LA IMPOSICION POR LA VIOLENCIA NO CONDUCE A BUEN FIN



Yolanda Couceiro Morín

Islam no es compatible con la democracia y con nuestro sistema de libertades. Debería ser declarado anticonstitucional y prohibido. No es posible, ni saludable, promocionar ‘religiones’ de odio que promueven la violencia contra las mujeres y contra cualquier persona que no se someta a la ideología totalitaria islámica.
Yolanda Couceiro Morín (En un artículo de MD escrito en el año 2006)
Matadles dondequiera que los encontréis y expulsadles de donde os hayan expulsado, pues la opresión es aún peor que matar.(Corán, 2:191)
Mientras en Bélgica se aprueba la prohibición del burka, España se constituye en una especie de paraiso islamista. Las detenciones de radicales se suceden, y la comnivencia entre islamistas e izquierda está a la orden del día.
Sin ir más lejos, el Gobierno de Zapatero prepara una iniciativa que convertirá los viernes en festivo para más de un millón y medio de musulmanes en España.
El pasado año, los socialistas de Melilla criticaron que el Gobierno local, presidido por Juan José Imbroda, no hubiera adornado con luces las calles de la ciudad con motivo de la celebración del Ramadán como se hace durante la Navidad.
En Ceuta, se aceptó la propuesta de Comunidades Islámicas para que el rezo de final de Ramadán se celebrase, por vez primera, en una explanada al aire libre. La Ciudad, como no podía ser de otra forma, dispuso autobuses gratis total -¿Alguna vez se los pusieron a usted para ir a Misa?, aseos, atención sanitaria y la infraestructura para que dicho rezo llegase a buen fin.
Así pues, preparad contra ellos todas las fuerzas y caballos de batalla que podáis reunir, para desalentar con ello a los enemigos de Alá, que son también enemigos vuestros, y a otros aparte de ellos que no conocéis, pero que Alá si conoce. (Corán, 8:60)
Por si fuera poco, habrá que sumar en breve un canal islámico que emitirá desde suelo español para todo el mundo y que estará financiado, como no podía ser de otra forma, por Arabia Saudí. El propietario es el célebre jeque saudí Abdelaziz Al Fawzan, que justifica, por ejemplo, ante las cámaras, que las mujeres tengan prohibido conducir automóviles.
“Y cuando tengáis un encuentro con los que se niegan a creer, golpeadlos en la nuca” [Corán 47:4]
Son solo tres ejemplos de cesión ante esta ideología totalitaria que es el Islam. Por suerte, frente a esto, hay quien alerta del peligro. El cardenal Antonio Cañizares ya expresó su “preocupación” por las voces que desde el mundo islámico piden la reconquista de España.
En concreto, Cañizares afirmó en ‘30 Giorni’ que “la dominación musulmana duró siglos y parecía una tema concluido. Pero no escondo una cierta preocupación por que en el mundo islámico hay quien quiere recuperar nuestras tierras para el Islam. Los católicos queremos tener buenas relaciones con todos, musulmanes incluidos, pero esos proyectos, que no parecen sólo teóricos, nos turban”.
El cardenal Miloslav Vlk, arzobispo de Praga y primado de Bohemia, también se ha sumado a esta corriente y ha advertido en una entrevista que existe “una amenaza” de que Europa caiga “en la islamización” si los cristianos “no se despiertan”. “Si la relación de Europa con sus propias raíces no cambia, Europa se islamizará”
Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonésten a aquéllas de quienes tengan temor que puedan rebelárseles, déjenlas solas en el lecho, y péguenles! [Corán 4:34]
No solo se alzan voces desde los estamentos religiosos. Hace unos días, miembros de grupos políticos de toda Europa se reunían en un encuentro Anti-islamización organizado por Pro-NRW en Renania del Norte, Alemania.
La cita reunió a miembros de varios partidos preocupados por el avance islámico en Europa, entre los que se encontraban Filip Dewinter (Vlaams Belang), el diputado austriacoaustríaco Werner Neubauer (FPÖ) los franceses Robert Spieler y Annick Martin, Markus Beischt y Markus Wiener (Por-Koln), y varios participantes suecos y suizos. Desde nuestro país acudió Josep Anglada, líder de Plataforma por Cataluña, que afirmó “que en Europa no hay lugar para las mezquitas, ni para las mujeres tapadas con velos, ni para los imanes islamistas, ni para los predicadores de la yihad, ni para los que quieren utilizar nuestra democracia para destruirla”.
Parece que cada vez somos más los que pensamos que el Islam no es compatible con la democracia y con nuestro sistema de libertades. Somos más los que creemos que el Islam debería ser declarado anticonstitucional y prohibido. También somos cada vez más los que creemos que no es posible, ni saludable, promocionar ‘religiones’ de odio que promueven la violencia contra las mujeres y contra cualquier persona que no se someta a la ideología totalitaria islámica.
No es racismo, ni xenofobia… por mucho que los cómplices de los invasores quieran pregonarlo así. Es, simplemente, la defensa de nuestras libertades frente al totalitarismo asesino fundado por Mahoma.