘motivación’ para difamar la comunidad con la que uno tiene conexiones nacionales, étnicas, religiosas u otras no es difícil de imaginar cuando esa comunidad está bajo un ataque crónico. Estar sitiado es una condición psicológica no placentera y bajo cuyas circunstancias, casi invariablemente, parte de la población sitiada va a adoptar las perspectivas de los atacantes, aunque éstas sean intolerantes y absurdas, con la esperanza de, de esta forma, escapar a su predicamento.
Aquellos que hacen esto pueden querer reformar su comunidad en una forma consistente con las acusaciones de odio, nutriendo el deseo de que la comunidad entonces apacigüe a los sitiadores y termine la enemistad. O pueden querer separar lo que ellos identifican como su propia parte de la comunidad del resto, quizás de aquellos en otros ámbitos sociales, políticos o religiosos; pueden escoger construir otros segmentos que se ajusten a las acusaciones de los sitiadores y busquen eximir a su propia rama de la comunidad de un asalto. O quizás simplemente abandonen aquello que han llegado a ver como una identidad manchada. Finalmente, pueden también buscar unirse a los atacantes como una forma de separarse más rotundamente de su estatus como blanco de sus ataques.
Todas estas acciones han sido tomadas por algunos judíos bajo las restricciones típicas del predicamento judío a lo largo de milenios de Diáspora, y también han sido tomadas por judíos en respuesta al sitio crónico árabe de Israel.
Por ejemplo, en la Diáspora de la modernidad temprana, en los últimos doscientos años, cada reclamo en contra de extender los derechos civiles a los judíos en Europa ha tenido sus partidarios judíos. Cuando se dijo que los judíos se ocupaban mayormente en el comercio y que esto era en sí mismo degenerado y demostraba su incapacidad para la igualdad cívica, hubo muchas voces judías que estuvieron de acuerdo y dijeron que los judíos tenían que dejar sus ocupaciones presentes y volverse granjeros para volverse apropiados y aceptados por sus vecinos.
Y cuando algunos en la sociedad argumentaron que el yiddish era una lengua que había degenerado y que ésta era una nueva evidencia de que los judíos eran candidatos inapropiados para la igualdad, algunos judíos insistieron en que sus correligionarios debían abandonar el yiddish –no simplemente porque adoptar
la lengua normativa de la sociedad que los rodeaba sería una decisión pragmática, sino porque, acordaron que la lengua yiddish es intrínsicamente degenerada e inferior y hacía a los judíos inadecuados para ser aceptados como iguales.
En cuanto a segmentos de la comunidad culpando a otros segmentos por el acoso de los judíos, estuvieron, por ejemplo, en el siglo XIX y más allá, los judíos alemanes culpando a los judíos de Europa del este por antisemitismo, y los judíos seculares o reformistas culpando a los religiosos tradicionales, y los judíos socialistas culpando a los judíos de clase media, la burguesía judía.
Y por supuesto, estaban aquellos que simplemente abandonaron la comunidad para escapar la ‘contaminación’ de ser judíos. Finalmente estaban aquellos que escogieron unirse a los atacantes de judíos para separarse más aún de la ‘contaminación’. Estos personajes se unieron a los atacantes a lo largo del
espectro político. El converso Friedrich Stahl (1802-1861) se convirtió en profesor de derecho eclesiástico en la Universidad de Berlín y fue líder del anti-judío Partido Conservador Cristiano; y en la izquierda, por supuesto, Karl Marx y sus desvaríos anti-judíos, junto a muchos otros.
Este mismo modelo se puede ver en la respuesta judía al sitio árabe de Israel. Algunos han adoptado las críticas hacia Israel de sus enemigos, aún cuando intolerantes o absurdas, y han tratado de reformar a Israel para considerar estas acusaciones, con la esperanza de que de esta forma calmarían a los enemigos del Estado. Esto puede darse desde la insistencia –a pesar de que toda la evidencia indique lo contrario- de que la presencia de Israel en los territorios es la causa de la animosidad árabe y que la retirada a los límites anteriores a 1967 traerán la paz; hasta el argumento de que la propia existencia de Israel es ilegítima y que la paz solamente puede llegar con la anti-sionización, el anti-judaísmo o la disolución del Estado.
También están aquellos que sostienen que el origen de los problemas está en alguna otra parte de la comunidad e insisten que ellos no deben ser vistos compartiendo esa ‘contaminación’. En Israel, vemos esto en la afirmación de muchos en la izquierda de que los de la derecha crean obstáculos para la paz
porque han impedido que el Estado hiciera las concesiones territoriales y otras que supuestamente podrían terminar el sitio. En la Diáspora, vemos esta división de manera más contundente en aquellos que sostienen que el camino judío correcto es el de enfocarse en asuntos humanitarios internacionales, y que “su” judaísmo nada tiene que ver con preocupaciones nacionalistas ‘estrechas’. Así éstos y otros que piensan como ellos pueden estar exentos de la ‘contaminación’ que se adosa a Israel por sus supuestos “crímenes” .
También están las personas que han respondido al sitio separándose de Israel y quizás de todas las cosas judías.
Y finalmente están aquellos que se unen a los que sitian. Entre ellos están tanto judíos que son activos en asuntos de la comunidad judía como aquellos que no lo están, cuya única afiliación con asuntos judíos tiene que ver con sus ataques a Israel.
Hay un gran rango de difamadores de Israel. Aquellos que en respuesta al sitio, niegan la legitimidad del Estado, son sólo los más extremos.
En Israel, las elites relacionadas a la cultura y la academia han sido particularmente prolíficas en difamar al Estado, incluyendo ataques a su legitimidad. Dentro de la academia israelí, atacar la legitimidad israelí se ha convertido virtualmente en un paradigma de cooperación interdisciplinaria, atrayendo a gente de una miríada de disciplinas.
El asalto académico del Estado tiene un pedigrí que se remonta al Yishuv, la comunidad judía en el Mandato Británico, y a la Diáspora: entre los argumentos sostenidos en la Europa central para no otorgar derechos civiles a los judíos era la consideración de que los judíos eran una nación extranjera, separada.
Reaccionando a esta idea muchos judíos buscaron demostrar que eran exclusivamente una comunidad religiosa, no una nación. Los movimientos de alemanes judíos reformistas a principios del siglo XIX inclusive buscaron cambiar la liturgia para borrar referencias de pertenencia a la tierra de Israel y Jerusalén
para eliminar cualquier sugerencia de identidad y aspiraciones judías nacionales que no fueran puramente religiosas.
Algunos pertenecientes a la comunidad judío-alemana del Yishuv adoptaron estas ideas y definieron al proyecto sionista como la construcción de una centro cultural judío, no un Estado, en Eretz Israel. Con esta mentalidad, respondieron a los ataques árabes durante el Mandato de manera similar a la forma en que tantos habían reaccionado a las acusaciones anti-judías en Europa: argumentaron más enfáticamente en contra de la construcción de una nación, justificando la agresión árabe como una respuesta razonable al liderazgo del Yishuv que quería ‘erróneamente’ construir un Estado; y maliciosamente criticaron a Ben-Gurion y a todos los que junto a él deseaban un Estado.
Por supuesto este grupo no reconoció que estaban tratando de aplacar a los atacantes de judíos sino simplemente disfrazaron su postura en una razón moral de peso mayor. Este grupo insistió –como sus acólitos en el presente- que el judaísmo ha evolucionado más allá de preocupaciones nacionalistas ‘estrechas’ enfocándose en su mensaje y misión universal como una fuerza moral en el mundo, y que el construir una nación representaba una dirección regresiva, atávica y vergonzosa de los judíos.
La figura más prominente en este campo fue el famoso filósofo alemán judío Martin Buber. Aún cuando los judíos estaban desesperados por salir de Europa en los últimos años de la década del ’30, Buber y su círculo de la Universidad Hebrea (Buber había llegado al Yishuv en 1938) se opusieron a liberalizar la
inmigración judía porque serviría a la causa de la construcción de un Estado, apoyando los límites británicos a la inmigración, incluyendo aquellos del notorio Libro Blanco de Chamberlain de 1939 e insistieron que no hubiera ninguna inmigración adicional sin el consentimiento árabe.
En un artículo en Ha’aretz en Noviembre de 1939, dos meses después del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Buber sostuvo no solamente que el objetivo sionista de crear un Estado era inmoral sino que el sionismo era “realizar acciones de Hitler en la tierra de Israel, porque ellos [los sionistas] quieren servir al dios de Hitler [el nacionalismo] después de que éste reciba un nombre judío.”
Entre otros académicos israelíes recientes, Moshe Zimmermann, historiador en la Universidad Hebrea ha sostenido que no hay tal cosa como ‘gente judía’ o ‘nación judía’ con una historia particular sino comunidades separadas que tienen más en común con aquellas grandes sociedades en las que residían y que entonces, la premisa del sionismo, como representante de las aspiraciones del pueblo judío y como una solución a las dificultades que los han determinado y devastado en tanto nación judía, se basa en una mentira.
Por supuesto los argumentos de Zimmermann son débiles y permiten una miríada de refutaciones. La idea de que las comunidades judías compartían mucho con el resto de sus sociedades locales es difícilmente una negación en cuanto a que compartían valores y aspiraciones entre ellos mismos también y tampoco niega
verdades históricas de vulnerabilidad compartida y victimización. En cualquier caso, la identificación con Sión y la inmigración a Israel no fue algo impuesto a los judíos de la Diáspora por sionistas creadores de mitos sino algo elegido por los judíos, muchas veces bajo presión de torturadores externos pero aún así algo elegido. Son aquellos que privan a los judíos de esa elección los que más apropiadamente pueden ser vistos como los ideólogos culpables.
Más aún, virtualmente todos los Estado-Nación modernos, por ejemplo Gran Bretaña y Francia así como Israel, fueron creados por una amalgama de poblaciones diversas de muchas maneras importantes y típicamente la coerción fue una parte relevante de estas mezclas, mas no así en la historia de Israel.
