PAGAR IMPUESTOS EN GAZA NO PRODUCE BENEFICIOS


Comerciantes en Gaza se quejan de los “impuestos” de Hamás

Comerciantes de Gaza se quejan de que el gobierno de la organización terrorista Hamás está cobrando "impuestos" extraordinarios de los residentes.
Ahmed al-Yamal, de 33 años y propietario de una carnicería al oeste de la ciudad de Gaza, se quedó perplejo cuando representantes de la municipalidad le informaron que tenía que pagar un impuesto anual por colocar una parrilla fuera de su establecimiento.
"Me dijeron que debía pagar 1.500 shékels (403 dólares) anuales por poner mi parrilla para asar la carne fuera del comercio", relata el carnicero que recuerda que nunca antes ha pagado un impuesto semejante a Israel o a la Autoridad Palestina (AP).
En las últimas dos semanas, los propietarios de comercios, supermercados y almacenes en Gaza vienen denunciando que Hamás ha comenzado a poner también impuestos a productos como cigarrillos, coches, motos o carburantes.
Zeyad Zaza, ministro de Economía del gobierno de Hamás, anunció hoy que su gabinete ha decidido activar la colecta del sistema de impuestos aprobado por el antiguo Parlamento palestino pero negó que se haya impuesto nuevos gravámenes a la población.
No opina así Abu Ibrahim, otro tendero de Gaza que afirma que "el gobierno de Hamás busca cualquier pretexto para colectar dinero de los pobres que sufren el bloqueo israelí, lo que demuestra la verdadera crisis financiera que se afronta en estos días".
Mohsen Abú Ramadán, un economista de Gaza, recuerda que cualquier gobierno en el mundo "tiene el derecho de recaudar impuestos del pueblo, pero según leyes transparentes y claras", lo que no es el caso en la Franja de Gaza, afirma.
"Normalmente, la población que paga regularmente impuestos o tasas a los estados o gobiernos obtiene beneficios a cambio, sin embargo no sentimos que se dé este hecho en Gaza", asevera.

Fuente: EFE