DECLARACIONES DE GABRIELA SHALEV EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD



Itongadol/AJN.- Gabriela Shalev, embajadora de Israel ante Naciones Unidas, analizó ante el Consejo de Seguridad de esa organización la situación en Medio Oriente, incluyendo la cuestión palestina. “En la búsqueda de paz en Medio Oriente todas las partes deben darse cuenta que no sólo tienen derechos sino, además, obligaciones. Los palestinos y el mundo árabe ampliado deben mostrar, tanto en palabras como en hechos, que están comprometidos con el proceso de paz”.
“Este debate ocurre entre dos importantes días en Israel. El lunes, Yom Ha´Shoah, conmemoramos la memoria de las víctimas judías del Holocausto. Y el próximo lunes, Yom Hazikaron, recordaremos la memoria de nuestros soldados caídos en las guerras, y a todos los israelíes asesinados por terroristas. Después de esos dos días de recordación, pueden nuestros corazones celebrar el día de nuestra independencia.Estos dos días de recordación echan luz sobre la interminable lucha de nuestro pueblo por construir un Hogar Nacional para el pueblo judío; un estado democrático, libre e independiente. Esos días solemnes señalan nuestro deseo de vivir en paz, prosperidad y cooperación con nuestros vecinos”, destacó Shalev, según indica Cidipal.
Continuó asegurando que “en la búsqueda de paz en Medio Oriente todas las partes deben darse cuenta que no sólo tienen derechos sino, además, obligaciones.Los palestinos y el mundo árabe ampliado deben mostrar, tanto en palabras como en hechos, que están comprometidos con el proceso de paz. Deberán demostrar su deseo no solo de exigir derechos sino, también, de aceptar responsabilidades. Deben adoptar medidas concretas para combatir al terrorismo, poner fin a la incitación, comprometerse en negociaciones directas y comenzar un proceso de normalización con Israel”.Shalev aseguró que los gobernantes terroristas de Hamas en la Franja de Gaza mantienen a Gaza como epicentro del terrorismo. Con apoyo, financiación y armas desde Irán, Hamas brutaliza a su propio pueblo mientras lanza ataques mortales contra civiles israelíes.“El 1º de abril de 2010, a través de la frontera entre Egipto y Gaza en Sinaí, fue descubierta una gran cantidad de armas con destino a Gaza. En febrero y marzo, una ola de misiles Qassam y otros ataques terroristas expusieron a la población civil del sur de Israel a una seria amenaza e inminente peligro. Como resultado, un trabajador agrícola resultó asesinado en Israel mientras que, decenas de civiles, fueron heridos.Dada esta realidad, Israel ejercerá su derecho a la autodefensa, según lo acordado con la ley internacional. Israel nunca fallará en el cumplimiento de su obligación para proteger a su pueblo”.
“Israel aprecia los esfuerzos de la comunidad internacional por el apoyo en el trabajo humanitario en Gaza. Mantenemos una estrecha coordinación con el Secretario General y destacados organismos de Naciones Unidas para el suministro de ayuda humanitaria a Gaza. Solo en 2009, 738.576 toneladas de materias primas humanitarias fueron transferidas a la Franja de Gaza y más de 100.000.000 litros de diesel se distribuyeron en las estaciones de energía de Gaza. 10.544 pacientes residentes en Gaza y sus acompañantes recibieron tratamiento médico en Israel.
Esas cifras reflejan solo parte de la ayuda humanitaria provista al pueblo de Gaza. Pero, así y todo, Israel es el conveniente chivo expiatorio para la situación en Gaza. Sin embargo, la verdad esta y se manifiesta. La complicada situación en Gaza es resultado directo de la ocupación terrorista de Hamas”.La embajadora apuntó que la complicada situación en Gaza es resultado directo del continuado rechazo, por parte de Hamas, de las obligaciones establecidas por la comunidad internacional, a saber: reconocimiento de Israel, renuncia a la violencia y aceptación de los acuerdos previos. La complicada situación en Gaza es el resultado del actual cautiverio de Gilad Shalit en manos de Hamas, a quien le son negados sus derechos humanos, incluyendo el acceso al personal humanitario internacional.
Por último, aseguró que “Más allá de Gaza, el Margen Occidental ofrece una alternativa de futuro. Como resultado directo de la cooperación económica y en materia de seguridad israelí-palestina, la vida para los palestinos e israelíes continúa mejorando. Sin embargo, los obstáculos permanecen. La violencia y el terrorismo son desafíos siempre presentes. Israel está profundamente consternado por ver que, una calle en Ramallah recibió su nombre en honor a Yehiya Ayash, cerebro terrorista de Hamas, responsable del asesinato de cientos de civiles israelíes inocentes: hombres, mujeres y niños”.