ENERGICA PROTESTA NORTEAMERICANA POR DECISION ISRAELI


Washington exageró por su carencia de política
Por Dan Margalit (Israel Hayom) para Guysen International News


¡Muy bien Estados Unidos! Israel recibió el mensaje en su plenitud. También se disculpó por la vergüenza que le hizo pasar a Joe Biden. Es verdad, no está bien comportarse así con un invitado. En especial no con un invitado que es amigo. ¡Muy bien Estados Unidos!, debes exagerar en tu crítica para poder darle a Abu Mazen una cuerda para bajarse del árbol que se subió porque así lo quiso, aunque Israel tenga culpa de parte del daño causado.
Ahora la crítica es adjudicada a Barack Obama. Luego a Joe Biden dos o tres veces, y después Hillary Clinton en su conversación con Benyamín Netanyahu y en su entrevista por la televisión. ¡Pero ya basta! Enough is enough. El problema de facto no está en la lista de las críticas. Israel puede soportar esto. El problema está en que cuando Estados Unidos se extralimita en la medida esperable, ella incita sin quererlo la profundización de la radicalización de la Liga Árabe y de los palestinos, tanto como las declaraciones amenazantes contra Israel en los idiomas europeos. Estados Unidos debería ya haber estudiado la técnica política de los palestinos: Ellos exigen más y más hasta que se topan con una muralla de hierro diplomática occidental. Si Estados Unidos no se detiene, el asunto no tendrá fin, y ella se podría llegar a enfrentar a la posición de una de las partes que se niegue a regresar a la mesa de negociaciones. Ayer ya vimos la continuación. La Ministro de Exteriores de la UE, Catherine Ashton, se pronunció de forma muy dura contra Israel. En sus palabras incluía una amenaza abierta que si Israel no adopta una política que se acorde a los objetivos de Europa. Ella podría verse dañada en las relaciones comerciales con la unión. En el Departamento de Estado en Washington saben que Europa se preocupa por criticar a Israel siempre en una octava más dura que Estados Unidos, siendo que la multiplicación de las condenas en inglés se traducen en miles que son traducidas en las lenguas del viejo continente. En el centro se filtra la sospecha que el endurecimiento de la posición norteamericana no es solamente un procedimiento para hacer volver a los palestinos a la mesa de negociaciones, sino que se trata de un cambio en las relaciones especiales con Israel. Ayer reaccionó Abi Foxman de la Liga Antidifamation contra la amplitud de la condena. Escucharemos otras críticas. Si Estados Unidos no está provocando una crisis sino que quiere la reanudación de las negociaciones, entonces llegó el momento de poner un punto final al suceso e impulsar a los palestinos a regresar a las posiciones existentes antes del error de las 16000 casas. Una condena, y luego otra, y luego otra hacia Israel no va a acelerar el regreso de los palestinos a las negociaciones.