LA COMPARACION ENTRE JUDIOS Y NAZIS POR ACCIONAR ISRAELI EN GAZA


7 diferencias entre el Holocausto y la actual situación en Gaza

Cada vez que surge un nuevo conflicto entre israelíes y palestinos, aparecen miles de personas en Europa dispuestas a opinar (algo que con la red se ha hecho más evidente aún). Entre estas personas hay algunas que han leído algún que otro libro de historia de Oriente Medio, siguen las novedades al respecto desde hace varios años, leen todos los puntos de vista y procuran estar informados. Con ellos se puede mantener un debate siempre interesante y constructivo, tanto si están de acuerdo con uno mismo como si no. En el otro lado surgen las miles de voces que siguen el principio de "no sabe, pero sí contesta". Es decir, gente dispuesta a opinar sobre lo que sea basándose únicamente en un titular de un periódico de un día determinado.
En este último grupo es donde más se escucha aquello de "Israel está haciendo a los palestinos lo mismo que los nazis hicieron a los judíos". Todas las comparaciones son odiosas, pero algunas lo son especialmente. Quería criticar esta en concreto sin perder el tono informal habitual en este blog, y entonces recordé el juego de "encontrar las siete diferencias", que solía aparecer en las viejas revistas de pasatiempos. En este caso es exageradamente fácil, pero como parece que hay muchas personas que siguen sin dar con la solución, aquí se las dejo, como se hacía antes en la parte de atrás de esas revistas.
1. Terrorismo.
Los judíos que vivían en la Alemania de los años treinta no se inmolaban en las ciudades germanas, ni tampoco se ponían a lanzar misiles contra la población civil desde la frontera polaca. Hamás no sólo alienta el terrorismo, sino que su brazo armado siguió lanzando misiles desde la frontera incluso cuando el gobierno de Israel le advirtió que si no paraban iba a haber una respuesta del ejército.
2. Intenciones.
Los judíos alemanes no buscaban la destrucción de ese país, ni tampoco la expulsión de los gentiles fuera del territorio. Sólo querían vivir tranquilamente su religión. Hamás tiene el objetivo declarado y explicítio de destruir el estado de Israel y expulsar a sus millones de ciudadanos fuera de allí. De ahí que coexistir en paz con ellos sea tan difícil.
3. Objetivos.
En la Alemania nazi, así como en los países ocupados durante la guerra, millones de civiles judíos fueron sacados de sus casas con el objetivo específico de exterminarlos en las cámaras de gas. El objetivo de la actual intervención militar de Israel en Gaza es desmantelar la logística de Hamás, sobre todo en lo concerniente a su capacidad militar. Las muertes civiles son, evidentemente, un hecho a criticar, pero desde luego no son el objetivo del ejército israelí.
4. Negociación
Evidentemente, los nazis jamás negociaron nada con los que judíos, ya que nunca buscaron una convivencia pacífica sino su exterminio. Israel intentó en
múltiples ocasiones negociar una paz duradera con los palestinos. La ocasión más reciente en la que pudo llegarse a un estado palestino fue en Camp David, en el 2000, donde Arafar rechazó el tratado que ofreció el entonces primer ministro Ehud Barak.
5. Negociación
Los nazis mantuvieron su política de exterminio hasta el último momento, incluso cuando estaba claro que perderían la guerra (Adolf Eichmann se encargó de ello). Nunca dieron un paso atrás. Israel se retiró de la franja de Gaza en el año 2005. El entonces primer ministro Ariel Sharon llegó incluso a formar un partido (Kadima) para escindirse de su anterior grupo (el derechista Likud) y llevar a cabo la acción de quitar a su ejército de la franja de forma unilateral. Tras dicha retirada, Hamás ganó las elecciones del 2006 y comenzó a lanzar misiles sobre las ciudades israelíes.
6. Respeto a la vida
Los judíos intentaron en todo momento escapar al Holocausto. En ningún caso intentaron favorecer de ninguna manera el aumento de las víctimas. Los líderes de Hamás no solamente entrenan a niños para que sean mártires
, sino que además afirman literalmente que usarán a mujeres y niños como seres humanos,que dirán al enemigo: "deseamos la muerte como vosotros deseáis la vida".
7. Objetivos a largo plazo
Los judíos que vivían en la Alemania nazi no tenían grandes objetivos a largo plazo aparte de vivir su religión en paz (la intención de formar el estado de Israel no fue apoyada masivamente justamente hasta después del Holocausto). No se expresaba por su parte la idea de conquistar a los gentiles los territorios europeos. Hamás es un grupo islamista que en más de una ocasión ha expresado la superioridad del Islam y la intención de reconquistar todo lo que alguna vez fue musulmán (España incluida)
.
Todo esto siempre, evidentemente, en un tono belicista que dificulta cualquier tipo de negociación pacífica
con ellos por parte de mediadores no musulmanes. Está claro que hay muchas diferencias más (¿alguien vio a millones de palestinos obligados a hacer cola para entrar en cámaras de gas?), y que estas son simplemente las siete primeras que me vinieron a la mente. Con esto no quiero decir que no se pueda criticar la actual política exterior de Israel, o que no se deban lamentar las víctimas civiles que este conflicto está causando. Sin embargo, todo debe hacerse con cierto criterio, sin buscar comparaciones absurdas que no tienen, en los hechos concretos, ninguna razón de ser más allá de la demagogia.