INTENSA ACTIVIDAD ANTISEMITA EN SUECIA



Judith Popinski (foto)llegó a Malmo, Suecia hace 60 años cuando fue liberada el campo de concentración donde casi muere de tifus. Fue recibida con grandes muestras de amabilidad y en esa ciudad que la adoptó ha vivido con su familia felizmente hasta ahora que las cosas han cambiado. En el último año los ataques antisemitas a manos de musulmanes han aumentado considerablemente y se calcula que unas 30 familias judías han dejado Estocolmo al no sentirse protegidos.
“Nunca pensé que vería este odio otra vez en mi vida, no en Suecia,”, contó la Sra. Popinski que acusa a la comunidad musulmana.
Los hebreos de Malmo no sólo acusan a los musulmanes, sino también a los políticos de izquierdas. El alcalde de la ciudad Ilmar Reepalu, socialista, es acusado de no protegerlos.
El futuro para los judíos no parece muy esperanzador y datos citados por el diario ‘Telegraph‘ señalan que alrededor de 30 familias judías ya han dejado de Estocolmo para instalarse en Inglaterra o Israel, y otras tantas se están preparando para ir.
Los ataques contra los judíos, se duplicaron el año pasado. La policía de Malmo registró 79 incidentes y admite que podrían ser muchos más porque es frecuente que no se denuncien.
El peor incidente ocurrió el pasado año, mientras Israel iniciaba sus operaciones antiterroristas en Gaza, cuando una pequeña manifestación a favor de Israel fue atacada por grupo de árabes y miembros de la izquierda sueca, que lanzaron botellas y petardos, mientras la policía observaba.