EJEMPLO PARA SER IMITADO


Devuelven la vida a un chico de Haití: Woodley Elysee
AURORA

A finales de enero, el heroico equipo de rescate de Israel trajo de Haití a Woodley Elysee (de seis años) y a su tía a Israel para que la fundación ``Salva el corazón de un niño'' pueda operar su corazón.
El Dr. Iuval Levy, uno de los doctores voluntarios del equipo, quien operó a un bebé prematuro en el hospital de campaña israelí, revisó a Woodley, sobre quien ya se tenía información previa al terremoto y diagnosticó un defecto congénito en el corazón del niño, que no le permitiría llegar a la adolescencia de no ser operado.
Woodley fue traído a Israel y tras diez días de preparación entró a cirugía la semana pasada. Su operación fue dirigida por los mejores pediatras y cirujanos cardiólogos que brindan su tiempo y habilidades para salvar vidas de niños de todo el mundo.
Durante la operación, se desarrollaron serias complicaciones y la vida del niño estaba en peligro. Sin embargo, tras una semana en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Wolfson, la condición de Woodley mejoró considerablemente al grado que los doctores lo sacaron del estado de coma inducido y Woodley ahora se comunica con su tía y su situación mejora día con día.
``Salva el corazón de un niño'' trata a decenas de niños que son traídos a Israel de países en desarrollo, con el fin de realizarles cirugías cardiacas. La Fundación envía misiones a diferentes países, donde médicos israelíes llegan a clínicas locales a diagnosticar y tratar niños con problemas cardiacos.
La casa de la Fundación se encuentra en Azur y acoge a niños de Angola, China, Ghana, Gambia, Irak, Liberia, la Autoridad Palestina, Rumania, Ruanda, Uganda, etc. Todos esperan ser operados o se recuperan tras cirugías llevadas a cabo por médicos del equipo

Reenvia:
www.porisrael.org