MI ENFOQUE desde ISRAEL por DAVID MANDEL


No. 315


En este número:
· Obama se quitó la máscara y los guantes
· El principal obstáculo a la paz: el indoctrinamiento del odio en la educación de los niños palestinos
· La proliferación de libros anti-Israel, escritos por israelíes
· Chelm y los secretos de estado


Obama se quitó la máscara y los guantes
El martes 13 de abril del 2010, el Presidente Obama, por quien votaron 70% de los judíos de los Estados Unidos, se quitó la máscara y los guantes, con una frase que, según el New York Times, (periódico que publicó la noticia en su primera página), expresa un cambio drástico en la política de Estados Unidos respecto al conflicto israelí-palestino: "Resolver el conflicto del Medio Oriente es vital para la seguridad nacional de los Estados Unidos". Añadió que el conflicto representa "un gran costo para los Estados Unidos en términos de sangre y dinero". En otras palabras, las guerras de los Estados Unidos en Irak y en Afganistán, su inmenso costo, y la muerte de los soldados americanos en Bagdad y en Kabul, se deben, para Obama al conflicto entre israelíes y palestinos. Y, ya que Obama nunca exigió algo de los palestinos ni los culpa, siquiera parcialmente, del fracaso de las negociaciones, el único responsable―tacitamente, para el presente régimen americano―de que Estados Unidos se encuentre involucrado en guerras en Irak y Afganistán, es Israel.
El resultado práctico de la nueva política de los Estados Unidos será el intento de imponer a Israel una solución, sin tomar en cuenta la seguridad estratégica de Israel.
Obama no entiende que los islámicos fanáticos no odian al Occidente en general, y a los Estados Unidos en especial, debido a Israel, sino todo lo contrario: odian a Israel por que lo consideran una avanzada del Occidente en una región que en una época fue del Islam. Por eso, en Irán llaman "El Gran Satán" a los Estados Unidos, y sólo "El Pequeño Satán" a Israel.
Bin Laden destruyó las Torres Gemelas no como una protesta contra Israel, sino como un gesto contra la presencia de tropas americanas en su Tierra Santa: Arabia Saudita.
Obama ha demostrado en varias ocasiones su ignorancia de la historia judía y de la mentalidad árabe. Desconoce por completo el resultado negativo que han tenido todas las concesiones hechas por Israel hasta el momento. No entiende que los palestinos están completamente divididos entre el fanático régimen islámico de Hamás, (ayer ejecutaron a dos palestinos acusándolos de colaborar con Israel), y el corrupto régimen de la Autoridad Palestina en Judea y Samaria. ¿Con cual de los dos regimenes, enemigos entre sí, debe hacer Israel la paz?
Obama quiere comprar la amistad de los islámicos pagándoles con una solución impuesta a Israel.
¿Se repite la Conferencia de Munich, cuando Alemania, con la cooperación de Francia e Inglaterra, impuso sus condiciones a Checoslovaquia? Meses después, Checoslovaquia dejó de existir.

El principal obstáculo a la paz: el indoctrinamiento del odio en la educación de los niños palestinos
La Autoridad Palestina usa libros de texto, sermones en las mezquitas, artículos en los periódicos, y programas de televisión para indoctrinar a la niñez palestina en el odio a Israel y a los judíos.
A los niños palestinos les enseñan que todo Israel, fuera y adentro de las fronteras del 67, constituye territorio palestino; que los israelíes son invasores que no tienen ninguna relación histórica con el país; que la existencia del Templo en Jerusalén es un mito; que el terrorismo es justificado aún contra mujeres y niños; y que la más alta expresión de amor a la patria es ser un suicida bomba, uno de los "mártires" que Dios premia en el paraíso, cuya memoria honran dando sus nombres a calles y plazas.
Este veneno, absorbido durante la niñez, no tiene antídoto, y no hay concesión que Israel haga, o plan de paz negociado o impuesto, que pueda eliminar un odio que se ha vuelto parte integral de la personalidad del indoctrinado.
Una de las principales obligaciones asumidas por los palestinos en el Acuerdo de Oslo fue cesar el indoctrinamiento de odio a Israel y a los judíos. Esto nunca lo cumplieron. Arafat mismo declaró, en muchas ocasiones, que nunca existió un Templo judío en Jerusalén, y que el Estado Judío no tiene legítimo derecho a existir.
Es curioso que el Primer Ministro Rabin, y los que lo siguieron nunca protestaron contra el indoctrinamiento del odio. Tal vez no entendieron que esto constituye el principal obstáculo a la paz.

