NUEVA DISPOSICION DE GRUPO INSURGENTE



La milicia islamista de Al Shabaab ordenaró a los hombres de la ciudad portuaria de Kismayo dejarse crecer la barba, afeitar sus bigotes y vestir pantalón por encima del tobillo. Este grupo insurgente ya hizo esta misma prohibición bajo pena de castigo el pasado mes de noviembre en Marca, en el sur del país.
“Ordenamos a todos los hombres de Kismayo no afeitarse y mantener arreglada su barba, pero afeitarse el bigote (…). Nunca aceptaremos ver a hombres con bargas largas y bigote a la vez. Tienen tres días para acatar la orden”, declaró uno de los dirigentes de Al Shabaab, el jeque Ibrahim Garweyn, en una advertencia dirigida a la portuaria ciudad del sur de Somalia.
Al Shabaab, grupo al que la Administración estadounidense considera próximo a Al Qaeda, también ha prohibido los tonos de llamada musicales, los bailes en las bodas y la práctica de fútbol o el visionado de partidos.
Por otra parte, este sábado se produjo un enfrentamiento entre rebeldes de Al Shabaab y de Hizbul Islam –otro grupo rebelde islamista– junto el poblado de Dobley, cercano a la frontera con Kenia, en el que murieron seis insurgentes de ambos bandos, según informaron testigos del altercado.
Los insurgentes de Al Shabaab han llevado a cabo ejecuciones y amputaciones para hacer cumplir sus normas, principalmente en Kismayo. No en vano, en dos años y medio de insurgencia más de 19.000 civiles han sido asesinados, mientras que un millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.