DIA DE FURIA EN JERUSALEM


Hamás y el Movimiento Islámico convocaron llegada masiva a Jerusalén

En el día de ayer, la organización terrorista Hamás, el Movimiento Islámico y otros grupos extremistas islámicos, instaron a los palestinos de Jerusalén y de otros lados a llegar en forma masiva a la Ciudad Antigua de y tomar parte de lo que ellos mismos bautizaron "el día de la furia".
De tal manera, esta mañana comenzó con enfrentamientos dentro de la Ciudad Antigua y camino a ella. Palestinos arrojaron piedras a oficiales de la Policía de Fronteras en varios lugares, mientras que un autobús lleno de pasajeros musulmanes que se dirigían a la Mezquita de Al-Aksa, fue interceptado y enviado de regreso, siguiendo las informaciones que maneja la policía de los planes abiertos de enfrentamientos violentos en Jerusalén.
Por otro lado, decenas de personas enmascaradas arrojaron piedras a fuerzas de la Policía de Fronteras, en campo de refugiados Shuafat, en Jerusalén, e incendiaron neumáticos. Las fuerzas de seguridad dispersaron a los individuos.
En otro incidente, en la entrada norte del barrio de Isawiya, también en Jerusalén, otro grupo de jóvenes enmascarados quemaron neumáticos y arrojaron piedras a las fuerzas policiales, pero estos fueron calmados y dispersados por ancianos del poblado.
La Policía y la Policía de Frontera desplazan sus fuerzas a lo largo de la ciudad de Jerusalén y han informado que consideran que será un día muy delicado, teniendo en cuenta la información obtenida de que arribaran más autobuses a la zona, llenos de civiles con intenciones de crear enfrentamientos.
Por su parte, el portavoz del Movimiento Islámico, el abogado Zahi Nujeidat, declaró que, "Aquellos que previenen a creyentes de llegar a Al-Aksa, son los que causan los problemas. Es natural que un musulmán visite la Mezquita de Al-Aksa para rezar. Si lo quieren impedir, ellos serán responsables por cualquier escenario posible".