VISITA ISRAEL EL VICEPRESIDENTE DE LOS EE.UU.


Biden elogia al 'amigo' Israel y le insta a firmar la paz con los palestinos
Sal Emergui Tel Aviv
Elmundo.es

La Universidad de Tel Aviv se había preparado concienzudamente para albergar el discurso del vicepresidente norteamericano, Joe Biden, sobre las "inquebrantables relaciones entre Israel y EEUU". Una respuesta al mensaje de Barak Obama al mundo árabe y musulmán en la Universidad de El Cairo.
La intervención de Biden en Tel Aviv, sin embargo, ha sido hoy más esperada que nunca debido a la tensión con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y la decisión del presidente palestino, Abu Mazen, de anular las conversaciones indirectas de paz aun no iniciadas.
Todo por el anuncio del ministerio israelí de Interior de construir 1.600 nuevas casas en Jerusalén Este en plena visita de Biden. "Israel está perdiendo con sus decisiones a uno de sus mejores amigos en Washington y, lo que es más importante, la paciencia en la Casa Blanca", dice un ayudante de Biden a EL MUNDO.es.
El vicepresidente, sin embargo, ha iniciado el discurso con un mensaje de total apoyo a Israel: "Quiero reiterar la admiración del presidente Barack Obama y mía a este maravilloso país. El presidente, como yo, sabe que EEUU no tiene en la comunidad de naciones un mejor amigo que Israel".
"Yo fui criticado cuando dije que 'si fuera judío sería sionista'. Pero mi padre me aclaró que no necesito ser judío para ser sionista", añadió Biden resaltando que en la era Obama "las relaciones militares se han reforzado. EEUU estará siempre al lado de Israel en la lucha contra el terror. Es el interés norteamericano".
Se dirigió a los estudiantes israelíes: "No tenéis más remedio que negociar con los palestinos para un acuerdo de paz. El actual 'status quo' no es sostenible. La única fórmula es dos Estados. El presidente Abu Mazen y el primer ministro Salam Fayad son socios para la paz".
Fue entonces cuando se refirió al motivo de la crisis con Netanyahu. "Entiendo las necesidades de seguridad de Israel pero tampoco hay que olvidar las sensaciones de los palestinos ante el aumento de las colonias. El anuncio de la construcción en Jerusalén Este daña la confianza necesaria entre ambas partes para negociar. El presidente Obama me pidió que lo condenara inmediatamente".
Asimismo, lanzó una advertencia a Irán: "Es un régimen que aspira a tener armas nucleares y desestabiliza la región apoyando a grupos terroristas. Irán intimida no solo a sus países vecinos sino a sus propios ciudadanos. Estados Unidos esta comprometida para evitar que tengan armas nucleares. Punto".
A primera hora de la mañana, Abu Mazen llamó por teléfono a Biden para confirmarle que no participará en las conversaciones indirectas con Israel como protesta por la construcción en Jerusalén Este. El enviado de Obama, George Micthell, intenta desesperadamente rescatar algo de ya resquebrajado proceso de paz.
En la reunión de ayer con Abu Mazen, Biden expresó su rabia por el anuncio israelí explicando que el lunes por la noche llegó a la cena organizada por Netanyahu con un retraso "intencionado" de hora y media. En el entorno de Abu Mazen, se frotan las manos ante "la nueva estupidez de Netanyhau que da otra victoria diplomática a la causa palestina".
Netanyahu también llamó por teléfono a Biden para lamentar el anuncio sobre Jerusalén Este. "No estaba previsto y la construcción de esas casa empezará dentro de unos años. No hubo intención de dañar tu visita", le dijo confiando en "haber archivado la crisis".
Pero si nos atenemos hoy a la prensa israelí, se avecinan nuevos enfrentamientos. Varios diarios publican que el Ayuntamiento de Jerusalén tiene planes para construir decenas de miles de casas en la parte oriental y disputada de la ciudad. Según 'Haaretz', 50.000 nuevas viviendas se encuentran en distintas fases de presentación y aprobación. Fuentes del Ayuntamiento citadas por el periódico afirman que la situación actual de la ciudad sólo permite el desarrollo hacia su parte oriental. Es decir, en la zona ocupada por Israel en la guerra del 67. Para los palestinos, sin embargo, "son más colonias que hacen imposible el proceso de paz".

Reenvia:
www.porisrael.org