RESOLUCION DEL GOBIERNO SAUDI



La policía religiosa saudí ha lanzado una operación para evitar que los comercios vendan artículos de color rojo o que aludan de modo alguno a la proscrita celebración del Día de San Valentín.
Miembros de esa temida fuerza inspeccionaban comercios para ver si tenían rosas rojas, productos en forma de corazón o regalos envueltos en papel rojo y ordenaron a los comerciantes deshacerse de ellos.
Los artículos rojos o en forma de corazón son legales en otros momentos del año, pero a medida que se acerca el 14 de febrero son proscritos. El reino prohibe la celebración de festividades occidentales como el Día de San Valentín, que lleva el nombre de un santo cristiano que se dice fue martirizado por los romanos en el siglo III.
La mayoría de los negocios en los vecindarios acaudalados de Riad han retirado todos los artículos rojos de sus estanterías.
Una declaración de la policía religiosa, conocida informalmente como muttawa, fue publicada en la prensa saudí con una advertencia a los comerciantes. “Todos los que no cumplan serán castigados”, advirtió la declaración sin aclarar las medidas punitivas.
La prohibición al Día de Valentín, que en algunos países occidentales es el día de los enamorados, responde a la estricta escuela wahabi del Islam que el reino sigue desde hace más de un siglo.