ENTREVISTA A PERIODISTA ESPECIALIZADO EN TEMAS DE SEGURIDAD


No se quien mato a Mabhuh
Ana Jerozolimski, Semanario Hebreo, Uruguay

“No lo se, pero creo que fue el Mossad quien mato a Mabhuh ”
Así lo estima Aaron J. Klein, periodista investigador en temas de seguridad y autor del libro “Striking back: La masacre de las Olimpiadas de Munich en 1972 y la respuesta mortal de Israel”.

P: Aaron, medio mundo asegura que el Mossad mató al miembro de Hamas Mahmud el-Mabhuh en Dubai, aunque nadie puede demostrarlo. Recordemos ante todo por qué Mabhuh, en principio, podía ser blanco de Israel..
R: Ante todo, yo personalmente creo que fue el Mossad, pero claro está que no lo sé. Puedo solamente analizarlo y estimar. En cuanto a tu pregunta, el operativo en Dubai fue uno de varios llevados a cabo con la intención de desbaratar el esfuerzo de Hamas de lograr obtener lo necesario para lanzar misiles hacia la ciudad de Tel Aviv. Mabhuh era clave en esos esfuerzos y en general en todo el contrabando de armas de Irán a Gaza.
P: ¿Se puede resumir el operativo diciendo que salió “bien”? Es que por un lado, el hecho es que eliminaron evidentemente a la persona buscada. Por otro, está toda la complicación de las fotos publicadas por la policía de Dubai.
R: Creo que el objetivo por el cual se hizo este operativo-mandar a Mabhuh al otro mundo-fue logrado, sin que ninguno de los miembros de la célula haya sido capturado. Eso es lo clave. Aunque haya fotos publicadas por la policía de Dubai, el hecho es que la meta fue concretada y el hombre fue eliminado.
P: La eliminación de Mabhuh ¿Desbarata totalmente los esfuerzos armamentistas de Hamas?
R: Seguro les altera no poco, pero es difícil afirmar cuán decisivo es el golpe a largo plazo. Mucho depende, por ejemplo, de cuán centralizador era su enfoque en su forma de trabajar..
P: Si delegaba, enseñaba a otros o no..
R: Por supuesto. Eso no es sólo cuestión de política de una organización sino de forma de trabajar de una persona. Cuando fue eliminado en 1978 Wadie Haddad (antes miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina) , su organización quedó terminada. Cuando se mató a Fathi Shkaki en Malta en 1995, el Jihad Islámico no hizo nada durante tres años y luego, al retomar actividad, no fue al nivel que habría tenido con Shkaki ya que él era especialmente capaz y quien entró luego a sus zapatos, dado que él era, además, muy centralizador, no pudo hacer nada. Otro caso más reciente es el de Imad Mughniyeh, jefe máximo de operaciones de Hizbala, muerto hace dos años. Por ahora parece que nadie logró entrar a sus zapatos.
P: Pero está también la otra posibilidad: que el sucesor del eliminado sea para Israel mucho peor que él. Otro punto interesante es que a veces, el operativo de eliminación resulta “contraproducente” para quien lo perpetra, ya que el sucesor es peor que el eliminado,...como pasó después de matar a Abbas Mussawi, Secretario General de Hizbala. Hassan Nasrallah es mucho peor que él..
R: Exactamente. Nasrallah es mucho más extremista que su antecesor, mucho más articulado y más exitoso, para Hizbala, que Mussawi. O sea que hay cierto elemento de “apuesta” cuando se elimina a una figura central. Otro problema al respecto es que el logro, inclusive cuando lo hay como en el caso de Shkaki, es táctico y limitado, no es que pone fin a la motivación en el terreno, no elimina del todo a una organización. Les puede llevar unos años, pero vuelven. Además, la influencia no es estratégica en el sentido que no es que entonces la organización quiere dejar de hacer atentados, sino que por un tiempo, al sentirse insegura, baja su nivel de actividad, se cuida más....por ahí va la cosa.
P: Respecto a la duda acerca de si el sucesor de la figura a la que se decide matar será o no peor que él ¿dirías que es un elemento central al decidir si eliminar a alguien o no? Recordemos que lo seguro es lo que el actual hizo, mientras que respecto al futuro, es una mera especulación..
R: Justamente. Si se acumula material que confirma que la persona es la central, la que coordina y empuja los envíos de armas, en este caso de Irán a Gaza, él se convierte en blanco.
P: Pero no necesariamente la primera opción es matarlo ¿verdad?
R: No, en general no. También en este caso de las armas iraníes a Hamas, fueron “transmitidos” varios mensajes antes de llegarse a Mabhuh, si es que lo hizo Israel. Capturaron barcos llenos de armas, atacaron un convoy de camiones con armas y cohetes en Sudán, entre otros ejemplos y todo esto podía dejar en claro a Irán que no tiene sentido que siga enviando armas porque Israel, en general, logra enterarse e interceptarlas, al menos cuando son cargamentos muy grandes. Pero cuando nada ayuda, dado que el objetivo es impedir que Hamas consiga llegar una capacidad armamentista que resulta más peligrosa para Israel, se considera eliminar al elemento que se encarga del tema, Mabhuh.