Sostener que las ramas culturales dispares de la población judía israelí de alguna forma ilegitimiza la empresa sionista y al Estado mismo es demostrar un prejuicio anti-judío estrecho. De hecho la predisposición tendenciosa anti-judía de Zimmermann es de un tipo particularmente crudo, como cuando compara a la educación pública israelí sobre la historia israelí y el sionismo no a la educación sobre la historia nacional y la cultura nacional de Gran Bretaña o Francia o los Estados Unidos, pero a la educación de la juventud nazi de Hitler.
El trabajo de Zimmermann explícitamente conecta el revisionismo histórico con la promoción de un interés post-sionista. Según Zimmermann dado que no hubo una nación judía o un pueblo para proveer una base para un movimiento legítimo de liberación nacional, el sionismo es falso y “passe” y debería ser descartado
en el basurero de la historia.
Joseph Agassi, profesor de filosofía de la Universidad de Tel Aviv, ha escrito similarmente que Israel, habiéndose establecido sobre la base de una idea mal concebida de “nación fantasma” (es decir, el pueblo judío), es consecuentemente similar a la Unión Soviética y –como se podrán imaginar- a la Alemania nazi.
Los textos de otros académicos durante este tiempo se enfocan menos en los detalles de la supuesta ilegitimidad del sionismo y simplemente enfatizan la calidad pecaminosa del sionismo o, en el mejor de los casos, su calidad de obsoleto. Menahem Brinker, un profesor de literatura hebrea de la Universidad Hebrea declaró en un artículo de septiembre de 1995 del Jerusalem Post que el sionismo es un concepto “totalitario” que “ha sobrevivido su vida útil e irá desapareciendo con el tiempo.”
Otro esfuerzo en Israel por ilegitimizar a Israel y al concepto de Estado judío ha tenido que ver con ataques a la naturaleza judía de símbolos del Estado como la bandera y el himno Nacional, Hatikvah; y, de manera destacada, ataques a la Ley del retorno.
Israel promulgó la Ley del retorno, en realidad dos leyes, casi en el mismo origen del Estado, dando a los judíos de todo el mundo el derecho de vivir en Israel (1950) y de recibir la ciudadanía (1952). Entre grupos anti-sionistas y post-sionistas las críticas han visto particularmente a la Ley del retorno como racista y antidemocrática, visión que fue promovida intensamente durante el inicio de la década del ’90.
Por ejemplo, un artículo de Ran Kislev en el diario Ha’aretz de julio de 1990 llamó a la Ley del retorno “semejante a las Leyes de Nurenberg.” Otro de Danny Rubinstein (julio, 1991) la declaró un tipo de discriminación que “fue la base para el régimen del apartheid en Sudáfrica.” Éste es el mismo Danny Rubinstein que insistió en una reciente conferencia anti-israelí de la Naciones Unidas llevada a cabo en el parlamento europeo en Bruselas, que Israel es un Estado de apartheid. El historiador Tom Segev (octubre, 1995) sostuvo que la Ley del retorno “contradice la esencia de la democracia.”
El novelista David Grossman (en Yediot Aharonot del 29 de septiembre, 1993) insistió que la Ley del retorno es un obstáculo para la “total igualdad” de los árabes-israelíes. Yuli Tamir, entonces en la facultad de filosofía de la Universidad de Tel Aviv y ex ministro de educación israelí sostuvo que la Ley del retorno constituye “una violación al derecho de las minorías nacionales a un tratamiento igualitario.”
Alvin Rosenfeld, en la reacción al estudio que escribió para el Comité Judío-Americano, ha sido acusado de atacar a los llamados “progresistas” y tratar de silenciar toda crítica a Israel. Pero, por supuesto, él está comentando no a aquellos que simplemente critican las políticas de Israel sino a aquellos que la difaman, más específicamente a aquellos que la difaman en la forma más extrema e intolerante. De hecho, hay gente que virtualmente forma parte de lo que se considera “progresista” y aún así puede compartir la perspectiva
de Alvin.
Amnon Rubistein fue decano de la facultad de derecho de la Universidad de Tel Aviv, y miembro hace mucho del partido Meretz, que está a la izquierda del partido Laboral y fue durante un tiempo ministro de educación en la coalición de gobierno del partido Laboral y Meretz que supervisó los tres primeros años del proceso de Oslo. A pesar de ser crítico de varias políticas israelíes anteriores a Oslo, él ha condenado vehementemente a aquellos críticos que difaman al Estado, y no únicamente allí donde la difamación ha caído al nivel de ilegitimizar a Israel.
Por ejemplo, los Novo-historiadores son un grupo de historiadores israelíes que surgieron en los últimos años de la década de los ’80 ofreciendo una re-escritura mayormente falsa del pasado de Israel, sobre todo en lo concerniente a la guerra de la independencia pero también en relación a los años del Mandato y
también a los años inmediatamente posteriores a la guerra de 1947-8. La característica común de los Novohistoriadores es la crítica a las políticas israelíes y el culpar a estas políticas de la responsabilidad por la animosidad de los palestinos y árabes en general. El sub-texto de la Nueva Historia, declarado
explícitamente por sus autores, es que si sólo los israelíes reconocieran su culpabilidad e hicieran suficientes cambios, entonces el camino a la paz estaría abierto.
La actitud de los Novo-historiadores hacia el Estado varía ampliamente –desde Benny Morris, quien por toda su difamación distorsionada de los eventos en ese período temprano no ha ciertamente abogado por la disolución de Israel, a Ilan Pappe, que, en varias formas, ha abogado precisamente por ésta. Amnon Rubinstein ha sido un duro crítico dentro de todo el espectro de los Novo-historiadores. Él ha sostenido que, contrario a las reivindicaciones del grupo de historiadores, los líderes del Yishuv hicieron toda clase de esfuerzos para alcanzar algún tipo de acuerdo con la población árabe durante los años del pre-Estado pero que solamente fueron recibidos con rechazo y violencia y que este patrón continuó luego de la conformación del Estado. Rubinstein también ha escrito sobre la traición británica a sus obligaciones formales con los judíos durante el Mandato, en contraste con la tendencia de los Novo-historiadores a ignorar la malevolencia británica y blanquear sus pólizas.
Rubinstein es crítico también de los académicos post-sionistas, señalando que la deshonestidad intelectual es característica de sus argumentos. Él nota la predilección de muchos post-sionistas y Novo-historiadores de criticar el concepto de historia objetiva y hablar de narrativas competitivas. Pero, observa, ellos desestiman la narrativa judía y otorgan legitimidad sólo a la versión árabe de la verdad, mientras típicamente omiten información que pueda proyectar una luz negativa sobre los palestinos y otros árabes.
Rubinstein se refiere también a la inclinación de estos académicos de juzgar a Israel por un estándar imposible que ningún país podría cumplir.
Comentando más generalmente sobre aquellos israelíes de izquierda, Rubinstein ha declarado que ellos han tenido dificultades para arreglárselas con la animosidad dirigida contra ellos por ser israelíes y judíos, confrontados no sólo por la intolerancia árabe sino también aquella de las Naciones Unidas, de Europa y otras partes del mundo. Él ha sugerido que esto los ha llevado a cerrar los ojos a los hechos del odio e intransigencia árabe y a adoptar como real las fantasías de un Medio Oriente benigno que no existe.
La dedicación de Rubinstein a asegurar igualdad de derechos a las minorías israelíes ha sido un objetivo inequívoco y central de su agenda política. Pero él ha observado, en relación a los ataques de los post sionistas a la bandera y al Hatikvah, que las banderas y los himnos nacionales están típicamente enraizados en la tradición nacional y religiosa. Él ha sostenido que “esta conexión parece ser convencionalmente aceptada aún por los países más ilustrados-países en los que los judíos viven bajo banderas adornadas con cruces sin sentir que sus derechos están comprometidos.”
En relación a la Ley del retorno, él ha notado la obvia hipocresía de aquellos que la condenan como racista e injusta hacia la minoría árabe-israelí mientras al mismo tiempo quieren para Israel un modelo de democracia europea. Sin embargo muchos de estos países dan preferencia en la inmigración y ciudadanía a aquellos con conexiones étnicas al grupo mayoritario en sus estados y lo hacen sin que esos grupos hayan sufrido las historias horrorosas de exilios forzados y persecuciones que sufrieron los judíos y obviamente lo hacen sin pensar en estas políticas como leyes anti-democráticas. Estos estados incluyen a Dinamarca, Italia, Grecia e Irlanda.
Rubinstein escribió en algún momento refiriéndose a las políticas alemanas,
A pesar de la existencia de las Convenciones Europeas por los Derechos Humanos y la Corte Europea por los Derechos Humanos, Alemania nunca ha sido llamada a anular su propia ‘Ley del retorno’ bajo el argumento de que daña el principio universal de la igualdad…[Más aún] el derecho de un estado a diferenciar entre grupos de inmigrantes potenciales y ciudadanos fue expresamente reconocido por la Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, ratificada en 1965.
Además, la legitimidad de las políticas de estado en cuanto a la repatriación preferencial fueron confirmadas por el Concilio Europeo en el 2001.
Nuevamente, Rubinstein es crítico no sólo de la difamación en servicio de ilegitimar al sionismo y al Estado judío, sino también la difamación de aquellos que comparten con él sus visiones políticas, y que abogan por ciertas concesiones como una forma de acceder a la paz. El es crítico del amplio rango de difamadores porque reconoce que ya sea que se llama a Israel una entidad al estilo nazi, una entidad ilegítima, la mayor amenaza a la paz mundial o se hagan falsas afirmaciones contra el Estado para promover concesiones israelíes, toda forma de difamación no es simplemente un asalto a la honestidad intelectual y a la integridad pero también sirve la causa de aquellos que quieren ilegitimizar y destruir al Estado judío; toda difamación de Israel contribuye a ese fin malicioso y odioso r
El Dr. Kenneth Levin enseña psiquiatría en la escuela de medicina de la Universidad de Harvard y es también graduado en historia de la Universidad de Princeton. Es autor de, entre otros libros The Oslo Syndrome: Delusions of the people unde Siege (Hanover. NH, Smith y Krause.2005)