La proliferación de libros anti-Israel, escritos por israelíes
"La producción de libros es interminable, y leerlos causa fatiga" (Eclesiastés 12:12).
El sabio rey Salomón, autor de la frase que va arriba, no se refería a la actual proliferación de libros anti-Israel, escritos por israelíes, pero, si viviese hoy, habría dicho lo mismo. Es probable que hubiera añadido, "Todos tienen derecho a decir estupideces, pero sólo los académicos las publican en libros".
Las universidades israelíes están infestadas de académicos de ideología izquierdista anti-israelí que se dedican a escribir artículos y libros contra Israel, publicados, con gran entusiasmo, por imprentas y editoriales pertenecientes a respetadas universidades extranjeras.
Algunos ejemplos:
· Iranofobia, por el Profesor Haggai Ram, de la Universidad de Ben Gurión.
La tesis del libro es que el temor y la ansiedad que Israel, y el mundo occidental, sienten respecto al peligro que representa la intención de Irán de armarse con bombas nucleares, no tienen base, y, por el contrario, son absurdas. En el caso de Israel, el autor, aunque no presenta evidencia, acusa al Estado Judío de "utilizar el supuesto peligro iraní para continuar discriminando contra su minoría de judíos procedentes de los países árabes y contra los judíos ultra-ortodoxos". Según el Profesor Ram el verdadero peligro en el Medio Oriente lo constituye Israel.
¿Cuándo y como se inventó la nación judía?, por el Profesor Shlomo Sand, de la Universidad de Tel Aviv.
Sand niega que los judíos de hoy desciendan de los israelitas que vivían en la tierra de Israel durante la época bíblica, y afirma que los palestinos son los verdaderos descendientes de los israelitas bíblicos. La tesis de Sand es que el pueblo judío es un mito. Nunca existió. Los que hoy se consideran judíos descienden de diversos pueblos que en algún momento adoptaron la religión judía. La noción de que los judíos son un pueblo, fue, según Sand, una invención de judíos alemanes, en el siglo 19, influenciados por el nacionalismo alemán. (El autor no considera necesario mencionar los numerosos estudios genéticos que han demostrado común origen a judíos de distintas partes del mundo).
"Pascuas Sangrientas: los judíos de Europa y los asesinatos rituales" por el Profesor Ariel Toaff.
Toaff, que enseña historia medieval en la Universidad de Bar Ilán, expresó en su libro que las acusaciones, durante la Edad Media, de asesinatos rituales de cristianos, para utilizar su sangre en la confección de la matzá, podrían estar basadas en hechos reales. Esta insólita opinión contradice las conclusiones de los historiadores que atribuyen las confesiones de los judíos a las torturas a las que fueron sometidos. (Las protestas contra el libro y las refutaciones de sus argumentos fueron tan numerosas que Toaff decidió retirar su libro de la circulación).

