FRUSTRAN ATENTADO ISLAMICO EN EL SUR DE IRLANDA



La policía irlandesa ha anunciado la detención de siete musulmanes sospechosos estar implicados en un presunto plan para asesinar a un humorista sueco que en agosto de 2007 publicó un dibujo del profeta islámico Mahoma con un cuerpo de perro.
Los agentes “llevaron a cabo esta mañana un número de registros y arrestaron a cuatro hombres y tres mujeres” en las localidades de Waterford y Cork (sur de Irlanda) en el marco de una investigación coordinada entre las autoridades estadounidenses y europeas, señaló la policía irlandesa en un comunicado.
Una fuente policial confirmó las informaciones de prensa de que se trataba de musulmanes y de que sus detenciones estaban relacionadas con el complot para asesinar al humorista holandés Lars Vilks, amenazado de muerte por Al Qaida.
“La operación (…) es parte de una investigación de una conspiración para cometer un delito serio (es decir, conspiración para asesinar a un individuo en otra jurisdicción)”, agregó el documento policial.
Vilks publicó su caricatura de la cabeza de Mahoma con cuerpo de perro el 18 de agosto de 2007 en un diario local de la ciudad sueca de Örebro (oeste de Estocolmo), el Nerikes Allehanda.
Menos de un mes después, el “Estado islámico de Irak”, la autoproclamada rama iraquí de Al Qaida, lanzó en internet una amenaza de muerte contra este humorista por “ofender al profeta” –que no puede ser representado visualmente según una interpretación estricta del islam– y ofreció una recompensa de al menos 100.000 dólares a la persona que matara “al criminal infiel”.
El dibujante reaccionó con tranquilidad a estas detenciones. “No se puede decir realmente que tiemblo de miedo”, dijo a la agencia de prensa sueca TT.
“Me he preparado de varias maneras y tengo un hacha en mi casa por si alguien lograra entrar por la ventana”, agregó.
Vilks precisó que había recibido amenazas de Somalia a principios de año y que los servicios de inteligencia suecos le adviritieron del riesgo de asesinato.
Antes del dibujo de Vilks, la publicación en septiembre de 2005 en un periódico danés de varias viñetas satíricas del profeta islámico ya provocó en enero y febrero de 2006 una ola de violencia en el mundo musulmán y el boicot a productos daneses.