UNA REALIDAD PARA SER VIVIDA


El Secreto Mejor Guardado de los Medios de Comunicación : ¿Le Han Hecho un Masaje Herbal Thai últimamente en Israel?
Por Willy Stern
The Weekly Standard
Rosh Pina, Israel


Es posible que no exista, en ningún otro lugar del globo, una mayor discrepancia entre percepción y realidad que en Israel. La prensa describe al país como una tierra salvaje atormentada por la guerra y el terrorismo, y muchos extranjeros tienen la impresión de que los israelíes viven sus vidas diariamente encogidos de miedo, entre interminables ciclos de violencia. La realidad, sin embargo, es la de un país de 7,4 millones de personas cuya bolsa y cuya economía se mantienen zumbando bastante bien (por lo menos en contraste con el resto del globo) y cuyos ciudadanos se deleitan en su elegante estilo de vida mediterráneo.
Anita Blum no puede recordar la última vez que su lujoso centro vacacional de 100 habitaciones no estuvo ocupado totalmente para un fin de semana. El Hotel Mizpe Hayamim es un muy bien puesto spa en la Galilea, dos horas al norte de Tel Aviv, y las suites cuestan desde U$s 500 la noche. Blum cobra extra por las terapias – un masaje herbal Thai está a U$s 100 – y disfruta de un 75 % de tasa de ocupación a lo largo del año, que no cambió por las recientes hostilidades en Gaza y la crisis económica mundial.
Cuando se deambula por los lujosos jardines y se tiran U$s 75 en un almuerzo de bife carpaccio y entrecôte de vaca con vegetales orgánicos, es difícil pensar en Israel como una nación en guerra. Y los huéspedes no son sólo la última horneada de millonarios de alta tecnología israelíes. Al mismo tiempo que Blum tiene su parte de los muy ricos – tiene una plataforma para helicópteros, después de todo – cuenta, entre sus legiones de felices clientes, con soldados, maestros de escuela y estudiantes universitarios.
En Israel la vida continúa. Los diarios occidentales, simplemente, no se dan cuenta. Prefieren continuar con unos pocos argumentos trillados:
Policías arrastrando fuera de sus casas a colonos israelíes que se resisten. Terroristas de Hamas (o Hezbollah) con amenazantes capuchas negras blandiendo metralletas, un subproducto del prolongado “asunto palestino”.
Otro cohete aterrizó cerca de una escuela primaria en Sderot. Bulliciosos – y frecuentemente corruptos – políticos tratando de formar una coalición en medio de un sistema gubernamental disfuncional, aunque vibrantemente democrático.
Estas narrativas son reales, importantes y conmovedoras, pero son sólo parte de la historia de un país que ha visto 20 años de expansión económica ininterrumpida. (Está bien, mayormente ininterrumpida. La intifada de 2001-02 y la actual crisis económica se tomaron su cuota).
Israel, por supuesto, enfrenta tremendos obstáculos. Es minúscula, rodeada por enemigos y carente de recursos naturales. Tiene una creciente y educada población árabe de alrededor de 1,45 millones, cuyos magros ingresos agregan poco al PBI de $199.000 millones. (Aún con su, mayormente, no calificada fuerza de trabajo árabe, el ingreso per capita de Israel es de alrededor de $27.000, a la par de los de Nueva Zelanda y Corea del Sur). Y están los 700.000, más o menos, de la comunidad judía ultra ortodoxa que, generalmente, no aportan mucho en impuestos o no sirven en el ejército pero, desvergonzadamente, cobran la asistencia social del gobierno. Después están los muy importantes socios de negocios israelíes, que han tenido su paliza en la crisis económica global, exacerbando el crónico déficit comercial de Israel. Ha habido también una notable disminución en el sector de alta tecnología en los pasados dos años. Y, con Irán amenazando con convertirse en nuclear, los israelíes están inquietos acerca de su propia existencia.
Pero estas historias pierden de vista el punto importante: hoy en día Israel se ha convertido en una vibrante y funcional joya de nación encajada en el costado este del Mediterráneo. Tel Aviv se parece más a San Diego o Barcelona que a Bagdad o Kabul. En un reciente paseo de 8 kilómetros a lo largo de la Playa Gordon de Tel Aviv, vi a yuppies israelíes andando en bicicleta por el paseo marítimo, sobre bicicletas de montaña italianas de U$s 1.500, a adolescentes en trajes de neopreno surfeando en los rompientes, a una modelo rusa con profundo escote (nadie parecía conocer su nombre) sacándose una foto con una brevísima bikini, mientras hombres israelíes de mediana edad con abdomen y pechos velludos desvergonzadamente miraban embobados, filas de yates costosos fondeados en la marina de Tel Aviv, y una interminable corriente de aviones privados en su acercamiento final al pequeño aeropuerto de Sde Dov, y dos soldados israelíes en sosos uniformes verdes conversando y tomando Heineken. ¿Una nación en guerra? Se parecía más a la temporada alta en Coney Island.
“Algunos visitantes de primera vez están ciertamente sorprendidos cuando no encuentran tanques y camellos en las calles”, informa Hanna Munitz, directora general de la Opera Israelí. Israel tiene un ambiente cultural de clase mundial. ¿Quiere ver a Franco Zeffirelli y Daniel Baremboim? No hay problema. La Compañía de Danza Alvin Ailey viene de visita. La opera interpreta para audiencias al 97 % de su capacidad. “Sólo una vez, otra directora de ópera me dijo que no traería a su compañía a Israel porque éramos ‘asesinos de bebés’ o algún otro sinsentido”, dice Munitz, “pero, aún pagando poco, atraemos a los mejores talentos de alrededor del mundo. ¡Aman venir aquí!”.
No es sólo la cultura. Israel disfruta de universidades de primer nivel, restaurantes exclusivos, casas de un millón de dólares, arrogante arquitectura, y así por el estilo. Tomen la economía. En el cuarto trimestre del último año, cuando la economía global se fue al diablo, la tasa anual del PBI, trimestre sobre trimestre, bajó sólo el 0,5 %, la mejor cifra en el mundo industrializado. (Estados Unidos bajó el 6.3 % y Japón el 12,1 porciento). “Piense acerca de la resistencia de nuestra economía en tiempos recientes”, sugiere Zvi Eckstein, vice gobernador del Banco de Israel. “Nuestro primer ministro [tiene un infarto]. La guerra en Gaza. La guerra en Líbano. El gobierno está siendo reemplazado. Pero hemos mantenido una estructura macroeconómica estable y un fuerte sector de alta tecnología”.
¿Cuál es el secreto? Ayelet Nir, economista jefe en IBI, una firma israelí de inversión, hace un listado de las seis principales razones por las que la economía israelí haya estado mejor respecto de las antes nombradas:
Un sistema bancario muy conservador – sin la mayoría de los complejos y problemáticos instrumentos financieros de Estados Unidos.
Ninguna crisis hipotecaria en un país donde pagar el 50 % al contado no es inusual y donde los bancos frecuentemente piden garantes.
Un superávit de cuenta corriente desde 2003. Inflación insignificante. Prudente política fiscal del gobierno. Saludable integración en la economía mundial.
El último año, 483 compañías israelíes de alta tecnología recolectaron impresionantes U$s 2.080 millones de inversores de capital de riesgo locales y extranjeros. (Sólo las compañías de USA recolectaron más). Todos los principales jugadores tecnológicos – Google, Microsoft, IBM – tienen grandes centros de investigación en Israel. Van donde está el talento.
Tomen el caso de Isaac Berzin, un inventor israelí e ingeniero químico, nombrado por la revista Time, el último año, como una de las 100 personas más influyentes del mundo. Él es un científico asociado del MIT que descubrió el proceso para obtener energía renovable de algas marinas y podría vivir en cualquier parte del mundo. Su esposa y él, junto con sus tres hijas, eligieron Jerusalem. Berzin todavía debe realizar su servicio anual en la reserva del ejército – donde, se queja, conoce el “olor de cada media sucia” de su unidad. Pero Berzin piensa que el servicio militar obligatorio es muy positivo para Israel. Virtualmente, todo alumno del último año de secundaria se somete a una batería de pruebas antes de ser asignado a una unidad militar. Los mejores y más brillantes son enviados, en esta etapa temprana, a unidades de elite. El alumnado de esas unidades de elite forma el conducto natural hacia las firmas de alta tecnología. Piensen en esto como una mezcla de la Escuela de negocios de Harvard y el cuerpo de Infantería de Marina.
“Todos conocen los negocios de los demás”, explica Elisha Yanav, el presidente mascador de cigarros de Motorota en Israel. “Eso no deja lugar para B.S. Los resúmenes significan muy poco en nuestro país. Con unos pocos llamados telefónicos, se puede desnudar a cualquiera – cómo le fue en el jardín de infantes, su servicio militar, lo que sea. En nuestro país, aparentar es simplemente imposible”. Israel es hoy en día “el tercer lugar más caliente [después de Silicon Valley y Boston] para capital de riesgo en el mundo”, agrega Yanav. “Tenemos sólo 7 millones de personas pero hacemos suficiente ruido por 70 millones”.
No todo Israel es ruidoso. La bolsa de Tel Aviv, en particular, parece uno de los secretos mejor guardados del mundo. En los últimos doce meses, en medio de la hundimiento global, el índice Tel Aviv 100 bajo sólo un 15 %. (En contraste, el Índice FTSE 100 del R.U. está 24 % abajo, Nikkei 225 de Japón un 28 % y el índice S&P 500 está abajo 31 %). La resiliencia de algunos de los mercados israelíes está liderada por el éxito de Teva Pharmaceuticals, la firma israelí de drogas genéricas masivas, mercado tope de cerca de U$s 42.000 millones. (el ex CEO de Teva Kan Suesskind se refiere, burlonamente, a lo que él llama “curva de arrepentimiento” – esto es, gente que observa el gráfico del precio de las acciones de Teva a lo largo del tiempo y se arrepiente de no comprar esa acción). “Muchos países que conozco estarían contentos de intercambiar posición con nosotros, al menos en el frente económico”, informa Ben-Zion Zilberfarb, profesor de economía en la Universidad Bar-Ilan. “Nuestra recesión debería ser más suave”.
