INDICIOS DE UN FUTURO MEJOR EN LA REGION


Israel se esfuerza por ser un buen vecino
por Silvan Shalom


El siguiente artículo de opinión fue publicado originalmente en Chicago Sun-Times.(24.04.10)

Con el pesimismo que rodea las negociaciones israelí-palestinas, es útil observar el nivel creciente de cooperación económica entre israelíes y palestinos para percibir indicios de que es posible un futuro mejor en la región.
Los beneficios que esta cooperación brinda a loa habitantes de la Margen Occidental son de gran importancia para promover el proceso político. La mejora en la calidad de vida alienta la moderación y permite el desarrollo de la confianza y de un horizonte pleno de esperanza. La cooperación económica mejora las perspectivas de lograr la paz y la convivencia de israelíes y palestinos en dos Estados contiguos.
Israel se ha comprometido a lograr avances económicos y políticos con los palestinos, con apoyo norteamericano e internacional. Por esta razón, el gobierno israelí ha creado el Ministerio de Cooperación Regional, el cual encabezo.
En mi carácter de ministro responsable de coordinar las actividades gubernamentales que promueven la cooperación y los proyectos con los palestinos, estoy consagrado a las acciones cotidianas que promueven nuestros intereses compartidos y las iniciativas conjuntas. Esto implica eliminar los obstáculos que entorpecen el camino y actualizar proyectos. Mi entrevista en septiembre con el ministro palestino de Economía, Basam Huri, fue el primer encuentro de un ministro israelí con su contraparte palestina después de la formación del nuevo gobierno de Israel. Lamentablemente, desde entonces no solo que Huri ha renunciado, sino que no ha habido más encuentros con palestinos. Todo se hace a través de mediadores. Esta falta de contacto directo de palestinos con israelíes impide la promoción de muchos proyectos.
A pesar de eso, el Ministerio de Cooperación Regional ha creado una comisión a nivel ministerial, presidida por el primer ministro, que ha tomado decisiones importantes para eliminar barreras y enfocar temas tales como el agua, los efluentes cloacales, la electricidad, el medio ambiente y las carreteras. Hemos extendido hasta la medianoche las horas de operación del cruce Allenby entre Jordania y la Banda Occidental, a fin de agilizar la transferncia de insumos desde la Banda Occidental y hacia ella, e introdujimos contenedores para mejorar la eficiencia.
El Ministerio está iniciando numerosos proyectos para incrementar la cooperación con los palestinos y para generar un impulso importante para el crecimiento. Esto incluye:
· El Proyecto del Canal Mar Muerto - Mar Rojo, con funcionarios jordanos y el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellik.
· La zona industrial de Jalame, con un equipo del Cuarteto.
· El cruce de Jalame, que permite a árabes israelíes llegar a Nablus, con más de 7.000 vehículos cada domingo.
· La zona industrial “japonesa” en Jericó, con representantes japoneses.
· La zona industrial “francesa” en Betlén, con representantes franceses.
El gobierno israelí destina estos pasos, y varios otros que ya han sido tomados y que serán implementados a la brevedad, a apoyar el desarrollo palestino, a alentar el flujo comercial en zonas palestinas, a mejorar la calidad de vida en ellas y, lo más importante, a demostrar concretamente el compromiso de Israel para lograr una paz económica y política con nuestros vecinos palestinos.
Con estas medidas y otras, les decimos: “Vengan a la mesa y comprométanse directamente con Israel”. Confiamos en atraer no solo a los palestinos, sino también a otros países del mundo árabe y musulmán, como Egipto, Jordania, Turquía y los países del Golfo Pérsico.
Al tomar estas medidas, Israel asume un riesgo con respecto a nuestra seguridad y a las vidas de nuestros ciudadanos. Nos hemos retirado unilateralmente de Gaza con la esperanza de un futuro mejor para ambas partes y hemos empezado a trabajar con los palestinos en el desarrollo económico. No obstante, el resultado concreto ha sido una lluvia de miles de misiles y proyectiles lanzados por el Hamás contra Israel. De manera comprensible, la opinión pública israelí es ahora mucho más reticente a una retirada o concesiones unilaterales.
A pesar de eso, el gobierno israelí sigue comprometido con la paz y con un futuro mejor para israelíes y palestinos que vivan en dos Estados contiguos. Paso a paso, estamos logrando progresos. Aún no hemos llegado adonde querríamos; esperamos tener socios para la paz y la prosperidad.
Silvan Shalom es viceprimer ministro y ministro de Cooperación Regional de Israel.

Fuente: The Israel Project