NUEVO INFORME DE MALM


Un nuevo informe israelí contrarresta a Goldstone

Integrantes de Hamás usaron a niños palestinos como escudos humanos y establecieron centros de comando y plataformas de lanzamiento de cohetes Qassam en los alrededores de cientos de de mezquitas y hospitales, durante la operación militar en Gaza el año pasado, según informa un nuevo reporte que es publicado hoy desde el Centro de Inteligencia e Información contra el Terrorismo (Malam).
El mismo, que fue conducido por el coronel retirado Reuben Erlich (foto), y que recibió la colaboración del Ejército Israelí y del Shin Bet; cuenta con 500 paginas y para su elaboración fueron previstos un centenar de fotografías, videos, interrogatorios a prisioneros y bocetos de planificación pertenecientes a Hamás, como parte de un esfuerzo de contraatacar el Informe Goldstone, conducido por la ONU y que critica duramente a Israel.
El trabajo de Malam comenzó, de hecho, inmediatamente luego de que el juez sudafricano, Richard Goldstone, elevara su informe con respecto a la operación militar en la Franja de Gaza.
Un ejemplo del material previsto por este nuevo reporte, clasificado hasta ahora, es el boceto del poblado de Beit Lahiya en el norte de Gaza, descubierto por tropas israelíes durante el conflicto. El mismo detalla el extensivo despliegue de explosivos y francotiradores dentro y alrededor de hogares de la población civil.
"El Informe Goldstone es unilateral, parcial, selectivo y engañoso, ya que acepta las aclamaciones del Hamás de manera literal y presenta todo a través de sus ojos", dijo Erlich.
Analizando otro boceto, hallado en el barrio de Atatra, Erlichh dice: "Al ubicar todo su armamento adjunto a hogares, al operar desde el interior de esos hogares, al disparar cohetes desde escuelas y utilizar escudos humanos; Hamás es el claro responsable por las muertes civiles durante la operación".