Y no son sólo los israelíes los que toman ventaja del boom. Hace un año, Carlos Arroyo estaba dándole pases a Dwight Howard y conduciendo a Orlando Magic a las eliminatorias de la NBA. Ahora se aproxima la medianoche en un lunes a la noche; Arroyo está sólo en un ligero 17 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias. Está charlando en las entrañas de Nokia Arena acerca de su nueva vida. Está contento de estar afuera de Orlando. “Lo que realmente me gusta de este lugar es el chic, el estilo cosmopolita. Uno va al supermercado y encuentra comida asombrosa”. ¿De que ciudad está hablando? ¿Toronto? Pruebe Tel Aviv.
El año pasado, Arroyo aceptó una oferta multimillonaria en dólares, para jugar para el mejor equipo de básquet de Israel, Macabi Tel Aviv, cuando podría haberse comparado con LeBron y Kobe. Al comienzo de año, le dijo a un periodista visitante, “Los restaurantes [en Israel] son fantásticos. Está este particular restaurante italiano que a mi esposa realmente le gusta”. (Por más que le gusta Tel Aviv, probablemente Arroyo se vaya durante el receso de temporada ya que él y el entrenador de Macabi no encajan).
El Restaurante Chloelys en Tel Aviv es típico en el boom culinario que la esposa de Arroyo tanto admira. El piso de madera del restaurante se importó de Brasil, sus ladrillos de Bélgica y el chef Victor Gloger mantiene 7.000 botellas de vino en su bodega. El especial para hombres de negocios (filete de dorado con hojas de parra con relleno de queso búlgaro) cuesta U$s 32. En un lunes, el lugar estaba repleto con comerciantes de ruedas en camisas desabrochadas, serios Brooks Brothers con formal ropa de negocios, estudiantes universitarios aparentemente reforzados con tarjetas de crédito del papito, y la esposa del embajador belga.
Mientras los judíos religiosos se congregan en y alrededor de Jerusalem, los israelíes de onda acuden en masa a Tel Aviv. Bromean diciendo que es “la nueva ciudad que nunca duerme”. Sólo pregúntenle al Rapper negro, nacido en Baltimore, Joel Covington, un auto declarado judío – imagínense – que actúa bajo el nombre de escena de Sol Rebelde: “Puedo salir contigo un lunes a las 8 de la noche, llevarte a casa a las 8 de la mañana y nunca verás un momento aburrido. Si quieres divertirte en Tel Aviv, sólo trae un cepillo de dientes y un juego de ropa interior extra – nunca se sabe que se encuentra”.
Una cosa que los residentes de Tel Aviv no pueden encontrar es un lugar barato para vivir. Olvídense de darse una vuelta por Israel y encontrar una pichincha de departamento. No hay. Un piso de 3 dormitorios en una torre elegante como Arov Toser en Tel Aviv cuesta U$s 2 millones. ¿Qué precio se pide por una casa de 110 m2, con pileta de natación, en las cercanías de la calle David Smilansky – aproximadamente similar a Bethesda, pero con una más corta comunicación con el centro? Pruebe con U$s 4 millones. Lo bueno, por cierto: Compre la casa y podrá ir caminando a los negocios de Gucci y Armani en la vecina plaza Kikar Hamedina. Los precios de los inmuebles residenciales israelíes están en un modesto 5-10 % menos desde el golpe bajista global, informa Adina Haham, CEO de Anglo-Saxon Real Estate en Tel Aviv. Y los precios ya están elevándose lentamente de nuevo.
Los millonarios de alta tecnología son dueños de un montón de estas casas. “Los israelíes que se encuentran en las laderas de Aspen mayormente son tipos de la alta tecnología”, explica Zilberfarb de la Universidad Bar Ilan. ¿Cómo se las arregló Israel para tener éxito en la alta tecnología? Cada israelí en el campo de la alta tecnología puede recitar los datos nacionales como un descolorido vago clasifica las estadísticas de béisbol:
Israel produce más ensayos científicos per capita que cualquier otro país.
Israel está sólo atrás de Estados Unidos en la cantidad de compañías listadas en NASDAQ.
El 24 % de la fuerza de trabajo de Israel tiene un grado universitario; sólo Estados Unidos y Holanda tienen un número mayor.
Israel es líder en el mundo en científicos y técnicos per capita.
¿Por qué ésto ha producido un boom tecnológico? Hay tantas teorías como israelíes, parece, pero la más convincente es la presentada por Haim Harare, presidente retirado del Instituto Weizmann de Ciencia:
Si se realizara la Olimpíada de Ciencia en Europa, estaríamos segundos o primeros. Yo alego que nuestro éxito tiene que ver con el carácter nacional de los israelíes. El carácter israelí – o judío – es ambicioso, caótico, indisciplinado, desorganizado (no tenemos un papa), frecuentemente brillante, y pensamos que sabemos mejor que nadie todas las respuestas. Éstas son las mismas exactas habilidades que se necesitan para la puesta en marcha de la alta tecnología, pero, por supuesto, no tenemos ninguna de las habilidades para conducir una gran compañía.
Una teoría alternativa, propugnada por muchos israelíes serios, es que la prototípica exigente madre judía es la que conduce el boom de alta tecnología. ¡Estudia duro! ¡Haz algo de tu vida!
La tecnología israelí, ciertamente, ha sido una parte importante de la era Internet. ¿El teléfono celular? Desarrollado en Israel. ¿Qué decir del sistema operativo Windows NT y de la tecnología de correo de voz, de la tecnología del Pentium MMX? Diseñados en Israel. ¿Messenger instantáneo? Desarrollado en Israel. La lista continúa. El software del cortafuego de seguridad se originó en Israel. La última irrupción es el “PillCam”, una videocámara que puede ser tragada y ayuda a los médicos a diagnosticar el cáncer de intestino.
“Había un suicida con una bomba en este mismo café durante la Intifada”, dice Jonathan Medved, tomando un espeso café en el Café Caffit en Jerusalem. Él es un estadounidense inmigrado, propenso a los llamativos pantalones cortos hawaianos, y uno de los capitalistas de riesgo de avanzada de Israel. “Se arreglaron para detenerlo ahí, enfrente, y no pudo detonarla”. Así es como vivimos. Y aquí estamos hoy en día. La improvisación es nuestro plan nacional. Somos una nación de tomadores de riesgos”. Exitosos tomadores de riesgos, en general, y no sólo en alta tecnología.
Tomen el caso de Eli Ben-Zaken. Hace veinte años, era un granjero de poca monta a cargo de un cobertizo de gallinas. También se interesaba en vinos, entonces lo arriesgó todo. Hoy en día es el orgulloso dueño de Domaine du Castel, una bodega enclavada en una preciosa cima de los ondulados Montes de Judea. Su vino se vende desde Hong Kong hasta Brasil. Entre a Zachys en Scarsdale y una botella de su Grand Vin Kosher 2006 le costará U$s 89,99. “Siempre digo, gracias a Dios por los snobs”, dice el subestimado Ben-Zaken. “Comenzaron tomando vino por las razones equivocadas, pero se mantuvieron porque aprendieron a apreciar el buen vino”.
Algunos israelíes apuntan hacia las tensiones irresueltas del país con los vecinos árabes como un factor de su éxito. “El conflicto es también una muy fuerte fuente de creación artística”, informa Hanan Pomagrin, un arquitecto israelí muy bien considerado. “Un área en conflicto no siempre es negativa; mantiene a la gente alerta. No digo que no quisiera ver la resolución de este conflicto, pero éste también contribuye a la enorme energía que se siente cuando se visita Israel”.
La mismísima energía ha impulsado a los israelíes de todas las franjas a la escena mundial. Una es Bar Rafaeli, la escultural modelo israelí que apareció en la tapa de la última edición de trajes de baño de Sports Illustrated y que estuvo vinculada románticamente con Leonardo DiCaprio. Otro es Michael Arad, un ex soldado en la Brigada Golani de elite; en 2004, ganó la competencia de diseño para el Memorial del World Trade Center. Y está Ronen Chen, el diseñador basado en Tel Aviv, cuya sofisticada ropa femenina, a precios que están al alcance de una secretaria, se encuentran en las boutiques chic alrededor de Estados Unidos. Después está la Compañía de Danza Batsheva, un icono cultural israelí que actúa ante repletas audiencias alrededor del globo. Y no se puede deambular por una sala profesoral de ninguna escuela de la Ivy League sin toparse con un israelí inmigrado.
Pero los israelíes aman a su hogar, y por una buena razón. “Trate de encontrar algún lugar en Toscana que sea tan bello como la Galilea”, dice Eckstein del Banco de Israel. Despierte en Tel Aviv y puede estar esquiando en las laderas del Mt. Hermon después de un encantador, aunque ventoso, viaje de tres horas. Eso es, por lejos, más fácil que el trayecto del Upper West Side a Stowe. Termine su día de trabajo en Jerusalem y puede hacer scuba diving en Eilat, en el Mar Rojo, después de un rápido vuelo.
Por supuesto, no todos los israelíes pueden afrontar las escapadas de fin de semana. Hay sórdidos barrios bajos en el país. Entre ellos, aún luchando denodadamente: palestinos y las recientes olas de inmigrantes de Rusia y Etiopía. También israelíes exitosos tienen sus asuntos. Olvídense acerca de la industria de servicios; los israelíes bromean orgullosamente con que su nación produce el teléfono celular pero ningún mozo decente. Es una nación donde la mala educación, la conducción imprudente, el engaño en los vueltos de los taxis y colarse en las filas son formas de arte nacionales.
Todavía nada de esto es evidente en el hermoso spa en Mizpe Hayamim. El centro vacacional puede que no tenga un mayor fanático que Dita Kohl-Roman, que ha estado de vacaciones ahí por más de dos décadas – desde que su suegra la llevó por primera vez. “Mi hija – una estudiante de física y latín en la Universidad Hebrea – hoy continúa con la tradición”, dice Kohl-Roman, directora de desarrollo de recursos en Kishorit, una comunidad para aquellos que tienen necesidades especiales. “¡Ella va con su novio!”
Anita Blum, la siempre gentil dueña del spa, es cuidadosa acerca de la confidencialidad de sus huéspedes, pero sus empleados no pueden evitar presumir acerca de dos de sus muchas cabras en la magnífica granja orgánica. Una se llama “Sharon”. La otra se llama “Stone”. Sí, parece que el otro Israel – no el país de terroristas sino el de la leche y la miel y las cabras – puede finalmente ser descubierto.

