REGIRA LA LEY ISLAMICA EN SOMALIA


Los islamistas de Somalia ocupan la capital pirata
EL PERIÓDICO

MOGADISCHO-El grupo armado somalí Hezb al Islam se hizo ayer con el control de una de las principales bases de operaciones de los piratas de Somalia. Los islamistas entraron en la ciudad costera de Harardhere, en la provincia central de Mudug, a unos 500 kilómetros de Mogadiscio, la capital, sin disparar un solo tiro. «Los piratas se fueron esta mañana de la ciudad después de conocer la llegada de los islamistas», explicó ayer a la agencia France Presse, Abdulkadir Hasan, un habitante. «Vi a los militantes entrar en la ciudad fuertemente armados y a bordo de una decena de vehículos», añadió.Un portavoz de los islamistas dijo que tenían previsto entrar en otras ciudades de la región e implantar la ley islámica. El portavoz negó que el objetivo de Hezb al Islam sea hacerse con el negocio de la piratería, que genera a los bucaneros somalís decenas de millones de dólares.
PUERTO DE PESCADORES
Harardhere, ciudad con un pequeño puerto de pesca, se ha convertido en una suerte de capital mundial de la piratería somalí. En este puerto hay actualmente tres de los 24 barcos extranjeros, con 401 tripulantes a bordo, que aún permanecen secuestrados.La acción de los corsarios somalís ha descendido desde que en diciembre del 2008 empezaran a patrullar en el golfo de Aden unidades de la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFPOR), en el marco de la Operación Atalanta diseñada para luchar contra la piratería.Ayer mismo, y por segundo día consecutivo, un buque francés logró neutralizar una embarcación pirata. Un helicóptero de la fragata Lafaytte localizó a los piratas y les obligó a detenerse. La tripulación del buque abordó la embarcación, que después destruyó, y detuvo a los nueve ocupantes. La guerra que vive Somalia enfrenta al Gobierno Federal de Transición, que apoya la comunidad interternacional, y a milicias islamistas, como Hezb al Islam y Al Shabaab, ésta última aliada de Al Qaeda.