Chelm y los secretos de estado
Cuentan que un individuo en la Unión Soviética salió un día a gritar en la calle "Stalin es un idiota, Stalin es un idiota". Lo arrestaron, lo juzgaron y lo condenaron a prisión perpetua. Protestó diciendo que no era justo que le apliquen una pena tan drástica por sólo un insulto. El juez le contestó, "El castigo no es por insultar, sino por revelar un secreto de estado".
En este artículo revelaré un secreto de estado relacionado con el affaire de Anat Kamm, la joven ultra izquierdista que, durante su servicio militar en la oficina del Comando Central, copió ilegalmente más de 2,000 documentos secretos militares. Comprendo que lo que estoy haciendo es riesgoso y peligroso, pero, como dijo la Kamm, confío que la historia me absuelva.
Antes de revelar el secreto, debo explicar, a los que no están enterados, que Chelm es un pueblo en Polonia, que se volvió mítico en el folklore y el humor judío por la ingenuidad, candidez, y (especialmente) por la estupidez que las anécdotas atribuyen a sus habitantes.
Y aquí va el secreto de estado que todos sospechaban, pero que nadie, hasta hoy, ha tenido el valor de revelar: todos, absolutamente todos, los involucrados en el affaire Kamm, desde la misma Kamm, el periodista Uri Blau, el periódico Haaretz, la censura militar, los altos oficiales del ejército, los miembros del Shin Bet, (Servicio de Seguridad del Estado), incluso el juez que la condenó a arresto domiciliario, son oriundos de Chelm.
¡Si, señores! Yo denuncio: ¡los habitantes de Chelm nos han infiltrado y están ocupando puestos claves en las más respetadas instituciones gubernamentales y militares de Israel!
Las pruebas que sustentan mi denuncia, detalladas en cada uno de los casos, son las que van a continuación:
Anat Kamm
Esta joven de 23 años―que últimamente estuvo trabajando en un portal de Internet, uno de cuyos dueños es el periódico Haaretz―mientras hacía su servicio militar en el ejército, impulsada por su ideología de ultra izquierda, se auto-nombró a si misma investigadora, abogado acusador, y juez, y decidió que las actividades del ejército de Israel en las zonas palestinas constituían crímenes de guerra. Copió ilegalmente, en dos disquetes, más de 2,000 documentos secretos, incluyendo muchos documentos que no tenían ninguna relación con el problema palestino, y que se referían a planes de defensa, movilización y otros temas de alta seguridad del ejército israelí.
¿Cómo sabemos que la Kamm es oriunda de Chelm? Perdió una de los dos disquetes donde había copiado los documentos confidenciales, (la otra la entregó al periodista Uri Blau). No se acuerda donde la dejó. Tal vez en un café, o en el ómnibus. Dice que es fácil identificar al disquete, ya que es redondo y tiene un hueco en el centro, y que si alguien ve un disquete con esas características, que por favor la traigan a su departamento, a cualquier hora del día o de la noche, ya que por ahora no sale, debido a que está con arresto domiciliario.
Uri Blau
Este periodista, de ideología de izquierda como también lo es Haaretz, el periódico donde trabaja, recibió de Kamm el disquete, y empezó a publicar artículos refiriéndose a los documentos confidenciales que Kamm ilegalmente había copiado. Hoy se encuentra en Londres y se niega a regresar a Israel, o a cooperar con la investigación, por temor de ser arrestado.
¿Cómo sabemos que Blau es oriundo de Chelm? En algunos de los artículos que publicó al respecto en Haaretz incluyó reproducciones de los documentos militares donde claramente se ve el sello "Confidencial". No previó que entre sus lectores también podría haber gente del ejército o del Shin Bet, a los que llamaría poderosamente la atención ver documentos confidenciales y secretos impresos en un periódico.
El periódico Haaretz
A nadie en el periódico se le ocurrió preguntar a Blau como consiguió documentos secretos. Debido a su posición anti-israelí y pro-palestina los editores del periódico cooperaron entusiastamente con Blau para publicar los artículos. Hoy Haaretz, en sus editoriales, defiende fervorosamente las acciones de Kamm y de Blau, incluyendo su negativa a devolver los documentos secretos, aduciendo "el derecho a la libre expresión".
Hoy muchos se preguntan, ¿Si, hipotéticamente, un soldado religioso, durante la retirada unilateral de Gaza, habría ilegalmente copiado documentos referentes a los planes del ejército para expulsar a todos los judíos que vivían en la región y los habría hecho publicar por un periódico, Haaretz lo habría defendido con el mismo empeño con el cual defiende a Blau?
¿Cómo sabemos que los editores de Haaretz son oriundos de Chelm? Autorizaron la publicación de los artículos sin que les interese la proveniencia ilegal, mejor dicho criminal, (que un soldado se apropie de documentos secretos militares y los distribuya a quien quiere bordea en traición). En algunos de los artículos que publicó al respecto en Haaretz incluyó reproducciones de los de los documentos, y, aún más importante, sin tomar en cuenta el daño que esto produciría a la seguridad del estado y de todos los habitantes del país, fuesen de derecha o de izquierda.
La Censura Militar
En defensa de Blau hay que reconocer que, antes de publicar sus artículos, los presentó a la Censura Militar para su aprobación.
¿Cómo sabemos que los miembros de la Censura Militar son todos oriundos de Chelm? Leyeron los artículos, vieron que estaban basados en documentos ultra secretos, y, sin embargo, aprobaron su publicación.
Los oficiales militares
Uno supondría que, antes de colocar a una persona en posición de espiar y copiar documentos secretos, el ejército la entrevistaría, para asegurarse de que es una persona en cuya integridad y lealtad se puede confiar.
En defensa de Blau hay que reconocer que, antes de publicar sus artículos, los presentó a la Censura Militar para su aprobación.
¿Cómo sabemos que los oficiales militares responsables por haber colocado a Kamm en una posición donde podía hacer tanto daño a la seguridad del país, son todos oriundos de Chelm? A ninguno, antes de colocarla en una posición donde tenía acceso a documentos secretos, se le ocurrió entrevistarla, ó entrevistar a sus conocidos. Si lo hubieran hecho, fácilmente habrían visto que la ideología de Kamm era de ultra izquierda, y que su lealtad no era hacia Israel sino hacia los enemigos de su país.
Los miembros del Shin Bet que investigaron a Blau
La gente del Shin Bet (Servicio de Seguridad del Estado), luego de leer los artículos escritos por Blau y publicados por Haaretz, entrevistó al periodista, y le ofrecieron inmunidad si devolvía todos los documentos.
¿Cómo sabemos que esos miembros del Shin Bet son oriundos de Chelm? Cuando entrevistaron a Blau destruyeron la computadora portátil del periodista (le entregaron una nueva en cambio), asumiendo que con esa acción destruían las copias ilegales de los documentos robados. Si hubieran consultado con cualquiera de mis nietos, bueno no cualquiera, sólo los de siete años para arriba, ellos gustosamente les hubiesen explicado la facilidad con que copian infinidad de disquetes, ponen documentos duplicados en otras computadoras, o las guardan en Google, en el espacio cibernético. Destruir una computadora, pensando que con eso se soluciona el problema, demuestra un grado de estupidez que, por su elevadísimo nivel, es digno de asombro.
El juez a cargo de la investigación
El juicio no comienza aún, pero no sólo las pruebas son contundentes, sino que la misma Kamm ha expresado su orgullo por "sus actividades heroicas que la historia justificará".
¿Cómo sabemos que el juez es oriundo de Chelm? El juez le decretó arresto domiciliario hasta el inicio del juicio. Un soldado que se duerme durante su guardia es enviado a prisión. Una mujer que, muy despierta, se apropió de documentos militares secretos que pueden hacer inmenso daño a la seguridad del país, recibe arresto domiciliario en la comodidad de su propio departamento, donde la visitan todos sus simpatizantes y admiradores.