Willy Stern, un escritor basado en Nashville, ha reporteado desde los seis continentes-
Traducción para
porisrael.org : José Blumenfeld
Gentileza: Jorge Cohen

SUCEDIO EN EL PUEBLO JUDIO


UN 23 DE JULIO

23 de julio de 501 - ERETZ ISRAEL Terremoto en la costa del país. Acco fue prácticamente destruida. As ciudades interiores, incluyendo Jerusalén, sufrieron serios daños.
23 de julio de 1919 – Pogrom 2 judíos son masacrados cuando unidades del Ejército nacional ucranio de Simón Petlioura hacen un pogrom a Verkhova-Bibikovo (Podolia). 32 judíos son masacrados, 50 otros gravemente heridos o mutilados a golpes de sable y 30 mujeres judías violadas en Novo-Konstantinov (Rusia) en el momento de un pogrom puesto en marcha por unidades mandadas por Volynetz, un aliado del Ejército nacional ucranio.
23 de julio de 1942 (hasta el 14 de octubre de 1943) - TREBLINKA II (Polonia) El campo de exterminio entró en operación con el primer transporte de judíos de Varsovia. (Treblinka II fue diferente a Treblinka I que era un campamento de trabajo y también acogía a prisioneros políticos). Más de 750,000 judíos fueron asesinados allí. El campo se mantuvo cerrado y desmontado después de una rebelión. El campo fue organizado por Odilo Globocnik. Aquellos que lo controlaron, incluyendo a Joseph (Sepp) Hirtreiter y Kurt Franz, fueron condenados a cadena perpetua, y Franz Stangl, fue atrapado en Brasil y sentenciado en 1971 a cadena perpetua… ese mismo ano falleció.
23 de julio de 1944 – Shoá 1700 judíos son deportados de Rhodes (Grecia) al campo de exterminio de Auschwitz. 23 de julio de 1968 – Avión El Al secuestrado Fue secuestrado un avión El Al que viajaba desde Roma hacia Israel. El avión aterrizó en Argelia, allí fueron liberados los pasajeros que no poseían nacionalidad israelí. 7 personas del personal, 5 prisioneros y el avión fueron liberados tras la firma de un acuerdo por el cual Israel libera 15 presos en Israel. Se trató del primer secuestro de aviones realizado por los palestinos, del Frente Popular de Liberación Palestina.
Además, el 23 de julio de 1952 golpe de estado en Egipto contra el rey Faruk. El golpe lo dirigía Gamal Abder Nasser pero el gobierno fue detentado durante dos años por el general Naguib. El 23 de julio del 2005, una serie de explosiones provocan 88 muertos en Sharm Al-Sheij en Egipto.

