MATRIMONIO ISLAMICO FRUSTRADO



Si no fuera por la amenaza que representa el Islam, esta noticia debería incluirse en nuestra sección de ‘insólito’. La cuestión es que esta reseña es un muestra más, un tanto friki, de lo que representa el Islam.
El protagonista de esta historia es un embajador árabe que ha anulado su matrimonio
tras haber descubierto que su futura esposa, que vestía el burkal, tenía barba y era bizca, informa el diario emiratí Gulf News.
El embajador debía contraer nupcias con una ciudadana de un país del Golfo, de la que había recibido fotos enviadas por la familia de ésta, que eran en realidad de la hermana de la futura esposa, añade el diario.
Durante los raros momentos de encuentro con la novia, el embajador no pudo ver el rostro de la mujer, ya que ésta llevaba el niqab, relata Gulf News.
Una vez suscrito el contrato de matrimonio, el embajador descubrió “al ir a besar a su esposa (…), que tenía barba y era bizca”.
Entonces, interpuso una demanda ante un tribunal por haber sido “engañado” por sus futuros suegros. El tribunal dictaminó el divorcio, indica el diario, que no precisa ni la nacionalidad del diplomático ni la de su breve esposa.
Las mujeres de las monarquías del Golfo llevan frecuentemente el velo islámico.