P: ¿Cómo crees que en este caso se llegó al punto en que se decidió “hay que matarlo”?
R: Ante todo, un operativo así lleva mucho tiempo, se lo planea mucho antes...Pero inclusive desde el punto de vista de la decisión de eliminarlo, también es un proceso hasta que se llega al momento de decidir que debe morir. Mabhuh, claro está, no nació como coordinador de todas las armas de Irán a Hamas. No es que lo mataron porque organizó el secuestro de los soldados Ilan Saadon y Avi Sasportas ni tampoco para “castigarlo” por todas las armas que hizo llegar a Hamas, sino para frustrar sus próximos envíos, para frenar todo lo que podía enviar en el futuro.
Como dije al principio, Mabhuh tenía a su cargo el arma estratégica de Hamas: lograr llegar con un misil al centro de Tel Aviv. Saben que no nos pueden derrotar y que ningún otro país árabe llegó con un misil al centro de Tel Aviv. Eso es lo que quería conseguir.
P: Para impedir que siga haciendo lo que estaba haciendo...
R: Justamente. Mabhuh se fue de los territorios en los años 80. Cuando detuvieron barcos con armas de Irán via Egipto a Gaza, en distintas oportunidades, su nombre y su identificación, con la foto, se fue repitiendo cada vez más. Así se vio que Mabhuh está a cargo de contrabandos y organiza el eje de Irán hacia la franja de Gaza. Así se convirtió en blanco, porque de un interrogatorio a otro se llegó una y otra vez a que él estaba en el cuadro.
Gente que no era de Hamas sino marinos, por ejemplo, capitán de uno y otro barco, lo reconocían, confirmaban que él cargaba contenedores, que despedía a la gente del barco…gradualmente, comprendieron cuán central es en el sistema, a cuántos detalles se dedicaba. Así fue que llegó a la mirilla de Israel: porque comprendieron que es central, que es el nervio motor en ese tema. Captaron finalmente que es un elemento esencial en todo esto.
P: Y tu apreciación parte de la base, nuevamente, que supones que fue el Mossad...
R: No lo puedo afirmar, pero me parece que sí, que otros no tenían interés en algo así.
P: A Hamas no le faltan enemigos en Al Fatah, pero se estima que Fatah no es capaz de hacer un operativo tan sofisticado...
R: Es algo muy complejo. Según la policía de Dubai se hizo aquí uso de variados pasaportes, de distintos lados...no es algo que Fatah puede hacer así nomás. No me parece un asesinato “interno” sino algo muy profesional. Supongo que no pensaron que las fotos se publicarían tan ampliamente, pero está claro que tomaron en cuenta que había cámaras y que algo se filmaría, ya que vimos que cambian de aspectos y de identidades...
P: El problema con las fotos es que publicaron numerosas y la sensación es que la policía de Dubai identificó quizás como sospechosos a numerosos individuos con aspecto occidental, no árabes....Pero quizás la mitad no tiene nada que ver con el asesinato de Mabhuh....
R: Es totalmente cierto. La policía de Dubai hizo un trabajo bastante bueno al cruzar información de escenas captadas en el hotel y en el aeropuerto, pero no tienen nada más que eso, ya que sólo lo que hay es una serie de rostros, con o sin lentes, bigotes y demás. No hay algo claro. Es cierto que cuando en los aeropuertos y pasajes fronterizos se apliquen los sistemas de identificación biométricos, todo será más complejo, pero seguro ya buscarán cómo contrarrestarlo.
P: ¿Cómo deberíamos resumir los mensajes principales que Israel quiso transmitir, si es que realmente fue el Mossad quien mató a Mabhuh?
R: Ante todo, si fue el Mossad, se quiso transmitir a Hamas “haremos todo lo necesario para alterar vuestra capacidad armamentista y vuestros esfuerzos de conseguir cada vez armas y misiles de mayor alcance y poder”. También se quiso aclarar que Israel combatirá a Hamas a pesar de que quiere lograr una transacción en el caso del soldado Gilad Shalit. Y que sepan que aunque haya que actuar en el patio de atrás, lo que hay que hacer, será hecho. Y creo que también hubo un mensaje a Dubai, que se convirtió en lo que era años atrás Chipre: un lugar donde todos pueden pasar, comprar cualquier cosa, enviarlo adonde quieran....un punto de contacto o pasaje entre Irán y Occidente. Fue también una forma de decirles que tengan cuidado a quién dejan entrar.
P: El punto principal aquí parecería ser la disuasión..¿Eso se logró?
R: Yo creo que si, que el efecto disuasivo es muy grande. Hoy, más que nada Hamas, pero también Irán y otros, si realmente están seguros de que fue Israel, sienten que el Mossad logra llegar a cualquier lado.