FUE NOTICIA EN ISRAEL


JUEVES 23 DE JULIO DE 2009
23:50
Angelina Jolie, Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas, visitó este jueves un campamento de desplazados iraquíes en el norte de Bagdad y lanzó un llamamiento para obtener más ayuda. La actriz visitó los campamentos de refugiados en donde viven cerca de 12.000 personas. (Guysen.International.News)
23:38
La economía canadiense sufre la peor recesión que ha experimentado desde 1991 y el crecimiento se reanudará en el tercer trimestre, y no el cuarto como se había previsto inicialmente, anunció el jueves el Banco de Canadá. (Guysen.International.News)
23:29
Israel insta a Turquía a reanudar su papel como mediador en las negociaciones de paz indirectas con Siria, según la información del diario Haaretz. (Guysen.International.News)
23:11
RDC: 24 personas resultaron muertas, entre ellas 16 civiles en el este del país durante un ataque de rebeldes hutus de Rwanda en contra de las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo (FARDC), la noche del lunes a martes, reveló este jueves la Misión de las Naciones Unidas en la RDC (MONUC). (Guysen.International.News)
22:54
La Comisión Europea propuso jueves a conceder una ayuda de 494 millones de euros a Italia para hacer frente a las consecuencias del terremoto que sacudió la región de L'Aquila, el 6 de abril. (Guysen.International.News)
22:38
Pakistán: los talibanes han negado este jueves que su líder en la región de Swat (norte-oeste del país), Maulana Fazlullah, había resultado heridos. Los talibanes reafirmaron su determinación de continuar ''hasta el final'' su guerra contra las autoridades. (Guysen.International.News)
22:29
Honduras: el depuesto presidente, Manuel Zelaya, anunció que tenía la intención de regresar a su país este viernes a pesar del fracaso de la mediación internacional para resolver la crisis desencadenada por el golpe del 28 de junio. (Guysen.International.News)
22:11
China: Al menos 23 mineros están desaparecidos después de un derrumbe causado por mal tiempo en el noreste del país, anunció este jueves la agencia Nueva China. (Guysen.International.News)
20:59
Violencia en el Yemen: Doce personas resultaron muertas y decenas de heridos hoy en enfrentamientos violentos ocurridos en una ciudad al sur del país, entre las fuerzas gubernamentales y los activistas armados, durante una manifestación en favor de los separatistas del sur. Guysen.International.News)
20:48
Rusia ha elevado el tono frente a Georgia, acusándola de fomentar los actos de provocación, a pesar de la visita de Joe Biden en Georgia y su reunión con el Presidente Mikheil Saakashvili. (Guysen.International.News)
20:30
Mercado de divisas extranjeras: el dólar cayó un 0,129% y su tipo de cambio oficial se fijó en 3.881 shekels. El euro registró un ligero aumento del 0,074% y su tipo de cambio oficial se fijó en 5,5205 shekels. (Guysen.International.News)
20:19
El Consejo de la ONU se reunirá este jueves por la noche para discutir la denuncia por parte de Israel contra el Líbano, tras la explosión de un depósito de armas de Jizballah, hace una semana. (Guysen.International.News)
20:16
Hillary Clinton, deploró el silencio de Irán. La República Islámica no es capaz de responder a los gestos de apertura de los Estados Unidos debido a la agitada situación política que prevalece en el país", dijo la Secretaria de Estado. (Guysen.International.News)
20:16
Saad bin Laden, un hijo de Osama bin Laden,''murió'', anunció este jueves un portavoz norteamericano a cargo de la lucha contra el terrorismo. El hombre fue abatido en un ataque aéreo de los EE.UU. en Pakistán a principios de este año. (Guysen.International.News)
20:15
Israel: una joven árabe fue detenida estejueves luego de intentar robar el arma de un inspector en el centro de la ciudad de Jerusalén. (Guysen.International.News)
20:15
Israel: La nueva unidad de policía responsable de la lucha contra la inmigración ilegal ha detenido a 400 extranjeros ilegales desde su introducción hace tres semanas. (Guysen.International.News)
20:00
El Psiquiatra que estudió el caso de la mujer que supuestamente maltrató a su hijo de tres años de hambre, determinó que la mujer no sufre ningún problema psiquiatrico. (Guysen.International.News)
19:37
La Bolsa de Tel Aviv cerró al alza: el Tel Aviv 25 (Maof) ganó 0,84% a 915,44 puntos. Tel Aviv 100 creció el 1,2% a 850,79 puntos. El Teltec aumentó un 1,6% a 200,68 puntos y el índice de los valores inmuebles aumentaron un 0,95% a 269,09 puntos. (Guysen.International.News)
19:12
Influenza A (H1N1): 100.000 personas estan infectadas por el virus de la gripe porcina en Inglaterra. 63 de ellos están en cuidados intensivos en hospitales, informaron este jueves las autoridades sanitarias británicas. (Guysen.International.News)
18:58
EE.UU.: cerca de treinta personas, entre ellas dos alcaldes de Nueva Jersey y varios rabinos de Nueva York y Nueva Jersey, y varios políticos fueron detenidos este jueves en relación con un caso de corrupción y blanqueo fondos. (Guysen.International.News)
18:00
Cultura: dos obras originales de Wolfgang Amadeus Mozart han sido descubiertas, anunció este jueves la Fundación Internacional Mozarteum de Salzburgo, en el norte de Austria. (Guysen.International.News)
"La investigación de la Fundación Internacional Mozarteum en Salzburgo, identificó dos composiciones como las obras del joven Wolfgang Amadeus Mozart", dijo la Fundación en un comunicado, sin dar más detalles.
17:49
El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo hoy que el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, está ''fuera de foco'' al equiparar la presencia militar de Estados Unidos en bases de Colombia con las relaciones de cooperación que Venezuela tiene con Rusia o China. (Guysen.International.News)
El gobernante planteó que los peligros no sólo vienen de EEUU, sino también del gobierno de Israel. Comentó en ese sentido el accidente sufrido esta semana en territorio colombiano por un cazabombardero israelí Kfir, pilotado por dos militares israelíes. "Ahora resulta que hay aviones de Israel, con pilotos de Israel, volando en Colombia", dijo Chávez.
17:35
El movimiento nacionalista palestino Al Fatah y el islamista Hamás han acordado mantener la fecha de las elecciones presidenciales, previstas para el 25 de enero de 2010, anunció hoy un destacado político independiente. (Guysen.International.News)
Yaser al Wadeya, actualmente en El Cairo, manifestó al diario saudí "Al Hayat", editado en Londres, que existe un consenso en la fecha de la convocatoria de los comicios el próximo año, así como un acuerdo entre los dos grandes grupos políticos para no retrasar su celebración bajo ninguna circunstancia.
17:22
El Ministerio galo de Exteriores citó hoy al embajador de Israel en Francia para recordarle que es ''indispensable'' una ''congelación inmediata de la colonización, incluido el este de Jerusalén'' y la apertura de los accesos a Gaza para avanzar en la solución del conflicto entre Israel y Palestina. ''Todas las partes deben respetar los compromisos adquiridos con la Hoja de Ruta'', señaló un portavoz de la diplomacia francesa, quien añadió que esos esfuerzos son ''indispensables para salvaguardar la solución de los dos Estados y permitir relanzar las negociaciones sobre una base creíble''. (Guysen.International.News)
17:12
''El Partido Laborista ha perdido su identidad y se ha convirtido en un trapo'', ha, dicho desde el partido de la oposición Kadima, tras el anuncio hecho por el Ministro de Defensa Ehud Barak, que apoya la reforma de la administración del territorio. ''El Partido Laborista traiciona sus valores, escupe en la cara de sus líderes históricos, y entierra sus valores sionistas". (Guysen.International.News)
16:20
El tribunal militar de Samaria ha impuesto una pena de 15 años de prisión a un terrorista palestino de 21 años, Abu-Darwish Yahish, culpable de haber planificado un ataque suicida, hace 4 años en Jerusalén. Pertenecía a una célula terrorista afiliada a Ae-Qaida. (Guysen.International.News)
15:30
"A Israel le gustaria respetar la decisión de los Estados Unidos para iniciar un diálogo con Siria, pero para ello, Damasco debe cortar los lazos que tiene con Irán, Jizballah y Hamas'', dijo este jueves el Viceprimer Ministro, Sylvan Shalom, durante una reunión informativa para los periodistas. (Guysen.International.News)
15:19
El portavoz del Ministerio sueco de Asuntos Exteriores, Anders Jorlis, anunció este jueves la petición oficial de Islandia para unirse a la Unión Europea. (Guysen.International.News)
14:50
Un año después de la muerte de Jörg Haider, un museo dedicado a su memoria abrirá sus puertas el 11 de octubre en Klagenfurt, la capital del Estado federado de Carintia , en donde fue elegido gobernador en 1989. (Guysen.International.News)
El pasado Nacional Socialista de la familia del fallecido se mencionará, incluyendo documentos históricos como la tarjeta de miembro del partido nazi de su padre.
14:38
La principal compañía de electricidad de Israel ha firmado un contrato con los propietarios del sitio de perforación de gas natural, Tamar 1, cerca de Haifa. Este acuerdo permite a la compañía la compra de gas para los próximos cinco años por un valor de $ 1 mil millones. (Guysen.International.News)
13:59
Las declaraciones de Hillary Clinton estarían ''muy lejos de ser inteligentes'', afirmó un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte. Él respondió así a los comentarios de la Secretaria de Estado que, dijo de Corea del Norte que era ''un niño turbulento que requiere especial atención''. (Guysen.International.News)
13:30
Un diario iraní informó este jueves la ejecución, por ahorcamiento, de un hombre condenado por violación y asesinato de un adolescente de 15 años. Esto elevaría a 184, el número de ejecutados este año. (Guysen.International.News)
12:30
En el marco de las protestas de Jordania, la Autoridad Palestina y el Primer Ministro Binyamin Netanyahu han cancelado a última hora un debate crucial sobre el establecimiento de una fecha para el inicio de la construcción de la nueva puerta de Mougrabi, en el Monte del Templo en Jerusalén (Guysen.International.News)
11:21
Quentin Tarentino en Israel. El director, guionista, productor y actor visitará Israel en septiembre para promover su nueva película sobre el cazador de nazis, ''Inglorious Basterds''. (Guysen.International.News)
11:03
El presidente sirio Bashar El-Assad y el Primer Ministro turco, Tayyip Erdogan, acordaron llevar a cabo ejercicios militares conjuntos, de acuerdo a la información del diario Haaretz. (Guysen.International.News)
10:50
Israel / Influenza A: El estado de salud de tres de los cuatro pacientes hospitalizados que se encontraban en estado grave después de haber sido contaminados por el virus de la influenza porcina, han mejorado. (Guysen.International.News)
09:59
Brenda Joyce, la única actriz que actuó como ''Jane'' en la serie ''Tarzan'', murió a la edad de 92 años. (Guysen.International.News)
09:45
Prueba de Jetz II en California: Los misiles israelíes no fueron utilizados por un problema en el sistema de comunicación. (Guysen.International.News)
08:27
La obra ''Amigos hablan de Jesus'', del israelí Amos Kenan, que tenía que presentarse desde la próxima semana en el teatro en Yaffo (Jaffa) fueron cancelados a causa de las protestas de cristianos residentes en el barrio. (Guysen.International.News)
06:33
El Primer Ministro anunció que los ministros Eli Yishai, Ehud Barak y Avigdor Lieberman apoyan la decisión del Primer Ministro Binyamín Netanyahu de despedir a los ministros que voten en contra de la coalición sobre el proyecto de ley sobre la reforma del catastro. (Guysen.International.News)

DRASTICA DECISION DE ABDALAH II DE JORDANIA


Jordania le retira la ciudadanía a un centenar de Palestinos
Por Constance Le Bihan para Guysen International News


