VISITA OFICIAL DEL PRESIDENTE DE BRASIL A ISRAEL


Lula es criticado por Lieberman

La visita del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a Israel ha sido criticada por el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman (foto), ante la negativa del mandatario brasileño a visitar la tumba del fundador del sionismo, Theodor Hertzl, según fuentes internas.
Lieberman no acudió ayer a la sesión especial parlamentaria en la que Lula pronunció un discurso, en protesta por lo que considera un grave incumplimiento del protocolo.
El portavoz de Lieberman, Tzahi Moshe, confirmó que el ministro no acudió a escuchar al líder brasileño en la Knéset , aunque declinó comentar sobre si el jefe de la diplomacia israelí está haciendo un boicot a la visita, la primera de un jefe de estado de Brasil a Oriente Medio en 125 años.
La negativa de Lula a visitar la tumba de Hertzl es cuestionada por un sector de la sociedad israelí si se tiene en cuenta que sí visitará el miércoles en Ramala la tumba del histórico dirigente palestino Yaser Arafat, en la que depositará una ofrenda floral.
Mientras Lula mantenía un encuentro privado con el jefe de Estado israelí, Shimon Peres, el jefe de protocolo del Ministerio de Exteriores, Yitzhak Eldan, preguntó una vez más a su homólogo brasileño, George Prata, si el presidente había cambiado de opinión respecto al asunto, a lo que Prata respondió con un firme "no", según se informó.
Preguntado por un periodista porqué Lula visitará la tumba de Arafat y no la de Hertzl, Prata contestó: "Tendrán que preguntarle al presidente".