LA CERCANIA DE LA HORA DE LA VERDAD


Ahmadineyad ordena el comienzo del enriquecimiento de uranio

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad (foto), anunció que ordenó al Organismo iraní de la Energía Atómica que inicie el proceso de enriquecimiento uranio al 20 por ciento.
El mandatario precisó que esa orden no significa que su país renunció a la negociación.
"Ustedes inicien el enriquecimiento del uranio al 20 por ciento, mientras nosotros estamos dispuestos a negociar para el intercambio de combustible nuclear", dijo el mandatario al presidente del citado organismo, Ali Akbar Salehi.
A este respecto, Ahamdineyad hizo referencia al plazo de dos meses dado por Irán a Occidente para resolver el pulso nuclear y reiteró que su país "está dispuesto a dialogar sobre el intercambio de combustible nuclear."
"Nosotros comenzamos el enriquecimiento aunque el camino de la negociación sigue abierto", recalcó.
Además, reveló que los científicos iraníes lograron desarrollar una tecnología que permite enriquecer el uranio a través de la técnica láser.
"El láser permite separar los átomos, lo que significa que puede servir para enriquecer el uranio con el grado que uno quiera pero de momento no pensamos utilizar este método de enriquecimiento", explicó.
"Para enriquecer el uranio tenemos centrifugadoras que si Dios quiere podremos utilizar para enriquecer el 20 por ciento y ser autosuficiente", detalló.
Las declaraciones del presidente abren un nuevo capítulo en el enconado pulso que Irán mantiene un enconado pulso con gran parte de la comunidad internacional a causa de las sospechas que levanta su programa nuclear.
En un aparente cambio de postura, Ahmadineyad aseguró que su país no tiene problema alguno para enviar el uranio al exterior.
"Nos han pedido recientemente que iniciemos un nuevo diálogo y han dicho que están dispuestos a suministrarnos combustible, incluso si el nuestro permanece en Irán... pero incluso si enviamos el combustible nuclear al exterior, no será problema", remarcó.
La declaración consiguió abrir de nuevo la brecha entre las grandes potencias, y en particular entre Washington y Bijing, que mantienen posturas divergentes sobre la polémica.
China, por su parte, señaló que las palabras del líder iraní significan que aún existen posibilidades de lograr una salida diplomática a la crisis.
Sin embargo, parece que Ahmadineyad apuesta por el discurso más duro. "Utilizan la tecnología para subyugar a los pueblos. Creen que la ciencia es monopolio suyo", concluyó.

EFE