Las autoridades jordanas decidieron retirar la doble nacionalidad a un centenar de Palestinos que viven en Jordania. Esta medida podría firmar el final de la tradicional benevolencia del régimen Hashemíta hacia sus “hermanos árabes”. La decisión no tiene precedentes. Un centenar de palestinos jordanos vieron como se les privaba de su ciudadanía jordana, según anunciaron este lunes los miembros de la Autoridad palestina y del régimen Hashemíta de Jordania.
Según las autoridades jordanas, esta medida tiene como objetivo evitar una “instalación” definitiva de los Palestinos de Judea y Samaria en el reino de Abdalah II. “Nuestro objetivo es impedirle a Israel vaciar los territorios palestinos de sus inquilinos originales”, afirmó el Ministro del Interior jordano, Nayef Al Kadi. “Deberían darnos las gracias por tomar esta medida”. El reino Hashemíta indicó que los Palestinos no serán expulsados inmediatamente y obtendrán un permiso de residencia. La Autoridad palestina está satisfecha con esta decisión. Desde los acuerdos de Oslo, en 1993, la Autoridad palestina se esforzó por convertirse en la única representante de los Palestinos. Esta decisión tiene lugar en el momento en el que el racismo de los Jordanos hacia los Palestinos parece duplicarse por parte de los refugiados llegados en 1948 frente a los llegados después de 1967. La semana pasada, tuvieron lugar incidentes racistas durante un partido de fútbol en Jordania. Los hinchas del equipo Al Faisali insultaron a los miembros del equipo Widhat, compuesto de Jordanos palestinos. La policía intervino cuando los hinchas jordanos lanzaban petardos y botellas sobre los jugadores del equipo palestino jordano cantanto cantos racistas. “Es bastante clásico que haya rivalidades entre inmigrantes”, juzgó Denis Charbit, profesor en la Universidad Abierta de Tel Aviv. Según el politólogo, la antipatía de los Jordanos hacia los Palestinos aumentó con la elección de Binyamin Netanyahu. Mientras que algunos jordanos palestino llegados en 1948 consideran que los Palestinos de reciente inmigración son “aliados de Israel”, numerosos Jordanos temen que el Gobierno de Netanyahu vuelva a pensar en “la opción jordana”. Empezada por el Gobierno laborista de Shimón Peres con los Acuerdos de Londres de 1985, “se abandonó finalmente la opción jordana”. Pero el Primer Ministro israelí podría hoy volver a poner esta idea sobre la mesa. Es lo que teme esencialmente una parte de los Jordanos. Para Denis Charbit, esta es la causa de la negativa jordana a anexar los territorios palestinos y la negativa israelí a anexar Judea y Samaria. “El régimen Hashemíta prefiere tener un territorio más pequeño y no tomar el riesgo de desestabilizarse por una región no viable económicamente y políticamente inestable”, explica. Desde 1988, los Jordanos renunciaron a reivindicar Jerusalén Este y los territorios de Judea Samaria. El régimen de Abdalah II (entonces de Hussein) inició entonces un proceso de “retirada” de los asuntos palestinos, siguiendo al mismo tiempo concediendo la nacionalidad jordana a los inmigrantes, esencialmente gracias a los matrimonios mixtos. Por su parte, la Autoridad palestina siempre ha descartado “la opción jordana”, considerando que no correspondía a una independencia real. La decisión de este lunes podría ser el principio de un cuestionamiento de la política de benevolencia jordana hacia los Palestinos. En la actualidad, un 70% de la población del régimen Hashemíta es resultante de la inmigración palestina. Las autoridades hachemítas no precisaron qué palestinos jordanos se verán afectados por esta medida. La embajada de Jordania en Tel Aviv no quiso aclarárnoslo.

DESCUBRIMIENTO DE LAS TROPAS DE LAS NACIONES UNIDAS


Una red terrorista desmantelada en el sur del Líbano
Por Juliette Amsellem para Guysen International News


La situación está cada día más tensa en el sur del Líbano. Este martes 21 de julio, el ejército libanés anunciaba, en un comunicado, haber desmantelado una red terrorista de diez personas que preveía cometer atentados contra la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano.
Hay que recordar el descubrimiento la semana pasada de un depósito de armas del Jizballah en Jerbet Selem, lo que constituye una nueva violación de la Resolución 1701, así como la agresión a los Cascos azules en el Sur del Líbano. Todos estos acontecimientos favorecen a un clima de inestabilidad en la región, y ponen en peligro la formación de un Gobierno estable. Desde la segunda guerra de Líbano en 2006, los efectivos de la FINUL se vieron reforzados, y ascienden hoy a 13.000 militares de varias nacionalidades. La FINUL, este ejército establecido por la ONU en 1978 para supervisar la frontera entre el Líbano e Israel, no es la bienvenida en el Líbano. A menudo considerada como torpe por la población local, el diputado libanés Ali Fayyad hacía valer recientemente que “la FINUL se siente en el deber de respetar a los pueblos del Sur y las propiedades privadas”… En tres años ya van tres atentados, cuyos autores no han sido identificados, contra la fuerza de interposición establecida por la ONU. El más grave tuvo lugar en junio de 2007, cuando tres Cascos azules españoles y tres colombianos fallecían por la explosión de un coche bomba cerca de su patrulla. Este sábado, acababa de descubrirse un depósito del Jizballah que contenía municiones. Los soldados de la FINUL fueron atacados por campesinos en el sur del Líbano. Un centenar de habitantes del pueblo de Jerbet Selem recibieron con una lluvia de piedras a los soldados que fueron a investigar sobre la explosión. A consecuencia de este incidente, el coordinador especial de la ONU para el Líbano, Michael Williams, hizo “un llamamiento a la retención”. El sur del país del Cedro es propicio a las crisis y las guerras. Último acontecimiento hasta la fecha: la detención por parte de las fuerzas de seguridad libanesas de diez personas sospechosas de pertenecer a una "red terrorista" que preparaba atentados en el extranjero y contra la FINUL. Este grupúsculo preveía, en particular, cometer un atentado contra las fuerzas de la FINUL desplegadas a lo largo de la frontera. También habían previsto llevar a cabo una serie de operaciones destinadas a echar del país a varios palestinos y garantizar la seguridad de los responsables del movimiento “Fatah Al Islam”. En el comunicado publicado por el ejército libanés, se precisa: “Durante la investigación, resultó que esta célula había previsto una serie de acciones y contaba entre otras cosas, echar del Líbano a los hombres sospechosos de terrorismo, detenidos en el campo de refugiados de Ain Al Hilwa, proporcionándoles falsos papeles para que pudieran abandonar el territorio”. En cuanto a la identidad de los diez terroristas, nueve de entre ellos serían nacionales de países árabes no especificados, según el portavoz del ejército. El décimo terrorista no es originario de Oriente Medio. El comunicado del ejército precisaba también que algunos sospechosos, en busca de una cobertura, eran empleados en empresas privadas. Las declaraciones del ejército no encontraron ningún eco en el seno de la FINUL, la cual no hizo ningún comentario sobre las detenciones por ahora. La portavoz de la ONU, Yasmina Bouziane, indicó que se trata de “un asunto del ejército y las autoridades libanesas”. Del lado de las autoridades libanesas, el jefe del Gobierno, consciente que este acontecimiento corre el riesgo de causar conflictos, precisó que los terroristas no estaban afiliados a una red terrorista conocida, para no designar al Jizballah…En este clima de desorden, Israel decidió presentar una denuncia en el seno de las Naciones Unidas contra el FINUL. Recientemente, la FINUL no pudo controlar a varios libaneses que cruzaron la frontera israelí ondeando banderas del Líbano y el Jizballah.

EL RINCON DE PILAR RAHOLA


El delirio de Human Rights
Pilar Rahola


¿Estúpidos? ¿Definitivamente imbéciles? O sólo se trata de constatar un hecho irrefutable: que algunas de estas organizaciones se definen más nítidamente por su odio a Israel, que por la defensa de los derechos humanos, hasta el punto de que estos se convierten en la pura coartada de su cruzada ideológica.
Extraigo la información de un artículo de David Bernstein en el The Wall Street Journal de hace pocos días. En él, el profesor de la George Mason University y experto en derechos civiles, expresa su indignada sorpresa ante el viaje que Human Rights Watch acaba de hacer a Arabia Saudí.
Se pregunta David Bernstein por los motivos que han llevado a Sarah Leah Whitson, la directora de derechos humanos de Human para Medio Oriente, a viajar al país de los Saúd, y las preguntas se acumulan en su artículo: "Ha viajado ¿para abordar el tema del maltrato hacia la mujer bajo la legislación saudí?; ¿para hacer campaña a favor de los derechos de los homosexuales, que son castigados con la pena de muerte?; ¿para protestar contra la falta de libertad religiosa en el reino saudí, o la situación de los presos políticos..."
Y él mismo explica que no, que ninguna de estas hirientes cuestiones han motivado el viaje de Human a uno de los países que más impunemente destruyen los derechos fundamentales. El paseo de Sarah Leah ha tenido la intención de recabar dinero de las grandes fortunas saudíes para, según ella misma, "luchar contra los grupos de presión proisraelíes de Estados Unidos, la Unión Europea y las Naciones Unidas".
Así explicaba el viaje una agencia saudí: "Human Rights está ganando reconocimiento y apoyo en el mundo árabe y en Arabia Saudita. Entre otros grandes encuentros, comieron con el prominente empresario Emad bin Jameel Al-Hejailan, y con otros miembros de la alta sociedad del Reino". Y añadía que la obsesión antiisraelí de Human Rights era una garantía de simpatía y acuerdo.
Se pregunta Bernstein, y me pregunto con el mismo entusiasmo, si esta dicharachera Sarah Leah hizo sus encuentros con una bonita burka, si condujo ella misma el coche, si se atrevió a enseñar un tobillo o si, directamente, su avión voló de Nueva York al palacio de sus anfitriones, sin tener que pasearse por este paraíso de las libertades femeninas.
Lo único seguro es que su viaje, dinero en mano, fue un éxito.
¿Estúpidos? ¿Definitivamente imbéciles? O sólo se trata de constatar un hecho irrefutable: que algunas de estas organizaciones se definen más nítidamente por su odio a Israel, que por la defensa de los derechos humanos, hasta el punto de que estos se convierten en la pura coartada de su cruzada ideológica.
Ni tan sólo es buenismo o ingenuidad suicida, sino algo peor: es la práctica de una solidaridad de pacotilla, abiertamente reaccionaria, cuya finalidad es la obsesión ideológica que la define. Todo vale contra Israel, incluso vale el "dinero limpio" de una dictadura brutal.
A partir de ahora, ¿qué neutralidad aspira a vender Human Rights? Y, sobre todo, ¿qué credibilidad espera tener? Tendrá que buscarla en Arabia Saudita, donde saben mucho de derechos humanos.


