DECLARACIONES DEL LIDER DEL PPV DE HOLANDA



El diputado holandés Geert Wilders ha afirmado que la religión musulmana es “incompatible” con la democracia, y ha tildado de “bárbaro” al profeta Mahoma, durante una visita a Londres para presentar su documental Fitna.
“El islamismo y la democracia son incompatibles. Cuanto más islamismo tengamos, más libertad perderemos y esto es algo por lo que merece la pena luchar”, declaró el líder del Partido por la Libertad (PPV) en una rueda de prensa posterior a la proyección de su película “Fitna” en la Cámara de los Lores del parlamento británico.
“Creo que tenemos suficiente islam en Europa. Creo que el islam es una religión violenta”, agregó el diputado de 46 años.
Wilders insistió una vez más en que sus ataques estaban dirigidos con la ideología islámica “totalitaria”, y que no tenía “nada contra los musulmanes”.
Como en las dos ocasiones anteriores, la visita de Wilders respondía a la invitación del Lord británico Malcolm Pearson, del también deuroescéptico Partido para la Independencia del Reino Unido (UKIP).
El PVV, que dispone de 9 escaños en el parlamento holandés, logró un importante avance en las elecciones municipales de esta semana en Holanda, a tres meses de nuevas legislativas anticipadas.
Fundado en 2006 con el programa de “luchar contra la islamización de Holanda”, este partido aboga por prohibir el Corán, al que compara con el manifiesto de Adolf Hitler “Mein Kampf”.