LA PAJA EN EL OJO AJENO


Desacreditar a Israel
Beatriz W. de Rittigstein
EL UNIVERSAL


Con gran cinismo, trastocando los hechos, a Israel se le compara con el apartheid
En el presente, vemos que calumniar a Israel es fácil, aceptable e impune. Mientras se omiten las tragedias humanas causadas por la ultraizquierda y el extremismo islámico, observamos permanentes campañas propagandísticas dedicadas a crear imágenes distorsionadas de Israel.
No hay protestas contra las persecuciones de disidentes en Irán o las masacres en Sudán; nada se dice de la situación de las mujeres limitadas a la esclavitud en el imperio de la sharia o las condenas a los homosexuales en donde se ha impuesto la teocracia.
Con gran cinismo, trastocando los hechos, a Israel se le compara con el apartheid; pero, por ejemplo, el régimen cubano, reminiscencia de las tiranías de extrema izquierda y uno de los promotores de esa campaña, mantiene a su población sometida, sin libertad de movimiento, no puede salir libremente de su país y tampoco puede moverse con libertad dentro del territorio cubano, para ello necesita un permiso de las autoridades. El servicio médico para los cubanos es brindado en pocilgas, en las que no hay medicamentos ni instrumentos; pero, el extranjero, venido en planes de turismo de salud, recibe todo lo que su dinero compre. Los turistas se hospedan en lujosos hoteles, donde los cubanos entran sólo como sirvientes.
Lamentablemente, no es común poner al descubierto las innumerables miserias que generan la izquierda recalcitrante y el Islam radical, principales incitadores del antisemitismo disfrazado de críticas alevosas contra Israel, cuando en realidad manipulan las circunstancias para demostrar falsedades que a sus intereses les conviene fomentar como ciertas, tal vez para esconder sus perversiones. En síntesis, ven la paja en el ojo ajeno, pero no la enorme viga en el propio.

Reenvia:
www.porisrael.org