EL PROYECTO DE AL ANDALUS SIGUE SU MARCHA



Mounir Benjelloun, vicepresidente de la Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM), está «vinculado» a asociaciones radicales. Así se desprende del documento en el que el Ministerio de Justicia le deniega la nacionalidad española, según se recoge en la web de España y Libertad. «Aparece vinculado a asociaciones, grupos o movimientos conocidos por sus actividades irregulares o radicalizados, en sus programas y procedimientos, desde el punto de vista político, religioso…», dicta la resolución provisional. El texto, sin embargo, no se queda ahí. Asegura que la federación que Benjelloun encabeza está vinculada al grupo fundamentalista Justicia y Caridad. Un extremo que la propia organización no niega.
«Riesgo de radicalización»
El Ministerio argumenta su decisión explicando en el texto que «la expansión del mensaje radical de Justicia y Caridad entre el colectivo musulmán residente en España supone un riesgo de radicalización de estas comunidades y dificulta la integración de los musulmanes en la sociedad española».
La FIRM controla actualmente 45 de las 120 mezquitas que, se calcula, existen en la Región de Murcia. El cómputo de musulmanes que rezan en ellas es prácticamente imposible. «Algunas son muy grandes y acude mucha gente, pero otras están alojadas en pisos y las utilizan muy pocos», reconoce el portavoz de la federación. El secretario de la Unión de Comunidades Islámicas (Ucide) en la Región reconoció, en una entrevista concedida a ‘La Verdad’, que existían «4 o 5 mezquitas radicales» en la Región, aunque «no de forma declarada».
Algunas informaciones periodísticas ya apuntaron hace años a un posible ‘reclutamiento’ de musulmanes en la zona de Murcia por parte de Justicia y Caridad. Los tentáculos de esta organización, la más influyente y ortodoxa de Marruecos, se podrían extender también, según fuentes ligadas a su investigación, por las provincias de Alicante y Almería. Al parecer, Rabat ya podría haber manifestado a España su preocupación por este tema.
Según afirma el diario de Murcia, ‘La Verdad’, algunas fuentes no descartan que entre sus objetivos últimos se encuentre la reivindicación de Al Andalus. Una meta que este grupo no ha reconocido, al menos públicamente.