IMPORTANTE ANUNCIO REACTIVA ESPERANZAS DE PAZ


Clinton anuncia el reinicio de las conversaciones de paz y Obama dió una declaración especial en referencia a los judíos norteamericanos

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció ayer el reinicio de las conversaciones de proximidad entre israelíes y palestinos, canceladas el pasado marzo debido a las disputas sobre construcciones en Jerusalén del Este.
En declaraciones a la prensa, Clinton aseguró que "el reinicio del diálogo es algo imprescindible. Vamos a retomar las conversaciones indirectas la semana próxima", coincidiendo con lo que informaba previamente el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman.
"Esperamos la reunión del comité árabe de seguimiento en El Cairo -este sábado- para apoyar el compromiso del presidente palestino, Mahmud Abás, de avanzar en las conversaciones", agregó la secretaria de Estado.
El enviado especial estadounidense para la zona, George Mitchell, que visitó Oriente Medio la semana pasada, tiene previsto regresar a la región en los próximos días.
El anuncio se produce tras la visita del ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, a Washington, donde se reunió, entre otros, con el secretario de Defensa, Robert Gates; Clinton, el consejero de Seguridad de la Casa Blanca, James Jones, y el propio presidente Barack Obama.
Clinton describió esas conversaciones como "excelentes" el pasado martes.
Obama también conversó por teléfono el pasado lunes con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, al que indicó la necesidad de adoptar gestos que permitieran el reinicio de las conversaciones de paz.
Esa noche, Mubarak y el primer ministro israelí, Biniamín Netanyahu, conversaron por teléfono y acordaron reunirse el próximo lunes en Egipto para tratar sobre la reanudación de las conversaciones sobre Oriente Medio.
Obama: los judíos han dado forma a los Estados Unidos
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió ayer viernes una declaración especial en honor del Mes de la Herencia Judía Norteamericana, que comienza hoy sábado. "Nuestra nación siempre ha sido a la vez un refugio y un hogar para los judíos estadounidenses", escribió Obama, en el trasfondo de las tensiones políticas sobre las relaciones de Estados Unidos con Israel y las presiones que rodean el proceso de paz.
El primer presidente negro de los Estados Unidos no es ajeno a la tradición judía. Muchos de los miembros del personal de Obama - incluyendo el jefe de Gabinete de la Casa Blanca Rahm Emanuel - tienen madres judías. El propio presidente ha mantenido un seder de Pesaj en la Casa Blanca recientemente, por segunda vez desde que asumió en el cargo. Además, el primo de su esposa Michelle es un conocido rabino de Chicago.
"Innumerables inmigrantes judíos han llegado a nuestras costas buscando oportunidades y una vida mejor, desde aquellos que llegaron a Nueva Amsterdam, mucho antes del nacimiento de la nación, hasta los del siglo pasado que buscaron refugio de los horrores de los pogroms y el Holocausto", escribió Obama.
"A medida que han enriquecido enormemente nuestra cultura nacional, los judíos norteamericanos también han mantenido su propia identidad. Durante el Mes de la Herencia Judía Norteamericana, celebramos esta historia de orgullo y honor de las inestimables contribuciones que los judíos estadounidenses han hecho a nuestra nación", continúa el documento.
Varios eventos se llevarán a cabo a lo largo de los Estados Unidos en todo el mes. Varios museos mostrarán exposiciones de artistas judíos, se celebrarán reuniones y discusiones sobre la herencia judía, y sobrevivientes del Holocausto contarán sus historias de vida.
"Como líderes en todos los aspectos de la vida estadounidense - desde el atletismo, el entretenimiento y las artes, al mundo académico, empresarial, gubernamental, y nuestras Fuerzas Armadas - los judíos estadounidenses han dado forma a nuestra nación y ayudaron a marcar el rumbo de nuestra historia. Somos un país más fuerte y con grandes esperanzas gracias a que tantos judíos de todo el mundo han hecho de Estados Unidos su hogar", concluyó Obama en su declaración.