INFORME DE LA OFICINA ALEMANA DE INVESTIGACION CRIMINAL

En Alemania lo tienen claro… sus ciudadanos convertidos al Islam son peligrosos

¿Es peligroso el Islam en Europa? Parece que sí. El semanario alemán ‘Focus’ publica un informe de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) que considera un gran riesgo para la seguridad nacional a los alemanes radicales conversos al Islam.

El estudio del BKA contabiliza, a partir de datos de la policía federal y de los distintos estados federados, 11 alemanes conversos “amenazantes” y otros 26 “relevantes”, entre ellos tres mujeres.

Los alemanes conversos sospechosos se reúnen en “determinadas mezquitas”, señala el informe, que cita concretamente una en la región de Ulm, en el sur del país, y la de Al Kuds, situada en la ciudad portuaria de Hamburgo.

Esta última fue frecuentada en su día por varios de los autores de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, entre ellos Mohamed Atta y Ziad Jarrah.

La tercera parte de los alemanes convertidos al Islam que son considerados peligrosos residen en el sureño estado de Baden Württemberg, cinco en Bremen y cuatro, respectivamente, en Hamburgo y el estado de Renania del Norte-Westfalia.

En esta última región fueron detenidos en 2007 los alemanes conversos al Islam Fritz Gelowicz y Daniel Schneider, condenados el pasado marzo a penas de 12 años de cárcel cada uno por preparar grandes atentados en Alemania y la posesión de mas de 700 kilos de material explosivo.