¿CAMINO A LA TERCERA INTIFADA?


JIHAD AMENAZA CON REPRESALIAS A ISRAEL

TEL AVIV, 24 (ANSA) - La Jihad Islámica amenazó con cometer atentados en territorio israelí, como represalia por la decisión de Israel de incluir a la Tumba de Raquel en Belén y a la de los Patriarcas en Hebrón entre los sitios de la "memoria histórica" del pueblo judío. Se trata de lugares considerados santos que están en zonas autónomas palestinas, y que son venerados tanto por fieles judíos como por islámicos. La decisión de incluirlos entre los sitios de la "memoria histórica" de los judíos fue adoptada el domingo por el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu. Un portavoz de la Jihad Islámica dijo al sitio on line Ynet, del periódico Yediot Ahronot, que la decisión de Netanyahu representa un intento israelí de anexar lugares islámicos de plegaria y un acto "agresivo", que provocará la reanudación de los ataques armados. La iniciativa provocó además tensiones con los dirigentes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que ya manifestaron críticas. La decisión israelí de incluir la Tumba de los Patriarcas en Hebrón y la Tumba de la matriarca Raquel, a las puertas de Belén, fue tomada a último momento, en medio de presiones de varios ministros, la mayoría representantes de partidos de la derecha religiosa. El diputado Uri Ariel declaró que los dos sitios "son un símbolo del legado del pueblo de Israel". Los palestinos y la comunidad internacional se oponen a los asentamientos israelíes en Cisjordania. En tanto, se difundieron más datos del asesinato en Dubai de un dirigente palestino, el 15 de enero, por parte de supuestos agentes israelíes que usaron pasaportes europeos, lo que causó indignación a varios gobiernos de la UE. La policía de Dubai identificó a 15 nuevos sospechosos por el asesinato de uno de los fundadores del brazo armado de Hamas, Mahmud Al-Mabhouh, informó hoy la cadena de televisión Al Arabiya. La emisora agregó que seis de ellos poseían documentos de identidad británicos, tres irlandeses y tres australianos, mientras que los otros tres son franceses. De esta manera, llegan a 26 las personas sospechadas de estar vinculadas con el asesinato del dirigente palestino.