Pilar Rahola
La Vanguardia. Barcelona.
Reenvia:
www.porisrael.org

DENUNCIA DEL PRESIDENTE DE LA FEDERACION DE COMUNIDADES JUDIAS DE ESPAÑA


Medios de comunicación españoles son el mayor exponente de antisemitismo

En Israel en particular y entre quienes siguen de cerca el conflicto de Oriente Medio, ya se acepta en forma natural que la prensa española (con excepciones, por supuesto) es netamente anti israelí, una postura que intenta cubrir, con poco éxito, la ideología antisemita que la mueve. Un artículo publicado recientemente en el sitio Periodista Digital, confirma esta tesis. Reproducimos a continuación, parte del texto.

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), Jacobo Israel Garzón, ha denunciado que los medios de comunicación españoles son ``el mayor exponente de antisemitismo'', afirmando que tienen ``una visión demasiado estereotipada'' de los judíos.Durante su intervención en el curso de verano sobre ``Sesenta aniversario del estado de Israel'' en Aranjuez, Garzón ha criticado la postura de los medios españoles en el conflicto de Oriente Medio, a los que pidió que tomen ``la postura de la ecuanimidad y de la información y no de la toma de posición contra nadie en éste y en otros conflictos''.Garzón ha explicado que en España ha existido ``antisemitismo durante mucho tiempo y esta situación ha generado en el subconsciente de la población algo muy difícil de extirpar del todo''.

A su entender, el antisemitismo de los medios, a través de determinados dibujos e iconografías, ``se nota sobre todo en los momentos más complejos'' del conflicto entre Israel y Palestina.Garzón ha señalado que el crecimiento en España de esta población en los últimos años se debe a ``la gran inmigración'' de judíos latinoamericanos. Además, ha añadido que se trata de una comunidad sin ``rasgos visibles'', lo que dificulta su integración en la población.No obstante, ha recordado que la comunidad judía no es un ``núcleo cerrado'' y admite a personas de cualquier religión en sus actos culturales. ``En las comunidades también cubrimos aspectos sociales como la educación y estamos haciendo un esfuerzo importante por conectar con toda la sociedad'', ha concluido.
Un largo y doloroso recuento

Los medios de comunicación españoles y eso incluye prensa, radio y televisión, son visceralmente antisemitas. O anti judíos, para ser más exactos. Y esa irracional fiebre que parece engullir a muchos periodistas, afecta también a profesores universitarios, políticos, supuestos expertos y hasta actores.Un bochornoso ejemplo -como subraya en Moderna Sefarad el bloguero Antonio José Chinchetru- nos lo sirvió hace ya tiempo Telecinco, en la serie ``El Comisario''.El capítulo ``Y llámame tonta'' fue un ejemplo de manual de incitación a la judeofobia. Una de las subtramas de dicha entrega de la citada serie trataba del asesinato de un destacado miembro de la comunidad judía, para que al final se descubriera que el culpable era un rabino que había certificado para conseguir dinero destinado a obtener poner como kasher productos que contenían manteca de cerdo. Descubierto, el ``villano'' asesina a su amigo para que no le denuncie y al confesar dice: ``Lo hice por Israel''.Estereotipo tras estereotipo, lo mostrado por Telecinco en ``El Comisario'' alcanza unas cuotas de antisemitismo hasta ahora nunca vistas en un país democrático. Recordaba demasiado a series como las emitidas por la cadena de Hizbollah, Al Manar, basadas en ``Los Protocolos de los Sabios de Sión''.Hay en los medios españoles una falta clamorosa de objetividad, al abordar el conflicto entre palestinos e israelíes.Imagine que cada mañana, cuando sus hijos se encaraman al autobús escolar, tuviera que ir contando minutos y lo que sentiría si sonase el teléfono, porque en su memoria están grabadas a fuego el centenar de ocasiones en que un terrorista suicida se ha hecho saltar en pedazos en medio de los chicos que acudían a clase.O si tuviera que ir al mercado, mirando con recelo de cualquier extraño. Y en la categoría de ``extraño'' cabe todo, porque en la lista de asesinos suicidas hay niños, viejos y hasta mujeres embarazadas.Si los israelíes levantan un muro para evitar que crucen a sus ciudades sujetos con cinturones explosivos, se les denigra. Si sus comandos penetran en Cisjordania y detienen a 23 miembros de la Yihad Islámica, se publica en todos los medios informativos que reprimen sin piedad.Si eliminan a un jefecillo siniestro, atizando un misilazo a su coche, se les condena.No es un caso raro o aislado en los medios de comunicación españoles. Diarios nacionales como El País, El Mundo, ABC, El Periódico o 20 Minutos, que ponen un cuidado exquisito en no rozar nada relacionado con el Islam y condenan a los viñetistas daneses que dibujaron a Mahoma, tienen en sus páginas muestras de antisemitismo gráfico casi cada semana.Como el sociólogo Alejandro Baer contó el pasado mes a Periodista Digital:``El tratamiento de la prensa española al conflicto israelí-palestino ha alcanzado unas cotas de violencia sin precedentes en los últimos años''.
Antisemitismo en el periodismo

Pilar Rahola, ex periodista y ex diputada por ERC, ha hablado y escrito a menudo sobre la judeofobia europea. En muchas ocasiones incluso ha denunciado a la prensa europea:``Desde el comienzo de la segunda intifada, la prensa española, tanto desde la derecha como desde la izquierda, ha tenido un acercamiento particularmente agresivo hacia Israel, un acercamiento que excluye los motivos de las acciones israelíes y tiende a ignorar a las víctimas israelíes del conflicto''.Rahola afirma que todo viene de un sentimiento anti judío antiguo presente en la historia de España:Suavizado ligeramente después de la era de Franco pero resurgido hoy con virulencia, este sentimiento salvaje produce expresiones antisemíticas genuinas en la prensa española.El director de Comunicación de la Federación de Comunidades Judías de España, Antonio José Chinchetru, coincide con esa tesis:``En las viñetas se representa el antisemitismo de una manera más clara y más salvaje que en los textos porque en, en general, el viñetista se atreve con aquello que el periodista no se atreve''.Según Chinchetru: ``En España los medios tienen un cariz judeófobo difícil de imaginar en otros países europeos. Un ejemplo de ello es la supuesta matanza de Jenín de la que hablaron los medios españoles. Allí murieron 50 palestinos y 50 israelíes y en España se hablo de matanza y genocidio israelí, a pesar de que la ONU lo desmintió exculpando a Israel. Los medios españoles no recogieron el desmentido de la ONU. Y como este caso hay muchos otros''.Los editoriales de los periódicos muchas veces dan, según el director de Comunicación de la Federación, la vuelta a la realidad. Aunque hay medios y periodistas que siempre han tratado de una manera muy correcta el conflicto israelí-palestino, como Alfonso Rojo en Periodista Digital, o algunos articulistas de Libertad Digital. Entre los periodistas que ``dan la vuelta'' a la noticia está ``Cristina del Valle; en su columna en 20 minutos habló por ejemplo hace unos meses de miles de muertos en Jenín cuando la ONU lo negó. En otra ocasión escribió sobre el secuestro de un niño palestino para robarle los ojos y ponérselos a un niño israelí. Fue una información recogida por medios radicales, pero que a pesar de que la Autoridad Palestina lo desmintió, la periodista no recogió esa información. En Europa otro periodista no se hubiera atrevido''.Chinchetru comenta que el antisemitismo es un habitual en los medios impresos españoles, y aunque hay medios como El Periódico de Cataluña que publican las viñetas más salvajes, otros medios como La Razón están siendo más neutros y más serios aunque sus viñetas sigan siendo terribles.``Las viñetas van un poco por libre, y aunque el texto no demuestre un antisemitismo brutal, la gente cuando lee la prensa escrita muchas veces se queda sobre todo con el titular y con la imagen de la viñeta''.
La opinión de un viejo reportero

Alfonso Rojo, director de Periodista Digital, escribe el pasado enero en ABC la siguiente columna:``No es cuestión de criterio o de valoración. Buena parte de los periodistas y por extensión de los medios de comunicación españoles, son descarnadamente anti judíos.Nadie con una pizca de sensibilidad y dos dedos de frente puede permanecer impertérrito ante la imagen de una decena de niños palestinos alumbrándose con velas o frente a la noticia de que escasean en la Franja de Gaza medicinas esenciales. Tampoco ante el espectáculo de decenas de miles de personas saltando la frontera con Egipto, para abrazar parientes, aprovisionarse de alimentos o respirar con más libertad unas horas.Pero no alteremos la realidad. Titular que la gente cruza empujada por el hambre, provocada por Israel, como han hecho algunos, es mentir. En las filmaciones distribuidas por las grandes cadenas de televisión, que se han lanzado como tiburones sobre el acontecimiento, no se ven paisanos acarreando sacos de pan o paquetes de comida y sí bastantes con electrodomésticos y antenas parabólicas.Las tropas israelíes abandonaron Gaza en octubre de 2005 y desde entonces, los milicianos de Hamás no han cesado de disparar contra territorio israelí. A un promedio de 20 ataques diarios.Los mismos tertulianos que exigen indignados que la comunidad internacional castigue a Israel por cortar el suministro de carburante a Gaza, podían haber reclamado una intervención contra el Gobierno de Hamás por permitir el lanzamiento cotidiano de cohetes Kasam. Y no lo han hecho, ni lo harán.¿No tiene derecho Israel a defendese? ¿Podemos criticar a quienes toman medidas contra los que agreden a sus ciudadanos?''