TODO AVANCE A LA PAZ SERA TORPEDEADO POR HAMAS Y HIZBOLLAH


¿Palestina por Irán?
por Natalio Steiner


David Petraus es un general norteamericano que lidera las tropas de EE.UU. en Irak y Afghanistan. En su haber tiene un logro considerable como es el de haber disminuido la violencia en Irak ya que desde 2007 se apuntó varios éxitos en su lucha contra Al Queda. Desde ese año lidera las tropas conjuntas en ambos países y es responsable militar del área Medio Oriente a excepción de Israel. Los que lo conocen dicen que es amigo de Israel.
Hace un tiempo, en un informe dado ante el senado norteamericano, Petraus presentó su analisis. Según él el conflicto entre Israel y sus vecinos genera un desafio para los intereses generales de EE.UU. en diversos lugares de Asia. Este conflicto despierta odios antiamericanos ya que EE.UU. es percibido como incondicional de Israel. El enojo árabe basado en el problema palestino, limita la cooperación de EE.UU. con gobiernos regionales y debilita a los regimenes árabes moderados beneficiando a Al Queda e Irán. Por ello el esfuerzo diplomático norteamericano debe volcarse primero a la solución del conflicto árabe-israelí debilitando el caracter militante de Irán a la vez que negociaciones serias entre Israel y Siria limitarían la ayuda de Irán a Hizbollah y Hamas.
Hay que decir que los dichos de Petraus fueron parte de una larga exposición de amenazas y desafíos a los que EE.UU. debe enfrentar. El no dice que Israel es responsable de la situación y sus proyecciones. Lo curioso es que hace un año Petraus dijo algo parecido y sus palabras no generaron reacción alguna. A un año, Obama le da crédito y por ello presiona a Israel a concesiones dificiles intentando mover un adormecido proceso de paz.
Es dificil ver como un avance en el proceso de paz con los palestinos ayudaría a frenar la nuclearización iraní. Por supuesto que Irán no renunciará a sus ambiciones nucleares que no estan vinculadas a la causa palestina. Muy por el contrario, es al revés. Todo avance en el proceso de paz esta destinado, como ya se vio, a ser torpedeado por medio del Hamas y el Hizbollah.
También es dificil suponer que un avance en el proceso con los palestinos provocaría la unión del mundo árabe- musulmán para actuar frente a la amenaza iraní a pesar que Arabia Saudita, Egipto, Jordania, Irak, Turquía, Tunez, Marruecos,Argelia, les preocupa la nuclearización de Irán.
El mundo árabe se caracteriza por la debilidad, la desunión y por no poder aunarse frente a dicha amenaza.
Ni siquiera los más optimistas esperan un cambio de rumbo en la causa palestina.
Los servicios de inteligencia americanos ya establecieron que desde lo técnico Irán podrá crear una bomba nuclear antes de un año y el avance en un año del proceso de paz con los palestinos no frenará a Irán.
Petraus no habla de frenar la nuclearización iraní sino de luchar contra su política exterior militante.
Finalmente, un acuerdo con los palestinos creará una atmósfera mejor entre israelíes, los árabes moderados y los EE.UU. y quizas ayude en algo al retraimiento de Irán pero mejor es que Obama no se engañe asi mismo.La calle árabe no simpatiza ni quiere a los EE.UU. por muchos factores y no solo por su posición en el conflicto palestino- israelí.
Obama deberá comprender que un acuerdo con los palestinos no derrotará a Irán o a los talibanes y que resultará muy caro dejar a su suerte a su único aliado confiable, Israel, en una región donde las traiciones estan a la orden del día.

El autor es co director del semanario Comunidades de Argentina