EL METODO

P: ¿Cuán común era y es el método del asesinato para sacar del medio a una figura determinada?
R: La eliminación es un medio, una herramienta. Si se lo hace, es porque no se logró otra cosa. En general, un servicio de inteligencia va a preferir detener al hombre y poder interrogarlo, para sacarle la información con la que se logrará frustrar atentados, con la que se podrá desbaratar sus planes. No es que lo eliminan para castigarlo o para sacarle su dinero. El objetivo es impedir que pueda seguir haciendo lo que hacía, que no pueda volver a hacer atentados, frustrar lo que iba a hacer en el futuro.
El hecho es que en la gran mayoría de los casos, los operativos conocidos como asesinatos selectivos, fueron en la Franja de Gaza, donde no se podía entrar a detener a la persona buscada para llevarla a interrogatorio y juicio. En Cisjordania, la enorme mayoría de los buscados, fueron detenidos, no eliminados. Inclusive los peores enemigos de Hamas, como Abdallah Barghouti, responsable de haber preparado numerosas cargas explosivas sumamente letales en atentados, no fueron blanco de asesinatos sino que se trató de detenerlos, para poder sacarles información. Y el hecho es que él sigue preso.
P: ¿Qué rol ocupó el tema del asesinato selectivo en la historia de las guerras de Israel?
R: En el correr de los años hubo algunos casos de asesinatos. En los años 50 fue el caso de los científicos alemanes a los que se mandó sobres explosivos con la intención de frenar su actividad. En los años 60 no hubo prácticamente nada. En los 70 el tema se tornó más “ordenado” a raíz de la matanza de los atletas israelíes en las olimpiadas de Munich, tras lo cual se mató a todos los responsables. Querían impedir otro Munich y la forma de intentarlo fue matando a todos los que habían perpetrado el primero.
P: Sobre eso fue tu libro....
R: Así es. En los años 70 fueron algo menos de 20, en el exterior. En los 80, algunos aislados. En la segunda intifada hubo varias decenas, si no más de cien, pero a manos del ejército, no del Mossad. Y se trataba de gente a la que no podían detener. Yo pregunté explícitamente a altos miembros de los servicios de seguridad, en un caso puntual, por qué se mató a tal o cual persona de un grupo armado y me respondieron claramente: “Porque no lo podíamos traer a Israel. Pero no para castigarlo, sino porque seguía todo el tiempo intentando organizar más atentados”.

Reenvia:
www.porisrael.org