PROYECTO DE RESOLUCION EN EL CONSEJO DE SGURIDAD DE LA O.N.U.


La embajadora estadounidense ante la ONU expresó su satisfacción ante avances en nuevas sanciones a Irán

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice (foto), se mostró satisfecha con el desarrollo de las negociaciones en el Consejo de Seguridad del organismo para imponer una cuarta ronda de sanciones a Irán por su programa nuclear.
"Hasta ahora, las aportaciones y los comentarios de los colegas del Consejo han sido constructivos, han mejorado el texto, y nos anima el espíritu en que se han expresado", dijo Rice a la salida de una reunión del máximo órgano.
La embajadora estadounidense indicó que se han celebrado varias reuniones de carácter técnico, en las que se han examinado el proyecto de resolución que Washington propuso hace una semana con el respaldo de los otros cuatro miembros permanentes del Consejo (Rusia, China, Francia y Reino Unido).
"Nuestros colegas (no permanentes) en el Consejo de Seguridad nos han hecho algunas observaciones constructivas y esperamos terminar las negociaciones en cuanto sea posible", agregó.
Las diez páginas del documento estadounidense endurecen el actual régimen de sanciones y establecen nuevas restricciones en áreas como las actividades financieras, la compra de armas convencionales y las inspecciones de buques de carga iraníes en el extranjero, entre otras cosas.
Brasil y Turquía, dos de los diez miembros no permanentes del Consejo, asisten a las reuniones sobre el proyecto de resolución estadounidense, pero no participan en las discusiones.
Ambos países, tras firmar el pasado 17 de mayo un acuerdo con Irán, consideran que se debe dar más tiempo a la diplomacia para lograr una solución negociada a la disputa de Teherán con la comunidad internacional.
Tampoco Líbano, que ocupa este mes la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad, se ha mostrado partidario de aumentar el castigo a Irán por su negativa a detener el enriquecimiento de uranio.


Fuente: EFE