LOS AVANCES DEL ISLAMISMO EN INGLATERRA



Un profesor católico de la escuela Bigland Green Primary en East London ha acudido a los tribunales tras ser despedido de su trabajo por quejarse a la dirección del centro de que varios alumnos musulmanes trataban a los islamistas suicidas del 11-S como héroes.
Nicholas Kafouris, de 52 años, ha demandado al centro por discriminación racial.
Kafouris ha declarado al tribunal que se vio obligado a dejar su trabajo por no tolerar el comportamiento racista y ‘antijudío’ de los alumnos de 4º curso a los que daba clase. Los jóvenes, musulmanes todos ellos, elogiaron abiertamente a los extremistas islámicos en clase y describieron a los terroristas del 11 de septiembre como “héroes y mártires”.
Uno de los alumnos llegó a decirle: “No me toque, usted es cristiano”.
Otros alumnos lanzaron proclamas contra cristianos y judíos: “los cristianos y los judíos son nuestros enemigos… usted también porque usted es cristiano”.
El profesor demanda ahora por discriminación racial a la escuela y a su directora después de que no hicieran absolutamente nada por desacreditar las expresiones radicales de los jóvenes musulmanes.