PROFUNDA PREOCUPACION POR MEDIDAS DE SUGURIDAD


La Jihad se infiltra en EE.UU. a través de México
Por Rubén Kaplan para Guysen International News


La captura y detención de numerosos ciudadanos de países de Medio Oriente y África, quienes mezclados con inmigrantes ilegales, ingresaron subrepticiamente en territorio norteamericano desde las dos mil millas de fronteras de California, Arizona, Nuevo México y Texas, que comparte EE.UU. con México, robustece la sospecha que cientos de jihadistas planean ejecutar atentados en el país del norte, casi nueve años después que terroristas islámicos asesinaran a 2751 personas el 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center, lugar donde se encontraban dos de los rascacielos más emblemáticos de la ciudad, las Torres Gemelas, en la ahora denominada Zona Cero de la isla de Manhattan, Nueva York.
Irónicamente, precisamente a dos cuadras de allí, en una inconcebible y cuestionada medida, que constituye un agravio y afrenta a las víctimas, recientemente se aprobó la construcción de un edificio de trece pisos, -algunos dicen que serán quince- que albergará una mezquita y un centro de estudios coránicos, con un costo estimado en cien millones de dólares, que aportarán aparentemente algunas naciones árabes.
La emisora norteamericana de televisión WSB Atlanta-TV2 emitió la semana pasada un segmento sobre la seguridad de la frontera de los EE.UU con México, después de haber obtenido registros de un centro federal de detención cerca de Phoenix, Arizona, con fecha del 15 de abril de 2010 y accedido a los listados actuales de ilegales que reporta el Servicio de Inmigración y Aduanas, donde se consigna la gran cantidad de extranjeros arrestados, que ingresaron desde México, procedentes de lugares tan distantes como Afganistán, Armenia, Bosnia, Egipto, Ghana, Irak, Irán, Jordania, Kenya, Somalia, Marruecos, Pakistán, Sudán, Uzbekistán, Yemen, Botswana, Turquía y muchos otros países patrocinadores del terrorismo. La siguiente es una lista oficial que proporciona datos fidedignos de los detenidos de distinto origen que entraron ilegalmente a Estados Unidos:

Afganistán: 29
Argelia: 41
Cuba: 3.896
Irán: 98
Irak: 118
Líbano: 188
Libia: 11
Nigeria: 299
Pakistán: 494
Arabia Saudita: 71
Somalia: 66
Sudán: 46
Siria: 71
Yemen: 78

Al respecto, el ex congresista JD Hayworth declaró a la televisora: "Hemos dejado la puerta de atrás de los Estados Unidos abierta". "Tenemos que entender que hay definitivamente personas con la intención de hacernos daño que han cruzado la frontera”.
Según estadísticas de la Patrulla Fronteriza de los EE.UU., había 30.147 detenidos OTM (como denominan a los no mexicanos) en el año fiscal 2003, 44, 614 en el año fiscal 2004; 165.178 en el año fiscal 2005, y 108.025 en el año fiscal 2006. La mayoría fueron capturados en la frontera suroeste de Estados Unidos.
Ya en 2005 un informe del Servicio de Investigación del Congreso para el Congreso advirtió: "Los terroristas y organizaciones terroristas podrían aprovechar estas redes ilícitas de contrabando de una persona o un arma de destrucción masiva a Estados Unidos, mientras que el gran número de extranjeros que intentan entrar ilegalmente en el país podría dar cobertura a los terroristas".
Los extranjeros procedentes de Medio Oriente y otras partes del mundo viajan a América del Sur en primer lugar, y allí aprenden a hablar español. Entonces, ellos a través de México se unen a otros extranjeros ilegales que cruzan la frontera, en la mayoría de los casos, sin ser detectados.
De acuerdo con el Anuario 2008 del Departamento de Seguridad Nacional de Estudios de Inmigración, de la Oficina de Estadísticas de Inmigración, las agencias federales, en aplicación de la ley detuvieron y deportaron 791.568 extranjeros en el año fiscal 2008 - y 5.506 de ellos eran de 14 países considerados "de interés especial” o “SIA”.
El Departamento de Estado enumera los siguientes como "países de interés especial”: Afganistán, Argelia, Irak, Líbano, Libia, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudita, Somalia y Yemen. Y coloca en la lista de patrocinadores del terrorismo a Cuba, Sudán, Siria e Irán.
En 2009, el agente Mike Scioli de la Patrulla Fronteriza de los EE.UU. confirmaba la participación de la temible pandilla salvadoreña Mara Salvatrucha en el control del flujo de armas, drogas e inmigrantes ilegales a los Estados Unidos. A raíz del 11 / 9/, la Mara Salvatrucha atrajo la atención de los líderes de Al Qaeda, que se dieron cuenta que la banda podría ser utilizada para el contrabando de armas y terroristas a Norteamérica. El acuerdo fue rápidamente suscripto. Al Qaeda, a través de sus células en América del Sur, aceptó pagar a las Maras desde U$ 30.000 a U$ 50.000 por cada guerrillero que pudieran pasar de contrabando en el país con falsos sellos consulares. Mara Salvatrucha, la mayor pandilla de El Salvador, que se distingue por los profusos tatuajes de sus integrantes, y fue creada en los años 80 en California, por emigrantes salvadoreños como respuesta a las pandillas ya existentes, aglutina aproximadamente el 70% de todos los delincuentes del país de América Central. Algunos opinan que el nombre Mara deriva de marabunta, la arrasadora hormiga. Sin embargo la palabra “mara” se emplea en El Salvador con el significado de gente alborotadora. "Salva", de salvadoreño. Y finalmente, "trucha", viene a significar listo o espabilado.
En la zona de Los Angeles, la Mara Salvatrucha adoptó el número 13, ya que esta zona está controlada por la Mafia Mexicana, o 13. San Francisco es territorio de Nuestra Familia, o la 14, por eso en el norte de California la MS tomó el número 14.
Tanto la Mafia Mexicana como Nuestra Familia, son organizaciones que controlan a todas las pandillas latinas desde las cárceles de sus respectivos territorios. Así que la Mara Salvatrucha está dividida en dos, la MS 13 en el sur de California, y la MS 14 en el norte.
La situación se agrava por las aseveraciones de militares y funcionarios de inteligencia norteamericanos, quienes aseguran que integrantes de Hezbollah ya han entrado en los Estados Unidos a través de la frontera suroeste y afirman que Venezuela está emergiendo como un centro potencial de terrorismo en el Hemisferio Occidental. El gobierno venezolano está emitiendo documentos de identidad que posteriormente se podrían utilizar para obtener una visa de EE.UU. y entrar en el país.
Un estudio académico efectuado en 2009 por la Sociedad para el Análisis de Riesgos, titulado "Análisis de la Seguridad Nacional de la Frontera México-Estados Unidos, utilizó un modelo matemático para predecir el riesgo de infiltración de terroristas a través de la frontera con México.
Dos investigadores de la Universidad de Stanford y un tercero de la Universidad George Mason llegaron a la conclusión que las posibilidades de los terroristas OTM, (no mexicanos) puedan ingresar a los EE.UU. a través de la frontera sur son bastante altas.
Según un cálculo, basado en supuestos sobre el grado de detección de fronteras y otros aspectos de la aplicación nacional de interiores, la probabilidad de que un terrorista cruce exitosamente desde la frontera con México a los Estados Unidos, fue de 97,3 por ciento.