COMIENZAN LAS NEGOCIACIONES INDIRECTAS CON DECLARACIONES DE LAS PARTES


Con la mediación de Estados Unidos, se anunció oficialmente el comienzo de las negociaciones indirectas

Israelíes y palestinos reanudarán finalmente el diálogo tras 14 meses, aunque de forma indirecta y con la mediación de Estados Unidos, a través de su enviado para Oriente Medio, George Mitchell (foto).El mediador norteamericano realizó una visita a la región para acordar los términos de una fórmula que permita activar las negociaciones "de proximidad" entre israelíes y palestinos."Me complace que las autoridades israelíes y palestinas hayan aceptado las conversaciones indirectas", indicó Mitchell en una nota del Departamento de Estado remitida por la Embajada estadounidense en Tel Aviv.El enviado para Oriente Medio indicó que ha comenzado a analizar la "estructura y el alcance" de estas negociaciones con las partes y que volverá a la región la próxima semana para continuar sus conversaciones con israelíes y palestinos.Mitchell, quien no anunció una fecha para el inicio del diálogo, expresó la esperanza de su gobierno de que esas conversaciones "lleven cuanto antes a unas negociaciones directas" e instó a ambas partes a no incurrir en declaraciones o acciones que puedan perjudicar los contactos indirectos.La administración estadounidense se compromete a que las negociaciones tengan como meta la creación de un Estado palestino sobre la base de las fronteras anteriores a la Guerra de los seis días, en 1967; lo que equivale a algunos de los territorios ocupados por Israel en ese conflicto: Gaza, Cisjordania y Jerusalén del Este.
Fuerte presencia norteamericana
El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, también arribó a Israel, posterior a la estadía de Mitchell, para comenzar una mini gira por Oriente Medio, que incluye además a Jordania y al territorio palestino.El vicepresidente norteamericano se reunió en Jerusalén con el presidente israelí, Shimon Peres; con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y con la jefa de la oposición, Tzipi Livni.Biden, que es el representante americano de más alto rango que visita Israel desde el comienzo de la administración de Obama; dijo además, que espera que las negociaciones indirectas entre israelíes y palestinos ayuden a ambos lados a superar la desconfianza existente, al tiempo que agregó que son más los puntos de acuerdo que de desacuerdo.En su reunión con Peres, Biden firmó su libro de visitas y allí escribió que las relaciones entre Israel y los Estados Unidos son inquebrantables y que solo un esfuerzo conjunto pueden llevar a una paz duradera.Luego, el vicepresidente de Estados Unidos se reunió con el primer ministro Biniamín Netanyahu.Tras la reunión, dijo que, "Condeno la decisión del Gobierno de Israel de avanzar en planes de nuevas edificaciones en Jerusalén del Este. La sustancia y momento de tal anuncio, particularmente con el lanzamiento de las negociaciones de paz, es precisamente el tipo de medidas que reducen la confianza que necesitamos ahora y va en contra de las reuniones constructivas que he mantenido aquí en Israel".
Anápolis no cuenta
Los avances que israelíes y palestinos alcanzaron durante el proceso de Anápolis, entre finales de 2007 y 2008, no comprometerán a las partes en las negociaciones indirectas ya.Así informó Mitchell a Netanyahu, y al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, que cualquier acuerdo al que se llegase en aquel proceso no les compromete en las actuales negociaciones, denominadas "de proximidad".El proceso de Anápolis, llamado así por la ciudad del estado de Maryland en la que se celebró la conferencia de lanzamiento, comenzó a finales de noviembre de 2007 cuando en la presidencia norteamericana estaba George W. Bush y en la jefatura del gobierno israelí Ehud Olmert. Por parte de la AP participó el aún presidente Abás.Durante doce meses, hasta la operación militar israelí en la Franja de Gaza, Israel y la AP negociaron en busca de un acuerdo que no llegaron a conseguir pero en el que se registraron avances considerables en las cuestiones territoriales.Netanyahu había advertido al llegar al poder en marzo de 2009 que no se vería comprometido por "las concesiones" que hubiera hecho su antecesor en un proceso al que desde el principio se le aplicó la fórmula de "todo acordado o nada acordado".Según se ha informado, las conversaciones comenzarán de inmediato y durante los próximos cuatro meses, el mediador estará en la zona una semana al mes para desplazarse con las propuestas entre una y otra parte.

