FINALIZA LA REUNION DE LA LIGA ARABE EN LIBIA


Abbás pregona que los palestinos van a luchar por «cada piedra»

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbás, que desde ayer participa en la cumbre de la Liga Árabe en Sirte (Libia), advirtió a Israel que los palestinos defenderán «cada piedra de Jerusalén» y aseguró que no habrá negociación indirecta con el Estado hebreo hasta que el Gobierno de Tel-Aviv cese en la construcción de nuevas colonias judías en la ciudad santa.
No hubo ayer ningún comunicado que aclarase la postura de los países miembros sobre el cese de todo contacto con Tel-Aviv, aunque la televisión libia aseguró que la Liga Árabe había resuelto dar una «última oportunidad» a las negociaciones indirectas, según informó EFE.En todo caso, las sucesivas declaraciones de los líderes árabes no invitaban al optimismo.
Mientras el secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa, advirtió de «un posible completo fracaso del proceso de paz», el anfitrión de la cumbre, el líder libio, Muamar el Gadafi, aseguró que las «masas árabes» están «hartas de palabras» y propuso pasar a «la acción». Su homólogo sirio, Bachar al Asad, dejó claro que su país está preparado por si «la guerra es impuesta» por Israel.
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, que participa como invitado, calificó de «locura» considerar Jerusalén como capital del Estado hebreo. «Jerusalén es la niña de los ojos del mundo musulmán y no podemos aceptar ningún atentado israelí a Jerusalén y a los lugares musulmanes», señaló.
El proyecto israelí de construir 1.600 viviendas en Jerusalén Este supone un duro golpe al proceso de paz y ha enfriado las relaciones entre Tel-Aviv y Washington, coincidiendo con duros choques armados entre el Ejército israelí y milicianos palestinos de Gaza.