CUANDO SE TRATA DE JUSTIFICAR UNA EXISTENCIA


Israel y el apartheid
Rafael L. Bardají , GEES

Esta semana se ha constituido en Barcelona el autodenominado Tribunal Russell sobre Palestina, un organismo privado creado en su día para luchar contra la guerra de Vietnam y que anda buscando una razón de ser. Su base es política y no jurídica, al igual que sus juicios, más de valor que legales.
El objetivo de la reunión es condenar a Israel por establecer un régimen de apartheid, a lo sudafricano, sobre los palestinos. Una misión imposible, porque no hay nada en Israel que discrimine a nadie por razón de su raza.
Cualquiera que pasee por las calles de Tel Aviv puede comprobar por sí mismo que árabes y palestinos se mueven con toda libertad. Es más, a diferencia de la Sudáfrica del apartheid, en Israel con algo más de seis millones de judíos, conviven millón y medio de árabes con derecho a voto y a organizarse políticamente. De hecho, cuentan con partidos políticos que tienen representación en el parlamento, la Knesset. O un miembro en la Corte Suprema, entre otras muchas cosas. Algo difícilmente compatible con los cargos del mal llamado Tribunal Russell.
No obstante los herederos de Russell querrán acusar a Israel de trato discriminatorio en los territorios en disputa, pero ni el más acérrimo antisionista logrará justificar que los controles en Cisjordania se deben a motivos raciales. Si existen es por razón estricta de seguridad y de las necesidades de la lucha antiterrorista. Israel no puede dejar de defenderse frente a unos enemigos motivados y persistentes y que prefieren la causa de la destrucción del Estado de Israel a aliviar el sufrimiento de su propio pueblo.
¿Cómo explicar que Benjamin Pogrum, un verdadero activista antiapartheid, no como los de Barcelona, decidiera instalarse en Israel? ¿Cómo explicar que cuando uno visita un hospital israelí no sólo se trate a judíos y árabes por igual, sino que doctores y enfermeras también sean árabes y nadie se inquiete o pregunte por ello? Israel no es Sudáfrica y mucho menos Corea del Norte.