Netanyahu dio la bienvenida a las negociaciones indirectas
“Espero que conduzcan rápidamente a las conversaciones directas”
En la misma semana que se anunció de forma oficial la renovación de negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, y luego de que Biniamín Netanyahu estrechase las manos con el vicepresidente norteamericano Joe Biden, de visita en Israel; el Ministerio del Interior informó que se ha aprobado la construcción de 1.600 nuevas casas para expandir la colonia judía de Ramat Shlomo, en Jerusalén del Este. También se anunció otra ampliación de un asentamiento judío, en este caso con 112 casas más en Beitar Ilit, en Cisjordania.Al tiempo que Netanyahu insiste "en la necesidad de que los palestinos reconozcan a Israel como Estado judío y con mecanismos de seguridad apropiados", el Gobierno recibe criticas desde la oposición y todo el frente de izquierda.Meir Margalit, concejal de Meretz en el Ayuntamiento de la ciudad de Jerusalén, aseguró que no considera "casual" el momento del anuncio, que a su juicio busca "boicotear" el incipiente proceso de diálogo y "dar una bofetada" a Biden durante su visita."Doy la bienvenida a la reanudación de las conversaciones sin condiciones previas y espero que las negociaciones de proximidad conduzcan rápidamente a las conversaciones directas y que a través de ellas seamos capaces de hacer avanzar la paz", fueron las palabras del primer ministro en el anuncio oficial.El ministro de Defensa, Ehud Barak, dijo tras su reunión con el mediador norteamericano que, "Ahora mas que nunca, creo que es el deber de la dirigencia israelí el asegurarnos que no nos perderemos otra oportunidad, y esto significa que debemos estar dispuestos a tomar ciertas decisiones que son difíciles y que necesitarán del respaldo de toda la clase política del país"."Las dificultades que se crearán, en mi opinión, son el resultado de lo que pasa hoy día en el mundo árabe, donde existen diferentes actitudes y aproximaciones con respecto a cualquier cosa relacionada con negociaciones con Israel", concluyó con ambigüedad Barak.

Duras críticas palestinas antes del comienzo del diálogo
La Autoridad Palestina (AP) advirtió que la aprobación por Israel de la construcción de 1.600 nuevas viviendas en una colonia judía en Jerusalén del Este "condena al fracaso" del diálogo mutuo de paz antes de su inicio."Se trata de una decisión peligrosa que obstaculizará las negociaciones y condena al fracaso los esfuerzos de Estados Unidos antes de que hayan empezado", señaló el portavoz de la Presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina en un comunicado.Abu Rudeina pidió además a la Casa Blanca que responda con medidas concretas a lo que calificó de "provocación".Las declaraciones fueron realizadas el mismo día en que se anunciara oficialmente la reanudación de las charlas, y luego de que la Organización para la Liberación Palestina (OLP), apoyara finalmente el diálogo, tras una oposición inicial al mismo. "Hace una media hora el Comité Ejecutivo de la OLP decidió aceptar las negociaciones indirectas", había comunicado Saeb Erekat ,principal negociador palestino."Necesitamos ver ahora una verdadera acción por parte de Estados Unidos en este proceso que se inicia porque puede ser el mejor instrumento para tomar decisiones, ya que el potencial de las negociaciones (directas) entre israelíes y palestinos se ha agotado", agregó Erekat.Por su parte, el presidente de la AP, Mahmud Abás, cuestionó la disposición de Israel a dialogar con los palestinos tras conocerse las aprobaciones de nuevas construcciones en Jerusalén del Este y una colonia en Cisjordania. En reunión con Mitchell, el mediador norteamericano, Abás dijo que si cada sesión de contactos con Israel, "incluye un anuncio de nuevos asentamientos y medidas unilaterales, eso pone bajo interrogantes todo lo que estamos haciendo".

Reunión de urgencia de la Liga Árabe en El Cairo
La Liga Árabe asegura que los palestinos no negociarán
El secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa ,dijo el miércoles en la noche que el presidente palestino, Mahmud Abás, le comunicó que no comenzará las charlas de acercamiento con Israel.
"El presidente palestino ha decidido no comenzar las negociaciones ahora. El lado palestino no está dispuesto a negociar bajo las circunstancias presentes", dijo Moussa en una conferencia de prensa que siguió a una reunión urgente de delegados de la Liga Árabe, en su sede central de El Cairo.
La reunión urgente se acordó luego de la decisión de Israel de aprobar la construcción de 1,600 nuevas viviendas en Jerusalén del Este, lo que provocó las críticas de todo el mundo árabe y varios países europeos, como así de los Estados Unidos. Los presentes fueron convocados para reconsiderar el apoyo que habían brindado para el comienzo de las negociaciones indirectas.
"En caso de que no se frenen las medidas israelíes de forma inmediata, el comité concluye que las propuestas charlas de acercamiento son irrelevantes", fue la declaración oficial.
Moussa, quien se encontraba en Qatar, acortó su visita para atender a la reunión. En una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro qatarí, Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jabr al-Thani, Moussa dijo que, "Estudiaremos la postura de Israel y realizaremos recomendaciones que serán presentadas a los ministros y luego al comité que será llevado a cabo a fin de mes en Libia".
Moussa se reunió también en Qatar con el representante sirio para la Liga Árabe, el embajador Yosef Ahamad, quien aseguró que la decisión de Israel justifica la postura de Damasco de no renovar las negociaciones con el Estado Judío.
Por su parte, el primer ministro qatarí, dijo, "Reclamamos paz con Israel, así como una resolución pacifica inmediata. Esta no es una advertencia, sino un consejo hacia los lideres de Israel".